Archivo de la categoría: Docus

El mono egoísta. La tribu de la corbata

El mono egoísta. La tribu de la corbata

Documental “El mono egoísta. La tribu de la corbata”

Título: El mono egoísta. La tribu de la corbata
Director: 
Fernando López-Mirones
Productora: New Atlantis
Duración: 52 min
Año: 2011

Dado el buen rollo que nos transmitió el autor de este excelente documental cuando le contactamos para saber si había algún problema por su parte en que destripáramos (no nosotros, Jack, ya sabes…) “El mono egoísta. La tribu de la corbata”, y obviamente por lo mucho que nos gustó esta noble obra, decidimos que el documental era el mejor candidato para finalizar esta etapa de Nebula Draconis.

Del documental en sí poco más diré, ya que si se encuentra aquí colgado y destripado es, insistimos, porque nos ha encantado. Es de esa raza de documentales de los que no sólo se aprenden cosas nuevas sino que además vienen con MENSAJE, en este caso explícito hasta en el mismo título. La única pena, y esto no depende ni del autor ni del documental, es que es más que probable que los que actúan (actuamos) como nos recuerdan en él, sigan (sigamos) haciéndolo hasta el fin de nuestros días.

Sí comentaremos que ésta tenía que ser la primera parte de una trilogía, pero por cosas de la vida se quedó en esta única parte que nos ocupa. Una pena.

Del autor, Fernando López-Mirones, más allá de la simpatía que ya le tenemos por el mero hecho de haber realizado este noble trabajo y de su total disponibilidad para con lo que le solicitamos en su momento, pegamos su currículum abreviado, que no breve, que se encuentra en su blog Orca Films, donde podrás encontrar abundante información sobre sus muchos trabajos, viajes y premios:

El Director y Guionista de películas documentales de Historia Natural Fernando López-Mirones es biólogo-zoólogo de formación, y ha participado en mas de 130 películas documentales, siendo, por ejemplo, el primer español cuyos guiones han sido producidos por National Geographic Television y BBC Natural History Unit. Es también profesor en la Universidad Complutense de Madrid (Centro Universitario Villanueva) de Documental Científico y de Investigación en la licenciatura de Comunicación Audiovisual, Cine y Televisión e imparte cursos y conferencias sobre Filmación de Documentales de Historia Natural en todo el mundo. Sus trabajos han merecido muchos premios internacionales. Participa habitualmente como jurado en festivales internacionales de cine. Además escribe habitualmente en periódicos, revistas y publicaciones sobre el mundo natural, Cine y Documentales.

Todo un crack 😉

Ahora sí, después de darle de nuevo las gracias a Fernando, del que por cierto hace no mucho vimos otro de sus nobles trabajos sin saberlo hasta días después, Ultimatun, pasamos a ver(nos) y leer(nos) en “El mono egoísta. La tribu de la corbata”.

“Me llaman el mono egoísta. Pronto van a entender por qué.

Soy el primate que todos llevamos dentro sin saberlo. Pertenezco a la tribu con más éxito que jamás existió. Pero estoy desesperado. Algo no ha ido bien.

Voy a contarles cómo he llegado a esta situación.

Todo empezó hace muchos, muchos años…

Esta es la historia más antigua del mundo, la guerra que nos hizo como somos a nosotros los primates, pero el resto de los animales también. Nuestra estirpe evolucionó ahí fuera, en un mundo peligroso en el que sólo los triunfadores eran capaces de sobrevivir.

Algunas familias adquirieron colmillos, otras increíbles adaptaciones para prosperar en los lugares más inhóspitos del planeta.

Este enfrentamiento encarnizado nos hizo aprender, nos formó en la única ley en la que ahora somos maestros: competir, comer y destruir.

Desde una casta de primates vegetarianos tuvimos que aprender a matar y nos hicimos carnívoros. Pero nuestro pasado en los árboles nos marcó para siempre.

Todo iba bien. Nuestra especie se extendió por toda la tierra como una mancha de aceite, las grandes llanuras de África nos enseñaron el valor de un cerebro eficiente con el que podíamos cazar a las criaturas más descomunales y comérnoslas.

Los pastadores de hierba vivían en inmensas manadas que nos proporcionaron carne en abundancia. Acabamos con casi todos. Hoy sólo queda uno de los grandes, el último gigante al que hemos permitido vivir.”

El elefante africano es una máquina de comer vegetales que puede cambiar radicalmente el paisaje en el que vive. Es el mega herbívoro: 21 kilos de corazón al servicio de una trompa. Este, el mayor devorador de plantas del planeta, no es el único capaz de alterar su entorno de forma irreversible. Hay un simio cuya capacidad de multiplicación puede ser calificada como plaga: el mono egoísta.

A toda esta carrera de millones de años no somos ajenos los seres humanos; como animales formamos parte de ella. Pertenecemos a la vieja estirpe de los primates.

Nuestra familia empezó con animales parecidos a estos, primitivos comedores de insectos, pequeñas e insignificantes criaturas nocturnas que correteaban al amparo de los bosques entre los grandes reptiles dominantes. Poco a poco esto seres tímidos de ojos grandes ampliaron su dieta y resolvieron los problemas digestivos de comer vegetales. Nuestros antepasados descubrieron que la fruta y las hojas eran abundantes.

Para explotar este nuevo recurso la evolución les dotó de todo lo necesario. Su visión mejoró para encontrar la fruta madura, los ojos se desplazaron hacia la parte delantera de la casa y las manos se desarrollaron para agarrar y arrancar con precisión. Con esa nueva visión binocular y en color sus miembros aptos para la manipulación y su cerebro cada vez mayor fueron dominando progresivamente el mundo tridimensional de los árboles.

Hace entre 25 y 35 millones de años estos animales empezaron a evolucionar para convertirse en verdaderos monos.

Sus colas se alargaron y se hicieron flexibles. En vez de correr y saltar, empezaron a utilizar sus brazos columpiándose y asiéndose con las manos. Más tarde perdieron esas colas y su tamaño mayor les permitió estar más seguros cuando bajaban al suelo esporádicamente.

Somos descendientes de simios de bosque, un ecosistema lleno de comida y relativamente placentero. Allí arriba, a salvo de los carniceros del suelo, armados con garras y dientes enormes con los que no podíamos competir. Pero algo ocurrió.

Hace unos 15 millones de años un cambio climático a escala global hizo que los bosques se empezaran a reducir. Entonces los monos ancestrales se enfrentaron a un dilema: o se aferraban a lo que quedaba de sus viejos y boscosos hogares o se verían obligados a salir a las peligrosas sabanas. Fuimos literalmente expulsados del paraíso, de nuestro jardín lleno de frutas.

Los antepasados de los actuales grandes primates decidieron quedarse. Fue una mala elección porque desde entonces no les va muy bien.

Los descendientes de los que se marcharon somos nosotros.

Toda esta historia se encuentra impresa fuertemente en nuestros genes, más incluso de lo que muchos están dispuestos a admitir. Está en camino el más extraño animal del planeta.

Pero la dieta de frutas y nueces del bosque que ya habíamos explotado antes, podía adaptarse a una de raíces y bulbos en el suelo. En vez de estirar perezosamente el brazo, como en el paraíso, para coger la fruta madura de una rama, aquí abajo había que rascar y escarbar la dura tierra con gran esfuerzo, igual que hacen estos bosquimanos de Namibia hoy en día. La sabana no es un hogar tan fácil como las selvas.

Esta dieta tan costosa la fuimos complementando con pequeños animalillos del suelo fáciles de capturar. Cada insecto era un caramelo, cada huevo o polluelo desvalido un regalo. A más proteínas menos necesidad de grandes panzas para digerir las pesadas hojas.

La expansión del cerebro de la evolución humana se hizo a costa de la reducción del sistema digestivo. Para ello fue necesario que las fibras vegetales de difícil asimilación dieran paso a la carne y a las grasas animales.

Así llegamos al último millón de años de nuestra historia y a una serie de acontecimientos cada vez más dramáticos que nos han hecho como somos.

A falta de garras y dientes los monos ancestrales teníamos un cerebro grande, buenos ojos y manos prensiles y eficientes heredadas de millones de años de comer frutas. Y además cierto grado de organización social como buenos primates.

Entonces nos hicimos adictos a las proteínas animales y empezamos a cazar cada vez más y mejor aumentando nuestro desarrollo intelectual.

Sólo observando nuestro origen y estudiando los aspectos biológicos de la manera en que actualmente nos comportamos como especie podremos llegar a una comprensión de nuestra extraordinaria existencia.

Nos convertimos en primates cazadores organizados. Esto hace que seamos únicos entre todos los simios existentes. Lo malo es que un cambio como éste produce un animal con doble personalidad.

Ha pasado poco tiempo para que hayamos olvidado nuestras viejas características de vegetarianos mientras asumimos apresuradamente las nuevas de carnívoros. Nuestro cuerpo y forma de vida fueron diseñados para su existencia en el bosque y de pronto, en términos evolutivos, nos vimos expulsados a un mundo donde sólo podíamos sobrevivir como depredadores inteligentes.

Esto afectó a nuestro comportamiento hasta el día de hoy; no hay corbata ni tecnología que puedan ocultarlo.

“Así fue. Todas las partes de este cuerpo, todas nuestras habilidades y comportamientos, tienen su origen en la evolución. Estos ojos que ven en color, estas manos capaces de disparar y este cerebro con afición a dudarlo todo.

Ya éramos tan fuertes que pudimos invadir el planeta entero siguiendo a los grandes animales viajeros para robarle su carne. Lo importado dónde fueron: con frío o calor, allí estábamos nosotros dispuestos a acabar con todos ellos.”

Una teoría evolutiva sugiere que los primeros homínidos, tras aficionarse a la carne de estos animales, los siguieron en sus migraciones y que de este modo salimos de África y colonizamos el mundo. Pero el planeta ya no es lo que era: el mono egoísta está por todas partes y compite por el espacio con los grandes herbívoros.

En esta guerra ya sabemos quién pierde siempre.

“muy pronto no nos fue suficiente con la carne; lo queríamos todo: marfil para el despacho de un modo egoísta.”

El ser humano se ha autoerigido como el rey de la creación. Su extraordinaria evolución cultural y tecnológica le ha llevado a dominar el planeta y a todas sus criaturas.

En el siglo XXI la superpoblación humana del planeta, que pronto llegarán a 7.000 millones de habitantes, y un cambio climático provocado por nuestro afán de consumo desmesurado de energía amenazan seriamente el supuesto éxito del que se llama a sí mismo sapiens sapiens.

La más poderosa etnia nacida de la nueva era de la comunicación y la globalización es la tribu de la corbata.

Si un observador extraterrestre nos estudiara zoológicamente, como nosotros hacemos con el resto de los animales, ¿qué conclusiones sacaría de nuestro comportamiento? ¿Acaso muchas de nuestras acciones no son francamente estúpidas y poco inteligentes?

Si ponemos en un lado de la balanza nuestros éxitos y en el otro sus consecuencias, ¿somos realmente un éxito evolutivo?

Lo peor es que lo hacemos a conciencia. Ningún miembro de la tribu de la corbata puede aducir en su defensa que no sabe lo que le estamos haciendo a nuestro propio futuro como especie. El caos en el que vivimos es una suma de egoísmos que no nos hace más felices. Puede que el precio del éxito sea demasiado caro. Relacionamos riqueza y poder con consumo masivo. Sólo nosotros somos capaces de comer sin hambre, beber sin sed o exterminar a otros animales sólo para vestirnos con su piel.

Las grandes manadas a las que antes venerábamos como a dioses ahora son sólo una molestia en nuestro camino.

En el mundo hay más personas pobres y crónicamente subalimentadas que al principio del siglo XX. Los grupos raciales y religiosos se matan entre sí a una escala jamás vista y los arsenales nucleares guardan armas suficientes para acabar de forma definitiva con la especie humana.

“Éramos un animal impresionantemente bello antes de que todo esto empezara.”

… la enorme variedad de culturas que una vez existieron sobre la tierra. El resto de las tribus y etnias humanas están siendo exterminadas como tales.

El número de grupos étnicos autónomos en el mundo alcanzó su punto máximo hacia el año 1000 a.C. en aquel momento había unas 500.000 tribus distintas. Hoy quedan menos de 200. Los expertos calculan que en el año 2300 habrá en todo el mundo un solo estado.

Millones de tradiciones y conocimientos culturales ligados a los diferentes paisajes del planeta desaparecen frente al pensamiento único que pasa por encima de ellos como una apisonadora inexorable. Los ritos de la tribu de la corbata se extienden por el planeta como una plaga aniquilando al resto de las culturas. No entiende de religiones ni razas ni creencias; su único dios es el éxito económico.

La tribu de la corbata somos todos y ninguno.

El largo camino del comedor de frutas le ha llevado a una jungla muy diferente en la que los charcos ya no se pueden beber. Aquí rugen manadas de caballos de vapor y la oscuridad es una quimera.

Estos lugares son más adecuados para los insectos que para los primates. Desde hace 25.000 años nuestro cuerpo y nuestra mente son exactamente iguales. Llegamos hasta aquí biológicamente mediante selección natural, un motor evolutivo muy lento y persistente que no es fácil de cambiar sin la ayuda de los milenios. Sin embargo hay otra fuerza que es la que nos está causando un gran conflicto: la evolución cultural.

Ésta va muy deprisa. Demasiado, y pone las costumbres de un cibernauta en un cuerpo no muy diferente al de un chimpancé. Llegado a este punto no cabe la menor duda de que somos un primate muy raro: piernas largas, pies extraños, pero la característica física más llamativa de nuestro cuerpo es la falta de pelo. Somos un mono desnudo.

Es algo único entre los primates y muy poco frecuente incluso entre los mamíferos. De las más de 4.000 especies de mamíferos vivientes sólo un puñado de ellas carecen de pelo en el cuerpo, puesto que el pelaje fue una de las grandes ventajas fisiológicas que hicieron florecer a los mamíferos. Protege del sol y el calor, preservan el frío, blinda la piel.

Los demás mamíferos que perdieron el pelo como nosotros lo hicieron fundamentalmente porque cambiaron el medio terrestre por otro. Los murciélagos, por ejemplo, desnudaron sus alas para poder volar. Son los únicos mamíferos que han conquistado el medio aéreo. Los excavadores como el armadillo perdieron el pelaje porque es innecesario para vivir bajo tierra y los mamíferos acuáticos lo hicieron para adaptarse al agua. Otros como rinocerontes o elefantes se desnudaron por sus peculiares problemas para calentarse y enfriarse debidos a su gran tamaño.

Pero nosotros no volamos como los murciélagos ni nos enterramos como los armadillos ni somos tan grandes como elefantes, por tanto si perdimos el pelo debió de haber una poderosa razón para ello, ¿pero cuál?

Algo ocurrió durante nuestra evolución. Para tratar de explicarlo los científicos han barajado varias hipótesis. Una de ellas es que ciertos rasgos infantiles o inmaduros de los primates se hayan conservado y prolongado en los humanos durante nuestra vida adulta. Es decir, es como si naciéramos y nos mantuviéramos físicamente prematuros, sin haber completado nuestro desarrollo corporal, quedándonos en una fase fetal anterior sin casi pelo en el cuerpo como este orangután recién nacido. La evolución favoreció el desarrollo del cerebro convirtiendo al mono cazador en un mono infantil.

Nuestro cerebro tiene al nacer sólo el 23% de su tamaño adulto definitivo. Su crecimiento sigue hasta 10 años después de que alcancemos la madurez sexual y no llega a su pleno desarrollo hasta aproximadamente los 24 años de edad. El cerebro de un joven chimpancé, en cambio, alcanza su pleno crecimiento al año de edad. Por tanto la falta de pelo en el cuerpo y el cerebro sin desarrollar son características infantiles.

Otros rasgos que podrían provenir de esta llamada neotenia serían nuestro cuello largo y fino distinto al de los otros primates, la posición del cráneo en ángulo recto, la cara plana, los dientes pequeños y tardíos y el dedo gordo del pie, que no se ha trasladado a un lado como en los grandes simios. Todas éstas serían características embrionarias, inmaduras, propias del feto de un primate que nosotros habríamos conservado en la edad adulta porque nos convinieron para sobrevivir.

Pero la teoría más atractiva es sin duda la que aboga porque tuvimos un pasado evolutivo ligado al agua, es decir, que una vez fuimos prácticamente un mamífero marino. Esta teoría llamada del homo acuaticus sostiene que nuestro linaje, antes de convertirse en cazador, pasó por una larga fase y como mono semiacuático. Nuestros ancestros se habrían desplazado a playas tropicales en busca de comida. Este es un ecosistema muy rico en proteínas animales y en el que es relativamente fácil obtenerlas.

Al principio buscaríamos mariscos y criaturas costeras en la línea de la marea, entre la serena y las rocas de las playas, pero poco a poco nos iríamos internando cada vez más en el agua, aprendiendo a nadar y a sumergirnos. Es entonces cuando, según esta teoría, habríamos perdido nuestra capa de pelo corporal como los delfines, conservándolo sólo en la cabeza, la única parte que permanecía fuera del agua y expuesta al sol.

Las orillas de esos mares cálidos y llenos de proteínas pudieran tener otro efecto positivo en nuestro desarrollo cerebral. Rebuscando allí abajo, aquellos ancestros nuestros pudieron darse cuenta de que las conchas de los moluscos eran cortantes y podían ser utilizadas como herramientas. La teoría del homo acuaticus se apoya también en diversas evidencias morfológicas de nuestro cuerpo actual, como nuestra gran destreza para movernos en el agua, algo realmente extraordinario entre los primates, que no pueden nadar en su gran mayoría. El agua nos gusta, disfrutamos de ella.

Estamos dispuestos a invertir mucho tiempo, esfuerzo y dinero en acercarnos a su caricia vivificante. Nuestra idea de la felicidad y el lujo está siempre relacionada con un baño. Los miembros de la tribu de la corbata peregrinan a menudo cientos de kilómetros en cuanto pueden a bordo de sus coches sólo para sumergirse algunos minutos en el agua. Hay algo ancestral en esta costumbre nuestra tan opuesta al resto de los primates.

Puede que los miembros de la tribu le debamos más al agua de lo que creemos. Nuestro cuerpo tiene algunas características curiosas que encajan con esta hipótesis, como la capa de grasa que hay bajo nuestra piel que compartimos con cetáceos y focas y de la que carecen el resto de los primates.

Nuestra nariz, larga y diferente a la de todos los demás simios, funciona como la quilla de un barco: evita que entre el agua al avanzar. Es una válvula perfecta que cierra los orificios haciendo que el líquido discurra a ambos lados. Nuestros parientes genéticos más próximos, que no flotan en absoluto y odian el agua, tienen narices completamente diferentes. Todos salvo uno. Hay un primate en Borneo al que no le importa nadar y su característica más llamativa es la que le da nombre. El násico posee una nariz que le hace parecerse sospechosamente a nosotros. Ambos nadamos, ambos tenemos narices diferentes al resto de nuestros primos. La selección natural no hace algo como esto por casualidad.

Los defensores de la teoría del homo acuaticus dicen que ésta explica también algunas más de nuestras peculiaridades anatómicas, como la forma alargada del cuerpo, la posición vertical que adoptamos al caminar o el control voluntario de la respiración, más propio de delfines que de primates.

Lo que resulta evidente en todas las culturas es que el agua nos hace felices desde que nacemos. Incluso nuestras valiosas manos, especialmente sensitivas comparadas con las de los grandes simios, habrían evolucionado según esta teoría para palpar la comida bajo el agua, para capturar los invertebrados en un medio en el tacto es imprescindible.

Pero esta atractiva hipótesis sobre nuestros orígenes está descatalogada por la ciencia debido a que jamás se han encontrado pruebas fósiles directas que la demuestren. Sus defensores tienen una explicación muy lógica para ello: nadie busca fósiles bajo el mar, en lo que fueron las costas africanas hace más de un millón de años.

Sea donde fuere, lo que somos se lo debemos a la evolución en un medio ambiente concreto. Pero no sólo físicamente, sino también en nuestros comportamientos de cada día. No es fácil prescindir de los ancestrales impulsos de simio que nos han acompañado durante millones de años. Enfrentarnos a nuestro lado animal puede ayudarnos a ser mejores, sin embargo parece costarnos mucho; queremos acercarnos a Dios a costa de negar nuestra relación con ellos.

La tribu de la corbata atribuye la dignidad humana al hecho de que estemos fuera de la naturaleza y seamos distintos al resto de los animales pero con el mes próximo diferimos tan sólo en un 1’23% de nuestros genes. Tratamos de auto definirnos como ajenos a ellos a toda costa, queremos diferenciarnos, buscamos esa característica que nos distinga pero no acabamos de encontrarla.

Nuestro antepasado común vivió hace sólo 6 millones de años, muy poco tiempo en la escala evolutiva, apenas un suspiro.

Primero se dijo que éramos los únicos que nos comunicábamos con un lenguaje complejo, pero no era cierto. Roger Payne en los años 60 descubrió que los cetáceos también lo hacen. Después se buscó esa separación en la idea de que sólo nosotros fabricábamos y utilizábamos herramientas, pero Jane Goodall lo desmintió observando a los grandes primates. Algunos, como este gorila, incluso capaces de fabricarse y usar un instrumento musical. Y finalmente se sostuvo que sólo nosotros éramos capaces de tener cultura, y se ha demostrado que otros animales también la tienen.

La biología nos enseña humildad con cada descubrimiento.

Estas orcas de península Valdés en la Patagonia argentina son capaces de inventar nuevos comportamientos y enseñárselos a sus hijos de forma activa. Los adultos están entrenando a las jóvenes orcas a entrar en la arena de la orilla para capturar a las crías de los lobos marinos que se bañan en aguas someras. Esto es cultura, descubrir algo nuevo que ninguna otra orca hizo antes y transmitirlo deliberadamente a sus descendientes. La orca, por tanto, tiene cultura como nosotros.

Reivindicar a los demás animales y a los otros primates no es volver hacia atrás, sino que por el contrario, significa abrazar nuestros orígenes sin vergüenza. Para ver lo que somos basta con observarnos con atención.

Nunca antes supimos tanto. Esta es la primera generación que es totalmente consciente de lo que estamos haciendo.

Hay varios comportamientos en la tribu de la corbata que parece que no podemos evitar. Uno de ellos es nuestra desquiciante obsesión por la jerarquía y el prestigio social. Dado que nos desarrollamos como simio cazador en comunidades reducidas de unos 100 individuos, parece ser que los problemas empezaron cuando pasamos a vivir en grandes ciudades con miles de congéneres desconocidos a nuestro alrededor y las primitivas expediciones de caza se convirtieron en expediciones para ir al trabajo. Además los grupos de machos se mezclan en las empresas con los de hembras, y todo esto es algo para lo que no estábamos diseñados.

En los grupos reducidos de primates resulta fácil para la jerarquía dominante abrirse paso y estabilizarse, con una masiva comunidad urbana la situación es mucho más tensa. Cada día el mono egoísta se ve expuesto a encuentros no deseados con incontables desconocidos, situación inaudita en cualquier otra especie de primate. No es posible entrar en jerarquía social con todos ellos, por eso utilizamos las llamadas normas anticontacto que permiten pasar sin dominar ni ser dominado y dejar claro quienes somos. Lo hacemos sin darnos cuenta, pero no supone un esfuerzo enorme.

Hay un exceso de estímulo, por eso evitamos mirar a los ojos, señalar o establecer contactos corporales directos. Ese es el motivo por el cual las cortesías de salutación se han ritualizado. El apretón de manos se ha adoptado para crear un leve vínculo pero manteniendo el contacto justo. Su origen parece ser éste.

Napoleón, este macho dominante de chimpancé, estaba muy nervioso. Para calmarlo una de las hembras coloca su mano junto a la boca del macho. “muérdeme si quieres”, significa el gesto. Y esto le calma. Es una muestra de sumisión, de saludo amigable, lo mismo que el nuestro.

El beso en la mejilla también proviene del acto primate de olisquearse mutuamente para obtener información sobre una posible pareja. Nosotros lo hemos alejado de toda connotación sexual, pero seguimos usando en gran parte del mundo.

Pero además cuando conseguimos fabricar armas peligrosas tuvimos que desarrollar también las llamadas señales de apaciguamiento para crear vínculos amigables en el grupo. Una de las más comunes señales de apaciguamiento entre nuestros primos es el acto de aseo o desparasitación de un individuo secundario a otro dominante para obtener su favor o protección, quitándole los parásitos de lugares a los que él no puede llegar con sus manos.

Nosotros empezamos haciendo lo mismo exactamente, pero el ritual se fue complicando, y como en una ciudad no podemos ya ir desparasitando al jefe para que nos suba el sueldo, tuvimos que inventar algo para sustituirlo. Lo que los biólogos llaman invitación al aseo social es lo que permite al animal débil estar presente junto al dominante; se queda por el servicio que presta. Empezó siendo una invitación a través de un leve chasquido de labios como el de los chimpancés y los científicos creen que en nosotros se ha convertido primero en lo que llamamos sonrisa y luego ha dado lugar al lenguaje.

El lenguaje de cortesía, esa charla banal sobre temas sin importancia y que no informa de nada ni transmite sentimiento verdadero alguno, es la versión humana del aseo social de los demás primates. Sólo tiene un fin: agradar y ser aceptado.

Una excepción a este lenguaje de cortesía son las reuniones de negocios. Para aprovechar el tiempo al máximo y no perderlo en aseos sociales innecesarios, se exagera el formalismo para eliminarlos. Aquí todos conocen la jerarquía previamente, todos saben quién es el jefe. No es necesario asearle. El aseo verbal sólo aparece brevemente en el encuentro y en la despedida.

Muchos otros de nuestros gestos más cotidianos tienen también un origen que no sospechamos. Cualquier simio enfadado trata de intimidar a sus congéneres erizando el pelo para parecer más grande y amenazador. Nosotros hacemos lo mismo poniéndonos algo en la cabeza que nos haga crecer a la vista de nuestro interlocutor. Los gorilas macho tienen una cresta sobredimensionada para impresionar a sus rivales. Nuestros uniformes militares y policiales se basan en idéntico principio: sombreros altos y hombreras nos hacen fieros.

Todo es por un único motivo; el mono egoísta de la tribu de la corbata tiene que mantener su posición social y si es posible mejorarla, pero debe hacerlo con cautela, sin poner en peligro sus contactos cooperativos, porque necesitamos sentir que pertenecemos a un grupo que nos protegerá. Aquí entra en juego este sistema de señales de sumisión y agresión o dominio. La colaboración del grupo requiere un alto grado de uniformidad, tanto en el vestido como en el comportamiento, pero sigue existiendo un amplio margen para la competencia jerárquica.

La corbata, nuestro símbolo, es el mejor ejemplo. Su presencia o ausencia nos da mensajes. En los negocios debe estar, pero puede ser de marca, de colores llamativos, o sería o de diseño o clásica. En los encuentros sociales todos los miedos del mono egoísta surgen a flor de piel. Se puede saber cuál es el individuo dominante en una reunión al observarlo: es el que no come ni bebe ni se rasca ni hace nada compulsivamente. Está tranquilo, mira a los ojos, es la hembra o el macho alfa, y lo sabe. Todos lo saben.

Estamos hambrientos de prestigio. Somos una tribu de buscadores competitivos de estatus, pasamos toda la vida intentando ascender cada vez más alto en la pirámide social simplemente para impresionar a los demás. Lo importante es no ser menos que los vecinos. Esto nos lleva a una insatisfacción permanente que puede ser la clave de nuestro previsible y negro final como especie. Competimos entre nosotros, pero, ¿quien gana?

El premio Nobel Konrad Lorenz escribió que la civilización humana fomenta cada vez más a los que él llamaba “los tipos degenerativos”. ¿Es posible que la tribu de la corbata esté favoreciendo el fracaso de los mejores frente a los mediocres? hay científicos que lo aseguran. Existe una corriente imperante que intenta destruir a todo el que destaca. Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede reconocérsele por una cosa: todos los mediocres se conjuran contra él.

El doctor González de Rivera lo ha descrito como el MIA, Síndrome de Mediocridad Inoperante Activa, gente cuyo objetivo es aniquilar el avance de cualquier persona brillante.

Sí es verdad que esto está ocurriendo todo cobra sentido. La tribu de la corbata ha invertido el orden cambiando la selección natural que premiaba a los más preparados por la selección social, que da el poder a los peores.

Estamos fuera de control como especie.

“Tal vez es mejor que deje al planeta seguir sin mí. O puede que sea capaz de cambiar. Todo es cuestión de tiempo. De poco tiempo…”

Los Vikingos

Los Vikingos
(Ancient Civilisations. The Vikings)
Dr. Les Prince
Vanessa Tovell / Cromwell Productions
48 min
1996

En el año 793 una crónica anglosajona cuenta: “en este año se han visto presagios terribles sobre Northumbria que han asustado en gran medida al pueblo. Consisten en enormes torbellinos, relámpagos de luz y fogosos dragones moradores. Y el 8 de junio los estragos de los bárbaros han destrozado miserablemente la iglesia de dios en Lindisfarne, saqueándola y masacrando a la gente.”

La era vikinga había irrumpido en la historia.

La imagen que tenemos de los vikingos es la de una manada de lobos sangrientos no muy diferentes a los actuales ángeles del infierno, aterrorizando a gente inocente y pacífica, especialmente a los clérigos. Su llegada y la súbita e inesperada. En cosa de pocos años fueron tenidos por todo el mundo cristiano.

No pasó mucho tiempo antes de que los nombres de sus lugares de procedencia, daneses, escandinavos, noruegos o norteños, se convirtieran en simples sinónimos de la palabra pirata.

La época vikinga se ha caracterizado por ser una violenta explosión de paganismo anticristiano. Los vikingos, al llegar con sus bellos navíos, eran vistos como piratas que aparecían como las nubes tormentosas del norte. Primero en pequeños grupos de ataque y luego con grandes flotas.

[Paul Jackson, Birmingham University] “Los vikingos tal y como los conocemos venían de una zona de la Europa del norte, Escandinavia, conocida como Noruega, Suecia y Vinlandia, que es la parte septentrional de Dinamarca. Aunque recibían diversos nombres, eran conocidos colectivamente como vikingos.”

En el año 789 Beaduheard, juez del rey Beorhtric de Essex [Wessex], se apresuró a ir con un pequeño grupo de compañeros a Pórtland, en la costa sur de Inglaterra. Investigaba tres barcos sospechosos que se suponía eran mercantes. Lamentablemente para él no lo eran y Beaduheard se convirtió en la primera víctima de los vikingos.

Los extranjeros le mataron a él y a sus compañeros, y como señala la crónica anglosajona, estos fueron los primeros barcos de daneses que llegaron a la tierra de los ingleses.

Tras este primer y amenazador encuentro durante 4 años no se vuelve a oír hablar de los extranjeros bárbaros del norte. Más tarde irrumpen impetuosamente sacudiendo a la cristiandad desde sus raíces con el saqueo de Lindisfarne, la isla santa. A partir de ese momento, y durante los siguientes 300 años, no cesaron de aparecer en la historia.

[Dr. David Chandler, Sandhurst Millitary College] “Si leemos las crónicas anglosajonas, todos los años se mencionan oleadas de incursiones vikingas en lo que ahora llamamos las islas británicas. Era un problema endémico. Una vez quedó claro que podían obtener botines fácilmente en bretaña, y dado que algunos reyes que habían pagado a Deingold para que volvieran al final de la estación, nos convertimos en un blanco habitual en estas islas.

Lo que siempre me ha fascinado es que no sólo nosotros hemos recibido este trato; un poco después en la historia nos encontramos con flotas de vikingos navegando por el mediterráneo hasta Sicilia e incluso Constantinopla, e incluso en santa Sofía, la gran catedral que hoy es una mezquita en Estambul, justo arriba de la galería de la gran cúpula hay unas marcas que fueron grabadas con un cuchillo en el mármol de la balaustrada: Godrik estuvo aquí. Era una especie de vándalo del siglo 9, un individuo duro como otros muchos de las futuras generaciones que se aburría con la misa que estaban oficiando abajo. Sacó su daga y grabó su nombre en el edificio.”

Este fue el principio del período conocido como la era vikinga.

Navegando hacia el sur los vikingos se establecieron en las islas Orkney y en Shetland. Colonizaron Escocia e Irlanda. Invadieron media Inglaterra, siendo detenidos por el único rey ante los ingleses han llamado magnífico: Alfredo de Essex. Atacaron y poblaron Francia hasta llegar al Loire. Tomaron Lisboa, Cádiz y Sevilla. Se desplazaron hacia el este y saquearon Pisa. Algunos vikingos llegaron hasta Sicilia y se establecieron allí. Los Rus’, o vikingos suecos, remontaron el río Vóljov hasta Nóvgorod. Desde allí algunos fueron por tierra, llevando sus barcos sobre rodillos de pino, hasta el nacimiento del Dniéper. Desde allí hasta Kiev, el Mar Negro y Constantinopla, donde la guardia personal del emperador estaba constituida básicamente por vikingos.

Otros fueron desde Nóvgorod hasta el Volga y navegaron hacia el sur hasta el mar Caspio y Bagdad. Nóvgorod y Kiev, ambos reinos vikingos, se encontraban en una de las rutas de comercio más ricas del mundo. Los Rus’ dejaron un perdurable legado con su nombre, del cual se deriva Rusia.

Navegando hacia el oeste los vikingos colonizaron Islandia y Groenlandia, en donde Erick el Rojo fundó una colonia en Bratahim. Desde allí siguieron navegando hacia el oeste hasta Vinlandia, una parte de Terranova, y hasta lo que hoy es su Nueva Inglaterra en los EEUU. Esto fue hacia el año 1000, cinco siglos antes de que colón descubriera América.

[Paul Jackson, Birmingham University] “Los vikingos llegaron a Norteamérica sobre el año 1000 y Leif El afortunado, más conocido como Leif Eriksson, fundó una colonia llamada Vinlandia en lo que hoy es Terranova.”

Las incursiones de los vikingos aterrorizaban a la cristiandad. Algunos creían que la rapidez con la que llegaban y se marchaban era imposible sin una ayuda demoníaca. De este modo, a su creciente reputación de brutalidad salvaje se añadió una misteriosa aura de magia que hasta cierto punto persiste incluso hoy. ¿Se merecen esa reputación de banda de desalmados que iban por el mar interesándose sólo por los botines fáciles y el pillaje?

Indudablemente los vikingos eran violentos y brutales y no se puede negar que les atraían los fáciles botines del comercio costero y los monasterios cristianos, pero era una época violenta y Europa todavía estaba fragmentada tras la caída del Imperio romano occidental, dividida por luchas políticas y acosada por la creciente presión de los musulmanes del norte de África. En cierto modo los vikingos no fueron menos violentos que sus contemporáneos.

[Paul Jackson, Birmingham University] “En el siglo XVIII el Imperio carolingio de Europa occidental y el imperio de Inglaterra se habían hecho relativamente seguros. También se habían hecho muy ricos y estas zonas ofrecían buenas ganancias a los salteadores que no estaban bajo el control directo de la cristiandad.

En realidad europea estaba amenazada desde tres direcciones principales. Al sur estaban los sarracenos que partieron desde África del norte subiendo por la península ibérica. Estos establecieron bases en el sur de Italia y en el sur de Francia. Al este se encontraban los magiares, un grupo de escandinavos que había establecido su base en lo alto de la llanura húngara. Empezaron a saquear tan pronto como llegaron allí.

Al norte y al oeste estaban los vikingos que lanzaron sus ataques marítimos contra estos territorios.”

Paradójicamente los escandinavos ven este periodo como una edad de oro de expansión económica que afectó profundamente a la herencia mercantil y artística de Europa. Los historiadores modernos han empezado a reevaluar el período. Ya hay quien lo ve como una explosión de energía que surgió de una de las pocas regiones estables de Europa en aquella época.

La era vikinga se sitúan el bien llamado período oscuro del que tenemos pocos datos escritos, sobre todo de los vikingos. El mito se disfraza de realidad, la leyenda se presenta como hecho, y las mejores historias son las menos fiables.

Era la iglesia a la que tenía prácticamente el monopolio de las letras en aquella época. La crónica anglosajona, por ejemplo, fue escrita al menos 100 años después de que sucedieran los hechos a los que se refería por monjes pertenecientes a una iglesia poderosa e implacable dispuesta a utilizar la brutalidad y la falsedad cuando sus intereses se veían amenazados.

Éstos no son datos objetivos sino documentos políticos y religiosos pensados para condenar a aquellos a los que ataca. Los vikingos, adoradores de dioses no cristianos, eran una amenaza para su religión y la iglesia cristiana nunca fue capaz de tomarse a la ligera tal situación.

Otros vieron en los vikingos una amenaza económica y política. Los comerciantes se habían visto obligados a utilizar rutas costeras, las mismas rutas que utilizaban los vikingos en sus viajes. Las incursiones vikingas amenazaban la supervivencia de este comercio costero y la inestabilidad de poder en Europa significaba que Escandinavia podría muy bien ganar control sobre el alma del Sacro Imperio Romano.

El emperador romano vio la agresión vikinga como una amenaza que no podía ser ignorada. El arma que utilizó fue la religión. Siendo paganos, los vikingos estaban fuera de la órbita de la iglesia pero si pudieran ser convertidos caerían bajo la autoridad del Papa y, automáticamente, bajo su propio control. Poco le importaba recurrir a cualquier método para dominar a los vikingos.

[Dr. Les Prince, Birmingham University] “Para el santo emperador romano los vikingos suponían dos amenazas distintas, ambas muy serias. En primer lugar suponían una amenaza económica. Dado que interceptaban las rutas comerciales por las cuales el santo emperador romano mantenía el contacto y el comercio con otros pueblos, su violencia en esas rutas comerciales suponía una amenaza de grave interrupción económica del imperio y de la cristiandad tal y como estaba establecida en aquella época.

Pero los vikingos suponían una amenaza de otro tipo, la cual no era menos importante para el emperador. Quizá era más importante que la amenaza económica y esa era la religión. Los vikingos eran paganos p nueva doraban al dios cristiano y debido a ello su sola existencia era una amenaza para el santo imperio romano.

Esto tuvo dos aspectos diferentes. Uno era la amenaza para la doctrina de la cristiandad, pero mucho más importante fue la amenaza para el poder político del emperador. Al ser paganos estaba fuera de la autoridad de roma y, por tanto, esencialmente estaban fuera de su propia autoridad. El emperador pronto decidió que una manera de contrarrestar la amenaza vikinga no era necesariamente con un conflicto directo, sino convirtiéndolos. Fue instigación suya que los misioneros cristianos empezaran su trabajo en las zonas vikingas.”

La dura geografía de Escandinavia definió a su pueblo y, por último, su lugar en la historia. El mar era lo primordial de su vida, era esencial tanto para la vida como para las comunicaciones.

Tanto en Escandinavia como allí donde se establecían, la sociedad vikinga se basaba en una estructura social con 3 estratos: los jarls, también llamados condes o guerreros, los karls o campesinos y los thralls o siervos.

Los thralls eran la clase trabajadora de la sociedad. Nunca dejan libres, siendo más bien una propiedad como una vaca o un perro. Habitualmente los thralls se dedicaban a la guerra, la piratería o el comercio. La mayoría de ellos vivía en una sola choza estrecha hecha de madera o de hierba y arcilla, junto a sus familiares los animales que poseyeran. Estos desafortunados miembros de la comunidad no tenían ningún dios que se ocupara de ellos sino que estaban abandonados a su suerte tanto por los hombres como por los dioses. Pero en comparación con el trato que se daba a los esclavos de otros lugares de Europa, los vikingos parecen no haber sido demasiado duros con sus thralls y existen datos de que consideraban enfermos aquellos que maltrataban a sus esclavos.

A los thralls también se les permitía tener posesiones y tiempo libre para trabajar en su propio provecho y en circunstancias favorables podían comprar o ganarse su libertad.

La mayoría de los vikingos eran karls. Su protector era Thor, el dios más venerado de todos los dioses vikingos. Los karls eran minifundistas y hombres libres y abarcaban desde los indigentes hasta la gente que más poder y riqueza. Como hombres libres mantenían una sociedad basada en el parlamento para hacer las leyes. Podían también elegir reyes o decidir un cambio de religión, tal y como hicieron en Islandia en el año 1000.

Los karls vivían en dos o más casas. Consistían en un par de construcciones largas paralelas, a veces ampliadas con uno o dos establos, que componían un complejo de tres o cuatro edificaciones con un patio en medio.

En los asentamientos vikingos de las islas del Atlántico las casas se construían de piedra seca o con una mezcla de hierba y piedra. A veces incluso se construían sólo de hierba. El mobiliario era relativamente simple, con bancos fijos que se utilizaban tanto para comer como para dormir. La ropa y las posesiones personales se guardaban en arcas o se colgaban en ganchos. La comida se almacenaba en cubas y tinajas de madera, en grandes cuencos o en jarras.

El suelo era generalmente de tierra, temporalmente cubierto de cañas o paja. Desde el techo se suspendía una caldera sobre el fuego para hervir caldo o carne. También se utilizaban parrillas de hierro. La carne se hacía en un asador. La carne y el pescado también se cocinaban en agujeros en el suelo envueltos con piedras calientes.

Los alimentos se comían con cuchillo en un trinchador de madera. Para beber se utilizaban cuernos, aunque en las casas acomodadas se podían encontrar vasos importados. La dieta básica de los karls era bastante variada e incluía pan integral de centeno, gachas de avena y cebada, pescado, especialmente arenques, carne de cordero, cabra, buey, ternera y cerdo. Queso, mantequilla y nata. Cerveza, aguamiel y para los ricos vino.

La carne de ballena, foca y oso polar, también era importante, especialmente en Noruega e Islandia. Las carnes servidas eran preferidas a las asadas. Los vikingos también hacían caldos y secaban diferentes carnes y pescados.

Un manjar muy especial que todavía hoy se come sobre todo en Suecia era el surströmm [¿?], que es pescado en putrefacción. Las verduras más usuales eran las coles y las cebollas, acompañadas de bayas y avellanas. La miel se utilizaba extensamente, principalmente como base para el aguamiel.

En las zonas alejadas del mar, pero con abundantes bosques, muchos alimentos se obtenían de la caza de la abundante fauna salvaje: alces, ciervos, jabalíes y osos. También les gustaban las liebres, gansos y gallinas, y en el norte los renos y los bisontes.

Los jarls o guerreros, cuyo dios era Odín, formaban la aristocracia. Eran gente acaudalada, con poder y posición social, que a menudo reivindicaban su origen divino. Tenían una refinada, elegante y sofisticada vida y disfrutaban de bellas casas. Se distinguían de la clase campesina principalmente por su riqueza. Esto se hacía patente por la cantidad de seguidores, joyas, barcos y propiedades.

Los vikingos se elegían a sus líderes por su valor, destreza y nobleza de nacimiento. Y si éstos reivindicaban su origen divino, cualquier hombre podía convertirse en su principal rival. En la época vikinga más antigua no había monarquía y la institución sólo llegó a cobrar importancia a medida que ciertos individuos ganaron poder y riqueza, pero no llegó a ser hereditaria hasta mucho después.

Islandia, sin embargo, se mantuvo firme y rechazó completamente la monarquía. Fue una república desde el principio, gobernada por un sindicato de caciques. La aristocracia la componían padres de familia que normalmente pasaban los largos inviernos en casa. Sin duda alguna las grandes descripciones de los festines de Valhalla reflejan en gran medida lo que tuvo lugar en las casas de la aristocracia. Y fueron estos mismos hombres los que reunieron tripulaciones para la exploración, el comercio o la piratería.

La ocupación habitual del año, tanto para los nobles como para los campesinos, era trabajar la tierra durante primavera y otoño, hacer expediciones en verano y festejos durante el invierno. Mientras tanto sus esposas mantenían la casa y la familia hilando, tejiendo y protegiendo los intereses familiares hasta que sus hombres volvieran con sus botines o sus mercancías.

La tierra era enormemente importante y proporcionaba estatus. Una familia podía aumentar su posición social mediante las adecuadas alianzas y a menudo se concertaban matrimonios por las dotes que les acompañaban. Pero la tierra siempre pasaba del padre al hijo mayor, sin dividirse, lo que creo escasez de buenas tierras que trabajar.

En los mitos y epopeyas nórdicas vislumbramos las vidas aisladas y duras de la mayoría de los vikingos. A menudo las casas de labranza estaban separadas por días de distancia a caballo y era poco probable que un viajero se cruzara con otra persona. Las condiciones del viaje eran espantosas, llevando a los viajeros por páramos, glaciares y a través de tierras vírgenes.

Durante la mitad del año había poca luz diurna y mientras los veranos podían ser cálidos, aunque cortos, los largos inviernos eran severos y peligrosos.

La necesidad de recursos y la escasez de tierra en muchos lugares significaba que la mayoría de los agricultores tenían que completar su alimentación con el mar. A menudo se les describe como agricultores con botes o como marinos con casas de labranza.

[Paul Jackson, Birmingham University] “Para explicar el éxodo escandinavo se han dado diferentes razones. En primer lugar estaba la necesidad de tierras. Esto se vio agudizado por el sistema vikingo de herencia por el cual el primer hijo lo hereda todo, así que los hijos más jóvenes tenían que partir en busca de otros medios de subsistencia. En segundo lugar en Noruega había una dura guerra dinástica interna, especialmente cuando Harald Hárfagri, el de los cabellos hermosos, tomó el control. Esto dio como resultado que todos los vikingos se marcharan y condujo directamente a la formación de las colonias de Islandia.”

El aislamiento tendió a fortalecer la unidad familiar. La supervivencia exigía individualismo y fuertes lazos familiares de apoyo, especialmente en los tiempos difíciles. Dentro de la familia había una relación muy especial; un tío materno era ante todo responsable del bienestar de su sobrino. Eran las mujeres las que proporcionaban la comida y el vestido a su familia y tanto dentro de ella como ante los ojos de la ley, los hombres y las mujeres tenían el mismo estatus y los mismos derechos.

La mujer fue también una figura importante para el chamanismo. Estas personas eran capaces de entrar en trance y comunicarse con los espíritus para obtener conocimientos ocultos y que respondieron a cuestiones prácticas tales como la riqueza de la comunidad o perspectivas de matrimonio.

La amistad era de vital importancia. Al igual que ocurría con la familia, la supervivencia podía depender de los fuertes lazos con los demás. Las familias juiciosas cultivaban estrechas amistades porque los grandes grupos eran menos vulnerables que los grupos pequeños. Esto también fomentó la hospitalidad

El mar dominaba la vida. Los escandinavos pronto aprendieron a construir buenas embarcaciones. De esta habilidad surgió su símbolo de distinción, el barco vikingo. Estas embarcaciones, con sus largos y esbeltos cascos y sus pruebas elegantemente curvadas con su cabeza de dragón, eran un arma temible que causaba terror a sus enemigos. Los vikingos habían conseguido un barco fiable que podía navegar en aguas poco profundas y que no necesitaba un puerto para fondear. Su construcción les permitía utilizar cualquier playa como puerto y maniobrar en aguas no aptas para la mayoría de los demás y navíos europeos de la época. No es de extrañar que sus víctimas cayeran en sus manos totalmente desprevenidas, ya que no sólo atacaban islas o asentamientos costeros; podían navegar río arriba para dirigirse a ciudades ricas y monasterios.

Navegaron por el Támesis, el Shannon, el Duar y el Ring. Es más, estos bólidos del mar no sólo les permitieron atacar sin previo aviso sino que eran lo suficientemente manejables como para permitir una rápida huida en caso de que fuera necesario.

[Dr. David Chandler, Sandhurst Millitary College] “El barco vikingo era el modelo de arquitectura naval más desarrollado de la época. Son trabajos preciosos, con diseños especializados y capaces de recorrer grandes distancias. A veces sus flotas poseían cientos de ellos. De las flotas que invadieron la costa nororiental en el año 1066, durante la primera fase de la batalla de Hastings, dijeron los cronistas que había unos 250 barcos, de modo que estas flotas podían ser muy grandes.

Tuvieron lugar una o dos grandes batallas navales en este periodo, especialmente cuando el rey Alfredo de Winchester y Essex empezó a formar una flota que era capaz de encontrarse con los vikingos en alta mar, y sabemos que ganó uno o dos combates muy duros contra ellos. Pero en lo que a los vikingos se refiere, sus barcos tenían tres propósitos. En primer lugar llevarles al lugar que iban a atacar. En segundo lugar aterrorizar a la población con sus famosas proas que llevaban cabezas de dragón. Esto era algo psicológico, más que nada, debido al terror que podían causar. Y en tercer lugar llevarse el botín una vez realizada la incursión. Pero era el viaje el que predominaba.

En mi opinión los primeros que tuvieron esta urgencia de explorar, de sobrepasar los horizontes conocidos por el hombre, fueron los vikingos de aquella época.”

A pesar de sus notables viajes, los vikingos preferían quedarse cerca de la costa. Los alimentos tenían que cocinarse en tierra. En el mar la tripulación subsistía a base de carne o pescado seco. Había poco espacio cubierto a bordo y dormían en sacos confeccionados con cuero. Cuando era posible preferían acampar en tierra y pasar la noche en el relativo lujo de una tienda de campaña.

La navegación en mar abierto era muy arriesgada pero la mayoría de los timoneles vikingos tenían suficientes conocimientos de astronomía como para poder navegar a lo largo de una latitud. Mantenían el rumbo observando la posición del sol al mediodía y de este modo calculaban la latitud comparándola con otros lugares conocidos.

Los vikingos eran agricultores, comerciantes y marinos, así como aventureros, filibusteros y piratas.

Tenían una tradición artística propia que competía con cualquiera de las europeas de la época. A los vikingos les encantaban los ornamentos y tanto los hombres como las mujeres se acicalaban y decoraban sus ropajes con elaborados alfileres, brazaletes y anillos. Su arte refleja su carácter y está empapado de vitalidad y vigor. Es recargado y complejo, cualidades que también comparte su poesía. Es esencialmente un arte decorativo aplicado a una amplia variedad de objetos cotidianos, aspecto principal de la vida diaria. Dominan las formas estilizadas de animales, desde representaciones muy naturalistas a complejas formas abstractas. Algunas de ellas son asombrosamente de ellas y su influencia se puede ver en el arte de otras culturas de Europa, incluyendo la anglosajona y la celta. Cualquier cosa podía adornarse y los objetos decorados con filigrana de oro y su típica granulación nos muestran la destreza que tenían algunos de estos artesanos nórdicos.

[Dr. Les Prince, Birmingham University] “El arte vikingo es una de las formas de arte más inconfundibles del mundo. Es vibrante, el rico, es energético. Es emocionante. Podríamos decir también, en algunos casos, que es ostentoso, y los vikingos, conocidos por su austera actitud ante la vida, su austera religión, parecen verter todas sus energías positivas en el arte, y parte de él es realmente notable.

Los vikingos decoraban absolutamente todo. Cualquier cosa que tuviera superficie podía ser decorada: vestidos, barcos, mesas, alacenas… absolutamente todo. Y todavía quedan algunos ejemplos increíblemente bellos del arte vikingo en los muros de las iglesias, por ejemplo, y tallas muy bellas.”

Perduran obras que muestran su habilidad, pero se han perdido muchas otras. En su arte y su decoración los vikingos no revelan un lado ostentoso, incluso deslumbrante de su naturaleza, que está algo reñido con su reputación.

Es en la religión donde la reputación vikinga está completamente ilustrada. Es difícil imaginar a los vikingos como religiosos en el sentido convencional; al igual que su paisaje, su religión era dura y prohibitiva. Lo que sabemos de su religión es fragmentario. Una vez que los misioneros cristianos enviados a Escandinavia se hubieran establecido, atacaron con celo todo rastro de paganismo que tan profundamente odiaban. Sin embargo los nombres de los principales dioses nórdicos siguieron vivos, conmemorados en los días de la semana que estaban dedicados a ellos: martes, miércoles, jueves y viernes, y en nombres de lugares como Wellfist [¿?].

Se nos habla de una religión poco organizada, sin sacerdocio ni teología desarrollada. Inexorablemente fatalista, predice un juicio final, incluso para los dioses. A diferencia de los mitos cristianos, el bien no triunfaba inevitablemente sino que tiene que encontrarse con su juicio final. No es difícil ver en esto un reflejo del carácter de los vikingos, hombres de valentía temeraria y ferocidad invencible más interesados en la muerte y la fama que en el triunfo.

Su mitología está basada en un respeto inequívoco por la violencia, casi como un fin en sí mismo. Es difícil comprender cómo una religión así pudo desarrollarse en las espesuras frías y severas del norte, en donde el éxito se medía o por el triunfo sobre los elementos, los cuales indudablemente ganaban al final, sino por el talento para enfrentarse valientemente a la luz del juicio final.

No obstante, había un consuelo para los creyentes. Daba sentido al universo y éstos obtenían protectores en la tierra. Había un dios para aquellos que vivían por la sabiduría, otro para los que vivían por la guerra, uno para el que hacía runas, otro para el letrero y así sucesivamente. Los dioses eran tan generosos que cada creyente devoto, fuera quien fuera su dios, podía estar seguro de tener total protección en todo aquello que hiciera en su vida.

[Dr. David Chandler, Sandhurst Millitary College] “La religión de los vikingos era por supuesto pagana. También era inspiradora, era una combinación de mitos, historias, creencias muy arraigadas y una buena dosis de miedo. Era una religión ignorante. Thor, el gran dios de la guerra, era el campeón de los dioses. Freyr urdía los destinos de los hombres. Tenemos esta religión que prospera en cierto sentido, aunque sea pagana, y que puede inspirar una cultura guerrera, y por supuesto, la gran bazurca ataca cuando literalmente tenían sed de sangre.

A menudo se quitaban la ropa, la armadura, el casco, y entraban con sus grandes espadas o sus hachas de batalla. A base de puro terror y furia apenas podían darse cuenta de las heridas que sufrían, y eso es lo que les hacía tan diferente, pues creían, al igual que los japoneses en la segunda guerra mundial, que el guerrero que murió en combate iba directamente al cielo, o Valhalla, en donde había un festejo interminable en presencia de los dioses para los guerreros valientes que habían aportado su contribución allí abajo.”

Junto a Thor, el dios nórdico más conocido de todos, está Odín, el tenebroso y colérico padre de todos. Señor de las orcas y patrón de la aristocracia vikinga. En la mitología vikinga Odín era el dios supremo, el dios padre, un dios complejo que exigía sacrificios humanos. Tuvo alrededor de 170 nombres distintos, incluyendo señor de las orcas, señor de los caídos, todo conocimiento y el dios de un ojo. Era el dios de la batalla, de la victoria, de la estulticia y de la muerte. Era el dios vikingo por excelencia.

Aunque Odín era el dios principal, no era de ningún modo el más venerado. Ese honor le corresponde a Thor, el dios del trueno, del que tomaron el nombre del jueves. Gobernaba los truenos y los rayos, los vientos y las lluvias, el buen tiempo y las cosechas. Dios del cielo, de las tormentas, maestro de los relámpagos. Era una enorme figura pelirroja que recorría los cielos en un carro tirado por dos cabras sagradas. Era un dios práctico y venerado por la gente corriente. En los templos en los que el y Frey eran adorados conjuntamente era Thor el que siempre se situaba en el centro, en el lugar de honor.

[Dr. Les Prince, Birmingham University] “De alguna manera es difícil decir cuál fue el legado de los vikingos. Aparecieron y desaparecieron muy rápidamente en la historia, y en esta explosión de energía tan corta pero tan intensa entraron en la historia para salir enseguida. Si miramos todo lo que dejaron tras de sí, un arte vibrante y una literatura vibrante, ambos de los cuales tuvieron influencias mucho más allá de sus fronteras, ciertamente podría decirse que el arte vikingos sigue teniendo su influencia en las artes gráficas modernas europeas.

Si miramos a nuestro alrededor seguiremos viendo la influencia de las formas animales vikingas. De modo que sigue allí. Además de esto, una de las cosas que a menudo se pasa por alto sobre los vikingos es su comercio. Bien… no sólo hicieron incursiones y se establecieron, sino que también abrieron un enorme sistema mercantil por todo el mundo de aquella época. Además nos han dejado mitos heroicos que todavía tienen su influencia en nuestras propias literaturas y leyendas heroicas. Y yo creo que en ese sentido el mundo hubiera sido un lugar mucho más pobre si los vikingos no hubieran existido. Puede parecer un legado escaso, pero yo creo que es un legado especialmente importante. Simplemente esa imagen del héroe, el héroe conquistador saliendo y oponiéndose a los elementos y triunfando.”

La llegada del cristianismo coincidió con un desmoronamiento vikingo. El miedo a este pueblo fue disminuyendo a medida que abandonaron su forma de violencia y adoptaron las formas de brutalidad más familiares al resto de Europa. Aunque las rápidas incursiones continuaron durante algunos años, los monarcas escandinavos adoptaron gradualmente la utilización de grandes ejércitos de tierra y al final de su época habían dejado de ser vikingos en el sentido estricto.

Piratas o aventureros. En realidad los vikingos eran ambas cosas. Extendieron las fronteras del mundo conocido hacia el norte y el oeste y establecieron comunicaciones entre grandes distancias. Durante el proceso introdujeron a países anteriormente aislados como irlanda en un gran sistema mercantil mundial.

Crearon nuevas formas de justicia y administración, incluyendo el sistema del jurado. En Islandia los descendientes de los colonos vikingos originales dejaron una gran cantidad de literatura, considerada por algunos como uno de los mejores logros de la Europa medieval.

Su arte influyó más allá de sus fronteras.

En una explosión de energía que no se ha vuelto a repetir, los vikingos aportaron al mundo una ética heroica y un modo de vida que ha sido la envidia de las posteriores generaciones.

Nos gusten o no, los vikingos enriquecieron al mundo con su presencia.

BONUS:

Puedes ver otros documentales interesantes sobre los vikingos como:

Vikingos. Un viaje hacia nuevos mundos

La piedra del sol vikinga

Bárbaros. Vikingos

La mega serie Vikingos de la filósofa e historiadora colombiana Diana Uribe

Códigos Secretos. Predicción

Códigos Secretos. Predicción
(The Code. Prediction)
Dan Child / BBC / Canal Odisea
57 min
2011

Desde que aparecimos sobre la faz de la tierra los seres humanos hemos intentado comprender nuestro mundo y predecir lo que nos deparará el futuro, aunque actualmente nuestra vida se ha vuelto más complicado e impredecible que nunca y la mitad de la población del planeta vive en ciudades masificadas y bulliciosas.

Cada día nos depara miles de encuentros, una ingente cantidad de interacciones y fuerzas que parecen escapar a nuestro control. Es difícil entender cómo todo puede estar conectado pero cuando nos fijamos más detenidamente en toda esa complejidad de pronto aparecen sorprendentes patrones.

Son precisamente esos modelos los que ponen de manifiesto que tras ellos subyace un código que es la base de toda existencia y que controla no sólo el mundo y todo lo que hay en él sino también a nosotros.

soy matemático y me siento irresistiblemente atraído por los patrones que veo a mi alrededor, patrones que reflejan las interconexiones ocultas que relacionan todas las cosas, desde el movimiento de la gente en horas punta hasta la forma cambiante de una bandada de estorninos y la disonancia de mil millones de búsquedas en Internet o los caprichos del clima. Todos esos patrones y esas conexiones forman el código, un modelo de nuestro mundo que describe no solamente cómo funciona sino que además puede predecir qué nos deparará el futuro.

Hace unos 500 años un navío fue atrapado en medio de una terrible tempestad. La lluvia barría la cubierta y los vientos huracanados hacían trizas las velas y las jarcias y el buque empezó a hacer agua. El capitán no tuvo otro remedio que embarrancar su barco y esperar a que alguien viniera a ayudarles. Pero el auxilio nunca llegó y los nativos eran hostiles.

Transcurridos 8 largos meses y cuando su tripulación estaba a punto de morir de inanición, al capitán se le ocurrió una ingeniosa idea: mandó llamar al jefe de los nativos y le dijo que su dios estaba disgustado, tan disgustado que si en un plazo de 3 días no le suministraban alimento y provisiones, ese mismo dios se tragaría a la luna. Y claro, como era de esperar, la tercera noche, cuando la luna apareció en el cielo, había comenzado a menguar.

Aterrorizados, los nativos acercaron corriendo al barco cargados con provisiones. Era el año 1504 y aquel capitán era Cristóbal colón y el motivo por el que aparentemente era capaz de controlar el firmamento a su antojo era que tenía algo como esto. Es una tabla lunar y cada uno de estos números señala un eclipse. Hoy es el 15 de junio y aquí dice que dentro de 5 horas a la luna le pasará exactamente lo mismo aquí, en Chipre.

Durante un eclipse lunar, la tierra se interpone entre el sol y la luna proyectando su sombra sobre la superficie de aquella. Ahí está, ya ha empezado. La sombra de la tierra se ha tragado a la luna pero lo más asombroso es que ésta no desaparece por completo; queda una silueta de la luna rojiza y espectral ahí arriba y eso es porque la luz del sol está siendo reflejada alrededor de la tierra. Es sobrecogedor. No me cuesta imaginar cuán aterrorizados deberían sentirse los isleños cuando contemplaron el mismo espectáculo hace 500 años y la única explicación que recibieron fue que los dioses estaban enfadados con ellos.

Ahora sabemos que aunque parezca increíble el movimiento de los planetas es predecible. Si conocemos el código podemos reproducir las órbitas que han dibujado en el pasado y también las que describirán en el futuro, dentro de miles de años.

Gracias al código ya no nos sentimos atemorizados ante un eclipse. De hecho el código es un elemento tan poderoso que incluso podría confiar de mi propia vida.

Este extraño artilugio mide 5 metros y medio de altura. Impulsada por la fuerza de la gravedad, una bola de 30 kilogramos de peso bajará a toda velocidad por esa rampa y será proyectada hacia aquí. En ese momento yo estaré sentado en mitad de su trayectoria. Si me he equivocado al hacer mis cálculos me matara en el acto.

Para poder calcular hasta dónde llegará la bola necesito saber algunas medidas clave de la rampa. La h minúscula es 0’8 metros. El ángulo es de 49’1º. La gravedad de la tierra ya la conozco, es de 9’8 metros por segundo. Curiosamente no necesitamos saber cuánto pesa la bola, su masa. No es importante para saber hasta dónde va a llegar. Dos veces la gravedad por la altura, 5’5 multiplicado por la velocidad y dividido por 49’5… eso me da una distancia de 9’95 metros, pero también tenemos la resistencia del aire y además la fricción de la propia rampa. ¿Con qué fuerza sopla el viento hoy? 9’16… muy bien, entonces la distancia que podemos predecir será de 5’6 metros.

Yo diría que es aquí donde va a aterrizar la bola, lo cual significa que si pongo mi tumbona aquí podré contemplar toda la operación a salvo de cualquier incidencia.

He ahí el poder del código. Y podemos repetirlo una y otra vez, y los números no sigan siempre exactamente que la bola va a aterrizar en ese sitio.

Si todas las cosas del mundo se comportasen en función de ecuaciones que nos proporcionen respuestas definitivas, entonces podríamos predecir el futuro con absoluta certeza. Pero desgraciadamente las cosas no son así.

El mundo natural se muestra a veces tan complejo que resulta difícil creer que podamos encontrar ecuaciones capaces de describirlo. Aunque a veces nos parezca vislumbrar los patrones y los modelos, resulta casi imposible comprenderlos.

He venido a ver con mis propios ojos un fenómeno que ocurre aquí en Dinamarca durante unas pocas semanas al año. Parece que ya están aquí…

Son estorninos desplazándose en su migración anual entre el sur de Europa y Escandinavia. Cada bandada puede estar formada por un millón de pájaros o más. Su danza aérea oscurece la tenue luz del atardecer y de ahí el inquietante nombre que se le da a la formación: el sol negro.

Ahí viene otra enorme bandada. Son miles y miles de pájaros.

No sabemos a ciencia cierta la razón de su conducta. Parece como si se refugiaran en la seguridad de los grandes números, la forma que adoptan es bastante intimidatoria. Parece como si fuera una bestia negra gigantesca capaz de intimidar a cualquier depredador.

Miren ahí… es una visión hipnótica… es increíble. Hay tantos juntos que es un milagro que no se estrellen unos contra otros y salgan despedidos por los aires, pero eso no ocurre nunca. Están perfectamente sincronizados. Uno nunca sabe cuál es el próximo quiebro que van a hacer. Es una proeza. ¿Cómo puede predecir cada pájaro los movimientos de los demás miles que los rodean? ¿No es increíble?

Por extraño que les parezca si pasamos los estorninos a números podremos recrear un modelo computarizado de lo que está ocurriendo. Para empezar creamos una bandada de estorninos virtuales, todos ellos volando diferentes velocidades y en distintas direcciones y luego les damos algunas sencillas pautas. La primera es que todos los pájaros vuelen a la misma velocidad. La segunda regla es que se mantengan pegados a sus vecinos y la última es que si ven un depredador cerca se aparten a toda prisa. Tres reglas sencillas bastan para crear algo asombrosamente parecido al movimiento real de una banda de estorninos.

De hecho una investigación reciente ha demostrado que incluso en una bandada de cientos de miles de aves cada estornino sólo debe preocuparse de estar atento a sus 7 vecinos más próximos.

Quién hubiera pensado que algo tan extraordinariamente complejo como una bandada de pájaros en vuelo que cambia de forma constantemente tuviera su razón de ser en un código tan simple y elegante.

Me parece inconcebible que los seres humanos podamos ser reducidos algún día a modelos matemáticos como los estorninos.

Iain Couzin estudia el comportamiento de los animales en grupos y su investigación ha revelado algunos sorprendentes paralelismos.

– ¿Cómo puedes siquiera empezar a comprender algo como esta enorme masa de gente? sólo con pararte a mirarles unos segundos ya te das cuenta de que son innumerables los factores que entran en juego.
– Comencé mi investigación observando organismos simples, organismos como las colonias de hormigas y bancos de peces. Cuanto más avanzábamos más similitudes descubríamos con el comportamiento de los grupos humanos.
– Pero las personas son muchísimo más complejas que… que los peces y las hormigas.
– Así es, y eso es precisamente lo mejor de todo. El hecho de que cuando vamos caminando por entre la multitud no vamos pensando: “vaya, como puedo evitar a esa persona” o “tengo que sortear aquel obstáculo”… no. vamos pensando en la cena o en que estarán haciendo nuestros amigos. A decir verdad vamos con el piloto automático puesto y nos valemos de redes de interacción muy simples, del mismo modo que los bancos de peces y las colonias de hormigas.
– Entonces, ¿hay algo que podamos aprender de las hormigas?
– Infinidad de cosas. Las hormigas no tienen problemas como los embotellamientos o la aglomeración de individuos porque no son egoístas, y me temo que nosotros sí lo somos. Sólo pensamos en minimizar el tiempo que empleamos en ir de un lado a otro sin pararnos a pensar si lo conseguimos a expensas de otros individuos.

De todos los animales que ha estudiado, los seres humanos son en ciertos aspectos los más predecibles. Caminamos a una velocidad promedio de 1’3 metros por segundo y para llegar a nuestro destino preferimos caminar en línea recta.

– Lo normal es que coincides en la estela de otro individuo que camina en la misma dirección que tu, así que sin darte cuenta estás formando un carril y de la misma forma otros transeúntes que caminan en otra dirección también van creando carriles de forma muy similar a las hormigas.

Estos carriles nos sirven para evitar colisiones. Sin embargo, en un gran espacio abierto como la explanada de la estación Grand Central, es inevitable que los carriles se crucen, lo cual acaba provocando aglomeraciones. Pero si ponemos un obstáculo en medio, como este puesto de información, por ejemplo, en lugar de entorpecer el tránsito lo reordena y se incrementa el flujo a través de la estación hasta en un 13%.

Estas reglas predicen con tanta efectividad lo que vamos a hacer que pueden ser empleadas para simular grandes concentraciones de gente.

– Cada individuo es descrito por un conjunto de números cuando se desplaza a través de un entorno
– Correcto. Queremos concretar esas reglas simples y concisas de las que se vale la gente cuando se encuentra en una aglomeración para luego extrapolarlas y poder predecir cómo se va a comportar un grupo en distintos entornos.

Ese código que subyace a las multitudes de seres humanos puede luego ser empleado para diseñar edificios más eficientes y seguros. Gracias a simulaciones como ésta somos capaces de predecir con exactitud cuánto tiempo será necesario para desalojar un edificio antes incluso de que se inicie su construcción.

Dentro de una multitud los humanos somos muy predecibles. Seguimos unas pautas sencillas, sin tan siquiera ser conscientes de ellas. Pero la mayor parte del tiempo no tenemos el piloto automático activado y cuando el gentío se dispersa también se desvanecen las reglas del comportamiento grupal.

Somos individuos con voluntad propia individual y eso nos hace ser más difícilmente predecibles, o eso queremos creer.

“Antes de empezar me gustaría recordaros las reglas. Son muy sencillas: hay 3 jugadas y sólo 3 jugadas. Contamos hasta 3 antes de sacar, lo que significa que contamos 1, 2, 3 y en el 4 sacamos nuestra jugada. La piedra es un puño cerrado y puedes sacarlo como quieras mientras el puño esté cerrado. El papel hay que sacarlo siempre horizontal y las tijeras siempre verticales. Esto sería nulo.”

El juego piedra papel tijera es conocido en todo el mundo y hay quien se lo toma muy en serio.

“para aquellos de vosotros que no lo sepan, y serán muy pocos los que no lo sepan, el papel envuelve a la piedra, las tijeras cortan el papel y la piedra machaca y rompe las tijeras.”

En Filadelfia la liga de piedra papel tijera se reúne 4 veces por semana. Los asistentes compiten para clasificarse para el campeonato mundial de las vegas donde el ganador se llevará un premio de 10.000 dólares.

Lo misterioso de este juego es que debería ser imposible predecir qué es lo que va a hacer tu contrincante. En piedra papel tijera todas las probabilidades son muy parecidas. Cada posibilidad gana una jugada pero pierde la siguiente, de modo que básicamente es un problema de pares y nones, algo así como echarlo a cara o cruz.

Pero si el fuego fuera completamente aleatorio todos los jugadores serían derrotados por igual y sin embargo algunos ganan una y otra vez.

Cuanto más jugamos, más influyen en nuestro juego las jugadas que ya hemos hecho y eso crea patrones que pueden ser aprovechados para ganar la partida. En la liga del pasado año Suitgi quedó quinta y este año parece que va a quedar aún mejor.

– Enhorabuena.
– Gracias.
– Has ganado 5 partidas seguidas. ¿Cuál ha sido el secreto de su éxito?
– Observar a mis adversarias.
– Detenidamente, ¿verdad?
– Intento adivinar qué están pensando.
– Buscas patrones en su comportamiento…
– Si, me fijo en lo que hacen tratando de descubrir sus patrones y trato de que ellos no descubra los míos.

El juego piedra papel tijeras nos muestra una verdad fundamental de la naturaleza de las personas. Somos tan adictos a los patrones que dejamos que impregnen todo aquello que hacemos. Esos mismos patrones son la clave para predecir muchos aspectos de nuestro comportamiento, incluso las partes más oscuras de nuestra naturaleza.

– Cuando ves una actividad tan intensa en un área geográfica tan pequeña y en un lapso de tiempo tan corto, esa es la señal de alarma de que algo está pasando, de que hay un depredador en activo.

Kim Rossmo lleva más de 20 años de experiencia como detective inspector jefe. Está especializada en la captura de asesinos en serie.

– El cadáver de la víctima fue descubierto aquí, en esta esquina, por un policía que vino rápidamente a denunciarlo poco tiempo después de que fuera asesinada.

Pero Rossmo no es un policía normal y corriente: sacó un doctorado y emplea las matemáticas para descifrar los patrones en la conducta de los criminales.

– Siempre hay una lógica en la forma en que el delincuente atrapa a su víctima y en la elección del lugar en el que comete el crimen. Si podemos obtener un patrón, esa información es fundamental para llevar a buen término una investigación criminal.

La razón de que sea tan difícil dar con los asesinos en serie es porque a menudo no hay una conexión entre sus crímenes. Eligen a sus víctimas al azar, en lugares entre los que no hay ninguna relación.

– Es muy frecuente en la investigación de un asesino en serie que tengamos cientos, miles e incluso decenas de miles de sospechosos. Es como buscar una aguja en un pajar. ¿Por donde empiezas?

En 1888 el asesino en serie más notorio, Jack el Destripador, asesinó a 5 mujeres en el East End de Londres. desde entonces muchos han intentado en vano dar con la identidad del Destripador pero Rossmo cree que puede seguirle la pista, aunque no haya tenido en sus manos ni la más mínima prueba física, porque ha averiguado el lugar más probable en el que Jack el Destripador pudo haber vivido, basándose en la localización de los crímenes.

El epicentro de la búsqueda fueron las calles Flower y Dean Street.

Y todo lo que hace es una ecuación.

– Somos perezosos por naturaleza y los criminales aún más. Prefieren buscar sus objetivos cerca de casa sin tener que alejarse demasiado, porque eso implicaría mucho esfuerzo, mucho tiempo, viajes más largos.

La primera mitad de la ecuación de Rossmo refleja lo que conocemos como el principio del mínimo esfuerzo. Significa que estadísticamente la escena de los crímenes está lo más cerca posible del domicilio del asesino.

– Si tienes que comprar la barra de pan en la panadería de la esquina o en otra que está a 7 kilómetros, siempre la comprarás en la de la esquina.
– Parece un poco macabro aplicar el mismo sistema para referirnos a barras de pan y asesinos en serie, ¿no?
– Buenos, en realidad si podemos obviar por un momento la horrible naturaleza de sus crímenes y reconocer que se trata de seres humanos iguales a nosotros, entonces quizá podamos comprender a esos individuos como los comprendemos a nosotros mismos

La segunda mitad de la ecuación describe algo llamado la zona de transición. Los criminales evitan cometer sus crímenes demasiado cerca de su casa para no llamar la atención. De la interacción de esas dos pautas de comportamiento deduce Rossmo la localización más probable del criminal.

– Estos sujetos no sólo tienen que conseguir su objetivo y capturar a su víctima, sino que además tienen que evitar ser capturados por la policía y que los testigos los pueden identificar.

Hoy día todas las policías del mundo emplean esta técnica, el llamado retrato geográfico.

A finales de los años 90 Scotland Yard recurrió a Rossmo para que les ayudase a capturar al peligroso terrorista del martes de carnaval, quien durante 3 años llevó a cabo una campaña de bombas contra los bancos y los supermercados.

– ¿Cuántas bombas llegó a hacer estallar?
– En total 36 acciones delictivas, que sepamos. Como puedes ver van desde el norte de Cambridge hasta el estrecho de Dover. La mayor parte de ellas en el gran Londres.
– ¿Este mapa recoge todas las localizaciones en que estallaron las bombas?
– Sí.
– Se ve que la mayor parte se concentra en Londres, pero parecen elegidas aleatoriamente. ¿Has metido estas localizaciones en la ecuación?
– Sí y éste es el retrato geográfico que nos da como resultado. Nos muestra el lugar en que el delincuente puede vivir. En naranja oscuro queda resaltado el sitio más probable. Como vemos el centro principal está en la zona de Chiswick. En el informe que preparé para Scotland Yard también incluía códigos postales preferentes.
– ¿Y pudiste resolver satisfactoriamente el caso?
– Permíteme que te muestre la localización de los dos hermanos Edgar y Ronald Pearce.
– Vaya, justo en la zona de riesgo.
– Sí. La casa de Edgar está dentro de la zona de 0’9 crímenes, dentro del gran Londres. Menos del 1%.
– Increíble

Edgar Pearce había exigido un rescate de 10.000 libras al Barclays pero cuando él y su hermano fueron a recogerlo la policía les estaba esperando.

“Los jueces han decretado prisión preventiva para dos hermanos sexagenarios en relación con la campaña de bombas del terrorista del martes de carnaval.”

“Ronald y Edgar Pearce, ambos de Chiswick, al oeste de Londres, deberán enfrentarse a 3 cargos de conspiración”

Basándose en la localización aparentemente aleatoria de 36 atentados, el perfil geográfico de Rossmo permitió estrechar la búsqueda del terrorista del martes de carnaval desde un territorio de casi 500 kilómetros cuadrados a un código postal en Chiswick. Aunque su hermano Ronald resultase absuelto, Edgar Pearce fue declarado culpable y condenado a 21 años de prisión.

– ¿El terrorista de las bombas era consciente de que estaba creando estos patrones?
– No, en absoluto. Pero es muy difícil que los humanos desarrollemos un comportamiento completamente aleatorio.

Muy pocos de nosotros nos damos cuenta de los patrones que dejamos atrás. Desde el modo en que nos movemos entre la gente hasta las elecciones que hacemos en un juego o la manera de cometer un asesinato; nada de eso se debe al azar. Toda forma parte del código.

Siempre hay patrones reveladores y si somos capaces de decodificarlos podremos utilizar esos modelos para modelar nuestro comportamiento, lo cual nos conduce a la inquietante posibilidad de que sí podemos simplificar los seres humanos a números entonces seremos capaces de predecir nuestro futuro de la misma forma que podemos anticipar el movimiento de los planetas o la trayectoria de la bola.

Pero el curso de nuestras vidas nunca se mantiene perfectamente estable y el futuro rara vez no sepan exactamente lo que habíamos planeado.

Tengo una idea bastante clara de lo que haré mañana e incluso de lo que voy a hacer la semana que viene, pero a medida que las semanas se convierten en meses y los meses en años, nuestro futuro se torna cada vez más incierto.

Cada decisión que tomamos, cada nueva situación con que nos encontramos, cada persona que conocemos, todo ello hace que nuestras vidas tomen un rumbo diferente.

La corriente se lleva los palitos río abajo pero no hay forma de predecir con certeza cuál será su destino. Yo podría atreverme a pronosticar dónde estará uno de esos palitos dentro de dos minutos, pero ¿y dentro de dos horas y de dos días?

A veces la vida nos parece tan impredecible creo que podríamos pensar que depende enteramente del azar, pero el azar no tiene nada que ver; es sólo una secuencia de causa y efecto, un accidente inesperado.

Un pequeño retraso, un autobús perdido, una promesa rota… hay millones de factores que pueden intervenir y alterar nuestro viaje por la vida y el cambio más leve de cualquiera de ellos puede variar completamente su curso futuro.

La verdad es que nuestras vidas están regidas por el más extraño de los códigos, el código del caos. Nuestras vidas no son aleatorias, son caóticas. Están formadas por una tupida telaraña de causas y efectos en la que los momentos más insignificantes pueden convertirse en un instante en sucesos que cambiar nuestras vidas para siempre.

Cualquier diferencia, por pequeña que sea, puede alterar enormemente el resultado final. Precisamente esa gran sensibilidad al más mínimo de los cambios es una de las características principales del caos.

Y como los sistemas caóticos parecen tan inciertos, a veces es difícil dar con un patrón, lo cual nos ha llevado con frecuencia a errar estrepitosamente en la interpretación de nuestro mundo.

Estos son lemmings. Sabemos que son animales estúpidos, temerarios y suicidas. La misma palabra lemming se ha convertido en sinónimo de todo ello. El problema es que nada de eso es cierto.

Hasta hace muy poco la leyenda del comportamiento suicida de los lemmings era la única explicación aceptada para justificar por qué un año el ártico parece estar lleno de ellos y al año siguiente prácticamente vacío. Nadie sospechaba que la asombrosa fluctuación en el número de lemmings no tenía nada que ver con el suicidio en masa. La razón es el caos y en el centro de todo ello se halla una sencilla ecuación.

si quisiéramos saber cuántos lemmings habrá el año próximo, lo que tendríamos que hacer es coger la población de este año, P, y multiplicarla por la tasa de crecimiento R, pero no todos los lemmings sobrevivirán, de modo que una pequeña parte de la ecuación tendrá que contemplar cuantos lemmings morirán durante este año. Y eso es RxPxT.

O sea que podemos reescribir la ecuación como la tasa de crecimiento R multiplicada por P y multiplicada por 1-P.

R x P (1 – P)

Esta ecuación no es específica de los lemmings sino que puede aplicarse a cualquier población animal. Y lo más interesante de ella es este número R, la tasa de crecimiento, porque cuando damos diferentes valores a R obtenemos crecimientos poblacionales muy diferentes.

La tasa de crecimiento determina la velocidad a la que se expande una población. Para la mayoría de los mamíferos suele estar por debajo de 2. Para una tasa de crecimiento de ese orden la ecuación predice que la población crecerá a un ritmo constante hasta que se estabilicen un valor fijo, pero resulta que los lemmings son algunos de los mamíferos que más rápidamente se reproducen de todo el planeta.

Supongamos que R es igual a 3’1. Entonces los lemmings nunca se estabilizarían, estarían siempre oscilando entre dos valores distintos. Ahora la población sería alta y luego baja y de nuevo alta y otra vez baja… pero si la tasa de crecimiento alcanza un valor superior a 3’57 entonces ocurre algo totalmente inesperado; en vez de estabilizarse en un valor fijo o fluctuar entre 2 valores, su población se sume en el caos. Un año se convierte en una plaga de proporciones bíblicas y al siguiente se desploma casi hasta la extinción.

Resulta casi imposible predecir cuántos lemmings habrá. La verdad es que parece que todo esto no responde a ningún patrón y por supuesto eso mismo es lo que observamos en la realidad. Súbitos incrementos y disminuciones impredecibles de la población de lemmings.

Los lemmings son de las pocas criaturas en la tierra que se reproducen con tanta rapidez que su tasa de crecimiento a veces llega a superar el momento crítico de inflexión. Es un fenómeno tan sorprendente que el suicidio en masa podría parecer una respuesta plausible, pero la verdadera explicación la encontramos en el código, en esta ecuación.

El problema es que nunca podemos saber a ciencia cierta cuántos lemmings nacen y cuántos mueren y el caso es que la más mínima variación de la tasa de crecimiento R produce una respuesta radicalmente distinta. Y eso es verdad para todas las ecuaciones que definen el caos. Aunque no sirven para explicar algunas cosas, son prácticamente inútiles para predecir el futuro.

Puedo utilizar una ecuación para calcular dónde aterrizará esa bola porque aunque me decía un poco mis mediciones eso apenas influirá en el resultado final. Pero si el comportamiento de la bola viene dado por las leyes del caos, el más mínimo cambio en su posición con el ángulo de lanzamiento de la bola podría alterar mucho su trayectoria.

No tengo ni idea de si simplemente caerá inofensivamente al suelo al acabar la rampa o si saldrá despedida hacia el espacio.

Resulta que buena parte del mundo es caótico, lo que lo convierte en casi imposible de predecir. Pero eso no impide que lo sigamos intentando.

Saber con antelación si el sol brillará o si las nubes desaparecerán es una obsesión típicamente británica, pero planear nuestras vidas dependiendo de los caprichos del clima parece cuando menos un sinsentido.

pese a que disponemos de ecuaciones que pueden describir cómo las masas de aire chocan e interactúan para crear las nubes, el viento y la lluvia, no nos son de mucha utilidad a la hora de hacer las predicciones.

Eso es porque nunca podemos conocer la velocidad exacta de cada partícula de aire ni la temperatura exacta en cada punto del espacio ni la presión a lo largo de todo el planeta. Y un pequeño cambio en alguna de esas variables produce un parte meteorológico enormemente diferente.

Este es el mapa del tiempo en este momento. Las líneas azules representan frentes fríos y las rojas frentes templados. Para elaborar un pronóstico lo que hacemos es coger las ecuaciones matemáticas del clima y crear un modelo. Como es imposible conocer las condiciones atmosféricas precisas en todo momento, lo que hacemos es coger el mayor número de datos e introducir ligeras variaciones en ellos y vamos repitiendo el modelo una y otra vez. Y lo que tenemos son nuevas predicciones acordes con esas ligeras variaciones.

Aquí puedes ver que en el pronóstico para mañana las predicciones son prácticamente iguales: tenemos un montón de líneas azules juntas que vaticinan un frente frío y aquí un montón de líneas rojas que forman un frente templado. Pero mire lo que ocurre cuando intentamos mirar un poco más allá, a 2 o a 3 días. Las predicciones comienzan a disgregarse. Todavía se puede percibir algún patrón en el tiempo, pero si nos vamos a dentro de una semana no podría ni siquiera aventurar una conjetura sobre el tiempo que va a hacer. Hay líneas azules y rojas por todas partes.

Un pronóstico dice que va a hacer calor. Otro que va a hacer frío… y si nos vamos a 10 días vista parece un plato de espagueti revuelto. No hay forma humana de hacer una predicción del tiempo con tanta anticipación, por eso el hombre del tiempo puede equivocarse estrepitosamente con unos días de plazo.

Una vez que hemos aceptado que la atmósfera es caótica podemos comprender que el más pequeño cambio en las condiciones de partida puede alterar dramáticamente lo que vaya a ocurrir.

El movimiento de una sola molécula de aire puede ampliarse en el tiempo y provocar un efecto gigantesco en el tiempo atmosférico como sistema.

A veces nos referimos a este fenómeno como el efecto mariposa. La idea es que algo tan pequeño como el aleteo de las alas de una mariposa podría provocar pequeñas alteraciones en la atmósfera que acabasen originando un tornado en el otro lado del mundo.

Cuando actuamos como un grupo nuestros patrones de conducta son increíblemente predecibles. Incluso consideradas individualmente, nuestras acciones son controladas por el código. Y desentrañando sistemas caóticos como el tiempo hemos hallado evidencias del código allí donde una vez pensamos que sólo había una complejidad imposible.

Cuando miramos a las cosas desde un ángulo diferente, sorprendentemente los patrones surgen. Patrones se pueden revelar las verdades definitivas sobre nosotros y sobre nuestro futuro.

De 1906 una desafortunada vaca dio su vida a cambio de un lugar en la historia de las matemáticas. La vaca era el objeto de un concurso local en el que se trataba de adivinar su peso. El afortunado que más se acerca se ganaría toda la carne del animal ya preparada. Lo curioso fue que nadie acertó la cantidad exacta. Y todo el mundo lo hizo bien.

Para explicarle cómo lo hicieron no voy a usar una vaca sino un tarro de gominolas.

“450? 800? 12.000. 7.000.”

– ¿Cuántas gominolas cree que puede haber en este tarro?
– 50… Bueno, 80.000.
– ¿80.000?
– No, 50.000
– 50.000. Bien, de acuerdo.

Para cualquiera es increíblemente difícil acertar cuantas gominolas hay dentro del carro. Se lo pregunté a 160 personas y la mayoría se equivocó por mucho. Me contestaron de todo, desde 400 hasta 50.000 gominolas. A decir verdad sólo 4 personas se aproximaron a la solución correcta, que era 4.510

Pero sí sumo todas las respuestas y saco la media obtendré la predicción combinada de todo el grupo, lo cual me da un total absoluto de… vamos a ver 722.383’5. Vaya, al alguien ha pensado que había media gominola aquí adentro. Bueno, ya he sumado a las 160 peticiones individuales. Veamos ahora si colectivamente han estado cerca de la solución. Es increíble. ¿Recuerdan que había 4.510? Pues si cogemos todas las predicciones y sacamos la media, nos da 4.515. Pensaba que se aproximaría, sí, pero no que estaría tan cerca.

Es increíble. aunque haya habido pronósticos de todo tipo, desde más allá de 30.000 hasta apenas 400, considerados en conjunto tenemos una respuesta que sólo se aleja un 0’1% del número real de gominolas que hay dentro del tarro. De manera que individualmente nuestras predicciones son solamente eso, predicciones, pero cuando consideramos el grupo entonces se convierten en algo totalmente diferente.

Lo que ocurre es que más o menos los que sobreestiman el número de gominolas lo hacen en la misma cantidad que los que lo subestiman. Hay unos pocos que se alejan mucho de la respuesta, pero eso no importa: si reúnes una muestra de gente suficiente los errores se anulan unos a otros. La precisión del grupo es mucho mayor que la de los individuos. Es lo que se llama la sabiduría del grupo.

160 personas conforman una herramienta poderosa capaz de calcular cuántas gominolas contiene el tarro. Imaginen lo que podríamos hacer con un grupo de millones de personas…

Pues así es exactamente cómo trabajan aquí, en Google. Con acceso a más de 2.000 millones de búsquedas web diarias, Google ha encontrado una manera de acceder a la sabiduría del grupo más grande del mundo. Y al hacerlo han conseguido desvelar las fuerzas que controlan nuestras vidas y aprovecharlas para hacer predicciones sobre nosotros mismos.

[Correi Conrad, Google] – Piensa en todas las cosas que la gente busca diariamente en la red. Piensa en las cosas que buscas tú diariamente.
– Bien. Hoy he buscado un par de sitios en Méjico y la cartelera de cine de Hackney.
– La mayoría de la gente busca cosas muy parecidas. Buscamos las mismas cosas. Por ejemplo, retomemos la cartelera de Hackney, buscamos los datos de esa búsqueda durante los últimos 3 años y podemos deducir los patrones de esa búsqueda.

En Google tienen el presentimiento de que valiéndose de nuestras búsquedas pueden hacer predicciones sobre nuestras vidas. Ahora están intentando comprobar si pueden relacionar los patrones de algunas búsquedas determinadas con sucesos concretos del mundo real. Para empezar intentaron predecir los brotes de la gripe común.

– La gripe es muestra un patrón estacional claro y como se repite anualmente durante muchos años podemos coger esa tendencia y ver que claves de búsqueda encajan con ese patrón. Y así construimos una base de datos que contenía más de 50 millones de términos de búsqueda diferentes.
– ¿50 millones?
– Sí.
– Vaya.
– Pero no sólo intuimos cosas relacionadas directamente con la gripe. También incluimos cosas como Britney Spears o… metimos todo lo que la gente buscaba en aquel momento.

Y cuando Google analizó los datos de los últimos 5 años observó que había unos términos de búsqueda concretos cuya popularidad coincidía exactamente con los patrones de la gripe.

– La gente buscaba sobre todo cosas como síntomas o medicamentos o dolor de garganta. Y también otros términos como por ejemplo complicaciones.
– ¿Quieres decir que el número de búsquedas de términos relacionados con la gripe refleja fielmente la incidencia de la gripe en la población?
– Sí, Es un indicador muy exacto de la actividad de la gripe basándonos solo en la cantidad de gente que busca los mismos términos. Descubrirlo fue una asombrosa sorpresa.

Tan pronto como observan que ese patrón de búsqueda se repite, en Google son capaces de predecir que va a haber un brote de gripe y con frecuencia antes incluso de que la gente acuda a la consulta del médico. Esa es otra muestra del extraordinario poder del código. Pero no es más que la punta del iceberg.

Las búsquedas que hacemos en la red hubo pueden ser utilizadas también para predecir adónde iremos de vacaciones y qué modelo de coche vamos a comprar o a quién vamos a votar. Y todo ello antes incluso de que lo sepamos nosotros mismos.

Ya ha sido posible predecir la tendencia de la bolsa a partir del número de palabras negativas empleadas en Twitter. Y el análisis de esas enormes cantidades de datos no sólo nos permite hacer predicciones, también nos revela algo fundamental sobre nosotros mismos.

– cuando contemplas una ciudad como ésta, parece un amasijo de cosas sin orden ni concierto. Pero una ciudad se compone de gente, no de edificios y calles. Esos sólo son el escenario sobre el que los verdaderos actores representan la historia de la civilización.

Geoffrey West es un físico que ha pasado su vida buscando patrones significativos en el universo. Actualmente está estudiando la dinámica de la vida humana en las ciudades.

– Como ves disponemos de toda clase de infraestructuras. Algunas son evidentes, como las carreteras y las redes eléctricas, el alcantarillado… forman una red extraordinaria sobre la que se sustenta la ciudad de Nueva York. Pero cuando la miro desde la perspectiva del físico tengo la impresión de que detrás de todo lo que vemos hay un código oculto.

West acumula datos sobre las ciudades de todo el mundo y basándose en los patrones que ha encontrado puede deducir que para una población determinada, sea cual sea su tamaño, es posible predecir la cantidad de calles, cableado eléctrico o edificios de oficinas que va a necesitar. Pero también ha descubierto cosas mucho más sorprendentes.

– Uno de los descubrimientos más interesantes es que los salarios se incrementan o disminuyen de forma sistemática, y la regla que se puede deducir es que si doblas el tamaño de la ciudad los salarios se ven maravillosamente incrementados en un 15%
– ¿Eso quiere decir que si vives en una gran ciudad vas a ganar más?
– Sí.
– O sea que si tenemos a dos matemáticos desempeñando el mismo trabajo en dos ciudades distintas, una de las cuales es el doble de grande que la otra, uno de ellos ganará más que el otro…
– Eso es lo que dicen los datos.
– Es sorprendente, ¿verdad?
– Sí, fue una gran sorpresa. Mi primera reacción fue pensar que había algún error en los datos pero después caí en la cuenta de que no, que eran correctos. Por eso existen las ciudades.

Aunque parezca increíble no sólo aumentan los salarios. Cuando una ciudad dobla su tamaño todas las actividades sociales y económicas se incrementan en un 15% por cada habitante. O sea que hay un 15% más de restaurantes para elegir, un 15% más de galerías de arte que visitar, un 15% más de tiendas… en conclusión: la vida es un 15% mejor.

– Es algo asombroso. Es una fórmula mágica de la que nos hemos dotado como seres humanos y sociales. Ese 15% extra es lo que en mi opinión atrae a la gente a las ciudades y explica porque tradicionalmente se ha producido esa migración continua desde el campo a las ciudades. Y a un nivel más profundo, creo que es la razón que quiera nuestra civilización.

Según afirma West la raza humana posee una cifra suprema. Es ese 15% extra, o 1’15. En su opinión es la fuerza motora más importante de la humanidad. Ese número, 1’15, predice nuestro futuro. Nos mantendrá unidos en ciudades en continua expansión y conformará nuestro destino en tanto los seres humanos existamos.

Hace 500 años algunos de nuestros congéneres al ver un eclipse creyeron que era obra de un dios enfurecido, pero al sacar a la luz el lenguaje del código hemos descubierto que los aparentes misterios del mundo pueden ser explicados sin invocar a lo sobrenatural.

Para mí eso es lo importante. El hecho de que a pesar de la enorme complejidad del mundo en el que vivimos, al final todo puede ser explicado mediante los números.

De la misma forma que la órbita de los planetas, la vida también sigue un patrón y todo puede ser reducido la relación causa y efecto. Y es que incluso el cara o cruz de una moneda está determinado por la velocidad a la que gira y el tiempo que transcurre hasta que cae al suelo; el máximo símbolo del azar resulta no serlo tanto. Sólo aparenta serlo.

Cuando no entendemos el código, la única forma de dar sentido a nuestro mundo es inventarnos historias. Pero la verdad es mucho más sorprendente. Las matemáticas están detrás de todo.

Cuando eliminamos todo lo superfluo, lo que queda es el código.

BONUS:

Puedes ver la primera (Números) y la segunda parte (Formas) de la interesante trilogía documental Códigos Secretos, de la cual ésta es (no hay que ser un lumbreras para deducirlo) la tercera y última.

El Mahabharata

El Mahabharata
(Myths of Mankind: The Mahabharata)
Roel Oostra
Cresset Communications
52 min
2002

Aquel que piensa que puede matar y aquel que piensa que puede ser matado se equivoca. El deseo enturbia la sabiduría, es el eterno enemigo del sabio. Ningún arma puede perforar la vida que hay en ti. Ningún fuego puede quemarla.

En occidente a veces estudiamos las grandes obras de la literatura antigua más bien por obligación que por puro placer; Homero, Shakespeare… nos parecen extraños, intelectuales, elitistas… El pasado no está vivo para la mayoría de nosotros, hemos perdido nuestra conexión con él y nos sentimos extraños, incluso en el mundo de nuestros abuelos. Es el precio que tenemos que pagar por el progreso que, en definitiva, es la creencia de que las edades doradas están siempre en el futuro, en la vanguardia, ordenadores, medicina, ciencias… El pasado es una vergüenza, nos avergüenza nuestra ignorancia, nuestras estúpidas supersticiones, asumimos que es igual en todas partes, o pronto lo será.

Paul William Roberts, viajero y escritor prolífico. Su libro más vendido en la India es El Imperio del Alma.

“El imperialismo del siglo XIX era muy diferente al de la actualidad, que se manifiesta en forma de multinacionales y bancos que actúan invisiblemente y Hollywood que hace el resto. No interfiere directamente, pero no por ello es mucho más benigno que el antiguo.

Al ocupar físicamente a las naciones nos convertíamos a saqueadores, por lo menos éramos más directos y honestos con nuestros objetivos en el tercer mundo, pero también mucho más brutales ya que éramos más visibles y por tanto más vulnerables. Pero las generaciones siguientes que ocuparon y vivieron en las tierras que sus antepasados habían conquistado, por lo menos llegaron a entender, apreciar, incluso a amar las culturas en las que vivieron, y esto es especialmente cierto en la India.

A los jóvenes oficiales o los funcionarios que llegaban por primera vez a sus nuevas casas entre hojas de palmeras y campos de arroz o en el calor y el polvo de un acantonamiento del desierto, solían aconsejarles algún viejo sirvientes indios bien intencionado de que si querían entender la verdad, la esencia del lugar y sus gentes debían leer simplemente un libro, el Mahabharata, la epopeya más antigua del mundo con mucho y con sus 90 mil versos, el gran poema épico más largo del mundo, superando a la Biblia y a todas las obras de Shakespeare juntas.”

[Mallika Sarabhai, actriz] “Maha en sánscrito significa gran. Bharata es humanidad, porque nosotros pensamos que todo el mundo desciende originariamente de la India o India, así que el Mahabharata es la historia de la gran India o del hombre original.”

La gran India cuenta la historia de dos grupos de primos. Los 5 hijos del difunto rey Pandú, los Pándavas, y los 100 hijos del hermano de Pandú, el rey ciego Dhritarashtra, los Kauravas, y de su enfrentamiento y lucha final por la posesión de la tierra.

Los Kauravas tuvieron un nacimiento grotesco y diabólico. Los Pándavas, en cambio, fueron engendrados por dioses y a lo largo de la historia reciben la ayuda de deidades y de profetas, incluido Wiasa, el autor del poema.

“-¿De qué trata tu poema?
– Trata de ti.
– ¿De mí?
– Sí. Es la historia de tu raza, cómo nacieron tus antepasados, cómo maduraron, cómo estalló una gran guerra. Es la historia poética de la humanidad y si la escuchas atentamente, al final serás una persona diferente”

“- ¡Diruiethana y todos sus hermanos quieren matarnos!”.

Los dos grupos de primos se crían juntos pero desde el principio el comportamiento de los Kauravas hacia los Pándavas es feroz.

[Mallika Sarabhai, actriz] “Cuando cumplen 18 ó 20 años, la rivalidad se intensifica y se convierte en una lucha por conseguir la mano de la hermosa princesa Draupadi. Uno de los hermanos Pándavas, Áryuna, logra su mano en una lucha justa, pero la madre de ellos, ignorando esto, les dice: “compartidla entre los cinco”. Draupadi se convierte en la esposa de los cinco hermanos Pándavas.”

“- La desposaremos los cinco.”

[Mallika Sarabhai, actriz] “En la India creemos que los cinco Pándavas son los cinco sentidos y tenemos una historia preciosa que dice que si los cinco Pándavas son los cinco dedos de la mano, Draupadi es la palma. Así es como se hace un poderoso puño. Sin la palma los dedos nunca estarían unidos.

En cada marido vemos una cualidad. El mayor es Iudishtira, nacido de la rectitud y el conocimiento; el siguiente es Bhimá, el hijo del dios del viento y supuestamente el hombre más fuerte del mundo; después está Áryuna, que es el guerrero perfecto; le siguen los gemelos Nakula y Sajádeva, las formas más elevadas de conocimiento y sabiduría. Cada uno de ellos es una parte de un todo pero cuando se unen que se completa la naturaleza humana, esa es nuestra visión de los Pándavas y Draupadi.”

El Mahabharata no es simplemente una epopeya sobre una era, es un poema que se escribió en esa era. Los estudiosos indios lo sitúan miles y miles de años antes del inicio de la historia documentada. Sin embargo esta noción ha suscitado el desdén de las academias occidentales, que se muestran reacios a conceder una fecha anterior al año 1000 a.C., con lo que convenientemente sería posterior a la Ilíada y la Odisea homéricas.

“De cualquier modo lo que la convierte en una obra única de la literatura universal, es que al contrario de lo que sucede, digamos, con la Ilíada o la Odisea, todavía en la actualidad siguen disfrutando de ellas cientos de millones de personas de todas las extracciones sociales, muchas analfabetas.”

Algunos lo leerán, otros verán algún tipo de adaptación representada con canciones y danzas tradicionales, otros lo verán en dibujos animados, sin embargo el récord de audiencia lo obtuvo una serie reciente de televisión. Todos los viernes por la noche la India se paralizaba totalmente y el episodio semanal se discutía al día siguiente con tanta pasión como la provocada por cualquier culebrón de máxima audiencia.

“Si nosotros hoy nos sentimos totalmente ajenos al mundo de nuestros abuelos, desconectados de nuestro pasado, un hindú del año 2000 a.C. reconocerá perfectamente muchos aspectos de la vida de la India actual.”

[Mallika Sarabhai, actriz] “Nosotros hemos crecido con el Mahabharata, nos ha dado nuestros héroes y heroínas populares, nuestra música popular e historias para leer a la hora de dormir. Nuestras parábolas sobre la moral y los valores. El tebeo de más éxito será el que trate del Mahabharata o el Ramaiana. Es difícil entender esto en el contexto occidental, donde la religión implica ir a la iglesia y ser practicante. Para nosotros no es así; los escolares, por ejemplo, si hay algún niño en tu clase que es muy fuerte o gordo dicen “es exactamente cómo Bhimá”. Eso da una idea de la vitalidad y contemporaneidad del Mahabharata en la actualidad.”

¿Pero un Bhimá interpretado por un actor africano?

[Peter Brooks, director] “Cuando fuimos a la India vimos muy claramente que no habría nada peor que copiar y hacer una reproducción falsa de lo que haría un indio hecha por gente que no es India.”

En consecuencia, el director Peter Brooks, filmó un Mahabharata con actores de todas partes del mundo, con lo que logró que la epopeya fuera más asequible a todos los públicos.

[Mallika Sarabhai, actriz] “En todas las conversaciones que tuve con Peter a menudo le preguntaba porqué trabajaba con un grupo internacional y una de las cosas que me dijo fue: “si un grupo tan pequeño de diferentes razas, colores y países, puede crear algo armonioso entonces el mundo tiene una posibilidad.

El Mahabharata trasciende todo. Trasciende el tiempo, el color, las razas, el lenguaje… Trata de los mismos temas que han preocupado al hombre a lo largo de milenios.”

La malicia de los Kauravas y su cabecilla Duryodhana llegan a un punto crítico cuando se aprovechan del hermano mayor de los Pándavas, Iudishtira, que ahora gobierna sobre el territorio.

[Mallika Sarabhai, actriz] “Iudishtira es un hombre muy virtuoso, pero tiene una debilidad: el juego. Y se pone a jugar sabiendo que probablemente los dados estén trucados. Día tras día va perdiendo todas sus posesiones, hasta que finalmente no le queda nada más que su familia. No puede parar, es como si estuviera poseído. Juega y va perdiendo a sus hermanos uno a uno y finalmente se pierde a sí mismo. Y Duryodhana, que ha querido a Draupadí desde el principio, le dice: “todavía puedes jugarte a Draupadi”.

Vuelven a jugar y vuelve a perder. Los exhibían algún lugar de la selva donde nadie los pueda encontrar durante 12 años.”

Los Pándavas cumplen su parte del trato pero su adversario, Duryodhana, no está dispuesto a devolver ni una mínima parte de su reino cuando regresan del exilio. Ni siquiera cuando el amigo de los Pándavas, el dios Krishna, intercede por ellos.

[Mallika Sarabhai, actriz] “Iudishtira, que no quiere ir a la guerra, envía a Krishna a la guerra para que les diga: “no quiero mi reino. Me quedaré con 5 ciudades, o 5 pueblos, o incluso 5 casas, y evitaré la guerra”, a lo que Duryodhana replica: “no daré 5 pueblos, no daré un pueblo, no daré ni un grano de arena de la tierra”. “Que una cosa quede clara: tendrás tu gloriosa muerte. Si la tierra clama víctimas, veremos una espléndida masacre.”

[Paul William Roberts, autor] “El Mahabharata es la historia de la guerra, de una guerra capital en un momento capital. El libro indio más antiguo, el de los sagrados vedas, divide la vida en ciclos de tiempos astronómicos llamados yugas, que determinan el verdadero carácter de cada ciclo. Simplificando: estos ciclos son 4 y duran cada uno 28.000 años, durante los cuales hay un progresivo declive en los valores hasta la corrupción. Entonces el mundo es destruido para ser creado una y otra y otra vez.

Ahora vivimos en el último ciclo, en el kali iuga, en el cual las cosas han alcanzado el mayor estado de degeneración y la gente es más malvada, pero según el libro de los vedas el ciclo empezó hace 14.000 años, con la gran batalla de Kurukshetra, alrededor de la cual gira el Mahabharata.”

¿Existió alguna vez esa era o esa batalla? Si así fue, ¿cuando y hasta qué punto es descabellado situarla mucho antes de la historia escrita como pretenden los estudiantes brahmanes?

[Paul William Roberts, autor] “Es costumbre ver a los antiguos egipcios como la civilización continua más larga de la historia. Es una visión que hemos heredado de los griegos y los romanos, que en realidad conocían muy poco del mundo que había más allá del mediterráneo.”

El primero en aventurarse en ese mundo fue Alejandro Magno, pero algo que encontró allí le hizo desistir de añadir la India a su imperio. En cambio dio la vuelta con su ejército y volvió hacia occidente totalmente cambiado.

[Paul William Roberts, autor] “Pero nuestra ignorancia de la enorme antigüedad de la civilización de la India se debe más bien a nuestra tendencia a ver a Europa, nuestro mundo, como el centro de la vida en la Tierra. Esta manera de pensar resultó muy útil durante los días dorados del imperio.”

[Michael Jansen, profesor de historia arquitectónica] “Todavía seguimos pensando que todas las otras civilizaciones son civilizaciones menores y tal vez por eso nos sigue costando trabajo aceptar que en el subcontinente indio existió algo mucho más importante que todas las otras civilizaciones.”

Jansen es uno de los primeros científicos occidentales que ha realizado estudios en una zona que cuando se explore más profundamente obligará a hacer una revisión de la historia. A principios de los años 20 unos investigadores británicos que buscaban indicios del paso de Alejandro Magno descubrieron por casualidad una ciudad antiquísima. Pero éstos eran años de descubrimientos espectaculares en otras partes. En Egipto se había encontrado la tumba de Tutankamón, y en comparación lo que se había desenterrado en la India parecía rudimentario y sin interés. En consecuencia nadie le prestó atención.

[Michael Jansen, profesor de historia arquitectónica] “Porque no era lo bastante sensacional. En el valle del Indo no se encontraron tesoros de oro”. ¿No es sensacional? “Sí, lo es y mucho. El noroeste de la India fue una zona que estuvo habitada desde muy temprano. Hemos encontrado restos que se remontan al 8º milenio y de este hallazgo hace sólo 10 años, pero debería haber más publicaciones sobre ello y mucha más conciencia por parte del público.”

Centenares de ciudades que datan de hace 7, incluso 8.000 años antes de Cristo. Milenios antes de Egipto o Mesopotamia, donde comienza nuestra historia. Mucho antes de que el primer faraón unificar Egipto, una enorme civilización se asentó entre dos ríos del valle del Indo: el indov, propiamente dicho, y el gran río Sárasuati, que ya no existe.

Uno de los centros eran Mohenjo-Daro que, según recientes investigaciones, es ahora el yacimiento arqueológico más grande del mundo.

[Michael Jansen, profesor de historia arquitectónica] “Mohenjo-Daro pudo fácilmente haber albergado a 70 u 80 mil habitantes. Se extendía hacia el noroeste de la India cubriendo más de un millón de kilómetros cuadrados. Eso la convierte en la mayor civilización del tercer milenio, mayor que la de Mesopotamia e incluso Egipto.”

Sólo ahora empezamos a entender mínimamente la extraordinaria que fue esta civilización. Viviendas de 3 pisos con agua corriente fría y caliente, un sistema de alcantarillado y calles amplias y elaboradas. Era un modelo de una sofisticada planificación urbanística, pero hay un hecho que ha dejado perplejos a los científicos.

[Michael Jansen, profesor de historia arquitectónica] “No hemos encontrado restos de un poder absolutista, ya sea profano o sagrado, por ejemplo como encontramos en Egipto, donde se aúna en la figura del faraón el poder divino y terrenal. Pero en lugar de esto lo que tenemos son grandes ciudades de 40, 50 o 60 mil personas construidas con ladrillo, como se ve hoy en día, en una proporción de 1x2x4. No utilizaban ningún otro material, así que es una ingeniería muy moderna y el pensamiento arquitectónico que hay detrás de todo esto sorprende. No podemos identificar templos o palacios; la estructura política debió de haber estado dominada en gran medida por los mismos ciudadanos. Si identificamos el concepto de civilización con el gobierno del pueblo, no hay duda de que esto sería ser la cuna de la civilización, sin duda.”

Cuando el dominio británico tocaba a su fin, se hallaron indicios de que esta civilización única e ignota de la India pudo haberse extinguido súbitamente alrededor del año 1500 a.C. El descubrimiento de docenas de esqueletos apilados unos encima de otros, llevó a este hombre, Sir Mortimer Wheeler, a pensar que una masacre había terminado con la ciudad de Mohenjo-Daro, y que toda la civilización del valle del Indo había sucumbido violentamente a manos de una raza invasora y superior, los arios.

[Paul William Roberts, autor] “Wheeler era un general británico que había sido destinado a la India para dirigir al servicio arqueológico. Tal vez sus orígenes militares le llevaron a concluir que los arios, un pueblo de piel blanca venidos de occidente con caballos y carros, habían destruido la civilización del valle del Indo tan completamente que, citando textualmente, no dejaron nada salvo el nombre.”

Las conclusiones de Wheeler se adecuaban a una mentalidad según la cual el colonizador es superior en todos los sentidos al colonizado. Desde entonces, generaciones enteras de historiadores han creído que los arios conquistaron y destruyeron la civilización del valle del Indo y empujaron a otras razas más débiles y de piel más oscura hacia el interior de la India, y que allí empezaron una civilización totalmente nueva y por lo tanto son los autores del sagrado veda y el Mahabharata.

En vista de los nuevos descubrimientos, esa teoría empieza a tambalearse.

[Subash Kak, historiador] “En primer lugar se ha descubierto que el río más grande de los tiempos de los vedas, el Sárasuati, se secó alrededor del 2000 a.C, y dado que la teoría de la invasión aria sugiere que estos guerreros, los arios, vinieron a la India en 1500 a.C., ¿cómo es posible que cantarán al río más grande de la región, cuando ese río se había secado 500 años antes de que la invadieran?”

Tampoco los esqueletos del Mohenjo-Daro aportan prueba alguna.

[B.B.Lal, historiador] “Si esto hubiera sido una masacre con una posterior ocupación por parte de un pueblo extranjero, habría restos humanos en los estratos superiores del yacimiento, porque después de la ocupación la ciudad habría sido abandonada y también habría simultáneamente indicios de la cultura extranjera, es decir, los destructores, pero no hay indicios arqueológicos de ese tipo. Ninguno.”

No fue el choque de la inversión sino el cambio climático lo que acabó con el esplendor de las ciudades del valle del Indo. El gran río Sárasuati se secó. La desertización obligó a las gentes a emigrar al interior de la India. Sólo siglos más tarde llegaron los pueblos arios que gradualmente se fueron mezclando con la población. Mohenjo-Daro fue abandonada después de unas inundaciones. Estas dunas de arena fueron en tiempos el cauce del gran río Sárasuati. El epicentro de la India se trasladó al este, en el poderoso río Ganges.

[Paul William Roberts, autor] “La quintaesencia de la India, su religión, ha permanecido inmutable desde que se escribiera el gran poema. Ningún invasor o colonizador logró jamás acabar con ella. Es más, muchos, como los invasores arios del norte, sucumbieron a su magia, fueron absorbidos por sus grandes enigmas.”

Los judíos llevan en la India desde los tiempos del rey Salomón. La India se distingue por ser el único país del mundo en donde no han sido nunca perseguidos; prácticamente todos los credos religiosos del mundo encuentran aquí representación y frecuentemente, como en el caso del Islam, muy numerosa. Los cristianos se cuentan por millones. Del hinduismo han surgido movimientos reformistas como el budismo, que acabó siendo una de las religiones más importantes por derecho propio.

Pero el alma India nunca fue conquistada. El libro de los veda y el Mahabharata son el producto de una antigua civilización imperecedera cuyo alcance sólo ahora empezamos a comprender.

[Paul William Roberts, autor] “Vean este sello. Se encontró de nuevo el Mohenjo-Daro y data de mucho antes de que los arios invadieran y destruyeran la civilización del valle del Indo. Nos muestra una figura sentada en la clásica postura de meditación del loto. Es una prueba simple pero concluyente de la antiquísima que es la búsqueda imperecedera de la India de la espiritualidad.”

En vista de los nuevos descubrimientos, las cronologías han empezado a alterarse y progresivamente se están dando fechas de composición cada vez más antiguas. Cada vez existen menos razones para no creer en la cronología tradicional que sitúa la composición del Mahabharata en un pasado mucho más remoto, lo cual, después de todo, es el sentir del pueblo cuya historia se narra en el poema.

El poema describe una guerra que tuvo lugar mucho antes a la de Troya de la Ilíada y la Odisea homéricas. El conflicto entre Pándavas y Kauravas puede parecer un tema muy simple, pero su fascinación reside en el hecho de que todos los intereses individuales, conflictos personales y dudas éticas que surgen pueden compararse al desmoronamiento de una familia o a la desintegración moral de un hombre.

Por encima de todo, la ética formula las bases de la filosofía religiosa y del pensamiento indio.

[Mallika Sarabhai, actriz] “Prácticamente, al mismo tiempo que se creaba el núcleo de Mahabharata, se desarrollaba el hinduismo como una forma de filosofía, de manera que en algún momento el relato y la religión, la filosofía y la historia moral, acabaron mezclándose en una sola historia.”

Las raíces del hinduismo no se encuentran en la creencia en un solo dios como el monoteísmo de los cristianos o musulmanes, sino en un panteísmo donde toda la creación es Dios.

[Paul William Roberts, autor] “Dios no sólo está en todo y en todos. Literalmente lo es todo. Porque, como pregunta el Mahabharata, ¿va a ser distinta en esencia una gota de lluvia del vasto océano en el que cae y se desvanece?”

Si Dios es todo, está en nosotros y nosotros somos él. La búsqueda del hombre, por tanto, es la búsqueda interior de lo divino, llegar a formar parte de todo, parte de Dios.

[Paul William Roberts, autor] “En el fondo, en occidente llamaríamos a esto filosofía más que religión, y de esta filosofía demasiado austera y de difícil comprensión para la mayoría, nació la pasmosa diversidad de hinduismos en los que hay un número estimado de 36 millones de dioses y diosas.

Fueron creados para los menos educados, de la misma manera que los creadores de los mitos cristianos sintieron la obligación de situar a Jesús al lado del único Dios, a crear a María a imagen y semejanza de la diosa madre y crear innumerables santos. La mitología India es como un espejo que refleja el deseo de los corazones de todos los que se miran en él. De manera que el hindú en su templo te recibirá diciendo “¿así es que tú eres un seguidor de Jesús? ¿Has traído su imagen contigo? Es muy bonito también. Ponlo allí en el panteón, hay sitio de sobra.” Esto es así porque la idea original nunca se perdió, simplemente se amplió, se expandió para acomodar infinitos gustos, pero hasta ahora, hoy en día, un hindú en el fondo sólo cree de verdad de un dios indescriptible, creador de todo, incluso de ti y al cual todo vuelve.”

No es el padre de los cristianos que está en el cielo sino en nuestro interior, en todas partes, en todas las cosas. A veces se le conoce como Paramatman. Atman significa el alma individual. Param significa supremo. Es decir, el alma suprema.

Nuestra mente, nuestros sentidos nos separan del alma. Nuestros deseos, con los que modelamos el mundo de nuestro alrededor, nos distancian de lo divino.

[w, autor] “El deseo desencadena los actos que dan forma a la realidad, pero los deseos nunca puede satisfacernos porque son una ilusión. Es lo que los hindúes llaman maia, la ilusión, que es tanto el arquitecto como la sustancia de este mundo.”

Y así el maia, el deseo, alimenta los celos y el odio de los Kauravas.

“- Su palacio es incomparable, se lo construyó maia, el arquitecto supremo. Un palacio de ilusión donde los pensamientos se hacen realidad.
Áryuna me dijo: “mira esos muros de cristal”, y los vi. De pronto me choqué contra un muro invisible. Áryuna rió y me dijo: “es la obra maestra de maia. Piensas en un muro, y el muro aparece”. Sigo adelante. Duma me grita: “cuidado, hay un estanque delante de ti”. Uf, un estanque… no veo ningún instante y sin embargo mis pies están mojados. Corro, abro la puerta. No hay tal puerta. Me choco contra una pared y me hago daño.”

La persecución de lo que deseamos y todo lo que hacemos cuando vamos en pos de esa ilusión, hace que el alma esté constantemente renaciendo vida tras vida, una gran rueda que pone en movimiento un ciclo eterno de nacimiento, muerte y resurrección sin fin.

[Paul William Roberts, autor] “Para los hindúes lo que es triste es la vida, no la muerte. Es una visión que comparten muchos de los antiguos quienes, a veces, consideran que estar condenado a la vida eterna es la peor maldición de todas, mientras que para nosotros es la mayor recompensa, pero quizá nos equivocamos.”

El hindú busca otra realidad, la verdad interior y la unión con el alma suprema, el puro e inmutable Paramatma que lo es todo.

En un plano sencillo, Paramatma se convierte en una trinidad en la que el alma suprema se transforma en Brahman, que se asemeja al dios padre. Otra expresión del alma suprema es el segundo ser de esa trinidad, Shiva, el destructor de mundos, el que limpia el suelo para que todo pueda volver a empezar. En él se reconcilian los polos opuestos de la existencia, la vida y la muerte. Como señor de la danza, baila los formidables ritmos de la creación y la destrucción.

Una tercera expresión del alma suprema es Visnú, el creador y preservador de mundos que a lo largo de las edades se va encarnando en diferentes formas en la Tierra para asistirnos en nuestro camino. Para muchos, una de esas encarnaciones fue Buda. En el Mahabharata el dios Visnú baja a la Tierra como Krishna, el auriga y amigo de los Pándavas cuando deben afrontar la guerra y el horror de la matanza de su familia y amigos.

[Mallika Sarabhai, actriz] “Áryuna es el comandante en jefe del ejército de los Kauravas y Krishna es el auriga. La guerra está a punto de comenzar, y de repente Áryuna tiene un momento de flaqueza y cae a los pies de Krishna diciendo: “no puedo luchar. Krishna, me fallan las piernas, tengo seca la boca, me tiembla todo el cuerpo. Mi arco se me escurre de las manos. Tíos, primos, sobrinos… Drona, mi maestro; están todos allí. No puedo provocar la muerte de mi propia familia.”

“Y aquí es cuando Krishna se vuelve a él y le dice unas palabras que se han convertido en el Bhágavad-guitá, el canto de Krishna.”

El Bhágavad-guitá, el consejo de Krishna a Áryuna, el jefe de los guerreros, la víspera de la batalla, no sólo constituye la parte central de la epopeya sino también el verdadero núcleo del pensamiento de la India y tan sagrado para los hindúes como el Nuevo Testamento para los cristianos.

“Krishna condujo a Áryuna a través de los enmarañados bosques de la ilusión, a través de todas las fibras de su espíritu. Le enseñó los mecanismos más profundos de su ser y el verdadero campo de batalla, aquel en el que no necesitas ni guerreros ni flechas, aquel en el que cada hombre de de luchar solo. Le enseñó el misterio del mundo. Habló durante tiempo, mucho mucho tiempo, mientras los dos ejércitos se preparaban para destruirse mutuamente.”

[Mallika Sarabhai, actriz] “El Bhágavad-guitá es la esencia de todo lo que es el hinduismo y es la exhortación de Krishna para que Áryuna acometa la acción correcta y tenga los pensamientos adecuados.”

La acción correcta o dharma es el principal motivo del Mahabharata.

“- Diasa, ¿por qué estás inventando este poema?
– Para grabar el dharma en el corazón de los hombres.”

[Paul William Roberts, autor] “¿Y que es el dharma? El dharma es el gran invento original del pensamiento indio.”

[Mallika Sarabhai, actriz] “Dharma es, quizás, una de esas palabras del sánscrito intraducibles, con múltiples significados ninguno de los cuales es sinónimo. Dharma es al mismo tiempo virtud, deber, el camino correcto, la acción apropiada, aquello que una persona debe hacer en un momento dado.”

“¿Qué está haciendo Krishna? Le está a Áryuna que la victoria y la derrota son lo mismo. El insta a que actúe, pero sin reflexionar en los frutos de su acto. Le está diciendo:

– Despégate. Lucha sin deseo.
– Me dices que olvide el deseo, que sea desapasionado, pero me instas a que luche, que masacre. Tus palabras son ambiguas, estoy confundido

Krishna le responde:

– No te retires hacia la soledad, la renuncia no es suficiente. Debes actuar, pero la acción no debe dominarte. En plena acción debes permanecer libre de ataduras, debes aprender a ver con los mismos ojos el montículo de tierra y el montón de oro, la vaca y la salvia, el perro y el hombre que devora al perro. Existe otra inteligencia más allá de la mente.”

Dharma trasciende la caridad, la acción de hacer el bien en este mundo. Se trata de actuar para beneficio del alma independientemente de lo que el mundo necesite.

[Paul William Roberts, autor] “El dharma rebate la crítica occidental de que el pensamiento hindú no deja mucho margen al libre albedrío, es decir, el hombre está sujeto a la rueda del destino, a la rueda de la reencarnación que gira y gira y gira y gira…”

El dharma ofrece una vía de escape al destino de la reencarnación, la del desentendimiento de este mundo de ilusiones que te lleva a la verdad esencial que el hinduismo busca.

[Arya Varata, maestro hindú] “El Bhágavad-guitá busca el ámbito infinito de los vedas. Es decir, veda is nictia, ha estado ahí siempre. Es ayam y ayayam. Es decir, nunca ha tenido un principio ni disminuye con el tiempo. Entonces alguien que imbuido del espíritu de esta eternidad, qué muerte puede sobrevenirle, y desde luego, que muerte puede causar a los demás…

– Si alguien de occidente buscara la santidad de la que habla el Bhágavad-guitá, ¿donde tendría que buscar?

– Allí donde oigas el susurro de un arroyo, está la entrada hacia lo divino”

[Peter Brook, director] “Desde un punto de vista occidental, es imposible entender que el sino, el destino, y el libre albedrío, pueden coexistir. En la mente occidental, si hay destino no puede haber libre albedrío; si hay libre albedrío no puede haber destino. El Mahabharata elimina eso y te presenta algo muy diferente, que es que es la libertad existe en una manera bien bastante distinta y consiste en que cada persona quien sea una misma o no lo sea.”

Este distanciamiento es lo que le permite a Áryuna a tocar el cuerno a pesar de los horrores que la guerra promete. Los Pándavas acabarán venciendo pero será una victoria que les preocupará profundamente.

[Mallika Sarabhai, actriz] “Hay una destrucción de todos los valores. No hay diferencia entre los buenos y los malvados, no hay diferencia entre el enemigo y el que no lo es.”

Nadie puede calmar la sensación de injusticia que invade a Iudishtira, ahora rey. Finalmente los Pándavas deciden que ha llegado la hora de que ellos también dejen el mundo y se embarquen en el gran viaje, adentrándose en el frío norte en busca del cielo. Uno a uno caen en el abismo y perecen, hasta que sólo queda Iudishtira con un perro que le ha seguido fielmente durante todo el camino.

“- ¿Quien ha llegado hasta aquí? ¿Quién eres tú?
– Soy Iudishtira. Estoy buscando la puerta del paraíso.
– Has demostrado ser un buen rey. Abandona este perro y entra.
– No puedo dejar a este perro.
– ¿Por qué?
– Me ha seguido todo el tiempo desde que dejé la ciudad.
– El paraíso no está abierto a perros, déjale.
– ¿Abandonar a una criatura que me quiere? ¿Que está indefensa? No puedo.”

Esa es la acción correcta. El perro es su padre, el perro dharma que pone a prueba su virtud.

En el cielo le aguarda otra prueba Iudishtira al encontrar allí a sus enemigos, los Kauravas, los cuales se mofan de él. Sus hermanos están en el infierno, entonces Iudishtira le dice que allí es donde quiere permanecer.

“- Me quedaré aquí para siempre, con mi familia.”

Pero esta es la última prueba, la última ilusión.

“- No has conocido ningún paraíso ni ningún infierno. Aquí no hay felicidad ni castigo mi familia ni enemigos. Levántate en paz. Aquí acaban las palabras, como el pensamiento. Ésta ha sido tu última ilusión.”

Así acaba el Mahabharata.

De las muchas dimensiones que tiene el poema la siguiente es una de ellas.

[Paul William Roberts, autor] “En realidad está hablando de ti. Krishna es la mente, el auriga del cuerpo, los caballos son los sentidos. Áryuna es el alma individual. Es relevante a la condición espiritual de cada persona en cualquier momento de su vida.”

“- Entonces mueren sin descendencia todos. Pero me has dicho que el poema cuenta la historia de mi raza. ¿He nacido de una raza muerta?
– Mira a esta mujer. Krishna le salvó la vida de esta niña porque su sangre es la sangre de Áryuna, su amigo. Pasarán los siglos y tú descenderás de esta mujer.”

[Paul William Roberts, autor] “Que una obra pueda contener a la vez de tanta sabiduría y entretenimiento después de varios milenios es increíble y no tiene parangón. Aunque la Ilíada de Homero, así como el Nuevo Testamento, fuera tan popular hoy en día como lo fue hace 2.000 años, aún así no podría compararse con el poema atribuido a Vyasa. En comparación hasta Shakespeare es un peso pluma.

Nos resulta difícil creer que algo tan magnífico pueda ser el legado de una época anterior a la historia documentada. En occidente nuestros argumentos, ante todo, han buscado los orígenes de la civilización cerca de casa. Para nosotros la India es una mera nota al pie de página.

Necesitamos testimonio, documentos, registros, pero al contrario de lo que pasa en Egipto o Mesopotamia, donde nada se deteriora, el clima de la India es una garantía de que nada, ni tan siquiera las inscripciones en piedra más dura, sobrevivirá a más de un milenio. Pero… ¿podríamos equivocarnos? En lugar de ser una nota a pie de página, ¿debería la India estar en los capítulos principales de nuestros libros de historia?”

El poema pasó de generación en generación durante muchos eras antes de que fuera puesto por escrito. Gracias a complicados ejercicios los versos han podido ser recordados con una asombrosa exactitud. Por ejemplo, estas paradas en medio de la frase dan el relevo al siguiente y así físicamente hasta que se recuerda con precisión.

Las palabras se canta tienen prisa y ritmo.

[Paul William Roberts, autor] “Ejemplos de reglas mnemotécnicas, es decir, reglas para ayudar a memorizar, están por todas partes, pero el sánscrito, la lengua de los vedas, tiene un metro, un ritmo inherente a la lengua tan preciso que siempre sabes si te has equivocado o no.”

Es posible que la tradición oral, los mismos poetas, hayan esculpido un monumento capaz de soportar mejor que las rocas el paso del tiempo, pero cuando se pone por escrito se pierde. Funciona de oído, siguiendo el ritmo del corazón. El sonido acalla a la mente, detiene todo pensamiento. Pero, como dice el libro, comete un solo error; ahí es cuando ataca la serpiente, cuando el oído escucha.

La tradición oral no necesita de libros escritos y si es posible recordar perfectamente durante 1.000 años, ¿por qué no durante milenios o más?

[Paul William Roberts, autor] “Dentro de los vedas y del Mahabharata los estudiosos han encontrado recientemente sorprendentes corroboraciones de la antiquísima fecha de composición de estos textos.”

Las pruebas tienen que ver con la mención que se hace en el libro de los vedas y el Mahabharata de las estrellas y los cielos.

[Subash Kak, historiador] “Está comprobado que los rituales de las vedas expresaban conocimientos de astronomía. Cuando se analiza este conocimiento se llega a la conclusión de que la observación de los cielos era una tradición muy viva y desarrollada.”

En la antigua India se conocía desde hacía milenios un fenómeno de la astronomía llamado precesión, con el cual no estamos familiarizados la mayoría de nosotros.

[Paul William Roberts, autor] “La precesión no es tan difícil de explicar. ¿Recuerdan qué es esto? Es una peonza. Imagínense que es la tierra la que gira alrededor de su eje, lo cual nos da los días y las noches, pero al mismo tiempo hay un movimiento de contrarrotación, un desplazamiento.”

El eje de la Tierra se desplaza cada 26.000 años. Desde la Tierra esté bamboleo hace que parezca que las estrellas y las constelaciones viajen por los cielos. Detrás del Sol del amanecer las vemos cambiar cada poco más de 2.000 años. Nos referimos a piscis, Aries y Tauro.

“Con el ordenador podemos ver el firmamento del pasado…”

Siguiendo las referencias a posiciones de planetas, constelaciones y conjunciones, los científicos han podido calcular con exactitud la época en que se mencionaron dichos emplazamientos.

[Subash Kak, historiador] “Hemos podido establecer que las referencias astronómicas que existen en el libro de los vedas, que son muchas, hablan de períodos de tiempo que se remontan al segundo, tercer y cuarto milenio a.C., e incluso antes.”

Benarés, la ciudad más antigua del mundo para los hindúes, quema a sus muertos a la manera tradicional, en los bancos del río sagrado Ganges y enciende pequeñas luces por las almas de los difuntos. Si el Mahabharata tiene algún mensaje que transmitir, sin duda es que el hombre debe preocuparse ante todo por buscar la paz interior y la verdadera felicidad, la cual no está aquí en este mundo.

[Paul William Roberts, autor] “Entender esto es la clave para entender la esencia del pensamiento indio. La indiferencia por las posesiones materiales, algo muy evidente aquí, pero que a los ojos occidentales es un crimen, es producto del conocimiento intrínseco de que cualquier cosa que ganes en este mundo la perderás en el momento en que tu cuerpo se reduce a cenizas, se funde y desaparecen el aire. Entonces ¿para qué preocuparse demasiado por cosas efímeras? Puede que esto sea una receta para la pobreza, pero también lo es para acumular el tipo de riqueza que uno puede llevarse consigo al otro mundo.”

En eso también estriba la grandeza del Mahabharata.

“Le mostró el verdadero campo de batalla, aquel en el que cada hombre debía luchar solo. Debes aprender a ver con los mismos ojos el montículo de tierra y el montón de oro, la vaca y la salvia. Existe otra inteligencia más allá de la mente.”

[Paul William Roberts, autor] “Parece que la ciencia del espíritu, la técnica exacta para la autorrealización y la liberación, ha sido una parte de la sociedad India desde muy antiguo. Como les dijeron a esos nuevos soldados y funcionarios del imperio: “quien entienda esto entenderá la India, y aquellos que no consigan entenderlo, nunca entenderán nada de ella.”

Guerra Psicológica (2 de 2)

Guerra Psicológica (2 de 2)
(Psywar)
Scott Noble
Metanoia Pictures / I Am The Mob
99 min
2010

[Venimos de la 1ª parte…]

III. Nosotros el pueblo

[William Robinson, editor de “Critical Globalization Studies] “La definición de poliarquía que tenemos en ciencias sociales es un sistema donde la participación de las masas populares está limitada a votar por uno u otro de los representantes de la élite en elecciones periódicas. Y entre elecciones, se espera que las masas se mantengan en silencio y vuelvan a su vida habitual, mientras la élite toma las decisiones y dirige al mundo hasta que puedan elegir entre una u otra élite otros 4 años después. En realidad, la poliarquía es un sistema de gobierno de élite y un sistema de gobierno de élite el cual es un poco más discreto que el tipo de gobierno de élite que veríamos bajo una dictadura militar, por ejemplo.

Pero lo que vemos es que bajo una poliarquía el sistema socioeconómico básico no cambia no se vuelve democrático. La riqueza no es redistribuida hacia abajo. No ves una redistribución más equitativa de la riqueza y los recursos. Así que esa es la clave: dictadura socioeconómica y elecciones libres; esa es la receta para la poliarquía. La democracia participativa vería no sólo más participación de las personas en la gestión de sus asuntos cotidianos, sino que se vería una democratización de la economía; democratización de las relaciones sociales.”

[Noam Chomsky, filósofo] “En el siglo XX, en realidad, no puedes hablar abiertamente sobre el gobierno de los ricos. Eso no suena agradable. Los dispositivos que se han desarrollado, dispositivos de propaganda, son manejados por los más competentes: la élite tecnocrática, la gente responsable, los sectores educados. Hay un montón de literatura acerca de esto, pero quizás la fuente principal para el siglo XX es el destacado intelectual público del siglo XX, en los Estados Unidos, Walter Lippmann. Un respetado comentarista en asuntos públicos, también un teórico de la democracia.”

[Christopher Simpson, autor “The science of coercion”] “Durante la Primera Guerra Mundial, las personas que más tarde surgieron como una suerte de “Padres Fundadores” de la investigación en comunicaciones modernas aplicaciones modernas de comunicación, aplicaciones de medios de comunicación. Un gran número de ellos habían trabajado como propagandistas durante la Primera Guerra Mundial, con frecuencia personas relativamente jóvenes que estaban modelando sus propias ideas en ese entonces. Y uno de ellos era Walter Lippmann, y Lippmann ha surgido verdaderamente hasta hoy como una luz intelectual destacada al mirar a la sociedad de una manera particular.”

Hoy en día, Walter Lippmann es conocido como el “Decano del periodismo americano”. Sin embargo durante la gran guerra, él había sido guionista jefe de folletos y editor de una unidad de propaganda de los EEUU. Sirvió también como secretario de “The Inquiry” una cuasi agencia de inteligencia. Antes de discutir las contribuciones de Lippmann a la teoría política, tenemos que entender las formas de democracia que han caracterizado a los Estados Unidos y otras naciones occidentales desde la época de las grandes revoluciones.

Un salto adelante desde la era de la monarquía las nuevas naciones-estado preservarían, sin embargo, el concepto de que las élites ricas tenían el derecho de regir a las masas populares.

[Escena de una película] “Bueno, me ha dado una buena impresión, avanzar de esta manera en el tiempo y ver cuan maravillosamente han resultado las cosas. Pero, desearía poder llevarte conmigo en el tiempo, 200 años atrás cuando estábamos empezando como nación. Desearía que hubieras visto este país entonces.”

[John Manley, historiador] “George Washington era un esclavista, James Madison era un esclavista, Thomas Jefferson era un esclavista… Lo más importante, Jefferson, quien era el más democrático del grupo, no estuvo en la convención de Filadelfia. El era embajador en Francia y adoptó muchas ideas radicales de la Revolución Francesa, las que no le congraciaron, precisamente, con gente como Alexander Hamilton.

La división inicial en la política americana se remonta a esas raíces. Son demócratas jeffersonianos contra federalistas, el líder de los cuales -hasta que fue asesinado por Burr- era Alexander Hamilton. Esencialmente, una lucha de clase, un conflicto de clase. Thomas Jefferson era, de hecho un pensador demócrata bastante radical en su tiempo. Y claramente, el enunciado de la Declaración “Sostenemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales y dotados por su creador con ciertos derechos inalienables” fue una declaración democrática poderosa y, aunque Jefferson no la habría aplicado a las mujeres o a los indios o los negros, no obstante, en todos estos casos esas palabras volverían a ser muy útiles para que esos grupos impulsen los derechos civiles y las libertades civiles adelante en los Estados Unidos desde donde la declaración de Jefferson los dejó.

El problema con la Declaración de Independencia fue que una vez que se logró la independencia de Gran Bretaña la cuestión entonces se tornó en gobernabilidad ¿cómo serían gobernadas estas ex colonias británicas? Bueno, esto llevó inmediatamente a la convención constitucional de 1787, donde hubo una serie de levantamientos por los deudores, esencialmente no sólo en Massachusetts, la más famosa es, por supuesto, la rebelión de Shays en 1786.”

[Peter Linebaugh, historiador] “Los Estados Unidos fueron fundados en parte para obtener el valle de Ohio, en parte para cruzar los Apalaches norteamericanos, es decir, la Constitución para organizar un ejército y dinero para conquistar más tierras más hacia el oeste. Ese es el origen de los Estados Unidos de América. Pero para hacerlo, los esclavistas no van a pelear las batallas, lo que harán será contratar gente pobre que lo haga. Pero cuando no le pagan a los pobres, como no le pagaron a Daniel Shays. Daniel Shays toma la justicia por sus propias manos en 1787 y va a las cortes y las clausura porque las cortes estaban empezando a ejecutar hipotecas bajo el argumento de que Daniel Shays y los otros veteranos de la guerra de independencia norteamericana, no tenían el dinero para pagar.”

[John Manley, historiador] “Motines de deudores ocurrieron durante la década de 1780 y fueron suficientemente atemorizantes, desde el punto de vista de la gente con propiedades, que tuvieron que hacer algo al respecto. Y lo que hicieron fue, esencialmente, anular los artículos de la confederación y le infundieron un gobierno más fuerte y más capaz de proteger los intereses de propiedad que estaban bajo directa amenaza del “pueblo”. Esto fue -se podría casi decir- un golpe de estado elitista, excepto que no había ningún gobierno central fuerte contra el cual efectuar un golpe. Estaban tratando realmente de establecer uno y protegerlo en contra de un interés mayoritario especialmente interés económico, especialmente interés de propiedad especialmente de amenazas de gente que no tiene mucho.

Lo primero que hicieron cuando llegaron a Filadelfia en 1787 fue que cerraron las puertas. Y la única razón por la que sabemos lo que ocurrió tras esas puertas cerradas es que gente como James Madison mantuvo notas extensas.”

[Noam Chomsky, filósofo] “La Constitución de EEUU fue formulada principalmente por James Madison. Él es el artífice principal de la Constitución y quería superar lo que llamó la tiranía de la mayoría. Dijo que el objetivo primordial del gobierno es asegurar que los opulentos estén protegidos de la mayoría. Por lo tanto, él diseñó la constitución de tal manera que, como él lo expresó, la “riqueza de la nación” estará a cargo. El grupo de hombres más responsables; aquellos que simpatizan con los dueños de propiedades y sus derechos. Y el sistema fue diseñado de esa manera. Ese poder estaba en el senado, que era el órgano menos representativo y que era la “riqueza de la nación” y, de hecho, aún lo es. A la Cámara de Representantes, que es más democrática en teoría, le fue dado mucho menos poder. Y también se supone que el ejecutivo poderoso representa la “riqueza de la nación”.

En defensa de Madison, debiéramos decir que fue realmente pre capitalista en su mentalidad. Él asumió que los ricos serían lo que llamó “caballeros benevolentes” que no estarían preocupados por sus propios intereses sino por el beneficio de la gente. Adam Smith, quien lo precedió, era mucho más realista. Él señaló que los principales arquitectos de la política, a saber, los comerciantes y fabricantes de su época, se aseguran que las políticas son diseñadas de manera que sus propios intereses están protegidos sin importar cuan gravemente afecte a los demás, incluyendo al pueblo de Inglaterra.

Es bastante interesante comparar el pensamiento de Madison, que fundó este país, con el primer libro importante en política, es decir “La Política” de Aristóteles. Aristóteles investigó muchos tipos de sistemas y decidió que, de todos ellos, no le gustó ninguno, pero dijo de todos ellos, la democracia es probablemente el mejor. Pero dijo que la democracia tiene un problema y que era el mismo problema que Madison notó siglos más tarde. Él dijo, si en Atenas todos tuvieran derecho a votar la mayoría pobre podría atacar la propiedad de los ricos insistiendo en que debía ser dividida, y también sintió que eso sería injusto. Pero Madison y Aristóteles tenían soluciones opuestas: la solución de Madison era restringir la democracia. La solución de Aristóteles era restringir la desigualdad.”

Los opositores al nuevo gobierno fueron llamados anti federalistas, aunque el término es incorrecto. La mayoría favorecía alguna forma de federación pero insistía en un control mas localizado con un sistema democrático más participativo.

[John Manley, historiador] “La Declaración de Derechos, las primeras 10 enmiendas a la constitución fueron el precio que los federalistas tuvieron que pagar en las convenciones de ratificación para pasar el documento. Así que el elemento democrático de la constitución que les hicieron tragar es, por supuesto, la declaración de derechos. No salió de Filadelfia, en absoluto. Fue agregada en 1791 e impuesta a la constitución por los elementos más democráticos en la sociedad.

Incluso con la declaración de derechos, tenemos un sistema que está lejos de ser perfecto desde el punto de vista de los derechos civiles y las libertades civiles, por decirlo suavemente. Pisotea por todos lados los derechos de los ciudadanos. Así que la Declaración de Derechos está lejos de ser un conjunto de garantías para los derechos y las libertades civiles en los Estados Unidos. Detesto pensar en los Estados Unidos sin ella. Los anti federalistas eran significativamente más parciales a los elementos democráticos en la sociedad y a los derechos de la gente común de lo que lo eran los significativamente más elitistas, federalistas.”

Si el gran legado de los anti federalistas fue la declaración de derechos, su sueño de democracia directa no lo pudo ser. En esa época, muchos disidentes hicieron predicciones de lo que creyeron ocurriría a medida que la nueva nación creciera y floreciera. “El curso natural del poder es hacer a los muchos, esclavos de los pocos” escribió un anti federalista. Otro objetó al nuevo gobierno porque “La mayoría de las personas pueden no tener nada que decir a él, el gobierno no es un gobierno de la gente.” “Los hombres de fortuna no compadecerán por la gente común.” “Una tiranía aristocrática se alzaría en la cual los grandes lucharán por el poder, el honor y la riqueza… los pobres se vuelven presa de la avaricia, la insolencia y la opresión.” “En breve, mis compatriotas, se puede decir que no es nada menos que un malévolo paso hacia el imperio universal.”

Un modelo significativo para ambos, los federalistas y anti federalistas, fueron los Iroquois, quienes habían creado una federación altamente sofisticada y democrática de unidades auto-gobernadas. En marcado contraste con las formas de gobierno europeas, el pueblo Iroquois tenía la habilidad de remover líderes corruptos en forma inmediata, las mujeres jugaban un rol significativo en la toma de decisiones, todos tenían permitido participar en debates y la formulación de políticas.

[Stephen M. Sachs, autor de Remembering the Circle] “Los nativos norteamericanos eran muy democráticos en la forma en que operaban. Ninguna sociedad es perfecta, pero cuando haces comparaciones verás que ellas eran a veces pequeñas pero a veces de 30 o 40 mil personas y más en una gran confederación que operaba sobre una base de respeto mutuo, respeto mutuo que se desarrolló a partir de la experiencia, porque si no tratas a la gente por igual entonces te van a dar problemas. Las sociedades eran extremadamente colaborativas pero eran también extremadamente individualistas. Honraban al individuo, pero los valores eran colaborativos porque tenían que llevarse bien.

Todo el mundo estaba incluido en cada decisión que lo afectaba. Los ancianos, obviamente, eran honrados. Ellos sabían más. Escuchabas a tus ancianos. Pero todos tenían algo que decir. Tenías una sociedad extremadamente participativa y en la medida que crecía, había un alto grado de descentralización. Entonces si tenias un número elevado de gente y podían estar en una federación, la aldea decidiría por si misma, la tribu podría entonces decidir. Pero las aldeas individuales tendrían que decidir, luego las tribus en la federación, sus representantes se reunirían. Pero ellos no decidirían por todos, tendrían que contar con el consenso de toda la gente. Entonces si aún no había consenso ellos tenían que volver y discutirlo. De modo que, en la medida que había representatividad, estos eran representantes que eran verdaderamente representativos. Ellos tendrían que volver, no mantendrían sus posiciones a menos que consultaran con la gente. Y ellos sabían eso, incluso si tuvieran la autoridad de tomar una decisión la gente se iría a otro lugar y no los mantendría como líderes si no los escuchan y no los tratan bien.

En términos generales tenías una sociedad mucho más participativa e incluso en el nivel representativo más amplio los representantes, realmente tenían que escuchar a sus constituyentes.”

Irónicamente tachados de primitivos y salvajes, los nativos norteamericanos habían efectivamente creado un sistema mucho más democrático de autogobierno que cualquier nación civilizada en la historia. Pero sus modelos anárquicos, tanto como los sistemas democráticos más limitados propuestos por los anti federalistas, eran incompatibles con la visión elitista de Madison. Tanto en democracias republicanas como parlamentarias los ciudadanos serían reducidos a observadores pasivos. Se les permitiría escoger y elegir que individuo tomaría las decisiones en su nombre pero no podrían tomar las decisiones por sí mismos.

Volviendo al período posterior a la Primera Guerra Mundial, encontramos apoyo generalizado entre los intelectuales a favor de la interpretación elitista de la democracia de Madison. De acuerdo a Walter Lippmann “la función del público en la política era ser espectadores interesados de lo que sucede, pero no participantes”. Sin embargo, Lippmann percibió un problema. Las nuevas tecnologías en comunicación y transporte habían despertado a millones de personas marginadas a un nuevo mundo fuera de sus pueblos y ciudades mientras las estructuras económicas, políticas y sociales tradicionales permanecían en su lugar. Algo tenía que cambiar. Pero en lugar de abogar por cambios estructurales en las instituciones sociales, Lippmann sugirió que la propaganda reajustará la mente del público.

[Noam Chomsky, filósofo] “En sus ensayos sobre la democracia en la década de 1920, los cuales son incidentalmente llamados ensayos “progresivos” sobre democracia, él era un liberal Wilson-Roosevelt-Kennedy en el sentido americano. Él dice que la mayoría es simplemente incompetente, son intrusos ignorantes y entrometidos en su opinión, esa es la mayoría de la población y permitirles participar en la toma de decisiones sería un completo desastre. Por lo tanto tenemos que diseñar medios para asegurar que lo que él llamó los hombres responsables (de los cuales él era uno por supuesto), estén protegidos de los rugidos y pisotones de las bestias, la ignorante mayoría.

Y el concibió una cantidad de métodos, Lippmann lo llamó la “fabricación del consentimiento”. Tenemos que fabricar el consentimiento de los ignorantes y los forasteros entrometidos, la masa de la población. Y la enorme industria de relaciones públicas fue desarrollada al mismo tiempo. Ellos son las personas que administran y controlan las campañas de publicidad a las que se les llama elecciones en los EEUU. Son campañas publicitarias, y están conscientes de ello.

Así, por ejemplo, para la última elección, 2008, la industria publicitaria entrega un premio cada año a la mejor campaña publicitaria del año. En el 2008 se lo dieron a la campaña de Obama, que venció a competidores comerciales. La idea es: nosotros promocionamos candidatos de la misma manera en que promocionamos pasta de dientes o medicamentos de estilo de vida o automóviles. Por supuesto, ayuda tener mucho dinero. Y, de hecho, Obama gasto mucho más que McCain. Y no fue por contribuciones populares. Vinieron mayoritariamente de industrias financieras. Él era su candidato y sus políticas presumiblemente responderán a sus constituyentes.”

Destacados intelectuales continúan argumentando que la complejidad del mundo hace la democracia imposible. Una portada reciente de la revista Time alegaba que “La democracia es el peor interés de los objetivos nacionales… el mundo moderno es demasiado complejo como para permitir que el hombre o la mujer en la calle, interfieran con su administración.”

Un hombre que seguramente habría estado de acuerdo era Edward Bernays. Al igual que Lippmann, Bernays sirvió como propagandista en el comité Creel. Y al igual que Lippmann, él continuó remodelando la propaganda de tiempos de guerra para tiempos de paz. En su texto clásico “Propaganda“, Bernays sugirió que las élites “reglamentan la mente pública de la misma manera que un ejército reglamenta a sus miembros.” Bernays consideraba el control de la mente colectiva tan crucial que constituía, en sus palabras, “la esencia misma del proceso democrático.”

La oportunidad de brillar para Bernays surgió cuando una crisis amenazó no sólo las ganancias de grandes corporaciones sino el sistema capitalista entero. La solución, como la teorizaron los líderes de negocios llevaría a la desintegración social, la catástrofe ambiental y la posterior alienación entre el pueblo estadounidense y su gobierno. También conduciría a la riqueza, a una escala nunca antes imaginada.

IV. Consumidores

[Sut Jhally, Media Education Foundation] “La mayor historia que la publicidad nos dice sobre la felicidad humana es que el camino a la felicidad es a través del consumo de cosas. Que, de hecho, comprar algo en el mercado te hará feliz. De hecho, ése es el mensaje de casi todo anuncio. Y no es muy a menudo que puedes decir que hay sólo un mensaje en los literalmente, millones de comerciales que son producidos cada año. Creo que ese es el mensaje de la publicidad como un todo, que es mejor comprar que no comprar. Que de hecho, es el camino para convertirse en… y que serás más feliz como resultado de comprar que de no comprar. Creo que esa idea es, de hecho, la fuerza principal detrás del cambio social global en los últimos 50 años.”

En la década de los 20s, los líderes de negocios se enfrentaron a un dilema. La sobre producción de bienes había excedido la demanda. La producción entre 1860 y 1920 se había incrementado 12 ó 14 veces mientras que la población había aumentado solamente en un factor de 3.

Había varias maneras de resolver el problema. Una era reducir las horas de trabajo y aumentar los salarios de modo que la producción y el consumo alcancen un equilibrio. Esto habría conducido a más tiempo libre para los trabajadores y a un mejor nivel de vida. El problema con esta solución es que habría implicado un leve descenso en las ganancias. Las corporaciones tienen el mandato por ley de maximizar las ganancias en nombre de sus accionistas sin importar el costo social o medioambiental. Según los líderes de negocios, había otro problema. John Edgerton, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes, advirtió que una semana laboral más corta socavaría la ética laboral y potencialmente fomentaría el radicalismo. Si la gente tuviera tiempo de detenerse y pensar, podría también tomarse el tiempo de repensar su postura ante la vida. “El énfasis debe ser puesto en el trabajo” declaró Edgerton. “Más y mejor trabajo, en lugar de sobreponer el ocio.” Parece una afirmación bastante inofensiva. Pero lo que los hombres de negocios estaban propugnando era revolucionario.

La producción ya no trataría sobre la satisfacción de las necesidades humanas; pasaría a ser un fin en sí misma. Más que una democracia de ideas o una democracia de participación de las masas, los Estados Unidos se convertirían en una democracia de bienes materiales. El ciudadano sería reemplazado por el consumidor.

[Escena de una película] “Miren esos bienes apilados allí. Estoy preocupado. Aquí estamos, tenemos las nuevas máquinas y están funcionando mejor incluso de lo que esperábamos. No sólo han bajado los costos de producción ¡sino que han incrementado la producción en más de un 50%! Pero no estamos vendiendo estos productos adicionales. Los inventarios se están apilando. ¿Qué vamos a hacer al respecto? Me parece que tenemos que cambiar nuestro plan por completo. Ahora que estamos aumentando la producción, tenemos que ponerle más presión, trabajar el territorio con mayor intensidad. – ¿Quieres decir más publicidad? – Sí.”

[Sut Jhally, Media Education Foundation] “El problema del capitalismo es el problema del consumo. Y el problema es que después que tus necesidades básicas han sido satisfechas, no hay una necesidad real para el consumo. Entonces debes convencer a la gente que de hecho sus identidades están basadas en el consumo de objetos por los cuales no hay una necesidad material. Ese es el problema que surge a partir de la expansión del mercado. Si miran a la publicidad, es una historia muy interesante. En el primer período de la publicidad, podemos decir hasta aproximadamente la década de 1920, la publicidad hablaba de los bienes en sí mismos. Hablaban acerca de cómo eran hechos, lo que hacían lo mucho que duraban, etc. Realmente es, en esta etapa, sobre objetos, acerca de lo que los bienes hacían. Ahora, a partir de 1920 eso cambió, y a partir de aquel período en adelante la publicidad no habla realmente acerca de los bienes mismos; habla acerca de la relación de los bienes con nuestras necesidades.”

En el centro de la nueva estrategia estaba Edward Bernays. Si Walter Lippmann se hubiera preocupado él mismo de un análisis general de la democracia de los medios de comunicación, Bernays dedicaría la mayor parte de su energía a la propaganda en nombre de la corporación. Su tío, Sigmund Freud, sería su musa. En lugar de enfocarse en el valor intrínseco de un producto particular, Bernays sugirió una estrategia en la que los productos se vincularon a los deseos inconscientes del público. De esta manera, prácticamente no habría límites ni para la producción ni para el consumo.

[Christopher Simpson, autor “The science of coercion”] “El sobrino de Freud era un hombre llamado Bernays, y es considerado como el padre de las relaciones públicas modernas, particularmente en los Estados Unidos. Su contribución, si así quieren llamarla, fue tomar las técnicas de propaganda que habían sido desarrolladas para asuntos de tipo militar, de guerra psicológica y seguridad nacional durante la Primera Guerra Mundial, y aplicarlos de forma sistemática a asuntos comerciales.

Uno de sus más conocidos esfuerzos tuvo que ver con alentar a las mujeres a fumar. Él montaría concursos de belleza, montaría lo que hoy llamaríamos sesiones fotográficas y ese tipo de cosas en las que el fumar de las mujeres era presentado como la liberación de las mujeres, era presentado como una manera de ser libre y poderosa, es conseguir adicción a la nicotina. La audiencia, el mercado, en la mente de Bernays, tenía un deseo claro de ser libre de ser mas fuerte, de potenciarse a si mismo. Así que claramente las mujeres querían estas cosas, llega entonces Bernays y la industria tabacalera y dice “así es como las obtienen.”

[Sut Jhally, Media Education Foundation] “Los bienes nos hacen muy felices. Los bienes no son centrales para la satisfacción. Lo que realmente hace a la gente feliz son cosas no materiales. Lo que hace a la gente feliz, parecen ser cosas conectadas con la sociabilidad. No quiero decir con esto que las cosas materiales no tienen nada que ver con la felicidad. La gente pobre no es feliz, no tiene acceso a agua limpia y potable, no tiene acceso a comida o alojamiento. Entonces no es que las cosas materiales no están conectadas a la felicidad, lo están hasta cierto punto pero, una vez que se sobrepasa un cierto nivel de confort las cosas materiales simplemente no nos proporcionan felicidad. Al mismo tiempo, está este sistema gigante de propaganda, de publicidad que nos está diciendo constantemente que el camino a la felicidad es a través de objetos, el camino a la felicidad es a través del consumo.

Lo que hace feliz a la gente tiene que ver con la sociedad, con la conexión, con la conexión personal, con autonomía, con relajación… De hecho cuando preguntas a la gente que es lo que la hace feliz los bienes rara vez se toman en cuenta. Sin embargo, el problema es que el capitalismo tiene que vender productos, el mercado ofrece productos y, por lo tanto lo que hizo fue tomar las imágenes de la vida que la gente realmente quiere y que es una vida de significado, de conexión de sociabilidad, de amistad, de familia, de intimidad, de sexualidad, esas son las imágenes que tomó y las vinculó a objetos. Entonces la publicidad es ambas, verdadera y falsa al mismo tiempo. Si eres simplemente falso, sabes que no funcionaría. Pero la publicidad es verdad en la medida que refleja nuestros deseos reales.”

Por extraño que pueda sonar a las personas que sueñan con una riqueza fantástica como una cura a la infelicidad, lo mismo se aplica a los ricos. Más allá de cierto nivel de confort material, la privación es relativa.

[Richard Conniff, autor “A natural history of the rich] “En el nivel más bajo, seguro, son 5 o 10 millones de dólares al año. Pero una vez que tienes 5 o 10 millones, no parecen ser suficientes porque eres asociado con gente que tiene 15 o 20. Y cuando consigues 15 o 20, entonces son 50 o 100. Y terminas no sintiéndose nunca como si tuvieras suficiente. Y de hecho la gente nunca piensa realmente en sí misma como rica, incluso cuando eran colosalmente ricos, a causa de este fenómeno que los psicólogos llaman privación relativa. Se comparan a sí mismos, no con tú o yo, pero entre sí en este mundo pequeño que vienen a habitar.”

En su libro “Los Buscadores de Prestigio“, Vance Packard usa la frase: “Mercaderes del descontento” para describir una estrategia deliberada de los publicistas de apuntar a los menos adinerados con mensajes de símbolos de status. Para alguien con pocas posibilidades de cambiar su condición social en la vida, el consumismo ofrece una solución rápida que permite a las personas sentir como si estuvieran escalando la jerarquía social cuando de hecho están estancados.

La estrategia fue particularmente evidente en la publicidad automotriz de mediados de siglo. Los estudios encontraron que las personas que vivían en urbanizaciones eran más propensas a estacionar sus automóviles fuera del garaje que aquellos que podían permitirse casas más caras. Un ejemplo típico es este comercial para Plymouth. Dice: “No somos ricos, solo lo parecemos.”

La forma de vida americana sería caracterizada por un mito el cual parecería hacer el activismo político innecesario. En la nueva democracia de bienes materiales había un infinito número de posesiones para ser compradas por ricos y pobres por igual. No había necesidad de cambiar a las instituciones porque el sistema ya era perfecto. Se llamaba: “El sueño americano.” Y la felicidad estaba a sólo una posesión de distancia.

[Anuncio de TV] “Nuestros jóvenes adultos. Y los centros comerciales son construidos a su imagen. Venderle a jóvenes adultos demanda un nuevo tipo de mercado. Para estos jóvenes, los centros comerciales han construido fuentes encargado estatuas, instalado restaurantes y escaleras auto-portantes libres. Se incluyen bancos, oficinas de préstamos plantas de alquiler, criaderos de plantas y lugares donde comprar materiales de construcción. Los centros comerciales ven a estos jóvenes adultos como gente cuya casa siempre necesita expansión. La gente que compra en grandes cantidades y lo carga en sus automóviles. Es un mercado grande.”

[Anuncio de TV] “(Robin Leach) En el mundo de fantasía y oropel de Beverly Hills las superestrellas reinan supremas en mansiones de millones de dólares que ejercen una extraña fascinación en todos los demás. Los visitantes se pasean curiosos por horas para dar un vistazo a través de las rejas del jardín. Pero para un hombre, ya en la escalera al estrellato, tan sólo una mirada no fue suficiente. Para él eso fue amor a primera vista.”

[Morris Berman, autor de “Dark ages America”] “Acabamos de tener, en el momento de la filmación, tan sólo hace unos días, un incidente en un Walmart de Long Island, el día después de Acción de Gracias, donde, básicamente, las personas hacían cola para una liquidación, a las 5 de la mañana. Y uno de los trabajadores ahí ¡murió aplastado! Fue realmente pisoteado hasta morir por estos compradores. Y cuando la ambulancia llegó para llevar al pobre tipo a la morgue o al hospital, ellos no quisieron quitarse del camino. Dijeron: “¡he estado esperando aquí desde las 5 de la mañana! ¡No voy a salir!”

Entonces esa sería una sociedad de consumo en su máxima expresión. Y por extraño que parezca, exactamente ese día hace 5 años en ese día, el día después de Acción de Gracias, lo mismo pasó en un Walmart de Orlando. No fue un trabajador, fue una mujer que estaba comprando allí. Ella no murió, pero fue pisoteada hasta quedar inconsciente y la gente no se hacía a un lado para que los médicos se la llevaran.

Entonces cuando finalmente se llega a ese punto esto era lo a lo que Marcuse se refería y la idea central del hombre unidimensional era, este tremendo vacío una vez más. Entonces voy a comprar cosas para llenar ese vacío. Y entonces vemos el poder religioso de esto, porque si los médicos llegan básicamente a llevar el cadáver, o el cuerpo al hospital y no vas a salir del camino porque te ahorrarás 50 dólares en un reproductor de DVD eso sugiere que algo ha salido fundamentalmente mal.

Creo que no hay mucha diferencia entre aliviar tu ansiedad comprando cosas e invertir en el sueño americano; parecen ir de la mano.”

[Sut Jhally, Media Education Foundation] “El sueño americano es una historia acerca de cómo funciona la sociedad. El sueño americano dice que si trabajas duro, tendrás éxito.”

[Barak Obama] “La base de nuestro éxito económico es el sueño americano. Es un sueño compartido en grandes ciudades y pequeños pueblos, entre razas, regiones y religiones, que si trabajas duro, puedes sostener una familia. Que si te enfermas, habrá servicios médicos que puedas pagar. Que podrás jubilarte con la dignidad, seguridad y respeto que has ganado. Que tus hijos pueden tener una buena educación y los jóvenes pueden ir a la universidad incluso si no provienen de una familia acomodada.”

[Sut Jhally, Media Education Foundation] Y así, él dice que podemos empezar en diferentes posiciones. Hay gente rica y hay gente pobre que nacen en diferentes contextos, pero las reglas del juego son equitativas y ese es el sueño de, tu sabes, salir adelante por tus propios medios. El problema con eso es, que en realidad está en conflicto con cómo funciona la movilidad social. La movilidad social está realmente mucho más basada en la clase y en los recursos que tienes a tu disposición, cuando naces.”

[Anuncio TV] “Hola, soy París Hilton y estás aquí para The FIT en MySpace. Vamos a ver mi armario de zapatos primero. Bienvenidos a mi armario de zapatos. Como pueden ver, realmente amo los zapatos.”

[Sut Jhally, Media Education Foundation] “Parte de ellos son los recursos materiales, y parte de ellos son los recursos culturales también. Existen estructuras de clase que primordialmente mantienen a la gente en su lugar. Hay contadas excepciones a esta regla, en las que hay movimiento entre un escalón u otro, pero, el nivel de movilidad social es notablemente bajo en la sociedad. Y además el sueño americano está marcado por estos ejemplos muy visibles en los medios, que nos muestran gente que era pobre y que es ahora rica.

Y ahora la pregunta es: si esa gente es rica, si esa gente lo ha logrado y la enorme mayoría de la gente no pudo, y lo más importante que los separa es su propio esfuerzo entonces, la razón por la que la enorme mayoría de la gente está donde está es porque es ahí donde merecen estar. No trabajaste lo suficiente, no eres demasiado inteligente.”

[Anuncio TV] “El derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Algunos son listos, algunos no. Algunos son exitosos, algunos no.”

[Michael Parenti, historiador] “Los Estados Unidos nunca han tenido prosperidad de masas a lo largo de su historia. Fue sólo un período comprendido entre 1946 y 1980 en que la prosperidad fue realmente… parecía que iba cada vez mejor y mejor, para todos. Y eso vino después de la Segunda Guerra Mundial, con la acumulación de tremendas ganancias de la industria de guerra y demás, el proyecto de ley de reajuste militar que llegó creó una enorme nueva clase de profesionales y similares. Y eso duró hasta aproximadamente 1980. Desde entonces ha habido recortes a los servicios humanos, reducciones en oportunidades educacionales y desigualdades más y más grandes. Desde el 2000 al 2008 la desigualdad entre los muy ricos y el resto de nosotros es más grande de lo que ha sido a lo largo de todo el siglo 20. Así que estamos de vuelta en el 1900 en términos de desigualdad. Sencillamente no todos pueden lograrlo.

A través de la historia, los ricos han siempre argumentado que los pobres son los autores de su propia pobreza. Son pobres porque son estúpidos, son indignos, son casos perdidos… La gente es pobre porque se les paga menos del valor que ellos producen. Necesitas la pobreza. La pobreza es necesaria si vas a tener riqueza. La única manera en que un esclavista rico, un senador romano o un dueño de una plantación sureña de antes de la guerra civil, la única manera en que ellos podían vivir de esta manera fabulosamente lujosa es teniendo esclavos que trabajen desde el amanecer hasta bien entrada la noche. Eso es expropiación, eso es crear la pobreza del esclavo o del siervo o el trabajador para que el esclavista o el señor, el señor feudal o los plutócratas, los capitalistas, realmente puedan acumular riqueza.”

[Sut Jhally, Media Education Foundation] “La idea de que la felicidad humana está conectada a la inmensa acumulación de mercancías, pienso que esa idea es la que está impulsando el desarrollo en lo que solíamos llamar el mundo desarrollado, está impulsando el desarrollo en China, lo está impulsando en India, creo que va a impulsar cada vez más el desarrollo en África también. Creo que estamos empezando a ver el resultado de lo que significa para el planeta. Cuando no sólo el 5% de la población norteamericana se esfuerza por lograr eso, sino que cada vez más el resto del mundo es arrastrado a eso. Y entonces tienes que proveer los bienes y la energía que lleva producir esos bienes. Estamos llegando a una suerte de agotamiento físico del planeta.

Al antiguo filósofo chino Confucio le preguntaron qué haría si alguna vez gobernarse el estado. Si alguien dijese: “OK usted está a cargo del Estado, ¿qué harías?” Dijo que “rectificaría el lenguaje.” Y creo que si le preguntaran eso en nuestros días, él diría: “Déjenme controlar los medios.” Si puedes controlar las historias no necesitas tener soldados en las esquinas de las calles para controlarlos, puedes controlar a la gente en su propia cabeza y su propia imaginación. Por un lado es realmente deprimente, porque es: “¿cómo sales de esto?”, porque no hay forma de que puedas tener el control de los medios, no hay forma que puedas competir con estas historias que se cuentan miles de veces al día a través de la publicidad, la programación, a través de los periódicos. Ahora también a través de Internet, de los juegos de video, por todo tipo de vías.

Pero la razón por la que estoy esperanzado y que en realidad me da un poco de optimismo, es que el capitalismo tiene que hacer eso. Que a menos que haga eso, ellos saben que las cosas se derrumbarán. Así que el capitalismo es en esencia una castillo de naipes, un castillo de naipes que tiene que mantenerse unido constantemente. Se nos tiene que decir cada día lo qué es esta historia. Tienen que hacerlo todos los días porque es antinatural; si fuera natural no tendrían que hacerlo. Y si se detienen, saben que, de hecho, se vendría abajo. Esa es realmente la gran esperanza para mí es de hecho, la cantidad de tiempo que tienen que gastar convenciéndonos sobre el valor de la sociedad, es de hecho lo que me da esperanza que hay una alternativa, justo bajo la superficie y esa alternativa es mucho más humana, mucho más compasiva está más conectada a la preocupación por los demás está mucho más conectada a la preocupación por el planeta. Y está siendo reprimida por este increíble e incansable sistema de propaganda.”

V. Epílogo

[Noam Chomsky, filósofo] “Si una decisión es tomada por una autoridad central, va a representar los intereses del grupo particular en el poder. Si el poder está realmente originado en grandes sectores de la población, si la gente puede realmente participar en la planificación social, entonces lo hará presumiblemente en cuanto a sus propios intereses. Entonces es por eso que Madison, por ejemplo, y Lippmann y Bernays y una multitud de otros han argumentado que no podemos permitir participar a la población. Porque si lo hacen, servirán sus propios intereses, no los intereses de los ricos de la nación.

Si tienes un poder centralizado ellos lo usarán para sus propios intereses. No tienes que leer eso en un libro de texto complicado es comprensible por cualquier niño de 10 años no por “gente educada” que lo ha mantenido fuera de su cabeza. Diversas ilusiones reemplazando ilusiones egoístas. Si la población es la participante, van a servir sus propios intereses.

La opinión pública ha sido bien estudiada. Así que tenemos gran cantidad de información sobre lo que el público desea. Y existe una gran desconexión entre la opinión pública y la política pública. El público y los legisladores difieren enormemente en cuestiones cruciales. Todo es muy natural… nada sorprendente sobre eso y la gente lo entiende. Así que cerca de un 80% de la población de los Estados Unidos dice que el gobierno es regido por unos pocos intereses grandes que se preocupan de sí mismos.”

[John Manley, historiador] “¿Qué quieres decir con democracia? Si por democracia quieres decir un sistema que acepta que la distribución relativa del poder y la influencia y la riqueza y el ingreso son sacrosantos en la sociedad, si el sistema social que llamamos y conocemos como capitalismo es inviolable y no puedes, de hecho, erosionar o debilitar la primacía del poder y la propiedad de esas clases, políticamente entonces, has descartado la democracia.

Los fundadores tenían una idea muy clara de que para que un poder político sea democrático e igualitario el poder económico también debe ser democrático e igualitario. Y eso era lo último que ellos querían. Ellos vieron claramente que detrás de la democracia política estaba la democracia económica. Detrás de la igualdad política estaba la igualdad económica. E hicieron todo lo que pudieron para bloquearla.”

[Christopher Simpson, autor “The science of coercion”] “Las demandas de control mental están basados en la creencia que los seres humanos son impotentes, o relativamente impotentes, cuando se convierten en blanco de operaciones psicológicas y de propaganda. El control de los medios ¡sí! Tiene un impacto en la opinión pública, sin duda. Tiene un impacto en las suposiciones que la gente hace, para tratar de imaginar que hacer con sus vidas. Es poderoso. Pero no es lo mismo que control mental.

Pienso que la mejor manera de detener la propaganda es que la gente entienda qué es y cómo funciona. No creo que vayamos a detener la propaganda siempre y cuando tengamos libertad de expresión. Y francamente creo que es bueno para nosotros, pero siempre habrá gente que explotará la libertad de expresión para sus propios fines. Pero la propaganda pierde su efectividad si la gente entiende que es lo que pasa. Algo muy importante que se puede hacer para reducir el poder de la propaganda es hacer salir a los protagonistas a la superficie, de forma que donde tienes campañas políticas, campañas de productos, campañas culturales que están organizadas por grandes agencias de propaganda, agencias de relaciones públicas entonces, parte de la tarea para la gente que está observando lo que ocurre es hacerlo público, hacer que se entienda que lo que aparece en la primera plana del Washington Post, por ejemplo es, en realidad, propaganda o una campaña de relaciones públicas. Viene de una facción particular de la sociedad que está pagando por ello. Y ellos tienen nombres.”

[John Stauber, PR Watch] “Depende de lo que la gente cree, lo que la gente percibe, lo que la gente sabe. Y para que una democracia realmente funcione y prospere yo diría, no como Eddie Bernays, que lo que necesitamos es más información, más libertad, más transparencia y más información acerca de quién está manipulando la opinión pública y la mente pública. Eddie Bernays creía, fundamentalmente, que la gente era incapaz de gobernarse a sí misma en una democracia porque la mayoría de nosotros éramos demasiado tontos para entenderla. Y entonces, eso fue lo que usó para justificar su práctica que exalta, de dirigir y manipular la opinión pública.

Creo que actualmente lo que necesitamos es mucha más exposición y educación sobre como la opinión pública es dirigida y manipulada de manera que tengamos una ciudadanía que pueda realmente funcionar y ser pensadores críticos y tomar decisiones y auto-gobernarse en democracia.

Claramente, la opinión individual y la pública son cruciales en todo sentido. Mientras puedas dirigir y manipular la opinión pública o como a Burson-Marsteller le gustaba llamarla “la percepción pública”, puedes controlar el comportamiento público y la política. Eso era lo que Eddie Bernays sabía, eso era lo que decía cuando hablaba de crear el consentimiento. Así que sí, creo que el campo de batalla definitivo realmente está en la mente.

Psicoguerra es parte de una serie. Por favor visite Metanoia-Films.org para ver otros vídeos.

Guerra Psicológica (1 de 2)

Guerra Psicológica (1 de 2)
(Psywar)
Scott Noble
Metanoia Pictures / I Am The Mob
99 min
2010

“Operaciones Psicológicas (Psiops): cualquier forma de comunicación en apoyo a objetivos destinados a influir en las opiniones, emociones, actitudes o comportamientos de cualquier grupo con el fin de beneficiar al patrocinador, ya sea directa o indirectamente.” Departamento de Defensa, Manual de Campo 33-I Ejército de EE. UU.

No hay sino dos poderes en el mundo, la espada y la mente.
A la larga, la espada es siempre vencida por la mente.

Napoleón Bonaparte.

[John Stauber, PR Watch] “Aquí en Estados Unidos, a menudo se nos educa y se nos dice que no existe la propaganda, que tenemos una prensa arremetedora de investigación. Tenemos esta educada, escéptica, incluso cínica ciudadanía y que si existiesen intereses poderosos tratando de manejar o manipular la opinión pública, estos serian descubiertos. La realidad es todo lo contrario. Académicos como Alex Carey y otros, que han pasado su vida estudiando cómo funciona la propaganda, encuentran que, de hecho, en las democracias occidentales y sociedades abiertas es donde se necesitan los tipos más sofisticados de propaganda. Y desde la Primera Guerra Mundial, gracias a personas como Ivy Lee y Eddie Bernays la propaganda se ha convertido en un negocio, el negocio de las relaciones públicas. O, como una de las firmas que a menudo ha representado dictadores, la firma Burson-Marsteller, afirma: su negocio es el manejo de la percepción, manejar la percepción pública, las políticas públicas en beneficio de sus clientes, sean quienes sean.”

9 de abril de 2003. Una multitud de iraquíes espontáneamente ataca una estatua de Saddam Hussein, el rostro oscurecido por la bandera “Old Glory”. Más tarde, las Franjas y Estrellas son reemplazadas con rojo, blanco y negro, simbolizando la transferencia del poder de los libertadores a los liberados.

El secretario de Defensa Donald Rumsfeld describe las escenas como “impresionantes”. Para el ejército británico son “históricas”. La radio BBC las llama “asombrosas”. Y lo fueron, porque el evento entero fue orquestado. Años después de la operación, un informe del ejército de EEUU admitió que el derribo de la estatua de Saddam había sido diseñado por un grupo de operaciones psicológicas. El documento afirma: “Nuestro ETP -o Equipo Táctico Psiop- vio la estatua como un objetivo oportuno”.

Una semana antes, otra operación psicológica preparó el terreno para lo que vino después. El guión fue para una “mujer-Rambo” convertida en damisela en apuros para ser rescatada por las fuerzas armadas de EEUU.

[Noticia TV] “En la situación que estamos hablando aquí, con la soldado Lynch como ustedes saben, cerca del 23 de marzo su 507a. Compañía de Mantenimiento fue emboscada. Varios de los miembros de dicha compañía de mantenimiento fueron asesinados, algunos fueron capturados y otros dados por desaparecidos, siendo ella una de estos.”

[Peter Phillips, Project Censored] “Esperaron 24 horas para llevar las cámaras allí, para montar todo para hacer este gran rescate, y el equipo SWAT entra a salvarla y ella se convierte en una celebridad de la noche a la mañana. Esa historia ocurrió el mismo día que los tanques entraban a Bagdad. Ese es el mismo día que bombardeamos el hotel Palestina, donde estaban los periodistas independientes; el mismo día que hicimos volar la estación televisiva Al Jazeera y matamos a uno de sus periodistas.

Todo lo que se ve en las portadas de los periódicos y en las noticias es el rescate de Jessica Lynch. Entonces, esa fue una historia RRPP sustituta. Para derribar la estatua de Saddam, consiguieron al grupo de Chalabi. De hecho, el Grupo Rendon los había formado. La CIA pagó al Grupo Rendon para formar el Congreso Iraquí como un grupo contrario a Saddam Hussein, y tenían su base aquí en EEUU. Luego los llevaron hasta allí y los enviaron a Irak. Ellos eran los que estaban de pie alrededor de la estatua mientras se usó un tanque para derribarla. El Grupo Rendon tenía experiencia, trabajó para el padre de George W. Bush y trabajó para Clinton también. Su firma… él solía ser el portavoz de relaciones publicas de prensa para Carter y creó una firma de RRPP especializada en la guerra.”

El jefe del Grupo Rendon, John Rendon, niega ser un “estratega de la seguridad nacional o un táctico militar”. Más bien, afirma, “Yo soy un político y una persona que utiliza la comunicación para cumplir con las metas de la política pública o corporativa. De hecho, soy un guerrero de la información y un gestor de la percepción.”

Tras la primera Guerra del Golfo, Rendon recibió $23 millones de la CIA para crear propaganda en contra de Saddam. Después del 11/9, le encargaron las relaciones públicas para el bombardeo de Afganistán por EEUU. Rendon no es el único. Las relaciones públicas han proliferado en una industria de $200 000 millones al año con “charlatanes” de RRPP que ya superan en número a los periodistas en EEUU.

La propaganda se ha convertido en el medio principal por el cual los ricos se comunican con el resto de la sociedad. Ya sea vendiendo un producto, un candidato político, una ley o una guerra. Rara vez los poderosos entregan mensajes a la opinión pública sin consultar antes a sus colegas de la industria de relaciones públicas.

Colin Powell presenta lo que ahora es un caso típico. Él no eligió un diplomático experimentado para el cargo de Subsecretario de Estado. En su lugar, optó por Charlotte Beers conocida en los círculos de RRPP como “La Reina de Madison Avenue”. Su currículum incluye campañas publicitarias exitosas para el shampoo Head & Shoulders anticaspa, el arroz del Tío Ben, y ahora, el “Tío Sam” (EEUU).

[John Stauber, PR Watch] “Ves las noticias. Ves “60 minutes” o un programa de Fox, o lo que sea. Tiendes a dar más credibilidad a lo que te dicen que es periodismo. Si aparece un anuncio, con suerte tiendes a ser mas escéptico de él porque, obviamente, alguien puso una enorme cantidad de dinero en la elaboración de este hábil anuncio de TV y su transmisión, pero lo que probablemente nunca sospechas es que esa noticia que acabas de ver, también fue elaborada por una empresa, dada a la estación de TV o a la cadena con el entendimiento de que pondrían sus propios logos en él identificándolo como periodismo real, y transmitiéndolo. ”

El Coronel Sam Gardiner finalmente haría una lista de 50 noticias falsas creadas y filtradas por el aparato de propaganda de la Casa Blanca de Bush antes y durante el asalto de Irak. La más importante de estas, fueron las mentiras que condujeron a la guerra en primer lugar. No fue esa inteligencia la que condujo a la invasión, concluye Gardiner; fue un esfuerzo orquestado que comenzó antes de la guerra y fue meticulosamente planeado para manipular al público.

[John Stauber, PR Watch] “En el 2002, cuando la administración Bush estaba dirigiendo su campaña masiva de relaciones públicas para vender la guerra desde la oficina de Donald Rumsfeld en el Pentágono, había algo ahora conocido como “el programa de expertos del Pentágono” donde, literalmente, decenas de ex militares de alto rango generales y almirantes y coroneles recibían sus temas de conversación para sus apariciones en los noticieros de TV directamente desde el Pentágono. Ellos irían literalmente al Pentágono, estarían en conferencias telefónicas con el Pentágono, viajarían con el Pentágono y luego saldrían en TV como supuestas fuentes independientes.

Aunque el sector privado, en realidad, le estaba pagando a la mayoría de ellos pues eran oficiales militares jubilados por contratistas de defensa y muchos de ellos estaban registrados como lobistas de los contratistas militares. Hay un tanto de conflicto de intereses inmediatamente cuando el pan que ganas se basa en ser capaz de vender armamentos, bombas y misiles y se supone que solo eres un ex general patriótico dando una opinión honesta de lo que está sucediendo. Y aunque es ilegal, no hay manera real de detenerlo. Y el medio más poderoso por el cual ocurrió se rehúsa a ni siquiera informar del escándalo. Hay un enorme problema, y ahí es donde estamos.”

Había claros signos de alerta mucho antes a la “época de los incrustados”. Durante el asalto en Serbia, bajo la presidencia de Clinton, surgió un informe acerca del periodista holandés Abe De Vries que revelaba la presencia de ‘psicoguerreros’ trabajando en la CNN. Ellos provenían del Tercer Batallón de Operaciones Psicológicas en el Fuerte Bragg, en Carolina del Norte. De Vries citó al Mayor Thomas Collins del Servicio de Información del Ejército de EEUU “El personal de Psiops, soldados y oficiales han estado trabajando en la sede de CNN en Atlanta a través de nuestro programa, entrenando con la industria. Ellos ayudaban en la producción de noticias.”

Lo que hizo la diferencia en la guerra de Irak, no fueron tanto las tácticas o incluso la escala, sino la sinergia de alta tecnología. Era casi imposible decir donde terminaba el estado y comenzaba el ‘Cuarto Poder’.

[Noticia TV] “Una de las cosas que no queremos hacer es destruir la infraestructura de Irak porque dentro de unos días vamos a ser dueños de ese país.” “¿Deberían haber usado más? ¿Deberían haber usado una “MTLB”, la Madre de Todas Las Bombas? ¿Unas cuantas bombas “Daisy Cutters”? Y no nos detengamos en sólo un par de misiles crucero.”

La invasión de Irak representa un pináculo de la psicoguerra doméstica en Estados Unidos, una integración sin precedentes entre las firmas de relaciones públicas medios corporativos y psiops militares.

Al momento del asalto, grandes segmentos del público estadounidense estaban convencidos de que un ataque nuclear de Saddam Hussein a su país era no sólo posible, sino inminente. Los soldados que conformaban la fuerza invasora estaban igualmente confundidos, con un notable 77%, quienes creían que Hussein era responsable por los ataques del 11/9.

Muchos sinceramente creían que la misión era destruir a un grupo misterioso conocido como Al Qaeda, mientras llevaban la libertad al pueblo iraquí. Sin embargo, lo que realmente estaba sucediendo era lo que la Carta de Nuremberg describe como el peor de los crímenes bajo el derecho internacional: “La planificación, preparación, iniciación o puesta en marcha de una guerra de agresión”.

7 años después, los resultados de la invasión son claros. Según “The Lancet”, una de las más respetadas revistas médicas británicas, cerca de 600.000 iraquíes han sido asesinados desde la invasión de 2006. En 2009, una agencia de encuestas reportó el número de más de 1 millón. 4 millones de iraquíes se han convertido en refugiados en su propio país. Su sociedad entera ha sido destrozada.

¿Cómo fue que la tierra de la libertad y hogar de los valientes se convirtió en un lugar donde los ciudadanos pueden ser manipulados con tal eficiencia y a tal escala masiva?

Nuestra historia comienza en un lugar inesperado: una mina de carbón.

I. La gestión de la percepción

Cuando pensamos en relaciones públicas, no hay una imagen que nos venga a la mente. Aunque fue aquí, a finales de siglo en el pueblo de Ludlow, Colorado, las RRPP como las conocemos, comenzaron a tomar forma. Desde el principio, estuvo impregnada en la lucha de clases.

[Sharon Smith, historiadora] “Las condiciones en que hombres, mujeres y niños trabajaron en el siglo XIX en Estados Unidos fueron muy parecidas a lo que ahora pensamos son las condiciones en el “Sur Global” en donde 13 a 14 horas al día no eran fuera de lo común. Las condiciones de vivienda eran a menudo, casas tipo barracas. Los niños trabajaban junto a sus padres… Esos eran los tipos de condiciones y ciertamente, si se imaginan lo que vemos en el Sur Global hoy en día, condiciones de casi esclavitud, se puede hacer la comparación con bastante facilidad.”

Al igual que los trabajadores en casi todas las industrias de ese tiempo los mineros en el pueblo de Ludlow se estaban organizando para lograr derechos básicos. En 1914, el Sindicato de Mineros Unidos llamó a las empresas de carbón a que concedieran condiciones de trabajo seguras, salarios tolerables y al cumplimiento de las leyes de minería estatal. En respuesta, un dirigente sindical en Ludlow fue asesinado a tiros por pistoleros que trabajaban para Colorado Fuel & Iron Corporation, propiedad de la familia Rockefeller.

Entonces, como ahora, los Rockefeller eran sinónimo de riqueza y poder. William Avery Rockefeller literalmente se había ganado la vida como vendedor de aceite de serpiente, pero su hijo, John Davison, había logrado “el sueño americano”. Hizo su fortuna explotando reservas de petróleo en México y Estados Unidos. John Davidson Rockefeller fue el primer multimillonario estadounidense, pero fue su hijo, John D., quien definiría el legado Rockefeller en el siglo XX. 24 horas después que celebraran las Pascuas, para los trabajadores en huelga y sus familias, el final llegó. Se conoció como la Masacre de Ludlow.

[Howard Zinn, historiador] “La huelga se prolongó desde el otoño de 1913 a la primavera de 1914 y aún así no podían romper la huelga. Los huelguistas vivían en colonias de carpas instaladas por su sindicato, los Trabajadores Mineros Unidos, y en abril de 1914 la Guardia Nacional, que en ese entonces recibía su paga de los Rockefeller, atacó la colonia de carpas de los hombres, mujeres, niños; mataron mucha gente, prendieron fuego a las carpas. Al día siguiente encontraron los cuerpos de 11 niños y 2 mujeres que murieron quemados, asfixiados en ese incendio. Se le llamó La Masacre de Ludlow.”

Un breve vistazo a los eventos anteriores a la masacre revela que el maltrato a los trabajadores en Estados Unidos no era un acontecimiento inusual. 60 años antes, en 1847, una huelga general a lo largo del país se confrontó con la opresión violenta de las tropas federales. Más de 30 trabajadores fueron asesinados y 100 heridos en La Batalla del Viaducto en Chicago. En 1894, las tropas federales mataron a 34 miembros del sindicato norteamericano del ferrocarril, también en el área de Chicago. Las tropas estaban tratando de romper una huelga dirigida por Eugene Debs contra la Compañía Pullman. En 1897, 19 mineros desarmados fueron asesinados y 36 heridos por una pandilla, organizada por un sheriff cerca de Lattimer, Pensilvania. A la mayoría de los trabajadores les dispararon por la espalda cuando intentaban huir.

La visión global de los grandes capitalistas a fin de siglo se puede resumir en las palabras de William Vanderbilt. En respuesta a una sugerencia de que el Ferrocarril Central de New York debería ajustar sus horarios de trenes para adaptarse al público, él contestó: “¡Qué importa el público!”

Pero la relación entre el público y las corporaciones estaba cambiando.

Décadas de organización y rebelión habían dado lugar a una vasta red de grupos laborales con creciente poder político. Con el tiempo, estos incluyeron al Movimiento Granjero, al Partido Socialista los Greenback, los Populistas y Progresistas. Y quizás lo más significativo, al Sindicato Anarquista conocido como los Trabajadores Industriales del Mundo, o los Wobblies.

Después de la masacre en Ludlow, soldados en Denver se negaron a participar en nuevos ataques contra los mineros, declarando que no iban a participar en el asesinato de mujeres y niños. Estallaron las manifestaciones en todo el país. Se produjo una marcha frente a las oficinas Rockefeller en Nueva York. Un clérigo protestó fuera de una iglesia donde a Rockefeller le gustaba dar sermones, sólo para que lo apaleara la policía. En el lenguaje moderno, era una pesadilla de RRPP.

“Ivy Lee fue a trabajar para, entre otros clientes, los Rockefeller. La familia Rockefeller, luego de la masacre de Ludlow, contrató, usó a Ivy Lee para manejar la percepción pública sobre ese y otros eventos. La especialidad de Ivy Lee era el manejo de crisis. Entre otras cosas, se le atribuye la invención de los comunicados de prensa los cuales consideramos como algo beneficioso. ¿Quieren publicitar un evento? ¿Un picnic de la iglesia? ¿Convocan una conferencia de prensa? Publiquen un comunicado de prensa. Pero en ese momento, la idea era muy radical porque Ivy Lee estaba diciendo: “Bien, vamos a manejar esta crisis atrayendo la atención a ella. Vamos incluso a asistir y ayudar a los medios y periodistas en su cobertura.” Sabía que el grado en que los periodistas llegaran a depender de sus servicios, iba a ser el grado en el cual realmente podría cultivar y manejar la cobertura. ”

Lee comenzó, llevando a cabo una campaña de desinformación. Publicó boletines de noticias afirmando que las 2 mujeres y 11 niños en Ludlow no fueron asesinados por la milicia, sino por una estufa que se volteó. Publicó historias sugiriendo que La Madre Jones, además de ser dirigente laboral, era una madame de un burdel. Suplantó identidades en cartas al gobernador, e incluso al presidente Wilson. Las técnicas de Lee tuvieron poco éxito en parte porque él mismo se había convertido en una figura muy visible. En el futuro, expertos en RRPP aprenderían que sus técnicas son raramente eficaces a menos que se practiquen desde el anonimato.

Sin embargo, fue una de las innovaciones de Lee que hizo época. Al enterarse que la Fundación Rockefeller tenía $100 millones reservados con fines promocionales convenció a Rockefeller que donara grandes sumas a los colegios hospitales, iglesias y organizaciones de caridad con el fin de generar publicidad positiva. También sugirió que Rockefeller padre comenzara a repartir dinero en público y que su hijo apareciera en fotos planeadas en lugares de trabajo.

Lo que Ivy Lee sabia es que la empresa necesitaba un cambio de imagen. Ampliamente percibidas como instituciones codiciosas, tiránicas, las corporaciones necesitaban fabricar una imagen de cordialidad y solidaridad.

[Howard Zinn, historiador] “Este fue el comienzo de la industria de las relaciones públicas. Rockefeller no estableció la Fundación Rockefeller hasta que se hizo muy impopular por sus políticas laborales. Y repentinamente, Rockefeller necesitó generar una buena impresión.”

[Richard Conniff, autor “A natural history of the rich“] “Bueno, es un fenómeno interesante que los pobres de hecho dan un porcentaje mayor de sus ingresos que los ricos. Creo que los ricos sienten que hacen más porque $100.000 parece ser una donación cuantiosa y no importa que tengan 100 millones de dólares, todavía piensan que, bueno, han hecho bastante. Así que es en parte, el resultado de esa distorsión de valores económicos y en parte se debe a que son tacaños. Ellos no quieren regalar sus riquezas. Ted Turner dijo que la razón era que tienen miedo de que su posición en la lista Forbes 400 pudiera descender un poco. Así que lo donan cuando es prudente o cuando es beneficioso; cuando pueden obtener algún beneficio visible o cuando les puede dar acceso a otro tipo de clase social o a un grupo diferente del cual quieren ser parte. Sin embargo, ellos tienen una visión más funcional de sus riquezas en lugar de una visión estrictamente caritativa.”

[Howard Zinn, historiador] “La caridad y la caridad privada, y se podría decir de la caridad gubernamental, cualquier tipo de acción que mitigue un poco las aflicciones de la gente sin cambiar el sistema, mantiene al sistema. De hecho esa es la forma que el sistema estadounidense… -el cual es muy explotador e injusto– Esa es la forma que el sistema estadounidense se ha mantenido durante todos estos siglos, realmente. Le da a la gente un poco y le da sólo lo suficiente para impedir que estalle un rebelión abierta.”

Hoy día, una de las más grandes firmas de RRPP en el mundo se especializa en el arte de manejar crisis. Burson-Marsteller posee oficinas en 35 países con clientes tan diversos como la fábrica de cigarrillos Philip Morris, el gigante de la química Union Carbide y la Corporación Monsanto: una empresa especializada en la ingeniería genética y otras ciencias de la vida. Al igual que el Grupo Rendon, Burson-Marsteller es bipartidaria hasta la médula. Su presidente en el mundo y director ejecutivo, Mark Penn, se desempeñó como asesor político clave de Hillary Clinton durante las elecciones de 2008.

El aspecto más perturbador de Burson-Marsteller es su disposición de trabajar con los peores violadores de derechos humanos del mundo. Dirigieron las relaciones públicas para el gobierno de Indonesia cuando cometieron genocidio en Timor Oriental. Trabajaron estrechamente con el gobierno nigeriano y Royal Dutch Shell durante y después de la guerra de Biafra en Nigeria. Y ayudaron a mejorar la imagen de la Junta militar argentina apoyada por EEUU, dirigida por el Gral. Jorge Videla.

“Uno de sus clientes en la década de 1970 fue la cruel Junta Argentina que había tomado el control del gobierno de ese país que juntaba disidentes, los torturaban sistemáticamente; golpeaban, asesinaban a la gente y arrojaban los cuerpos al océano desde una avión. No es una imagen pública muy buena, por tanto la firma Burson-Marsteller fue utilizada por Argentina contratada por Argentina y fueron a trabajar para ellos, muy contenta, bajo un jugoso contrato para mejorar la imagen de Argentina en la comunidad financiera internacional y en la prensa Occidental.”

En cierto modo, no debería sorprender que las relaciones públicas hayan evolucionado en empresas como Burson-Marsteller y el Grupo Rendon. Considerando la carrera de su primer gurú nos encontramos con un patrón extraordinariamente similar.

“Ivy Lee fue a trabajar para la compañía IG Farben, una gran compañía industrial alemana, y ahora sabemos que IG Farben de hecho era parte del círculo interno de propaganda nazi. Una de las más eficaces y, por supuesto, horrorosas campañas de propaganda de gobierno que se haya organizado fue la campaña nazi que se prolongó durante años bajo la dirección del ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels. IG Farben le pagó a Ivy Lee y también le pagó al hijo de Ivy Lee para representar no sólo sus intereses, sino los intereses de la Alemania nazi, en un esfuerzo para pintar al régimen nazi como si fuera un régimen amistoso.”

Pero antes de prestar su pericia al Tercer Reich el Sr. Lee lo habría hecho para el gobierno estadounidense. Junto con otros expertos en el floreciente campo de la ciencia de la mente y relaciones públicas, él ingeniaría la propaganda de la Primera Guerra Mundial, no sólo contra el enemigo –los alemanes–, sino contra el propio pueblo estadounidense.

II. Propagando la Fe

[Graeme MacQueen, cofundador del Center for Peace Studies] “A menudo hablamos de la propaganda como algo relativamente reciente pero, por supuesto, no lo es. Incluso en las sociedades antiguas que no fueron democráticas particularmente los estados grandes. Las élites entendían que si no se tiene el apoyo de la gente, se podría estar en problemas. Por lo tanto se prestó atención especial a la legitimación de las aventuras militares. Estoy recordando el pasaje de un antiguo texto chino, creo que fue Han Fei Tzu, por lo que sería hace como 2300 años, cuando el autor del libro dice: “En general…” -y cito ahora- “En general, la guerra es una cosa que la gente desprecia. Por lo tanto, cuando se va a enviar un joven a la guerra, su esposa, sus padres, su familia, debería reunirse a su alrededor y decirle ‘Conquista, o nunca nos veas de nuevo'”. Y esto es un sentimiento muy fuerte de… Bueno, en primer lugar, la violencia ejercida sobre ese joven, pero también en el sentido de que la guerra es desagradable para la mayoría de la gente y muchas veces no es por su mejor beneficio y, por tanto, se necesita todo tipo de aspavientos y en este caso se amenaza al joven, básicamente, con el despojo: No puedes volver con tu familia, no puedes volver a casa, serás deshonrado: “honor”, “seguridad”. Ahí se jugó con todo. Y continúa.

Así que la seguridad nacional es uno de los conceptos más poderosos en los tiempos modernos para engañar –creo– a la gente para que haga cosas que no están en su mejor beneficio y para apoyar grandes complejos militares que no están a favor del interés de nadie sino que son como cánceres alimentándose de la sociedad por una carrera.”

[Christopher Simpson, autor “The science of coercion“] “La propaganda y la persuasión han existido por siglos. Pero la propaganda en su sentido moderno se remonta a los siglos XV y XVI cuando la Iglesia Católica se encontraba en dura competencia con los protestantes sobre cómo articular una visión religiosa del mundo. Y la razón por la que menciono esto es que muestra que la propaganda se trata de un modo de pensar. Se trata de ideología; de una visión del mundo; de cómo la gente ve las cosas a diferencia de una política individual o si este candidato o aquél les agrada. Así que de ahí es de dónde vino: para “propagar” la fe. Y esa es la forma en que se utilizó la palabra hasta comienzos del siglo XX. Y entonces, lo que surgió, sobre todo en la Primera Guerra Mundial, fue la aplicación de esta “propagación de la fe” para referirse a los asuntos internacionales, para referirse a lo que un gobierno nacional haría a una política de seguridad nacional.

En la fase previa y durante la primera Guerra Mundial lo que se vio en el escenario geopolítico fue una crisis de los imperios. Los imperios se estaban desintegrando; se estaban cayendo a pedazos. El Imperio Británico parecía muy fuerte en ese momento y sin embargo estaba en una fase de decadencia, no podía cubrir el costo de mantener su propio ejército, por ejemplo. Lo mismo pasó con los franceses. Lo mismo pasó con los austro-húngaros. Lo mismo con los rusos, el imperio de los zares, el imperio Otomano Turco, y así sucesivamente en todo el mundo. Cuando esa guerra estaba en marcha, más específicamente en el Reino Unido, creó una oficina cuyo propósito específico fue la promoción de los objetivos de guerra del Reino Unido, de los ingleses a través de la publicidad; a través de operaciones encubiertas; a través de lo que hoy se llama juego sucio, por medio de decir la verdad a través de una serie diferente de aplicaciones de la información usando la información como un instrumento de guerra.

Y desde el principio, desde el primer momento, era dirigida igualmente a los enemigos y dirigida a la población del país.”

[Noam Chomsky, filósofo] “La Comisión Creel fue una variación de la estadounidense. Woodrow Wilson llegó al poder en 1916 con el lema “Paz sin victoria”. Él decía que “lo que queremos es el fin de la Primera Guerra Mundial. Ninguno de los bandos merece nuestro apoyo”. Y la población no quería tomar parte en la guerra.”

[Noticia TV] “1916 fue un año de elecciones para Estados Unidos. La guerra era el tema dominante. Las campañas electorales de los partidos cristalizaban las opiniones dominantes. El neutralismo, el intenso deseo de mantenerse fuera de la guerra todavía contaba con un valiente defensor en el Presidente. El apoyo a la política de Wilson era fuerte en los estados del Oeste medio y en el Pacífico. Allá, la guerra europea parecía más remota que en la costa atlántica. Durante la convención demócrata, Wilson fue nominado de nuevo como candidato presidencial. El gobernador comenzó su discurso con un texto tomado del Sermón de la Montaña: “Bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios.”

[Noam Chomsky, filósofo] “En dos meses, Wilson estaba hablando de “Victoria sin paz” y tuvo que, de alguna manera, motivar a la población a que aceptara este marcado cambio político; lo opuesto de aquello por lo que habían votado y ahí fue cuando apareció la Comisión Creel.”

George Creel describió su trabajo con entusiasmo desvergonzado. Era una proposición de publicidad sencilla, una vasta empresa en el arte de vender. La empresa publicitaria más grande del mundo. 75.000 líderes civiles conocidos como los “Hombres cuatro minutos” fueron reunidos para llevar mensajes a favor de la guerra en las iglesias, los teatros y los grupos cívicos. Se enviaron periódicos a 600.000 maestros. Los Boy Scouts repartieron copias de los discursos del presidente Wilson a los hogares de todo Estados Unidos. Fue, para resumir, la campaña más grande en tiempos de guerra en la historia de Estados Unidos.

Dos ideas básicas fueron centrales para el comité de propaganda: 1. El suelo estadounidense estaba en peligro inminente de un enemigo salvaje y sediento de sangre. 2. El destino de la nación norteamericana era en palabras del presidente Wilson “asegurar el mundo para la democracia”.

La primera idea era una táctica consagrada que ya usaba EEUU y otros países para infamar enemigos foráneos pueblos indígenas y esclavos. Durante la Gran Guerra, los indios salvajes y los negros infrahumanos fueron transformados en los ‘hunos barbáricos’. La caricatura del huno sediento de sangre fue reforzada por una serie de noticias falsas filtradas por la nueva industria de propaganda y diseminada al público. Unas de ellas, que a los bebés en Bélgica les cortaban las manos, los atravesaban con bayonetas y, por si acaso, los clavaba a una puerta. Que un canadiense había sido crucificado por soldados alemanes y que hervían los cadáveres en las llamadas “fábricas de cadáveres” para ser usados como munición y comida de cerdos. Como presagio del incidente “Freedom Fries (Patatas Fritas Libres)” el chucrut pasó a llamarse “el repollo de la libertad”.

Historias falsas de atrocidades llegaron a ser comunes para los países en tiempo de guerra durante el siglo XX. Un ejemplo reciente ocurrió antes de la primera Guerra del Golfo.

[(Falso) Testimonio en TV] “Mientras estaba allí, vi a soldados iraquíes entrar al hospital con armas. Sacaron a los bebés de las incubadoras… se llevaron las incubadoras y dejaron a los bebés morir en el suelo frío.”

Resulta que la masacre de bebés nunca ocurrió. La joven era miembro de la familia real kuwaití y había sido preparada por la firma de relaciones públicas Hill & Knowlton para dar testimonio falso persuasivo.

[George Bush Sr.] “Niños en incubadoras, y fueron sacados de las incubadoras para que Kuwait pueda ser desmantelada sistemáticamente.”

El intento de generar odio contra los alemanes en apoyo al esfuerzo bélico fue extremadamente exitoso. Pero hubo otro aspecto igualmente importante para la campaña de propaganda doméstica. Si cada cuento de aventuras necesita un villano, también necesita un héroe.

[Películas de propaganda] “Usted debería usar su influencia para evitar que su pacífica gente peleé las batallas de unas distantes Francia o Bélgica.” “Es Dios quien llama a mis hijos a salvar a la humanidad.”

“Ahora, ésta es una canción que compuse cuando estaban reclutando a los hombres. El tío Sam dice que viaja al este y que viaja al oeste. El tío Sam dice que piensa que sabe lo que es mejor. El tío Sam dice, el tío Sam dice, El tío Sam dice debes enlistarte y partir. Viajo al este y viajo al oeste…”

Creel estimó que 72 millones de copias de 30 folletos diferentes acerca de los ideales americanos fueron enviados a través de los Estados Unidos y millones más enviados al extranjero. Además de influenciar las mentes de los europeos el objetivo era redefinir en la población el concepto mismo de lo que significaba ser norteamericano. El nuevo norteamericano no debe interpretar los eventos, desde lo que Creel llamó un punto de vista clasista o sectario, sino como un colectivo unificado. De esta manera, la gente podía ser conducida hacia “un ardiente instinto de masas blancas.”

Previamente, la acción militar de los Estados Unidos había sido justificada con el pretexto de mantener el orden para proteger los intereses americanos y llevarles la civilización a los salvajes. Ahora, la palabra “civilización” transmutaría a “democracia”.

[Morris Berman, autor de “Dark ages America”] “Marshall Mc Luhan, el teórico en comunicaciones canadiense, dijo una vez que “Si un pez pudiera hablar, y le pudieras preguntar al pez ¿Cuál es el elemento más obvio de tu medio ambiente? La última cosa que un pez diría, sería ‘agua’.” Ésa sería la última cosa que el pez notaría, y es cierto en cualquier cultura. Aquellas cosas que son más impactantes y obvias para un forastero no son vistas por la gente que está nadando en esas aguas. “América es el pueblo escogido por Dios.” Esto se remonta al lejano 1630 cuando John Winthrop en el Arabella, viniendo de Inglaterra a los Estados Unidos, dijo “Somos una ciudad en una colina.” No es accidente que en los debates de campaña y las tribunas de los recientes candidatos, tuviste a Barack Obama diciendo eso “somos una ciudad sobre una colina”, al igual que Sarah Palin. Ronald Reagan dijo en su discurso inaugural.

[Ronald Reagan] “He hablado de una ciudad luminosa durante toda mi vida política, pero no se si acerté a comunicar lo que vi cuando lo dije. Pero en mi mente, era una ciudad alta y orgullosa construida sobre rocas más fuertes que los océanos barrida por el viento, bendecida por Dios abundante en gente de todo tipo, viviendo en paz y armonía.”

[Morris Berman, autor de “Dark ages America”] “Somos una ciudad sobre una colina”, por lo tanto nuestra misión es democratizar al resto del mundo. Tenemos el mejor sistema posible y, básicamente, la gente debe prestarnos atención, porque sabemos.”

La idea de un estado particular elegido como salvador del mundo sería llevado a nuevas alturas en los Estados Unidos, pero no fue un invento norteamericano. El motivo “salvador” fue usado como una justificación para virtualmente cada intervención imperial durante la época colonial.

Los líderes franceses hablaron de una “misión civilizadora” en sus nuevas colonias. Los líderes británicos hablaron de traer progreso y gobierno civilizado a la India. El Japón imperial habló de desatar un paraíso terrenal en Asia, mientras el tercer Reich soñaba con una utopía mundial.

Una década antes de la Primera Guerra Mundial, Mark Twain afirmó “Mi tipo de lealtad era la lealtad a mi país no a sus instituciones o a sus funcionarios.” Décadas más tarde, George Orwell llegó a una conclusión similar, que “El patriotismo es una devoción a un cierto lugar y gente contrario al nacionalismo, el que es inseparable de las ansias de poder.” Este concepto de patriotismo sigue siendo esquivo.

[Noticia TV] “Cuando la guerra contra Saddam empezó, esperamos que cada norteamericano apoye a nuestras fuerzas armadas y si no pueden hacerlo, que se callen.”

[Michael Parenti, historiador] “Equiparar súper patriotismo con militarismo los esfuerzos militares, los logros militares, los conflictos militares y las victorias; todo eso es supuestamente una manifestación especial de súper patriotismo. Y yo argumento que un patriota real quiere algo diferente para su país, quiere justicia social, quiere paz y estabilidad, quiere equidad. Quiere terminar con el racismo y el sexismo. Se enorgullece de la habilidad de su país para el mejoramiento social en lugar de la habilidad de su país para invadir y abusar de otros países. Un patriota de verdad siente cariño por su país pero no a costa de otros países. Él o ella pueden sentir un cariño especial por la historia de su propio país. Él valora los logros de su país como la abolición de la esclavitud, el surgimiento de la negociación colectiva y los derechos de la clase trabajadora a una vida mejor, los avances logrados por las mujeres en términos de ser capaz de entrar en la vida pública… Estas son el tipo cosas que un patriota real valoraría.”

En octubre de 2001, George W. Bush promulgó una ley que los liberales civiles caracterizan como un asalto flagrante contra de la declaración de derechos. Se le llamó el Acta Patriota. Durante la gran guerra fueron promulgadas leyes similares. La Ley de Espionaje de 1917 y la Ley de Sedición, promulgada un año más tarde, autorizaron multas enormes y largas condenas a prisión para cualquiera que obstruyera el reclutamiento militar o fomentara lo que se llamó “deslealtad al estado”. Esa legislación radical fue rápidamente puesta en efecto. Y primeros en la lista, estaban los Wobbliesw.

[Anuncio TV] “Tendremos esto: Prosperidad o será esto: Anarquía, Sedición, Caos.”

[Sharon Smith, historiadora] “De muchas maneras, los Wobblies fueron el ejemplo más admirable de movimiento sindical en la historia de la clase trabajadora de EEUU “Wobblies” era el sobrenombre de una organización llamada los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW), la cual floreció en la primera década y media del siglo XX. La Federación Estadounidense del Trabajo, que fue el sindicato gremial principal del momento, se rehusó a organizar inmigrantes afro-americanos y a mujeres trabajadoras. En consecuencia significó excluir a la gran mayoría de la clase trabajadora del movimiento sindical. Llegaron los Wobblies y establecieron desde el principio para organizar específicamente a los inmigrantes a las mujeres, los afro-americanos, junto con los trabajadores blancos lo que llamaron “un gran sindicato”. Lideraron algunas de las huelgas más exitosas. Una de sus huelgas fue la primera sentada de la historia. Mujeres trabajadoras tuvieron roles de liderazgo, algo de lo que no se había escuchado en absoluto en esa época. Su filosofía era una filosofía revolucionaria. Se la conoce como anarco-sindicalismo.”

[Noam Chomsky, debate con Michel Foucault, 1971] “Un federado y descentralizado sistema de asociaciones libres, incorporando instituciones tanto económicas como sociales, sería a lo que me refiero como anarco-sindicalismo y me parece que es la forma apropiada de organización social para una sociedad tecnológica avanzada en la cual los seres humanos no tengan que ser forzados a posiciones de herramienta, de engranajes en una máquina.”

El 5 de septiembre de 1917 agentes federales allanaron las oficinas de los Wobblies de toda la nación, lo que condujo a arrestos por la ofensa de causar insubordinación, deslealtad, y rechazo al servicio en la fuerza militar y en la armada. 101 de los acusados fueron hallados culpables y recibieron sentencias de prisión de hasta 20 años.

[Noam Chomsky, filósofo] “Wilson llevó a cabo una represión interna brutal llamada El Miedo Rojo que fue la peor de la historia norteamericana; mucho peor que McCarthy y mucho peor que todo lo que está pasando ahora. Arrestaron a miles de personas y aplastaron al movimiento laboral. Fuertes restricciones a la libertad de expresión, arrojaron muchas personas a la cárcel expulsaron todo tipo de gente del país.”

Sin embargo, lo que había empezado como una cacería contra los radicales pronto se esparció a cada rincón de la sociedad norteamericana. Los patriotas fueron alentados a informar sobre sus amigos y vecinos que hablaban contra la guerra mientras la vigilancia se incrementaba dramáticamente, no sólo por los militares sino por instituciones aparentemente benignas, como la oficina postal.

“El estado florece en tiempos de guerra. El estado se fortalece en tiempo de guerra. El estado acumula poder. El poder militar es acrecentado. Las fuerzas de la represión son acrecentadas. La guerra es una oportunidad para que el gobierno aumente su poder.”

En el momento en que terminó la guerra, el número total de muertes había alcanzado aproximadamente 9,7 millones de soldados con millones más sufriendo lesiones que cambiaron su vida y estrés post traumático severo. Con qué finalidad no estaba claro. El derramamiento masivo de sangre no había hecho al mundo seguro para la libertad y la democracia. Lo que hizo fue producir enormes fortunas para un puñado de corporaciones y bancos mientras dejaba al movimiento laboral mundial en desorden. Si la gran guerra hubiera sido un test de la constitución y su concepto del balanceo mutuo de poderes, falló. La suprema corte de Estados Unidos estableció en Schenck vs los Estados Unidos y Abrams vs Los Estados Unidos, que el gobierno federal podría suspender los derechos constitucionales cuando la nación enfrentara “un peligro claro e inminente”.

Randolph Bourne, hablando de la Gran Guerra como un todo, respondió preventivamente con una sentencia ahora famosa “La guerra”, dijo, “es la salud del estado.”

[Seguimos en 3 días…]

Las pirámides perdidas de Caral

Las pirámides perdidas de Caral
(The lost pyramids of Caral)
Martin Wilson / Horizon BBC
50 min
2002

(Quede constancia que la versión doblada al hispanistaní del docu, la que tienes aquí encima, dura unos 8 minutos menos que la que hemos transcrito, que no “transcribido”, y que puedes ver con subtítulos aquí.)

Es uno de los viajes épicos de la humanidad. Hace miles de años, las personas abandonaron la selva y formaron civilizaciones. Construyeron enormes monumentos como las pirámides y todas las grandes ciudades del mundo antiguo. ¿Pero por qué lo hicieron? ¿Qué fuerzas dieron origen al nacimiento de la civilización?

Durante años los arqueólogos han intentado retrotraerse al momento en el que comenzó todo para encontrar la respuesta y ahora es posible que finalmente lo hayan logrado, porque se encuentran explorando una ciudad de pirámides perdida en Perú.

Tiene casi 5.000 años de antigüedad y la historia que relata por qué nos embarcamos en este magnifico viaje es más extraordinaria de lo que ninguna persona jamás pudo imaginar.

La costa del desierto de Perú atrapado entre la cordillera de los Andes y el Océano Pacífico. Nada sobrevive aquí.

Los exploradores alguna vez se precipitaron en busca del oro y los tesoros de los Incas escondidos en esas montañas pero ninguno se detuvo. Pero hace 7 años alguien lo hizo. Ruth Shady había oído sobre unos misteriosos e inexplicables montículos y partió sola por el desierto para hallarlos. Luego, en medio de esta tierra muerta, encontró esto: una enorme colina que se elevaba en el desierto.

“Cuando por primera vez llegué en 1994 al valle me impresionó muchísimo. Está entre el mundo de los dioses y el mundo de los hombres. Tiene una característica muy peculiar.”

Luego, al mirar más de cerca ella creyó ver algo escondido bajo los escombros y las rocas. En su imaginación, pudo divisar el tenue contorno de una pirámide y al mirar a su alrededor pudo ver otro y luego otro más. Ruth Shady se había topado con una ciudad perdida.

Era un descubrimiento que asombraría al mundo de la arqueología porque lograría resolver finalmente uno de los interrogantes más importantes: por qué nuestros ancestros abandonaron una vida de simplicidad y tomaron el camino de la civilización.

La ciudad moderna hoy es el pináculo de la civilización humana. Millones de personas eligen vivir y trabajar juntas. En una civilización todos tienen una tarea específica para ayudar a alcanzar las metas comunes. Obreros, profesionales, constructores todos se unen para edificar la misma sociedad. Por encima de todos se encuentran los poderosos dirigentes. Ellos deciden quien hace que cosa y cuando y donde hacerla. Pero no siempre fue así.

Cómo surgió este complejo sistema, ha sido durante mucho tiempo un gran enigma para los científicos.

“Durante más de un siglo ciertamente una de las preguntas más importantes dirigidas a los arqueólogos es también la más grande ¿Cuál es el origen de la civilización? Este ha sido un tema central un pilar guía virtualmente para todos los arqueólogos que trabajan en los continentes del mundo.”

Porque la civilización no fue inevitable. Durante más de 100.000 años, no existieron dirigentes ni ciudades. La humanidad vagaba por el mundo en pequeños grupos de familias o habitaba en minúsculas aldeas. Había poco planeamiento poca dirigencia y ningún futuro; sólo supervivencia… y luego algo ocurrió. Hace 6.000 años las personas comenzaron a marcharse de sus aldeas y construir grandes ciudades. Los arqueólogos lo llaman cruce de la gran divisoria.

Esto ocurrió en 6 lugares de todo el mundo: en Egipto, Mesopotamia, China e India y en el Nuevo Mundo en Perú y América Central. Si estos precursores no hubieran cruzado la gran divisoria, nuestro mundo moderno no existiría.

“Y lo que nos resulta emocionante es que aquí estamos en el siglo XXI viviendo en sociedades que son en esencia resultados de ese cambio histórico, de esa divisoria histórica.”

Los arqueólogos examinaron todas las civilizaciones primitivas buscando pistas sobre por qué surgieron repentinamente y una y otra vez descubrieron que tenían muchas cosas en común.

“Por ejemplo: los números, la matemática y los sistemas de calendario, la escritura, la cerámica, la metalurgia… Pero por encima de todo, había algo más: la arquitectura monumental.”

En todas las civilizaciones primitivas era lo mismo: enormes, monumentales estructuras. Ese fue el signo principal de que las personas se habían reunido bajo el gobierno de dirigentes para lograr un objetivo común.

Las pirámides señalaron la llegada de la civilización.

“No se pueden construir enormes estructuras como esas sobre la base del consenso. Es necesario tener lideres y seguidores tener especialistas tener personas que estén a cargo que puedan decir a grupos de individuos: bien, hoy tú harás esto y este grupo hará algo diferente.”

Pero ninguna de estas cosas explicaba por qué nuestros antepasados cruzaron esa divisoria histórica. ¿Qué hizo que cambiáramos la vida simple por la ciudad? Esa pregunta aun hechiza a los arqueólogos, porque explicarlo es comprender el alma de la humanidad moderna.

“Y esa es la pregunta clave. ¿Cómo ocurrió, cuándo ocurrió y por qué ocurrió?”

Existían, por supuesto, muchas teorías. Algunos dijeron que había sido el riego y otros el comercio. Hay quienes hoy afirman, que fue por los extraterrestres. Pero muchos dijeron que se trataba de algo totalmente diferente, algo terrorífico: guerra.

La teoría era sencilla. La guerra obligó a grupo de aldeas a reunirse para protegerse, esto llevó a nuevas formas de sociedad organizada. Surgieron poderosos líderes y estos líderes se convirtieron en faraones y reyes. Ellos asignaban tareas y organizaban vidas. La sociedad compleja nació del temor.

Durante 20 años Jonathan Haas y Winifred Creamer probaron la teoría de la guerra por todo el mundo. Un matrimonio de arqueólogos ha encontrado indicios de batallas en cada civilización antigua.

“Cuando se observa la cultura, al volverse ésta más compleja, la guerra parece estar en todas partes. Estas sociedades parecían estar siempre en guerra. La guerra se ve representada en el arte, en la arquitectura, puedes ver la clase guerrera o ejércitos armados, puedes ver generales. Cuando se encuentra escritura, la escritura trata de la guerra.”

Aunque no es universalmente aceptado muchos concuerdan con las conclusiones de Haas de que la guerra fue el impulso fundamental para el nacimiento de la sociedad moderna.

“Francamente encuentro difícil concebir la aparición de la civilización de urbanización compleja sin grados de conflicto o la presencia de guerra.”

Pero era sólo una teoría. Los arqueólogos no tenían pruebas, así que pasaron años recorriendo la tierra buscando la manera de convertir la teoría en hechos. Lo que necesitaban descubrir era lo que los arqueólogos llaman una ciudad madre. Es el eslabón perdido de la arqueología, la primera etapa de la civilización cuando la humanidad cruzó la gran divisoria.

“Si logramos descubrir una de estas etapas antiguas de la civilización eso contribuiría enormemente a nuestra comprensión del proceso de desarrollo de la civilización.”

Si la teoría era correcta entonces la ciudad madre debería estar llena de señales de batalla. Pero siempre encontraban el mismo obstáculo: las civilizaciones constantemente construían sobre si mismas. Eso significaba que las etapas previas resultaban borradas.

“Los seres humanos reconstruyen edificios, reciclan materiales… muy a menudo resulta difícil discernir algo de esa masa de material que es como la base de esa civilización. ¿Qué constituye la civilización original?”

Después de años de búsqueda en el Viejo Mundo, han descubierto muy poco. Todavía necesitaban encontrar la etapa más antigua sobre la cual no se haya construido, algo primitivo, y por eso la búsqueda de la ciudad madre se desplazó del viejo mundo al nuevo.

Perú, hogar de una de las civilizaciones más importantes: los Incas. Aquí, en lo alto de la cordillera de los Andes, ellos regían un poderoso imperio hasta que fue destruido por los españoles hace 500 años. Pero los orígenes de esta gran civilización se extiende miles de años atrás y sus primeras etapas permanecen ocultas en el misterio.

Por eso, la búsqueda de la ciudad madre se estableció aquí, esta vez en la costa peruana, donde hace miles de años comenzó todo.

Hace 7 años la búsqueda de esa esquiva etapa de la civilización llegó aquí a 16 kilómetros de la costa, en el valle de Casma. Se descubrió algo espectacular: una de las pirámides más grandes del mundo. Esta pirámide es tan grande que durante un siglo los exploradores la ignoraron convencidos de que sólo era una colina. Puede rivalizar con las de Egipto.

“Esta pirámide figura entre las más grandes del mundo. Cubre, sobre la superficie del montículo, la extensión de 15 campos de fútbol. El volumen es de unos 2.000.000 de metros cúbicos de material.”

Pero la pirámide era sólo el comienzo; todo el sitio se extiende por más de 9 kilómetros e incluye un grupo de pirámides menores. Frente de la pirámide principal se extienden 4 plazas por más de 1’5 Km. Cientos de personas podrían haberse reunido y hecho negocios aquí. El valle de Casma es una de las maravillas de Perú y es un sitio que exuda civilización.

“Los visitantes de este valle, después de ver por primera vez esta pirámide dirían que la sociedad que la construyó actuó en conjunto. Esta sociedad es muy poderosa, es una sociedad que realmente esta muy organizada.”

Tom Pozorski y su esposa Sheila se hallaban a punto de convertir a Casma en una de las sensaciones de la arqueología porque 4 años atrás ellos desenterraron unos postes de madera dentro de la pirámide principal; la madera puede datarse con carbono 14. Los resultados demostraron que había sido construida en 1.500 AC. Esto convirtió a Casma en la ciudad más antigua que se haya descubierto en América y candidata instantánea a ser la ciudad madre.

Cavaron más profundamente y en todas partes encontraron las señales indicadoras de una civilización en su primera etapa. Había cerámica, pero era muy simple. Y había arte, pero también era tosco. Todas las cosas eran básicas. Todo eso parecía señalar una cosa: Casma debió haber sido la ciudad madre.

Pero la pregunta final de los arqueólogos era ¿había señales de batalla? ¿Era verdad que las primeras civilizaciones nacieron de la guerra?

Entonces se produjo el sensacional descubrimiento definitivo. Ocurrió en una de las pirámides más distantes. Allí encontraron grabados.

“Tenemos figuras de guerreros junto a sus victimas que están despedazadas, decapitadas, con sus cuerpos cortados a la mitad. Las cabezas tienen sangre emanando de sus ojos y de sus bocas y luego hay partes del cuerpo, así que tienes una pierna, un torso o tienes pies y manos cruzadas.”

Para los arqueólogos como Jonathan Haas estos grabados confirmaron lo que habían sospechado desde hacía mucho tiempo: la guerra realmente parecía ser la fuerza que dio nacimiento a la civilización. Parecía ser que la respuesta de por qué cruzamos la gran divisoria desde lo simple hacia lo civilizado, había sido encontrada.

La gran búsqueda de la arqueología, parecía haber terminado en Casma la ciudad madre. Pero los días de Casma como sensación arqueológica estaban contados.

Cuando alcanzaba la cúspide de la fama, Ruth Shady descubrió sus misteriosas colinas que lo cambiaría todo para siempre.

Ruth volvió al sitio una y otra vez y llevó con ella un grupo de estudiantes y arqueólogos. Su primera tarea: obtener una idea básica de la antigüedad de Caral, nombre que se le dio al lugar. Para ello necesitaban encontrar cerámicas, porque los arqueólogos pueden fechar lugares sólo por el estilo de la cerámica que encuentran. Pero tras semanas de búsqueda, no encontraron nada.

“Durante dos meses buscamos cerámica. Cada día en la noche preguntábamos uno al otro si ya alguien había encontrado cerámica. Y nadie; estábamos desconcertados.”

Esto resultaba muy enigmático. Todas las civilizaciones primitivas se encuentran llenas de cerámica incluso Casma pero no ésta. Así que buscaron algo más de lo se esperaría encontrar en una civilización: herramientas de metal. Pero las únicas herramientas que encontraron no estaban hechas de metal sino de piedra.

Había una sola conclusión: esta era una civilización en una etapa increíblemente antigua.

“Poco a poco, conforme veíamos el contexto arqueológico, fuimos asimilando que esto era un fenómeno diferente, distinto, y que estábamos ante un asentamiento mucho más antiguo que lo que esperábamos.”

¿Pero cuan antiguo? Aún no encontraban nada que pudiera ser datado, así que decidieron cavar dentro de las estructuras más grandes de Caral, las pirámides. Fue un emprendimiento enorme. El sitio era inmenso y las pirámides gigantes. Ruth necesitaba ayuda, así que pidió ayuda al ejército.

En su camino había miles de toneladas de arena ripio y piedras acumuladas durante milenios. Debían ser trasladadas y. para evitar cualquier daño a las estructuras originales, debía hacerse un cubo por vez. Poco a poco comenzó a vislumbrarse lo que había debajo algunas de las piedras originales: rastros de arcilla, pinturas no vistas por miles de años una serie de escaleras y el muro frontal de la pirámide. No había dudas de que estas pirámides habían requerido artesanos, arquitectos, una enorme fuerza de trabajo y lideres todos los adornos de la civilización.

Y luego, finalmente un miembro de su equipo encontró lo que estaban buscando. Entre las bases de uno de los edificios había restos de fibras vegetales. Estas fibras habían sido tejidas para confeccionar un tipo de bolsa llamada Shicra que evidentemente había sido utilizada para transportar piedras desde las montañas. Es una técnica encontrada solamente en los edificios más antiguos de Perú.

Las fibras pueden ser fechadas mediante carbono 14, lo que significaba que finalmente Ruth podría saber cuan antiguo era Caral pero carecía de recursos para hacerlo, por lo que buscó ayuda en el extranjero.

Así que el año pasado, Jonathan Haas y Winifred Creamer fueron invitados al lugar. Lo que vieron, los dejó sorprendidos.

“Era el escenario más increíble de todos los sitios arqueológicos que hubiéramos visto en algún lugar del mundo. Fue, literalmente, uno de esos momentos de reacción retardada en los que te quedas boquiabierto y piensas, “Dios mío. Nunca vi algo así en toda mi vida”.

No tenían dudas de que Caral era un lugar de enorme importancia. Esto hizo que la datación de las bolsas Shicra resultara crucial. Llevaron 12 muestras a la Universidad de Illinois para analizarlas.

Si las bolsas eran de alrededor 1.400 AC Caral sería un descubrimiento importante pero más joven que Casma. Una fecha que rondara el 2.000 AC la convertiría en la ciudad más antigua de América. Una fecha más antigua parecía inconcebible.

Tres meses después llegaron los resultados.

“Estaba en el trabajo y Jonathan me llamó y me dijo, son absolutamente geniales, son todos antiguos.”

Las bolsas fueron fechadas en el 2.600 AC. Caral tenía casi 5.000 años de antigüedad, tan antigua como las pirámides de Egipto y más antigua de lo que cualquiera hubiera imaginado posible.

“Estuve histérico durante 3 días.”

Caral era 1.000 años más antigua que Casma. Significaba que Casma no podía ser la ciudad madre; tenía que ser Caral. Ahora Caral se convertiría en una sensación.

La nueva ciudad madre significaba que los arqueólogos podrían al fin buscar la respuesta a su mayor interrogante: ¿Por qué había comenzado la civilización?

“Habíamos eliminado falsos comienzos y callejones sin salida. Dijimos: está bien, este es el punto en el que donde quiera que miremos en el mundo donde se desarrolló la civilización ocurrió esto y esto permitió que ocurriera todo lo demás.”

“En el contexto de la arqueología mundial tiene una enorme importancia. Esto nos brinda un nuevo e independiente laboratorio. Podemos buscar aquí las respuestas a las preguntas que nos hacemos de todas las civilizaciones. Tenemos aquí una oportunidad única históricamente una oportunidad única para observar el comienzo, la transición de tener nuestro eslabón perdido, si quieren.”

Ruth podía ahora mostrarle al mundo como lucía una sociedad en el amanecer de la civilización. Su trabajo reveló que en el corazón de Caral había 6 pirámides alrededor de una plaza central. Al lado de ellas había un anfiteatro y un templo el corazón religioso de Caral. Contenía un horno que Ruth creía tenía una llama que debía arder para siempre. En el centro de la plaza había casas algunas decoradas, otras simples. Dominando todo la pirámide principal trono de los jefes de la ciudad y símbolo de que la gente de Caral había dejado atrás la vida primitiva y descubierto la civilización.

Por lo tanto, así es como habría lucido la sociedad moderna en sus principios.

Pero ¿por qué estaba la ciudad aquí? ¿Por qué la civilización comenzó en Caral?

Y entonces comenzaron los problemas. Comenzó cuando Jonathan Haas, el experto mundial en la teoría de la guerra hizo otra visita. Buscaba evidencia para respaldarse.

Lo primero que pensó que encontraría eran las almenas.

“Comencé a caminar y a escalar todas las laderas alrededor de Caral y finalmente comprendí que no había ninguna fortificación alrededor del sitio.”

Mientras tanto, Ruth y su equipo buscaban armas en Caral, representaciones de guerra, cualquier cosa. Pero no encontraron nada.

“No encontramos indicadores de armas que pueden aparecer en otras etapas de la historia donde se ven porras de piedra. No veo evidencias de conflicto; la ciudad no está amurallada, no sentían amenazas de conflicto, no hay instrumentos de guerra.”

Ahora Haas estaba extremamente desconcertado así que amplió su búsqueda. Se dirigió a la boca del valle a través de la cual algún invasor tendría que haber pasado.

“Si yo fuera un ejército aproximándome sería aquí donde habría venido y es aquí donde debería encontrar fortificaciones defensivas. Debería haber una pared cruzando, son lugares sencillos donde poner murallas que atraviesen estas rutas de acceso.”

Pero nuevamente nada.

“Debería haber algo para demorar al enemigo y de hecho, no hay nada. No hay ninguna fortificación alrededor del sitio.”

Jonathan Haas estaba ahora enfrentándose a una verdad incómoda. Había pasado años siguiendo la teoría de que la guerra era la fuerza que dio origen a la civilización y ahora todo se estaba desmoronando.

“Realmente crees tener los comienzos de esa sociedad compleja y tengo la posibilidad de mirar justo en el principio y busco el conflicto, la guerra y busco los ejércitos y las fortificaciones y no están ahí. Deberían estar aquí y no están. Y tienes que cambiar toda tu ideología sobre el rol de la guerra en estas sociedades y eso está demoliendo nuestras hipótesis de la guerra. La hipótesis de la guerra simplemente no funciona.”

El mensaje de Caral era claro la guerra no tenía nada que ver con la creación de la civilización, aquí por lo menos. Toda la búsqueda para descubrir por qué surgió la civilización debería empezar de nuevo.

Los ojos del mundo se enfocaban en Ruth. Todos querían saber que había sucedido en Caral. Si no había sido la guerra ¿qué fue lo que llevo a estas personas a construir su magnifica ciudad? Descubrieron que Caral era una sociedad que sabía como divertirse.

Cerca del templo principal, Ruth y su equipo encontraron hermosas flautas talladas hechas de huesos de cóndores.

“Las flautas constituyeron el primer hallazgo que revelaba especialización en las sociedades Supe.”

Pero los habitantes de Caral también disfrutaban de placeres mundanos. En el laboratorio el equipo de Ruth identificó fragmentos del fruto de la llamada planta de Achiote. Incluso hoy en día es usada por las tribus de la selva para pintar sus cuerpos y dar color a la comida, pero tiene otro uso para enriquecer la capacidad sexual.

También encontraron el caparazón de una criatura llamada caracol megabolinus. Estos eran usados como adornos para collares y dentro de uno de ellos descubrieron rastros de un misterioso polvo blanco. Era cal. El equipo también encontró semillas de la planta de coca y eso significaba drogas. La cal mezclada con la coca aumenta los efectos de la cocaína de la planta de coca. Es un poderoso estimulante.

“Hay indicadores de que se ha usado algún tipo de droga porque encontramos pequeños recipientes en donde había algo de cal. También encontramos inhaladores hechos de huesos.”

En algunas tribus del Amazonas los chamanes u hombres sagrados usan algo similar, incluso hoy. Los efectos son dramáticos: durante el trance creen estar poseídos por espíritus de animales. Ruth cree que algo parecido pudo haber sucedido durante los festivales en Caral en aquellos años.

“Es probable que durante cada ceremonia religiosa que eran muy frecuentes en Caral hubiera alguna droga alucinógena.”

Pero estos hallazgos le cuentan a Ruth mucho más sobre Caral. La planta, el caracol e incluso las flautas eran pistas sobre las bases de la civilización porque poseían otra cualidad particular: eran totalmente ajenos a los desiertos que rodean Caral. Provenían de las alturas de los Andes o de la selva tropical y eso estaba a más de 300 kilómetros de distancia.

Todos estos bienes fueron traídos a Caral desde lejos pero ¿por qué?

El misterio se profundizó aun más. El equipo de Ruth descubrió que Caral no sólo importó sus placeres. También importó la mercadería más básica de todas: la comida. Al parecer la dieta principal de Caral era completamente extraña para una ciudad internada en el desierto. Era pescado. Había grandes cantidades de huesos de pescado principalmente sardinas y anchoas. Sólo podían provenir de la costa del Pacífico, a más de 26 kilómetros. Se trataba de un verdadero enigma. Mercaderías de todo tipo parecían llegar a Caral provenientes de todo el Perú.

¿Por qué? ¿Qué ocurría en Caral que los llevó allá?

El misterio de Caral ahora cautivaba a Jonathan Haas y a Winifred Creamer. Desde el colapso de la teoría de la guerra vagaron por los valles alrededor de Caral buscando pistas para una teoría alternativa. Su búsqueda los llevó hacia las colinas de los valles vecinos y se dieron cuenta que todos los valles de Caral tenían una cosa en común: ríos.

Incluso hoy día, Caral es alimentada por ríos que fluyen desde Los Andes hasta el mar. Estos ríos son la clave para desentrañar el misterio de por qué la civilización se formó primeramente en Caral, porque con los ríos había llegado un gran avance tecnológico: la irrigación.

“Este es el tipo más simple del sistema de irrigación. Todo lo que necesitas hacer es tomar una azada o algo parecido y hacer una pequeña zanja desde el río hasta una parte de tierra y puedes decir que estás en el ángulo correcto porque el agua te seguirá.”

Los valles cercanos a Caral están entrecruzados con antiguas zanjas de riego y la irrigación podría haber transformado el desierto.

“Una vez que traigo agua de ese río al desierto peruano, ese desierto florece. Una vez que le llevas agua, se convierte en la tierra más productiva que puedas desear.”

Jonathan cree que Caral fue una vez un enorme Jardín del Edén. Aquí en el medio del desierto podría haber habido extensos oasis de campos de frutas y vegetales. Podría haber hecho de Caral, una de las maravillas del mundo antiguo y la irrigación llevó a algo más, algo que se transformaría en la innovación fundamental detrás del surgimiento de la civilización en Caral.

Los investigadores de Ruth comenzaron a buscar los vegetales que comían las personas en Caral. Entre todos los frijoles y nueces encontraron semillas de algodón, muchas de ellas. De hecho, el algodón, parecía estar en todas partes.

“Casi todas las construcciones tienen semillas de algodón o motas de algodón o textiles. De modo que nos sorprendió al principio mucho, la abundancia del algodón.”

Parte del algodón se usaba en ropas, pero tenía otro uso que no tenía ninguna relación con Caral: redes de pesca. Esta red fue hallada en la costa no muy lejos de Caral. Tiene casi 5.000 años de antigüedad, tan antigua como Caral mismo. Fue en ese momento que todo fue claro para Ruth: Caral se dedicaba al comercio. Hacía redes de algodón para el pescador que enviaba pescado como pago.

“Se generó una esfera de intercambio económico entre pescadores y agricultores. Los agricultores producían algodón que requerían los pescadores para la confección de las redes de pesca y los pescadores le daban a cambio los moluscos y los pescados secos.”

Esta fue la gran idea de Ruth Shady. El comercio con algodón llevó a un enorme sistema mantenido por sus propios recursos. Caral hacía el algodón para las redes. Con las redes los pescadores podían atrapar más comida. Más comida significaba que más personas podían vivir en Caral para hacer crecer más algodón y así Caral se convirtió en un exitoso centro comercial y el comercio se extendió.

Se hallaron mercaderías procedentes de lugares tan lejanos como Ecuador, Los Andes y por supuesto, la selva tropical, a cientos de kilómetros de distancia.

“Hay un intercambio con poblaciones de la sierra, de la selva y de otras poblaciones del litoral más alejadas. Entonces hay una esfera de intercambio que es mucho mayor que la de la esfera económica interna de la propia sociedad de Supe.”

Parecía que habían descubierto la respuesta a la gran investigación arqueológica. La fuerza que llevó al nacimiento de la civilización en Caral 5.000 años atrás no fue la guerra. Parecía ser el comercio. Ruth Shady, la arqueóloga de Perú, lo resolvió.

“Parece que el intercambio es lo que unió todo el sistema y está surgiendo como una de las teorías más efectivas que tenemos hoy para explicar cómo se desarrolló este sistema.”

Y sorprendentemente, este comercio parece haber construido un mundo satisfecho; no había batallas ni fortificaciones. Las civilizaciones en Perú parecen haber nacido de un tiempo de paz ¿o no fue así?

Cuando todo parecía resuelto, por casualidad el equipo de Ruth descubrió algo que amenazó con socavar todo. En una de las casas más importantes, tal vez hogar de algún miembro de la élite, notaron algo inusual.

“Habíamos dado por concluido el trabajo en este recinto pero cuando retornamos al día siguiente, con el contraste de luces, pudimos notar que había un ligero hundimiento en una parte el piso del edificio.”

Al principio pensaron que habían encontrado un objeto personal quizás un adorno. Cuando miraron de cerca pudieron ver que se trataba de una canasta de fibra vegetal. Había permanecido debajo del suelo de una casa por casi 5.000 años. Cuando Ruth limpió el polvo descubrió algo mucho más perturbador en su interior: huesos humanos. Habían encontrado el cuerpo de un niño pequeño quizás un bebé. De pronto surgió una posibilidad aterradora. Tal vez las personas de Caral empezaron como tradición lo que sería común en civilizaciones posteriores de América: el sacrificio humano. Quizás, Caral no fue una civilización de paz y felicidad después de todo quizás fue brutal y unida no por comercio, sino por miedo.

Era vital descubrir como había muerto ese niño. ¿Había sido victima de alguna práctica barbárica?

El cuerpo fue enviado a los laboratorios para análisis y junto a él los objetos encontrados enterrados a su lado. Ruth se sorprendió al ver que el bebé había sido ubicado en posición fetal antes de ser enterrado y se sorprendió aun más al ver que el cuerpo había sido cuidadosamente envuelto en varias capas de tela fina. Junto con el cuerpo había pequeñas piedras. Habían sido cuidadosamente pulidas y estaban perforadas en el centro; debían ser cuentas, quizás de un collar.

Luego examinaron los huesos. Eran los huesos de un bebé de aproximadamente 2 meses de edad y entonces, lentamente, cada hueso fue examinado en busca de señales de violencia, pero no había ningún indicio. Sospecharon que este niño había muerto de causas naturales. Había sido amorosamente preparado para el entierro.

El primer ciudadano de una civilización americana no fue un sacrificio sino un niño sumamente amado. Caral había sido una ciudad de paz después de todo.

Así que esta es la historia real de Caral.

En el desierto se levanta una ciudad de pirámides construida con las riquezas pacíficamente conseguidas a través del comercio. Produjo una civilización que perduró intacta por más de 4.000 años. Es una historia que puede contener la respuesta al mayor interrogante de la arqueología: ¿Por qué los seres humanos cruzaron la gran divisoria de lo simple a lo civilizado?

“Caral fue la primera ciudad, el primer gobierno central que surge, que se forma. Caral cambia los conocimientos que teníamos de los orígenes de la civilización.”

Porque al parecer, hace 5.000 años atrás no tenían necesidad de guerra. Caral disfrutó de una paz que duró casi un milenio, un logro sin precedentes en el mundo moderno.

“Ese es un periodo de miles de años de paz. No puede haber miles de años de paz si la guerra fuera algo natural de los seres humanos. Si la guerra es parte de la naturaleza humana no consigues un milenio sin guerras.”

Quizás sea ese el verdadero legado de Caral. La civilización humana no nació del derramamiento de sangre ni de las batallas. La guerra fue una parte posterior de la historia humana.

GRANDES COSAS PUEDEN SURGIR DE LA PAZ.

A %d blogueros les gusta esto: