Network

Network

Película “Network” aka “Un mundo implacable” (1976)
+info | Trailer

“Ésta es la historia de Howard Beale, presentador del informativo de la UBS.
Howard Beale pertenecía a la élite de la televisión,
toda una autoridad, con índices de audiencia de 16 puntos y cuotas del 28%.
En 1969, sin embargo, su suerte empezó a cambiar.
Bajó a un índice del 22.
Al año siguiente, falleció su mujer, dejándole viudo, sin hijos
y con una cuota de audiencia del 12%.
Se volvió melancólico y solitario, y se dio a la bebida.
El 22 de septiembre de 1975 fue notificado de su despido.
La noticia le llegó a través de Max Schumacher,
el presidente de Informativos de la UBS.
Los dos amigos se emborracharon juntos.”

 

“- Me voy a suicidar.
– Joder, Howard.
– Me voy a volar la tapa de los sesos en directo,
en pleno informativo de las siete.
– Obtendrías un buen índice de audiencia.
Una cuota del 50%, tranquilamente.
– ¿Tú crees?
– Seguro.
Podríamos hacer una serie: El suícídío de la semana.
¿Y por qué parar ahí?
La ejecucíón de la semana.
El terrorísta de la semana.
– Me encanta.
Suicidios.
Asesinatos.
Terroristas.
Matones de la mafia.
Accidentes de coche.
La hora de la muerte.
Un programa familiar perfecto para la noche de los domingos.
– Borraríamos a Disney del mapa.”

 

“- Estuve casado durante 33 años fraudulentos de gritos y quejas.”

 

“- Hoy he visto las noticias de las seis.
Es puro sensacionalismo.
Más de un minuto sobre la mujer que cabalgó desnuda por Central Park
y menos de un minuto de noticias internacionales.
Sólo había sexo, escándalo, violencia, deportes,
y niños con enfermedades incurables.
Así que no quiero oír nada sobre periodismo de alta calidad.
– Estás en las aceras, prostituyéndote como todos nosotros.
Si vas a hacerlo, hazlo bien.”

 

“- Creo que una vez di una charla en la Universidad de Misuri.
– Estuve en el público.
Durante meses estuve enamorada como una colegiala.
– Si pudiéramos regresar por un momento a lo que la gitana predijo…
todo eso de involucrarte emocionalmente y hombres maduros…
– ¿Qué haces esta noche?
– No puedo llegar esta noche.
Llámame mañana.
– ¿Tienes algún restaurante preferido?
– Como de todo.
– Tengo la sensación de que me estás seduciendo.
– Lo estoy.
– Tengo que advertirte.
No hago nada en mi primera cita.
– Ya veremos.
Tonto, ¿en qué te estás metiendo?”

 

“- Estuve casada durante cuatro años y fingí ser feliz.
Tuve seis años de análisis y fingí estar cuerda.
Mi esposo se escapó con su novio…
y tuve un romance con mi analista quien
me dijo que era la peor en la cama.
No puedo decirte cuántos hombres
me han dicho lo mala que soy en la cama.
Aparentemente tengo un temperamento masculino.
Me excito rápidamente, me satisfago prematuramente…
y apenas puedo esperar para ponerme de
nuevo mi ropa y largarme del dormitorio.
Parece que soy inepta para todo, menos para mi trabajo.
En mi trabajo soy buena.
Entonces me dedico a eso.
Todo lo que quiero de la vida es un a cuota del 30% y un índice del 20.”

 

“- Pues aquí estamos.
Un hombre de mediana edad reafirmando su virilidad
y una joven aterrada con un complejo de padre.
¿Qué tipo de guión podríamos sacar de esto?”

 

“- No tengo que deciros lo mal que están las cosas.
Todo el mundo lo sabe.
Estamos en una crisis.
La gente está en el paro o tiene miedo a perder su trabajo.
El dólar no vale ya ni cinco centavos.
Los bancos quiebran.
Los dependientes guardan armas bajo el mostrador.
Hay gamberros por las calles y nadie sabe qué hacer.
Es imparable.
Sabemos que el aire es irrespirable y que comemos basura.
Nos sentamos ante la televisión mientras el presentador nos dice
que se han cometido 15 homicidios y 63 crímenes, como si fuera algo normal.
Las cosas están muy mal.
Aún peor.
El mundo se ha vuelto loco.
La locura es tal que ya no salimos a la calle.
Nos quedamos en casa y nuestro mundo se vuelve más pequeño.
Decimos: “Al menos dejadnos en paz en nuestras casas”.
“Si tengo una tostadora y una televisión,
no diré nada. Pero dejadnos en paz”.
Pues yo no os voy a dejar en paz.
Quiero que os enfadéis.
No quiero que os manifestéis ni que escribáis a vuestro congresista.
No sé qué hacer sobre la depresión, la inflación, los rusos y el crimen.
Sólo sé que tenéis que enfureceros.
Tenéis que decir: “Soy un ser humano. Mi vida tiene valor”.
Quiero que os levantéis.
Levantaos de vuestras sillas.
Quiero que os levantéis ahora mismo, vayáis a la ventana,
la abráis, saquéis la cabeza y gritéis:
“Estoy furioso y no pienso aguantarlo más”.”

 

“- La voz me dijo:
“Quiero que cuentes la verdad”.
“No es fácil. Nadie quiere saber la verdad”.”

 

“- Empecé como vendedor.
Vendí máquinas de coser, recambios para automóviles,
cepillos y equipo electrónico.
Dicen que puedo vender cualquier cosa.
Me gustaría venderle algo.
Valhalla. Siéntese, por favor.
Ha alterado las fuerzas primarias de la naturaleza,
y no lo consentiré. ¿Le queda claro?
Cree que ha paralizado un simple trato comercial.
No es así.
Los árabes han sacado miles de millones
del país y tienen que devolverlo.
Es el flujo y reflujo, la gravedad de las mareas.
Es el equilibrio ecológico.
Usted es un viejo que piensa
en términos de naciones y pueblos.
Las naciones no existen.
Ni los pueblos.
Ni los rusos.
Ni los árabes.
El tercer mundo no existe.
Occidente no existe.
Sólo existe un sistema de sistemas holístico.
Un dominio vasto, inmanente, entrelazado, interrelacionado,
multivariado, multinacional de dólares.
Petrodólares, electrodólares, multidólares.
Marcos, yenes, rublos, libras y shekels.
Es el sistema monetario internacional
que determina la vida de este planeta.
Es el orden natural de las cosas hoy en día.
Es la estructura atómica, subatómica y galáctica actual de las cosas.
Y usted ha alterado las fuerzas primarias de la naturaleza.
Y lo va a expiar.
¿Me ha entendido?
Sale en su pequeña pantalla de 21 pulgadas…
y vocifera sobre EE UU y la democracia.
EE UU no existe.
La democracia no existe.
Solo existen IBM, ITT, AT&T, DuPont, Dow, Union Carbide y Exxon.
Ésas son las naciones del mundo hoy en día.
¿Cree que los rusos hablan sobre Marx en sus consejos de estado?
Sacan sus gráficos de programación lineal, sus teorías de
decisión estadística, y calculan las probabilidades de precio
y coste de transacciones e inversiones.
Ya no vivimos en un mundo de naciones e ideologías.
El mundo es un colegio de corporaciones
determinados inexorablemente por las inmutables leyes comerciales.
El mundo es un negocio.
Lo ha sido desde que el hombre salió arrastrándose del fango.
Y nuestros hijos vivirán para ver ese mundo perfecto
en el que no hay guerras ni hambre, ni opresión ni brutalidad.
Una enorme sociedad ecuménica para la que trabaja toda la humanidad
para servir a un beneficio común, de la que toda la humanidad
será accionista.
Todas las necesidades serán satisfechas.
Las ansiedades, apaciguadas. El aburrimiento, amenizado.
Y yo le he elegido a usted para que predique este evangelio.
– ¿Por qué yo?
– Porque estás en la televisión, idiota.
Te ven 60 millones de personas
cada noche, de lunes a viernes.
– He visto el rostro de Dios.
– Puede que tenga razón.”

 

“- El pueblo ha hablado y ha ganado.
Fue una explosión de democracia.
Pero creo que eso ha sido todo, amigos.
Este tipo de cosas no volverá a ocurrir,
porque en el fondo de nuestras almas aterradas
sabemos que la democracia es un gigante moribundo.
Un concepto político enfermo
y agonizante que se retuerce de dolor.
No quiero decir que EE UU
haya dejado de ser una potencia mundial.
Es el país más rico, más poderoso
y más avanzado del mundo.
Ni que los comunistas vayan a hacerse
con el poder. Están más muertos si cabe.
La que sí está acabada es la idea
de que este gran país esta dedicado a la libertad
y al crecimiento del individuo.
Es el individuo quien está acabado.
Es el ser humano individual y solitario quien está acabado.
Estáis todos acabados, porque ya no vivimos en una nación
de individuos independientes.
Es una nación de 200 millones de seres
transistorizados, desodorizados,
blanqueados y totalmente innecesarios,
tan reemplazables como los pistones de un motor.
Ha llegado el momento de decir:
¿Es tan mala la deshumanización?
Bueno o malo, es así.
La gente se está volviendo humanoide,
seres que parecen humanos y no lo son.
El mundo entero.
Somos el país más avanzado y llegaremos antes a eso.
La gente del mundo entero está siendo fabricada en serie,
programada, numerada y…”

Anuncios

Publicado el 20/11/2013 en 1001. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: