Estimula tu cerebro para vivir más y mejor

Estimula tu cerebro para vivir más y mejor
Redes
28 min
2013

Estimulación magnética transcraneal, una técnica no invasiva que permite mejorar ciertos aspectos de nuestra cognición.

Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro?

Probablemente lo que tenemos de la naturaleza es lo mejor que podemos tener, pero no está funcionando siempre de la mejor manera posible. O sea, es posible hacer que funcione mejor para cosas concretas.

El cerebro de alguna manera está programado para cambiar constantemente, lo que los neurocientíficos llaman plasticidad cerebral.

La genética es demasiado lenta, es el punto de partida.

Hace tiempo que sabemos que toda corriente eléctrica genera un campo magnético y viceversa. Nuestro cerebro, como objeto eléctrico, no es una excepción. La electricidad que generan sus neuronas producen un campo magnético a su alrededor. Y un campo magnético o un campo eléctrico externos, pueden producir actividad en nuestro tejido cerebral.

Hoy en día ya existen varios métodos que permiten estimular nuestro cerebro sin cirugía. La estimulación magnética transcraneal (EMT) utiliza campos magnéticos que atraviesan la piel y el cráneo hasta provocar una pequeña corriente eléctrica en la corteza cerebral. Y la estimulación eléctrica transcraneal (EET) sigue el mismo principio, pero a través de descargas eléctricas muy pequeñas.

De momento ya se está probando la efectividad de estos métodos no invasivos en casos de depresión, epilepsia, dolores crónicos, parkinson, autismo y derrames cerebrales. De hecho, numerosos experimentos, muestran que estos dispositivos, que actúan sobre el cerebro pero desde fuera, son capaces de mejorar habilidades cognitivas como la memoria, la capacidad de aprendizaje, la lógica y la matemática. E incluso pueden cambiar la manera en que percibimos el entorno y reaccionamos ante él.

En resumidas cuentas pueden modificar nuestra conducta.

Las implicaciones de estas nuevas tecnologías no invasivas son enormes. Se abre la puerta para manipular nuestra mente. Quizás para manipular lo que hacemos, lo que sentimos y lo que pensamos.

Como ocurre con todos los grandes descubrimientos científicos y tecnológicos, las consecuencias éticas, todavía imprevisibles, de una técnica con este poder, dependerá del uso que le demos.

El cerebro acaba siendo una gran maroma de cables, es un órgano eléctrico que utiliza electricidad para traducirlo en una reacción química concreta para, de nuevo, activar electricidad.

Aunque sabemos que notamos el dolor gracias al cerebro, el cerebro no tiene receptores de dolor. Tú puedes abrir la cabeza y una vez abierta cortar los sesos, y los sesos mismos no duelen, no tienen receptores de dolor; las pequeñas arterias y venas en sus paredes tienen receptores de dolor, por eso el dolor de cabeza, porque se dilata un poco la cobertura y aprieta, pero no es el cerebro mismo lo que duele.

El hecho de perder capacidad para asociar cosas muy cercanas, el nombre del objeto, el nombre de la persona, esa pérdida de capacidad a medida que nos hacemos mayores va asociada a una mayor capacidad de ver relaciones más distantes entre las cosas. La sabiduría de los mayores es ver relaciones entre cosas y situaciones donde los jóvenes no las ven.

Todo lo que nos pasa cuando envejecemos cerebralmente no es malo. No sólo no es malo, es crítico para el bien de nuestra sociedad mantener de forma activa, capaz, a los mayores precisamente porque nos dan este punto de vista distinto, esta sabiduría.

Nuestro sistema está muy centrado en curarnos cuando estamos enfermos, en estigmatizarnos porque envejecemos, no en ayudarnos a envejecer bien o a prevenir la enfermedad.

Si tu cerebro está más sano, tu cuerpo estará más sano.

El medio ambiente, a través de factores epigenéticos, cambia la expresión de los genes, nos cambia hasta la herencia que traemos, si venimos de otro sitio. Una persona de origen japonés que vive en EEUU, es un japonés distinto al japonés que se queda en Japón, y eso se marca en su cerebro.

Si lo que queremos conseguir es que nuestro cerebro de cada uno de nosotros se mantenga lo máximo posible, la evidencia más fuerte hoy por hoy es en 3 cosas:

  1. Comer la cantidad de calorías mínima para no perder peso, para mantener el peso al nivel adecuado de cada uno sin estar perdiendo pero sin comer lo máximo para no ganar.
  2. El ejercicio físico es útil, y la forma más fácil de hacer ejercicio físico es usar las escaleras. Pero la realidad es que 15 minutos de ejercicio vigoroso para poner en marcha el corazón, tiene una ventaja no sólo cardiovascular sino que tiene una ventaja cerebral. No es porque gastes calorías. Resulta que ese tipo de ejercicio literalmente aumenta la capacidad de las zonas cerebrales que nos permiten tener mayor control inhibidor, mayor capacidad de resistir tentaciones, de tomar decisiones a su tiempo y no aceleradamente. Cambia nuestro cerebro en una forma que nos es beneficiosa.
    15 ó 20 minutos diarios es suficiente, pero aeróbico.
  3. Darse cuenta que al igual que los músculos hacen ejercicio, nuestro cerebro a la postre es un músculo un poco especial que necesita hacer ejercicio también. Entonces hacer ejercicio cognitivo para mantener la capacidad plástica del cerebro. La puntualización es de que lo que estamos hablando no es hacer más de lo que uno ya sabe hacer, sino salir de tu zona de confort, hacerle hacer a tu cerebro cosas que no sabe hacer.
Anuncios

Publicado el 10/10/2013 en Píldoras. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: