Titanoboa

Titanoboa
NatGeo
91 min
2012

Las serpientes. Siempre han sido símbolos de amenaza y peligro. Desde la serpiente en el jardín del Edén a los míticos dragones inspirados en serpientes, son bestias que destruyen a los humanos si no luchan con ellas.

Un animal que genera asombro y terror en las culturas, desde la antigua China al Nuevo Mundo.

Hay razones aterradoramente buenas para estos temores: casi medio millón de personas son mordidas por serpientes venenosas cada año, lo que lleva a más de 20.000 muertes, y muchas personas sufren de fobia a las serpientes.

La gigante descubierta en Cerrejón, a pesar de estar extinta hace mucho, le dará una nueva e inimaginable visión a la tradición de las serpientes.

Fueron los fósiles desenterrados de la enorme mina de carbón de Cerrejón los que abrieron el mundo perdido de hace 60 millones de años atrás, pero estos antiguos huesos nos dan sólo un vistazo de las criaturas que viven. Para ver el pasado más claramente, el equipo vuelca su atención a los animales actuales.

Después del descubrimiento de los estudiantes en el laboratorio, la siguiente parada para los científicos investigadores, es la colección de esqueletos de serpientes modernas en el Museo de Historia Natural de Florida.

Es el espécimen más grande desde la anaconda, la serpiente viva más pesada.

Fuimos y conseguimos un esqueleto de anaconda de 5’1 m. Era la más grande que teníamos. Es una serpiente grande. La pieza más grande de la columna vertebral de esa serpiente tenía este tamaño. Comparada con la vértebra que acabamos de desenvolver, que tenía este tamaño… así que pensé, dios, si esto mide 5 m, esta cosa entera debía medir 24 m…

Un pionero, el explorador victoriano Percy Fawcett, que dijo ver una anaconda de 19 m en un bosque tropical sudamericano, pero desapareció en el bosque antes de producir evidencia alguna y nunca se le volvió a ver.

En 1912, el expresidente estadounidense Theodore Roosevelt, ofreció un premio en el zoológico del Bronx de 1.000 $ a cualquiera que pudiera encontrar una serpiente de más de 9 m de largo. Los exploradores y coleccionistas viajaron por todo el mundo, desde Perú hasta el Congo, pero la serpiente de más de 9 m parecía ser tentadoramente elusiva.

Aunque el premio ya no es ofrecido, una especie de Asia, la pitón reticulada, eventualmente rompió el récord midiendo unos asombrosos 10 m. de largo.

La Gigantophis, que Jason había medido recientemente, era la serpiente más grande conocida hasta entonces que había habitado la Tierra, hace 36 millones de años, capaz de cazar elefantes primitivos en los pantanos de Egipto, y medía unos colosales 11 m.

Parece casi en contra de la intuición que un animal debiera perder sus miembros y aún así las serpientes sigan con nosotros hoy y sean uno de los grupos más exitosos de vertebrados en el planeta.

A lo largo de sus 100 millones de años, las serpientes se han diversificado. Algunas familias han desarrollado un veneno supertóxico con colmillo especializados, como las cobras, las víboras y las serpientes de cascabel. Otras no usan nada de veneno, pero matan aplastando a sus presas hasta matarlas: las constrictoras (boas, pitones y anacondas).

… se dirige a los Everglades de Florida, hoy hogar de una de las serpientes más grandes del mundo. Puede crecer más de 6 m de largo y no es nativa de la Florida. Es la pitón birmana. La pitón birmana pertenece a los bosques tropicales del sur de Asia, no debería estar aquí en absoluto. En 1992 el huracán Andrew azotó a Florida. Entre sus víctimas hubo cientos de mascotas y un depósito de animales que contenía cientos de pitones birmanas destinadas para el comercio de mascotas. Alrededor de 900 se escaparon, prosperaron en condiciones cálidas y húmedas devorando todo a su paso. En los últimos 19 años el número de pitones se cree que creció de 5.000 a 100.000 sólo en los Everglades.

Las serpientes son las víboras del mundo animal. Primero buscan un buen lugar para una emboscada. Modernas o antiguas, pequeñas o gigantes, toda serpiente necesita de un lugar para ocultarse.

Como una serpiente moderna, la lengua bífida del monstruo de Cerrejón es un órgano crucial que presiente el mundo a su alrededor. Su forma bífida hace que la superficie sea más grande y sensible. Puede ayudar a las serpientes a detectar la dirección de la presa y otros datos de interés mientras se mantiene oculta.

Aunque la pitón mata por constricción y no inyecta veneno, aún tiene una mordedura feroz para atrapar a su presa. Una vez que la presa está en rango, la serpiente se lanza como un misil.

La serpiente ve a John como un depredador. Su reacción instintiva es expulsar los contenidos de sus tripas sobre él.

Los dientes curvos de la serpiente antigua se traban sobre su presa. Cuanto más lucha la presa, más profundo llegan los dientes.

Una constrictora de este tamaño puede aplicar una presión de 3 Kg./cm2. En el pecho humano podría sentirse como ser aplastado por un auto pequeño.

Si yo fuera una presa me constreñiría tanto que los vasos de mi corazón casi explotarían, porque se detiene, y hay mucha presión sobre tu sistema circulatorio.

La serpiente de Cerrejón rompe el récord. Con 14’6 m es la serpiente más larga de la historia del mundo. Su nombre completo es Titanoboa cerrejonensis.

En algunas serpientes vivas grandes las costillas tienen 13 cm de largo. En la escala de la serpiente gigante de Cerrejón, las costillas deben medir más bien 60 cm de largo, con un muro de músculos lo suficientemente fuertes como para aplastar a un rinoceronte.

En los pantanos de Los Llanos venezolanos se encuentra la serpiente más pesada del mundo moderno, la anaconda verde.

La mayoría de las boas viven en árboles.

Jesús camina descalzo por estos pantanos infestados de serpientes para sentir a los reptiles que no puede ver. Hay sanguijuelas, rayas, caimanes, cocodrilos y pirañas en su camino.

La Titanoboa pesaba tanto como 20 personas. El movimiento en la tierra era una lucha constante contra la gravedad. Al igual que la anaconda, su amiga era el agua, donde se vuelve en efecto más liviana y rápida. El hábitat en Venezuela de la serpiente hoy, refuerza la evidencia de que el reino de la Titanoboa era el mundo acuático del bosque tropical.

A pesar de su falta de piernas o aletas, las serpientes son nadadoras naturales. Más rápidas que los humanos. El secreto son sus columnas flexibles. Adquieren la forma de una ese usando todos sus cuerpos para atravesar el agua.

El estilo de vida de la anaconda es el más cercano que pueden hallar a la serpiente gigante, la Titanoboa, que prosperó en Colombia hace 60 millones de años.

La anaconda más que nada caza en el agua, donde son más difíciles de detectar. Al igual que la Titanoboa, acechando bajo la superficie, esperando que pase una presa distraída, quieta, como si estuviera muerta, sin producir un solo murmullo, conteniendo su respiración hasta 45 min.

Estas serpientes no se detienen con las tortugas. También comen caimanes, un tipo de cocodrilo. Las serpientes siempre estuvieron dispuestas a atacar las presas más grandes, tanto ahora como hace 60 millones de años. ¿Hay algún animal que haya estado a salvo de la Titanoboa en el mundo perdido de Cerrejón? Incluso el cocodrilo ñato de media tonelada está en riesgo. Es incapaz de escapar de los dientes de la serpiente gigante. Apretado por rollos de músculo, aplicando 200 Kg de presión por cm². Cada vez que el pecho del cocodrilo se mueve, la Titanoboa aumenta su presión induciendo a la inconsciencia y luego cortando la circulación de su víctima hasta la muerte.

La mina no sólo produjo la Titanoboa. Reveló una asombrosa variedad de animales gigantes. Uno de los más notables es la tortuga de agua dulce. La medida final resulta ser de unos asombrosos 2 m, tan grande como una mesa para cenar. El mundo acuático perdido contiene extrañas especies como el Dipnoo, capaz de respirar en el aire de la superficie que creció al tamaño de un hombre. Y había enormes de cocodrilos. El cocodrilo mide hasta 4’6 m de largo.

Es una bola de apareamiento. Muchas anacondas macho envueltas alrededor de una hembra. Los machos están compitiendo para aparearse con ella. Sólo uno lo logrará.

En la temporada de apareamiento, las señales químicas en el agua muestran que es seguro acercarse. Y luego la pelea es entre los machos. La lucha puede durar semanas, mientras los machos intentan apartarse unos a otros, hasta que finalmente uno logra aparearse. La hembra embarazada se aleja con sus pequeños creciendo dentro de ella. Ha almacenado suficiente comida en su cuerpo como para sobrevivir los 7 meses del embarazo. No volverá a comer hasta que haya dado a luz.

… muestra el gran número de huevos con el que carga una hembra de pitón. 29, 30, 31, 32… En la Titanoboa hembra podría haber habido tanto como 100 retoños.

Los bebés de serpiente están en una membrana pequeña de cascarón, la rompen y luego abandonan a la madre de un modo muy similar al parto moderno de la mayoría de los mamíferos. Una vez que los bebés rompen el cascarón, pueden cuidarse solos. Funcionan completamente; pueden cazar, pueden moverse, sus sentidos están desarrollados… así que están listos.

Incluso más importante que el enorme tamaño de la cabeza de la Titanoboa, es cuanto puede abrir su boca. Su apertura determina qué podía comer.

Tienen mandíbulas inferiores muy largas con la articulación suspendida detrás del cráneo, así que cuando abren la boca esta mandíbula desciende y les da una apertura muy amplia.

Ahora, la mandíbula inferior está separada en realidad, así que cuando se abre la mandíbula, cuando desciende, la mandíbula inferior se separa.

Incluso las serpientes modernas despliegan apetitos que desafían la lógica. En los Everglades una pitón grande una vez tragó un lagarto tan grande como ella misma, y no terminó bien para ninguno de los dos. La serpiente explotó.

Quizás el único animal que hubiera sido demasiado grande como para ser comido por una Titanoboa habría sido la tortuga gigante adulta. Tienen caparazones muy gruesos, y eso significa mucho hueso para que digiera una serpiente. Así que no es una buena idea que una serpiente coma algo que se va a quedar mucho en su estómago debido a que tiene mucho hueso.

Una vez que sienten que la presa murió, empiezan a buscar donde está la cabeza y comienzan a comérsela. Las serpientes, obviamente, no son como las personas, no tienen manos para meterse la comida en la boca. Tienen una mandíbula izquierda y una derecha. Ese nivel de flexibilidad les permite comer presas mucho más grandes, así que casi pueden recorrer a la presa con su mandíbula.

Los ligamentos flexibles permiten a la Titanoboa estirar más su mandíbula y abrir más.

Su estómago se estira y su temperatura se eleva por la energía que necesita para la digestión. El ácido hidroclórico [?] llena el estómago, lentamente disuelve el hueso y el tejido hasta dejarlo líquido. Puede ser su única comida en un año.

¿Por qué eran tan grandes estos animales? Por la temperatura. Los mamíferos se calientan con la energía que reciben del alimento. Las serpientes y otros reptiles, que son de sangre fría, no. En su lugar, su temperatura corporal es controlada por el clima que las rodea.

Las medidas de Jesús muestran que la temperatura del cuerpo de la serpiente sube y baja de un modo que coincide con una precisión extraordinaria, la temperatura cambiante del mundo en el que vive. Y es la temperatura la que determina qué tanto puede crecer una serpiente.

Para que un animal de sangre fría llegue a cierto tamaño necesita calor. Cuanto más grandes se vuelven más calor necesitan, así que para conseguir una serpiente grande lo que se necesita son ambientes cálidos.

La distribución de las serpientes en el mundo de hoy muestra la correlación directa entre la temperatura y el tamaño. En climas templados, como el británico, no hay nada más grande que una serpiente de 2 m. En el centro de EEUU, la serpiente de Gopher, con 2’5 m, son las más grandes. Y en el calor de la cuenca amazónica está la anaconda, de hasta 9 m de largo. En el mundo moderno, ése es el límite.

El tamaño de la Titanoboa es evidencia de un clima más cálido hace 60 millones de años.

Hay más sostén para un clima más cálido de una pieza más pequeña de evidencia: la humilde hoja.

Las plantas fosilizadas de Cerrejón son extremadamente similares a las plantas que vemos hoy en los bosques tropicales modernos de América del Sur y Central. Algunas de las plantas que existían en Cerrejón 60 millones de años atrás, eran de las familias de las legumbres o los frijoles. También tenemos la familia del chocolate, la familia de la banana, la familia de la palmera, la familia del aguacate… todo lo que se ve hoy en los bosques tropicales modernos de Sudamérica.

Las plantas de una hoja son una manera de medir la temperatura. El borde es donde una hoja pierde el agua vital para ella. En los climas más cálidos necesita esa agua más que nunca. Las hojas con bordes suaves pierden menos agua por la evaporación que las hojas con bordes espinosos. Cuanta más alta es la proporción de especies con hojas suaves, más cálido es el clima.

Hay un límite en la temperatura que se puede evidenciar en una hoja.

Usamos a la Titanoboa como un termómetro para conocer la temperatura del pasado. Nos dio una nueva manera de distinguir la temperatura en el pasado que no había sido usada antes.

Calcularon que la Titanoboa sólo puede haber crecido tanto en una temperatura de bosque tropical hace 60 millones de años, que era mucho más alta que en un bosque tropical de hoy. Estimamos que están entre 29 y 34º C. Eso es un promedio de temperatura anual. En ocasiones debe haber subido incluso más. Es una investigación con implicaciones intrigantes. Sugiere que hace 60 millones de años, el bosque tropical de Cerrejón, sobresalía por sus altas temperaturas, que según los modelos de computadora de hoy, habría matado sus plantas.

Así que Cerrejón parece demostrar que las altas temperaturas no destruirían necesariamente a los bosques tropicales.

Pero, ¿podrías traernos serpientes más grandes? ¿Podría regresar la Titanoboa? Es posible, en teoría. Algo como una anaconda, por ejemplo, podría volverse tan grande como una Titanoboa si la temperatura del planeta de volviera cálida otra vez.

Anuncios

Publicado el 09/09/2013 en Docus. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: