El fenómeno de Finlandia

El fenómeno de Finlandia.
El sistema escolar más asombroso del mundo

Sean T. Faust / New School Films / True South Studios
62 min
2011

Hay un país en el que los estudiantes inician su escuela más tarde y toman menos clases, disfrutan de 3 meses de vacaciones y pasan menos tiempo diario en la escuela, tienen muy pocas tareas y rara vez tienen evaluaciones.

Hay un país en el que los profesores son profesionales con reputación y entran a ejercer rápidamente su profesión, rara vez son evaluados, ganan sueldos promedio y tienen un gremio de gran fortaleza.

Hay un país en el que las escuelas reciben apoyo y desarrollan sus propios planes de estudio, apoyan la investigación y adoptan las tecnologías de vanguardia, no existe brecha de logros y ningún niño se queda atrás repitiendo.

Este país es el número uno en casi todos los sistemas de clasificación.

Tenemos un consenso sobre lo que deseamos que nuestros jóvenes lleguen a ser, queremos hacer un ciudadano digno a partir de cada finlandés.

Poder brindar a nuestros niños un tipo de educación que los haga sujetos competitivos en el mercado internacional.

Desde que se realizó el primer examen PISA, Finlandia ha quedado en el más alto nivel en los resultados. Los exámenes PISA son probablemente los más difíciles en el mundo. Los EEUU han estado situándose por debajo del promedio…

En Finlandia el niño promedio inicia su escuela a los 7 años. La mayoría de niños desarrolla las habilidades sociales en el preescolar, la lengua se aprende normalmente en casa. La escuela es tranquila e informal. Los estudiantes se dirigen a sus maestros por su nombre de pila. Con frecuencia, los estudiantes de primaria permanecen muchos años con el mismo profesor, permitiendo así que los patrones de aprendizaje sean más fáciles de entender.

Las escuelas primarias, media y secundaria son mucho más pequeñas que las nuestras, y entonces comprendí la importancia de una relación más íntima entre profesores y entre estudiantes y profesores. También se busca que el número de alumnos por clase sea reducido, alrededor de 20.

En esta lección en particular, observé que los estudiantes estaban aprendiendo sobre las diferentes fuentes de energía tanto renovables como no renovables, en segundo grado.

Experiencias reales, conceptos reflexivos y las artes, todo integrado en un currículo.

En realidad no importa mucho la cantidad de dinero que tengas, sino tener sólo cuanto necesites.

Llegamos a la escuela alrededor de las 8, pero, con suerte, algunas veces podemos llegar un poco más tarde: 10 u 11. El año pasado ambos tuvimos una jornada de 8 a 16 casi todos los días, por eso ahora todo es más fácil, pues tenemos sólo cuatro o incluso tres cursos y es posible que lleguemos a tener sólo 2 lecciones y así una jornada de 12 a 16, quizás de 11 a 14. El punto es que todo depende de cómo lleves tus cursos o cómo los elijas. La mayoría de la gente hace esta escuela vacacional en tres años, pero se puede completar en 2 ó 4 años, por supuesto, si la haces en 4 años eso significará menos lecciones por día.

La población de Finlandia es de aproximadamente 5.4 millones. Si bien en las escuelas de Helsinki se hablan alrededor de 45 idiomas distintos, el 93% de la población es finlandesa. El 16.2% de los estudiantes habla finlandés como segunda lengua.

Alrededor de una tercera parte del país se encuentra por encima del círculo polar ártico. Es rica en lagos, bosques y árboles.

Finlandia salió de la Segunda Guerra Mundial convertida en una sociedad lisiada y agraria.

En 1960, el crecimiento de su población activa se detuvo, haciendo que el desarrollo económico dependiera de la ampliación del conocimiento, la destreza y la productividad.

La electrónica es hoy la única y más grande industria manufacturera finlandesa.

Con un 3.5% de PIB, Finlandia es el país que más invierte en I+D después de Suecia e Israel. Finlandia posee más investigadores per cápita que cualquier otro país.

Son los alumnos y no el profesor quienes hacen los problemas en el tablero. Esta es la forma en que el profesor trata de saber qué saben y qué no saben sus estudiantes.

Detrás de nosotros hay 7 estudiantes docentes observando la clase. Como parte de su formación básica, se requiere que estén presentes y observen un gran número de clases. Pero no sólo observar sino también alejarse luego en pequeños grupos para criticar y discutir esas clases.

No tenemos prácticamente evaluaciones hasta el bachillerato. Siempre intentamos de enfatizar que el aprendizaje depende de ti mismo; que es bueno para tu futuro y que es divertido aprender.

El énfasis no es tanto en lo mecánico, sino en hacer uso de la matemática en situaciones concretas, y en lograr que se comprendan las matemáticas.

Lo que más destaca de la historia finlandesa, es cómo ellos han cambiado la naturaleza de la enseñanza. Los profesores han dejado de ser meros eslabones en la cadena que siguen manuales estrictamente estipulados, y se han vuelto formadores del conocimiento, trabajadores en equipo que conciben el aula como un laboratorio para la continua innovación y que están en la búsqueda de cómo garantizar que todos los estudiantes accedan a los más altos niveles.

Contamos con un programa de 5 años para todos los profesores, tanto para profesores de aula como para profesores de asignatura. Los profesores de asignatura toman énfasis en su asignatura principal, y los profesores de aula tienen énfasis en estudios pedagógicos. Son, entonces, 3 años de licenciatura y 2 años de maestría.

Para nosotros es mucho más importante aprender algo desde la perspectiva pedagógica, y tener una orientación reflexiva e inquisitiva.

En nuestro país la carrera docente no es para aquellas personas que no hayan podido conseguir otro empleo; aquí el estudio para llegar a ser docente es muy solicitado, ser profesor es una profesión muy estimada.

Las clases ciertamente se enfocan en enseñar a los estudiantes a pensar. En enseñarles a los estudiantes cómo involucrarse activamente en su aprendizaje. En no canalizar los errores.

El profesor estadounidense promedio pasa alrededor de 1.100 horas por año en el aula. En Finlandia el promedio es de 600 horas.

Por estudiante, los estadounidenses gastan un promedio de 8.700$ por año. Finlandia sólo gasta 7.500$.

Finlandia tiene un Producto Nacional Bruto per cápita de 45.680$. El Producto Nacional Bruto de los EEUU es de 47.240$.

En Finlandia tenemos un alto nivel de vida. Casi cualquier persona puede viajar y tener viviendas.

La secundaria abarca los grados 10 hasta 12 y lo más singular con lo que llaman la upper secundary (vocacional), es que los estudiantes pueden elegir entre una formación académica o una vocacional. Alrededor del 45% elige la formación técnica no académica, pues saben que esa los prepara para un empleo ya desde el bachillerato.

Hay respecto y dignidad hacia cualquier trabajo en Finlandia, en tanto lo que más importa es la habilidad e inteligencia con la que se cuente en todo lo que se haga.

Moodle es un ambiente educativo. Allí se puede poner cualquier tipo de material que se puede discutir y evaluar allí mismo. El aprendizaje es algo en lo que se deben emplear herramientas culturales, todo tipo de herramientas, cuantas más se tenga más se aprende.

¿Es algo así como un ambiente educativo virtual?

Sí.

En el que se comparten en línea proyectos y el trabajo sobre ellos.

Los estudiantes finlandeses asumen gran responsabilidad sobre el trabajo en el aula. Como resultado, los profesores disponen de más tiempo individual para aquellos estudiantes que más lo necesitan.

La educación finlandesa confía muy poco a la evaluación. Recurrir menos a la evaluación permite que los estudiantes desarrollen su propio estilo de aprendizaje.

Para su quinto año, casi el 50% de los profesores estadounidenses deciden dejar su profesión. En Finlandia la mayoría de profesores continúan hasta la edad de jubilación.

Finlandia está entre los 5 primeros países en cuanto a innovación, competitividad global y emprendimiento, y sin embargo este país está haciendo algunos de los que yo llamaría interrogantes postindustriales. Si la educación ha de ser algo que quizá no tenga otra finalidad que sí misma, desarrollar la curiosidad, desarrollar la cohesión social en redes…

Por pura suerte me he encontrado con estos proyectos estudiantiles en estas escuelas, en los que los estudiantes han estado aprendiendo sobre la innovación y el emprendimiento, formando equipos que han de producir un nuevo producto o servicio. Incluso de noche, literalmente, pasan la noche en sus escuelas con sus equipos, con adultos acompañantes, aprendiendo las habilidades de la innovación y el emprendimiento.

La escuela integrada está dirigida a todos. Es un sistema que no separa en grupos en virtud de la edad. El sistema paralelo, el que aún se emplea en Alemania, por ejemplo, en los 5 primeros años de educación, a la edad de once años, el estudiante se limita a rendir y nunca va a terminar una profesión académica y está dependiendo y a disposición, como una fusta. Esto difiere rotundamente de nuestra idea de lo que es educación: aquel mecanismo que brinda a todos las mismas posibilidades, las mismas oportunidades e incluso el mismo currículo.

Empezamos a discutir sobre la posibilidad de una educación para todos única e igual. Luego de 5 años de debate, finalmente en 1973, se llegó a la conclusión de que debería crearse algo así como una educación básica, similar para todos, sin tomar en consideración el contexto económico o social de cada individuo.

El sistema educativo finlandés se funda en los principios de igualdad y equidad. Así se garantiza que, sin importar en qué lugar se viva de este país, sus hijos recibirán la misma educación, con el mismo currículo.

Es igual y gratuita. Reciben de forma gratuita todo el material que requieren. Reciben alimentación, incluso pasabocas en el caso de nuestra escuela, gratuitamente. En ese sentido es muy democrática.

En nuestra sociedad existe lo que se llama currículo base. Desde allí las escuelas elaboran su propio currículo y poseen gran libertad para tomar sus propias decisiones.

La segunda cara de la moneda es que durante la década de 1980 llevamos la educación y práctica de los docentes hacia las universidades. Hoy por hoy se requiere que cada docente saque maestría en una universidad.

No poseemos ningún cuerpo de inspectores, no hay nadie que se encargue de inspeccionar las escuelas o a los profesores. Hemos logrado algo así como una confianza en nuestro sistema.

Cuando a las personas se les brinda confianza, entonces ellas querrán ser dignas de ella. Con seguridad querrán siempre devengar más confianza.

Ciertamente nos tomó 25 años aprender cómo confiar. Entre 1991 y 1993 cuando establecimos el proceso curricular del que les hablo, aprendimos a confiar unos a otros.

Me gustaría añadir que la razón por la que confiamos, es que tenemos profesores bien formados y muy competentes. Podemos confiar en ellos; son profesionales. De no ser así no funcionaría.

Finlandia está entre los 5 países menos corruptos del mundo.

Las Naciones Unidas clasifican a Finlandia en el primer puesto en cuanto a logro tecnológico.

En julio de 2010, Finlandia fue el primer país del mundo en volver el acceso a Internet un derecho legal para todos los ciudadanos.

El Índice de la Economía del Conocimiento del Banco Mundial clasifica a Finlandia en el segundo puesto, con Suecia a la cabeza.

Si bien los informes PISA dicen que estamos en la cima de muchas de sus estadísticas, nuestra evaluación nacional demuestra que tenemos áreas que requieren más desarrollo, por ejemplo, las habilidades de escritura, las habilidades comunicativas. Pero para ser más profundo, se trata de la educación en sí misma, sobre cuáles son los resultados de la educación. Para ello debemos recordar que hemos sido bastante exigentes académicamente hasta ahora, pero no es suficiente memorizar las cosas, sino aprender a hacer uso del conocimiento. No debe haber diferencias entre las habilidades sensoriales o académicas; necesitamos ambas.

Pero con ello no queremos descuidar la situación que tenemos ahora en cuanto al área académica, eso es definitivamente cierto.

Es mucho más importante aprender a pensar que aprender a repetir algunas temáticas básicas.

Los valores familiares son importantes, la educación es importante, la lectura es importante. Es importante entender las razones que subyacen bajo las cosas, concentrarse, soñar, hablar, comprender, razonar, encontrar las respuestas por sí mismo.

La educación finlandesa aún se orienta hacia los temas. Ciertamente debemos enfatizar las habilidades reflexivas y cooperativas, aquellas habilidades que constituyen un orden más elevado.

Una de las lecciones más importantes del caso de Finlandia es que la escuela se ocupa del aprendizaje y punto. No son los deportes, ni siquiera lo extracurricular. Nada interrumpe el proceso de aprendizaje en el aula, es un lugar sagrado.

La segunda lección valiosa es la forma en que han transformado la profesión docente en el último cuarto de siglo. Altos estándares para la admisión en las escuelas, sólo los estudiantes de más alto nivel se vuelven profesores. Cada profesor debe hacer su maestría, lo que concede más rigor académico en el aula. Y la formación y práctica que reciben estos estudiantes-profesores. La observación a su profesor y el tener su propia práctica, evaluada críticamente, los prepara efectivamente para ingresar al aula listos para atraer a todos sus estudiantes.

Y la última lección de Finlandia, la idea de que menos es más. Muy pocas directrices curriculares, con plena posibilidad de ser adaptadas localmente. El tiempo de clase es mayor, y hay menos clases por día, lo que permite más tiempo para los estudiantes de hacer proyectos y trabajar en sus deberes académicos prioritarios.

Interesantes las formas como en Finlandia se han enfocado en motivar a sus estudiantes. Los estudiantes gozan de muchas más elecciones para los proyectos que adelantan en sus clases y las artes se hayan mucho más integradas en cada clase.

Pero quizás lo más importante: al desarrollar un sistema de educación vocacional integral, en la secundaria, que prepara a los estudiantes para un empleo luego que han dejado la escuela.

Pero lo que más me sorprende es cómo el sistema educativo finlandés se construye sobre la confianza.

Anuncios

Publicado el 25/07/2013 en Docus. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: