Le Capital

Le Capital

Película “Le Capital” (2012)
+info | Trailer

“El dinero es un perro que no pide caricias.
Le lanzas la pelota más y más lejos y él la trae sin parar”.

 

“- Te esperamos, Marc.
Y no traigas a tu mujer.
Aquí hay de todo.”

 

“- ¿Qué opina de la situación?
Parece propicia.
– Las grandes fortunas se crean durante las crisis.
Sobre todo, si se toman ciertas precauciones.”

 

“- Ignoraba que decir chorradas fuera divertido.”

 

“La cabeza me daba vueltas.
Pensé: “¿Por qué le cuentas tu vida a una extraña?
Venías a tirártela y ahora estás en este tugurio”.
¿Qué me habrá dado, para estar tan colocado?”

 

“- Dicen que el dinero es un instrumento.
Se equivocan.
El dinero es el amo.
Cuanto mejor lo sirves, mejor te trata.”

 

“- Me obligan a comprar Mitzuko para depreciar Phenix y comprarlo.
Y tú y yo, a la calle.
– Yo puedo avisaros y así os adelantáis.
– No es muy ético.
– La ética bursátil es como la militar:
Sobrevive el que dispara primero.
Pero si falla, lo matan como a un perro.”

 

“- Si tengo dinero, ¿en qué lo invierto?
– En tu familia, Pierre.
Gástalo todo.
Y evita los bancos.
Juegan con tu dinero hasta que… te dejan sin nada.
– Menos mal que no tengo dinero.
¿Puedo hacerte una pregunta muy indiscreta?
– Para eso estoy aquí.
¡Disparad!
– Cuando uno gana 1.500.000 al año…
¿en qué lo gasta?
– Vamos, Sylvie…
– Tranquilo, Pierre.
Es una buena pregunta.
Yo también me lo pregunto.
Por suerte… Diane me ayuda.
Hago lo que puedo.
– Y lo haces bien.
– Lo que me tranquiliza es que los futbolistas
ganan 5 veces más y se lo gastan todo.
Es tranquilizador, ¿no?”

 

“- ¿Cómo va lo de Mitzuko?
– He recibido otro informe demoledor.
Típico informe francés: arrogante y superficial.
Y dirá lo que salta a la vista.
En Japón, lo que cuenta es lo que no se ve.”

 

“- Yo quería enseñar Economía y ganar el Premio Nobel.
– Por supuesto.
Ahora, hago ricos a los ricos y pobres a los pobres.
Soy un banquero normal.”

 

“- Querías el oro, el moro y tirarte a la mujer del moro.”

 

“- Bueno, ¿cómo son?
– Es un fondo especulativo salvaje.
Su plan es convertir Phenix en un banco a la americana.
E incluso deslocalizarlo.
Les gusta París, pero no Francia.
Demasiadas leyes sociales.
– Salvad lo que se pueda en el plano social.
Y evitad la deslocalización.
En la coyuntura actual, una buena noticia,
aunque sea falsa, es bien recibida.
Veo lo que el banco hace por Uds., pero no lo que Uds. hacen por él.
Los bancos americanos quieren devorarnos.
El barco se hunde y ustedes solo se ocupan de sus salvavidas.
Estamos en guerra y proponen estrategias fuera de la realidad.
– No pudimos ignorar a las agencias de calificación.
– A la mierda con esos mafiosos.”

 

“- Quiero decirle que admiro su valor.
Y que estoy a su disposición para ayudarlo con su libro.
– ¿Mi libro?
– Podría titularlo “El Robin Hood de los ricos”.
– ¿De qué hablaría mi libro?
Nuestro libro.
– Hablaría de… de la sumisión de los bancos
a un accionariado depredador, la dictadura de los mercados,
la especulación, las agencias de calificación,
enemigas del poder político y de la sociedad.
Un libro sobre los Estados democráticos
que ya no podrán gobernar ni suprimir
los bancos que los asfixian.”

 

“- Amigos míos…
Soy su Robin Hood moderno.
¡Seguiré robando a los pobres para dárselo a los ricos!
Son unos niños.
Niños grandes.
Se divierten.
Y seguirán divirtiéndose
hasta que todo estalle.”

Anuncios

Publicado el 20/07/2013 en 1001. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: