El verdadero Santo Grial. Templarios

El verdadero Santo Grial. Templarios
Gabriel Silva en La Caja de Pandora
68 min
2013

El verdadero Santo Grial que han custodiado siempre los templarios está representado en una copa pero la copa tiene un sentido hermético, entonces se utilizó la copa como símbolo, que luego la iglesia lo transformó en la copa de la Última Cena y tonterías por el estilo. Digo tonterías porque cuando la alegoría dejó de servir y empezó a ser utilizada de una manera espuria para deformar, para ocultar, para degenerar una idea y para hacer que se pierda en la memoria de la gente su significado, pasa a ser una tontería.

El verdadero Santo Grial que hemos custodiado los templarios a lo largo de todas las épocas, desde el 400 a.C. Posiblemente la orden templaria más antigua rondará los 5.000 años de antigüedad, es decir, cuando se inicia la civilización faraónica, cuando esa civilización de recolectores y cazadores llegan a Egipto, se encuentran ahí con una cosa heredada y de pronto aparecen sus antiguos constructores y les comienzan a instruir.

A lo largo de estos 14.500 años han pasado muchos pueblos por Egipto. La civilización faraónica fue la última depositaria válida, fueron los últimos herederos depositarios de todo el conocimiento egipcio, y por lo tanto de todo el conocimiento templario, que supo conservar, cuidar y más o menos divulgar, porque también se expandieron en algún momento esta civilización por el mundo. Hay rastros de egipcios en Australia, hay rastros aquí en España, hay en América…

En el principio Espíritu, el factor de Constitucionalidad, que es la primera ley hermética en el principio Espíritu, es una copa. La Constitucionalidad: todo está compuesto por espíritu, el espíritu lo abarca todo, lo comprende todo. No hay nada que no esté compuesto por espíritu, la materia no es otra cosa que espíritu amalgamado.

Nunca se pierde el conocimiento.

También la copa contiene la llama votiva, aunque se la represente con una antorcha que la lleva el jugador olímpico, pero originalmente lo que contenía la llama votiva, representando el fuego eterno, es una copa, y porque además, el Santo Grial que custodian los templarios no es la copa de una última cena, sino la que tenemos en nuestro propio cuerpo.

En nuestro cuerpo el chakra Muladhara, que es el chakra sexual, está levemente tapado por el chakra Swaddistana, el chakra hipogástrico. Entonces forma como una media luna, forma como una copa, que visto el cuerpo etérico, un poco entre el cuerpo etérico y el cuerpo astral, según el rango de visión que ocupemos, el chakra Muladhara medio tapado por el chakra Swaddistana y la energía de las piernas y de los pies, que también tienen sus chakras, entonces forma todo algo que le daría un aspecto perfecto de copa. Es como una copa de pie alto. Entonces este era el verdadero conocimiento que han divulgado los templarios de todas las épocas.

No se le llamaba tantra, se le llamaba comunión, comunión con la santísima trinidad, amor, inteligencia y poder… ser, conciencia y voluntad, manifestado en amor, inteligencia y poder, pero sí existía ya en lo más antiguo que conocemos en los templarios posteriores a la edad de Cristo. Ya en esta era ya se usa la palabra Kundalini.

Los esenios, la orden antigua templaria que más tiempo existió como tal, fue la orden de los esenios. No eran judíos y tampoco se podría decir que era una tribu. El camino de los esenios comenzaba en un sitio que está entre Suecia y Noruega. Entonces hacían un camino por Finlandia, iban por todo el norte de Europa hasta que entraban en Francia y luego bajaban al Languedoc. Ese viaje era de un año más o menos, porque iban enseñando y aprendiendo cosas. Iban enseñando agricultura, medicina… esta orden de los esenios era una orden templaria en realidad, aunque se la tuviera como una tribu y funcionara socialmente como tal, su trabajo fue un trabajo templario. Sus símbolos eran templarios.

Ahí en el Languedoc hacían una parada larga donde se reabastecían, enseñaban, habían escuelas de conocimiento hermético, por eso es tan importante la zona del sur de Francia, la zona de Montsegur, de Rennes-le-Château… y luego de ahí iban hasta Finisterre, en Galicia, donde tomaban contacto con las tribus celtas. Entonces con ellos había una gran armonía, una gran afinidad. Los celtas no eran templarios, pero tenían los mismos arquetipos, entonces había una muy buena interacción. Intercambiaban por ejemplo aceros, o hierros, les enseñaban a trabajar los metales, y los celtas les enseñaban lo que hoy llamaríamos geobiología, el uso del disquel para atenuar una geopatía, para armonizar una casa, para curar ganado enfermo. Los esenios aprendían las técnicas que luego enseñaban en otros pueblos.

Entonces eran un poco los mensajeros de todo el conocimiento que iban recabando en un lado y lo distribuían por otro.

El Camino de Santiago de hoy es una reminiscencia, que luego utilizó la Iglesia Católica, de parte del camino de los esenios. Luego los esenios bajaban a Tortosa, en aquella época Tartessos, luego subían por el Mediterráneo, seguían por toda la costa hasta Egipto. Cruzaban Turquía, iban por Asia Menor, en Grecia, habían pasado por todos los templos como el de Éfeso.

Las runas son el ejercicio yóguico de los arios. Los esenios conocían los yogas de todas las razas. Terminaban en Cachemira su recorrido.

Anuncios

Publicado el 18/07/2013 en Píldoras. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: