De cómo la cerveza salvó al mundo

De cómo la cerveza salvó al mundo
Canal Odisea
45 min
2011

La mayor invención de todos los tiempos fue la cerveza.

La cerveza ha cambiado el curso de la historia humana y no una vez ni dos, sino repetidamente, desde el inicio de los tiempos.

Fue el primer cultivo que el ser humano sembró.

La vida del cazador recolector no era tan dura como mucha gente cree; dedicaban un par de horas al día a recolectar frutos y cereales y pasaban la mayor parte del tiempo socializando entre ellos.

Entonces, 9.000 años antes de Cristo, ocurrió algo que cambiaría el mundo para siempre. En el Medio Oriente los cazadores recolectores dejaron de deambular de un lago a otro y se convirtieron en agricultores, cambiaron las cuevas por casas y crearon la primera civilización: Mesopotamia.

Detrás de la revolución agrícola está la cerveza, y detrás de la cerveza la cebada.

Se han hallado restos de cerveza 3.000 años antes de que los humanos comenzáramos a hacer pan.

10.000 años atrás la cebada silvestre era una fuente de alimento para los cazadores recolectores. Un cierto día un grupo de ellos volvería de recolectarla y la depositaría en algún tipo de recipiente mientras ellos volvían a salir de cacería. Mientras estaban fuera ocurrió un milagro de la naturaleza. Primero llovió, el agua de la lluvia humedeció la cebada y la cebada empezó a crecer. A medida que crece produce azúcares y necesita más agua. Por suerte volvió a llover. En aquel momento caería una cantidad importante de lluvia, tanta como para llenar la vasija de agua. Entonces se produjo el milagro: la levadura silvestre convirtió los azúcares de la cebada en CO2 y alcohol. Unos días después, cuando los cazadores regresaron… irían a mirar el recipiente y se encontrarían con un mejunje burbujeante, pero alguno de ellos decidiría probarlo.

Actualmente los expertos creen que el factor crucial que cambió el mundo para siempre fue la sensación de bienestar que produce la cerveza.

Resultaría agotador pasar todo el día haciendo agujeros con un palo en la tierra dura. ¿Y a dónde nos llevó eso? A la invención del arado. Pero una vez que empiezas a labrar la tierra, una parte de esa tierra no puede ser aprovechada a menos que la riegues. Y una vez que comienzas a cultivar todos esos alimentos, ya no quieres andar arrastrándolos, así que ¿qué inventas? El carro con ruedas.

Fue la cerveza la que impulsó su estudio y su auge, porque había que dividir los terrenos en campos de cultivo, así que podríamos afirmar que las medidas y las matemáticas progresaron gracias a la cerveza.

Y de la parcelación de tierras a los libros de cuentas y posteriormente a la gran invención de la cerveza: la escritura.

La escritura se inventó por la necesidad de llevar un registro de la producción y distribución de mercancías como la cerveza.

Uno de los glosarios más importantes contiene 160 palabras relacionadas con la cerveza, más que las que los esquimales poseen para denominar a la nieve.

La así llamada oda a Ninkasi, la diosa mesopotámica de la cerveza, fue escrita en 1.800 a.C. Se trata de la primera receta de la cerveza que se conoce. El elemento crucial de esta cerveza Ninkasi es la adición de piedras calientes, casi incandescentes. Eso desatará una reacción química, un cambio en la cerveza, justo en el momento en el que los almidones comienzan a convertirse en azúcares.

La antigua civilización egipcia no habría existido de no ser por cantidades ingentes de cerveza. Incluso los niños la bebían. Para los antiguos egipcios la cerveza era un regalo de los dioses.

La consumían continuamente y cuando fallecían pensaban que en la otra vida, con un poco de suerte, seguirían ingiriendo grandes cantidades de cerveza… la ración diaria, el jornal diario, se pagaba en cerveza. Para los egipcios la cerveza era como el dinero.

La ración diaria de un obrero de las pirámides incluía ni más ni menos que 4 litros de cerveza al día.

Esta antigua cerveza contenía muy poco alcohol (3%) y cantidad de minerales y vitaminas que mantenían a los ancianos sanos, suertes e increíblemente productivos.

La cerveza se empleaba para tratar muchos males, como las enfermedades de las encías, y con los restos del grano que habían usado para fabricar la cerveza, los quemaban y hacían una purga anal con la que tratar las enfermedades intestinales.

El Dr. George Armelagos es profesor de antropología, analiza los huesos de las momias para descubrir los detalles de la vida de los antiguos egipcios. Encontró restos de tetraciclina, un moderno medicamento milagroso en restos óseos de hace 3.000 años. La tetraciclina es un antibiótico que no fue descubierto oficialmente hasta 1948. La tetraciclina era tan abundante en esos huesos que tenía que ser algo que consumieran a diario. Entonces nos encontramos con las recetas de la cerveza. Cabía la posibilidad de que la cerveza fuese la fuente de la tetraciclina. Los resultados fueron categóricos: se trataba sin duda de tetraciclina, y la fuente de la tetraciclina era la cerveza.

Oficialmente fue Alexander Fleming quien descubriera los antibióticos en 1928, lo que le llevó a ser merecedor del premio Nobel.

En la época medieval las probabilidades de llegar a los 6 años serían aproximadamente del 50%. Las guerras, las plagas… y un enemigo peor: el agua. Estaba llena de excrementos, de los despojos de los carniceros, era fétida y nauseabunda. Si bebías de aquello tenías muchas probabilidades de morir.

Charles Bamforth es profesor de ciencias de la cerveza en la Universidad de California Davis. Está convencido que la cerveza salvó miles de vidas en la Europa del medievo, y se ha propuesto a demostrarlo. Queremos probar que el proceso de fermentación de la cerveza elimina los microorganismos, las bacterias que hacían enfermar a la gente.

Actualmente sabemos que es la ebullición la que mata a las bacterias, pero en la edad media no tenían ni la más remota idea. La hervían sólo para concentrar el sabor y así, accidentalmente, salvaron millones de vidas.

En el siglo XVI se tomaban unos 300 litros de cerveza por año. Todo el mundo: hombres, mujeres y niños. O sea, 6 veces más de lo que bebemos hoy en día.

El grupo que tenía su control eran los monjes. La Iglesia no sólo sobrevivió gracias a la cerveza sino que se enriqueció con ella. Eran maestros cerveceros y la cerveza era un regalo de Dios.

La gente iba a la iglesia porque sabían que a la salida les esperaba una cerveza.

Pero ni siquiera la Iglesia pudo monopolizar la bebida para siempre. Una nueva generación se sintió atraída por la cerveza: eran empresarios. Se hicieron con la cerveza y en el proceso transformaron Europa.

La elaboración de cerveza fue un factor decisivo en el desarrollo de la economía, fue el revulsivo para la creación del intercambio, el comercio, la banca y las finanzas. En otras palabras, para la creación del capitalismo moderno.

Benjamin Franklin dijo: “La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices”.

De no ser por la cerveza, los primeros colonos jamás habrían arribado a Norteamérica en el Mayflower. El agua pronto se habría contaminado en la bodega del barco, en cambio el lúpulo y el alcohol mantenían la cerveza fresca durante todo el viaje.

Condicionó el lugar en el que se establecería la colonia fundacional. El Mayflower se dirigía a Virginia, pero de pronto estalló la tragedia: la cerveza se agotó en el barco, así que decidieron desembarcar en el punto más cercano, en Plymouth. Una vez en tierra lo único que se atrevían a beber era cerveza.

Cuando la cerveza se acabó, la supervivencia de la colonia se vio comprometida. Tenían que hallar alguna forma de elaborar cerveza, pero no tenían ni cebada ni lúpulo…. hasta que las ardillas vinieron a su rescate. A los colonos se les ocurrió la idea de probar con las bellotas y funcionó.

Durante el siglo XVII la cerveza se expandió por el resto de Norteamérica a través de una extraordinaria red de comunicaciones, el equivalente al Internet de la época. La taberna era el centro comercial y al mismo tiempo era un nudo de comunicación, el lugar donde la gente recibía e intercambiaba información.

El 16 de diciembre de 1773 la lucha por la independencia contra los británicos se inició en la Green Dragon Tavern de Boston.

Las tabernas eran los centros en los que se planeaba, se discutía, se debatía y se acordaba la actividad revolucionaria.

Cada soldado revolucionario sabía que podía contar con 2 cosas: su mosquetón y su cerveza. Fue Washington el que sugirió al congreso que preparase una ley por la que se entregara una ración diaria de cerveza a todo recluta en servicio.

El himno nacional se compuso sobre una canción de taberna del siglo XVIII. En sus orígenes era una prueba para saber si estabas sobrio; si eras capaz de cantar la canción aún podías tomar otro trago más.

En 1850 el científico Louis Pasteur inventó la pasteurización. Comúnmente se cree que estaba experimentando con leche, pero en realidad estaba experimentando con cerveza. De hecho la cerveza fue la primera bebida que fue pasteurizada. Pasteur comenzó por intentar responder por qué algunas veces la cerveza se echa a perder. Entonces descubrió las bacterias, que causaban la descomposición, que hasta entonces eran completamente desconocidas. Inmediatamente después de planteó que si las bacterias eran capaces de descomponer la cerveza, quizás eran capaces de hacer enfermar a los seres humanos. Y la respuesta era afirmativa, y esa fue la base de la posterior teoría microbiana, que es la piedra angular la medicina moderna.

Tras este descubrimiento la simple recomendación de lavarse las manos antes de ayudar a una mujer a dar a luz redujo el número de infecciones y se salvaron vidas.

En el siglo XIX el calor enseguida descomponía la carne y las hortalizas, y esa descomposición, a su vez, provocaba vómitos, enfermedades, etc. Los primeros sistemas de refrigeración comercialmente viables se construyeron para la industria cervecera. Los cerveceros tenían la necesidad y la financiación.

Una nueva cerveza se popularizó en EEUU durante el siglo XIX: la cerveza rubia, llamada lager. Llegó por el 1840 con los inmigrantes alemanes y, a diferencia de las cervezas clásicas, la lager necesitaba frío para su elaboración.

Uno de los primeros frigoríficos comerciales se llamó “la máquina de amoníaco” y la inventó Carl Von Linde en 1881 para enfriar cerveza.

Muchos creen que las fábricas fueron inventadas por Henry Ford y su automóvil, pero están equivocados; fue la cerveza. Los cerveceros ya tenían automatizada su línea de producción 10 años antes que Henry Ford. Michael Owens inventó una máquina automatizada en 1904 para hacer botellines de cerveza. Significó el final de la explotación laboral infantil porque se automatizó la industria del vidrio que por aquella época era la gran explotadora de la mano de obra infantil.

Los norteamericanos consumen 23.500 millones de litros cada año. Una media de 75 litros de cerveza cada uno.

En la Tierra, gracias a la gravedad, las moléculas de agua y las de gas se separan, pero en el espacio no, de modo que si eructas en el espacio te subirán a la vez el gas y el líquido, será un eructo húmedo. Si 50 personas se juntaran en un bar espacial y todas empezaran a eructar gas y líquido, aquello sería un desastre, una fiesta catastrófica.

Pero incluso dejando los gases a un lago, beber una cerveza en el espacio plantea otro problema. En la ingravidez la sangre fluye libremente por el cuerpo, entonces tiende a acumularse en el rostro y la cara se te hincha y también la lengua, y el sentido del gusto se debilita.

Las cervezas negras son muy apropiadas para el espacio porque tienen mucho sabor, son muy espesas, y puedes reducir su nivel de carbónico un poco, sin que apenas se note.

Anuncios

Publicado el 24/06/2013 en Docus. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: