L’amour dure trois ans

L'amour dure trois ans

Película “L’amour dure trois ans” (2011)
+info | Trailer

“- La ventaja de que una chica llegue tarde a la primer cita…
es que da tiempo a imaginar su andar, su silueta.”

 

“- Hola.
– Hola.
– ¿Nos sentamos?
– ¿Lo del Hotel “Amour”, es un mensaje subliminal?
– En absoluto.
Yo soy un hombre, tú una mujer…
Tú eres heterosexual, yo también…
¿Imaginas algo con doble sentido?
Es extraño, a esta hora… sólo hay amantes
en el restaurant.
¿Te diste cuenta?
– Sí.
No está mal.
– Los matrimonios cenan, los amantes almuerzan.
Lindo, ¿no?
– Sí.
– Los galanes reman.
Eso no está tan bien.”

 

“- Oh, basta…
Ya ves, cree que es más sexi hablar inglés…
desde que mira porno en Internet.
– Oh, my God. Can you put your big cock in my pussy.
Le pongo condimento a mi pareja.
– Yes, I do.
– Yes, you do?
– Oh, I’m so wet.
– Con el tiempo, se deja de amar.
– ¡Nunca te amé!
¿Sabes el tiempo que perdí contigo?
– No me quiero divorciar…
– ¿Pero no ves que es una puta?
Antes de casarse uno debería darse una vuelta por aquí.
Para vacunarse.
Como cuando un adolescente quiere una moto…
y los padres deberían llevarlos a Garches,
para ver los amputados.”

 

“- Por fin puedo tener a un hombre…
que no es ni un ex, ni un futuro.
– No entiendo.
– Serás mi único amigo de sexo masculino.
Si quieres…
– Ah, bien…
Como un gay, pero hetero.
– ¿No crees en la amistad entre el hombre y la mujer?
– No, sólo creo en las cosas que existen.
La amistad entre el hombre y la mujer es
como la energía eólica.
Se habla mucho, pero no existe.”

 

“- Bien, entonces no tiene sentido que nos sigamos viendo.
– Sí, estoy de acuerdo.
– Me parece bien.
– No nos veremos más.
Así que… voy a eliminar tu número y así…
– Sí, yo también lo haré.
Es decir… lo haré en mi casa.”

 

“- ¿Y tú con Alice?
– ¿Alice?
Un desastre.
Quiere que seamos amigos.
– ¿Y qué?
Pueden ser amigos.
– Pero no… la amistad es como el amor, pero sin sexo.
Sin eso a no tiene interés.”

 

“- ¿Yo quién soy?
¿Soy el que te satisface sexualmente para que después vuelvas
contenta con tu marido?
– Escucha, vas muy rápido.
Te prometo que se lo diré, pero dame más tiempo.
– Alice, tengo treinta años y necesito asentarme.
– Lo siento, pero las mujeres no tienen
el monopolio del reloj biológico.”

Anuncios

Publicado el 29/05/2013 en 1001. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: