El tiburón perfecto

El tiburón perfecto
NatGeo
52 min
2007

Es uno de los mayores depredadores del planeta. Sus orígenes se remontan a más de 400 millones de años. Existen desde antes que los pinos, los pájaros o los dinosaurios.

De las 400 especies de tiburones existentes, el tiburón blanco es el carnívoro más temible.

Este pez llega a medir más de 6 m. y puede pesar más de 2 toneladas.

La pesca, tanto legal como ilegal, mata al menos a 100 millones de tiburones todos los años.

La maquinaria interna del tiburón blanco contiene 2 tubos huecos llamados líneas laterales. Una serie de poros microscópicos comunican a estos con el mar. Cuando algo se mueve en los alrededores, estimula unos vellos diminutos alertando al tiburón blanco de la presencia del intruso. Los científicos llaman a ese sentido del tiburón blanco tacto a distancia.

Sabemos que los tiburones blancos son depredadores emboscados; a menudo atacan desde abajo y por detrás. Los investigadores estiman que los tiburones blancos pueden alcanzar velocidades de hasta 40 Km./h cuando atacan a su presa.

Las mandíbulas son valiosísimas. Pueden llegar a costar entre 10.000 y 20.000 dólares. Se pueden encontrar incluso en eBay.

Las mandíbulas del tiburón blanco son un prodigio evolutivo. Salen literalmente disparadas hacia delante pegando dentelladas capaces de arrancar bocados de hasta 13 Kg. La parte delantera de la mandíbula del tiburón blanco consta de unos 50 dientes. Los dientes de abajo actúan como cuchillos que atrapan e inmovilizan a la presa. Los dientes de arriba, más anchos, semejantes a cuchillos de carne, cortan inmensos pedazos de la víctima. Y detrás de las 2 hileras delanteras aguardan aún literalmente cientos de dientes listos para entrar en acción.

Al contrario que en los seres humanos, la mandíbula del tiburón blanco no está soldada al cráneo sino que cuelga de él lista para trazar su mortífera firma.

Los grandes blancos son comedores voraces. Pueden llegar a engullir más de 180 Kg. de carne de una sentada.

El más enigmático de todos los sentidos del tiburón blanco: el sentido eléctrico. El hocico del tiburón blanco está cubierto de cientos de diminutos poros electrosensibles. Las llamadas ampollas de Lorenzini ayudan a localizar a la presa captando los campos eléctricos emitidos por los latidos de su corazón y el movimiento de sus músculos. Son tan sensibles que si colocáramos 2 pilas de tipo D unidas por un cable a más de 1.600 Km. de distancia, un tiburón blanco podría detectar el débil voltaje.

Pero de todos los órganos sensoriales del tiburón blanco ninguno es tan primordial ni tan vulnerable como sus ojos. Los tiburones blancos son la única especie conocida de pez que saca la cabeza de esta forma para examinar el mundo de arriba. Sus ojos son herramientas predatorias altamente evolucionadas, y al igual que otros depredadores, el tiburón blanco está equipado para ver en condiciones de baja visibilidad.

Sus ojos están provistos de una capa de reflectante especial llamada tapetum lucidum. Ubicadas detrás de la retina, unas placas reflectantes reflejan la luz en el ojo permitiendo al depredador a cazar en condiciones de poca luminosidad. Pero cuando los rayos de sol atraviesan el agua, provocando un efecto deslumbrante, los tiburones blancos cuentan con una ingeniosa solución. Las mismas placas reflectantes están ahora envueltas en una fina capa de pigmento proporcionándole una especie de gafas de sol.

En el curso de millones de años el tiburón blanco ha desarrollado una extraordinaria protección: al embestir a su presa abre sus fauces de par en par y sus ojos se vuelven hacia dentro.

El gran blanco puede ver perfectamente el mundo que tiene delante. Al igual que el hombre, tiene visión estereoscópica.

Visiblemente al tiburón le interesa más la fauna marina que la sangre humana.

Sabemos que todos los peces del mar tienen 2 tipos de músculos: blancos y rojos. Los músculos blancos producen cortos arranques de energía necesarios a la hora de acechar presas de gran tamaño como las focas. Los peces usan los músculos rojos para actividades que requieren más aguante, como patrullar las aguas.

Las hembras requieren una piel más gruesa, pues los machos utilizan los dientes durante el apareamiento.

La mayor parte de los peces cuenta con una bolsa de aire para flotar, pero los tiburones han desarrollado otra forma de mantenerse a flote. Su hígado produce una mezcla especial de aceite y grasas hasta 6 veces más ligera que el agua de mar, y cuanto mayor es el tiburón, mayor es su hígado.

Pero lo más sorprendente del estómago del tiburón no es lo que se encuentra dentro. Los tiburones son capaces de vomitar su estómago para limpiarlo de desperdicios. Este fenómeno se conoce como eversión gástrica y de algún modo consiguen hacerlo sin desgarrarse el estómago con sus temibles dientes.

Sabemos que los tiburones blancos habitan regiones costeras densamente pobladas: el sur de Australia, Sudáfrica, el Mediterráneo y las costas de Norteamérica.

Un tiburón blanco apodado Nicole recorrió más de 19.000 Km., desde Sudáfrica hasta Australia, ida y vuelta, en menos de 9 meses. El informe mostraba que Nicole pasó largos periodos en la superficie y llegó a sumergirse a más de 900 m. de profundidad.

Al contrario que el corazón humano, que posee 4 cámaras, el del tiburón blanco sólo posee 2, pero este primitivo diseño es lo bastante fuerte como para bombear sangre en un pez de 6 metros. Los tiburones blancos tienen agallas descomunales; requieren mucho oxígeno para mover su maquinaria muscular.

Al contrario que la pequeña esfera que es el cerebro humano, el enorme cerebro del tiburón blanco se extiende por todo el cráneo, recibiendo y procesando la información que le llega de sus 6 sentidos. Este cerebro lleva más de 400 millones de años evolucionando con un objetivo claro: ser la máquina sensorial más poderosa del océano.

Anuncios

Publicado el 20/05/2013 en Píldoras. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: