La Revelación de las Pirámides (2 de 2)

La Revelación de las Pirámides

Documental “La Revelación de las Pirámides”

Título: La Revelación de las Pirámides
Director: Patrice Pooyard
Productora: Ekwanim Productions
Duración: 101 min
Año: 2010

Continuamos y finalizamos el documental francés La Revelación de las Pirámides…

Otro ejemplo que se muestra son las estructuras de Yonaguni, fuera de la costa de Okinawa, en Japón, un megalito sumergido cuyas formas en la superficie parecen haber sido talladas por el hombre.

Debido a que la escultura en piedra no puede fecharse con precisión, no hay respuestas definitivas. Si queremos resolver estos misterios tenemos que permanecer con la mente abierta.

La Gran Pirámide de Guiza está en el centro de todos estos lugares antiguos. Quizá Egipto tiene las respuestas. Es hora de volver a las pirámides, recordando lo que aprendimos de Sherlock Holmes: “Cuando todo aquello que es imposible ha sido eliminado, lo que quede, por muy improbable que parezca, es la verdad.”

En Egipto, un científico que prefirió permanecer en el anonimato, nos mostró el camino a seguir.

Empezó en Egipto, no muy lejos de Guiza, al pie de la Pirámide Roja, en Darhchour, atribuida a Snefru, padre de Keops. Este es el piramidión, la punta de la Pirámide Roja. Fue descubierto por el egiptólogo alemán Rainer Stadelmann, en 1993. Estas fotos fueron tomadas en 2005, cuando el piramidión media exactamente un 1 metro de altura.

“Lo montamos y sus medidas eran exactamente 1 metro por 1’57 metros de ancho. Sorprendentemente también media exactamente 1 metro de altura.”

¿Fue pura casualidad? Parece una notable coincidencia. Pero en 2008, cuando volvimos a las pirámides, el piramidión había cambiado.

“Estamos intrigados, porque estamos ante, para ser honesto… la verdadera forma y función de este objeto. No había motivos para que este objeto tomara esta forma. Por supuesto, ellos lo inventaron. ¿Por qué? No tenemos absolutamente ninguna idea.”

Esto es importante porque el tamaño del piramidión original proporciona una pista crucial para entender el misterio de las pirámides…

Mucho se ha escrito durante siglos sobre la Gran Pirámide. El antiguo romano, Plinio el Viejo, ofrece argumentos de quien construyó la Gran Pirámide. Pero de todos los registros que Plinio escribió, sólo uno sobrevivió. El relato de Heródoto es el único que quedó, que habla de la construcción de la Gran Pirámide. Muestra lo poco que realmente sabemos.

En 1859, un Inglés, John Taylor, descubrió que si se divide una dimensión por otra, obtenías Pi, la fórmula matemática. Esto causó controversia en su momento. Algunos pensaban que era un accidente, otros vieron la mano del Señor trabajando…

¿Pudo ser una coincidencia que estas dimensiones en particular nos dieran Pi, uno de los pilares de las matemáticas, ciencia y tecnología? Le preguntamos a nuestro investigador anónimo, en Egipto, si podría explicar por qué estas dimensiones eran significativas: “porque la mitad del perímetro es la dimensión horizontal visible más grande, y su altura es la dimensión vertical invisible más grande.”

Pi no es el único número significativo en la Gran Pirámide. Si nos fijamos en el tamaño de diferentes partes de la pirámide, cada una puede ser multiplicada por un número entero para conseguir la altura total.

La superficie de los 4 lados, dividido por la superficie de la base, es igual al famoso número de oro (Phi), uno de los principios fundamentales de la estética y el diseño. El Número de oro es único. Estas ecuaciones sólo funcionan con el número de oro como solución y sólo el número de oro. El número de oro aparece en todo el mundo natural: en la forma de las plantas, en la astrología, en las proporciones del cuerpo humano y en las proporciones de grandes obras de arte. El número de oro parece ser una constante en el universo.

Si dividimos la mitad del perímetro, por la altura total obtener el número de oro (Phi) al cuadrado, el número de oro aparece repetidamente en la Gran Pirámide.

El piramidión de la Pirámide Roja

El piramidión de la Pirámide Roja. Arriba en 2005 y abajo en 2008. ¿Por qué lo habrán modificado de esta manera?

Las dimensiones oficiales de la Gran Pirámide son 440 por 280 codos. Un codo es la unidad de medida egipcia, pero quedan muy pocas herramientas de medición antiguas de Egipto y varían en longitud, así que los expertos deducen cuán largo era un codo a partir de las dimensiones de la Gran Pirámide.

En 1925 los arqueólogos acordaron que un codo equivalía a 52 cm, 3 milímetros y 6 décimos de un milímetro. Parece ser ridículamente preciso, como medir el contenido de una piscina con un vaso, pero esa medida se ha convertido en un estándar para todos los expertos.

En Keops, podemos decir por el tamaño de las bases, que un codo son 52,35 cm.Hoy al parecer ha cambiado; hemos encontrado un gran número de codos, que era una herramienta de medida por sí misma, pero sus valores varían entre 52 y 53 cm.

¿Porque los expertos actuales ya no buscan darle una medida precisa al codo? Tal vez porque se sienten incómodos admitiendo que las pirámides fueron construidas de forma tan precisa, en tiempos tan primitivos.

Los antiguos constructores trabajaban con una precisión que los arquitectos modernos envidiarían. Sus logros jamás han sido superados.

Estas son las herramientas necesarias para determinar la precisión de artefactos. Estas son herramientas modernas que no existen en los registros arqueológicos. Los constructores de las pirámides trabajaron con precisión, aún sin tener las herramientas para comprobarlo.

Es como con la estatua en Luxor, que tiene una perfecta simetría que sólo puede medirse por métodos modernos. ¿Cómo pudieron hacerlo los egipcios entonces?

Si dibujamos un círculo de 1 de diámetro, y su circunferencia es igual a Pi o 3’1416. Divide este número para conseguir 6 y obtienes 0,5236, un número sorprendentemente cercano a la longitud del codo. Quizás fue así como los constructores de la pirámide escogieron la medida del codo.

Si dibujas un cuadrado, puedes imaginar todo tipo de pirámides diferentes en el mismo. Ahora dibuja un círculo de la misma longitud que el cuadrado, mide el radio de ese círculo y ésa es la altura de la Gran Pirámide. Es por eso que la Gran Pirámide contiene ambas Pi y Phi, del número de oro.

Todo esto no puede ser casualidad, porque mires donde mires en la gran pirámide, te encuentras con Pi y el número de oro. Se encuentra en la pirámide visible y también en la cámara superior. Cada detalle que veamos, era intencional, parte del diseño, partes de la construcción, y nada se dejó al azar.

Esta es una postura controvertida y muchos de la comunidad arqueológica lo impugnan vigorosamente.

Según los oficialistas “si nos adentramos en la planificación del piso de la Gran Pirámide, o cómo fue tallada, y su valor, podemos esperar encontrar la forma y el volumen de la cámara funeraria. No es sorprendente que fuesen iguales, ya que usaban los mismos métodos. También podríamos hacer asombrosos descubrimientos con los utensilios de cocina. Si están bien proporcionados y diseñados, es muy probable que nos encontremos con proporciones muy interesantes, pero no pongas en ello ningún propósito secreto o interpretaciones… en estos valores aritméticos y geométricos.”

Y aquí otro problema: según los cálculos, por lo que podemos decir, parece ser muy poco probable que los egipcios hayan conocido el valor de Pi. El número de oro era también una unidad relativa que calzaba en sus pirámides y templos pero nunca apareció en los cálculos egipcios. Así que este conocimiento del número de oro es muy sorprendente.

Muchos egiptólogos dicen que los antiguos egipcios no tenían grandes habilidades matemáticas y que todo este tema de los números es sólo una coincidencia. Pero aquí la opinión de un matemático: “Lo encontramos tan a menudo, que la probabilidad de que sea pura casualidad, es nula. Es infinitesimal para mí francamente, como un cero. Parece razonable, incluso para un matemático, alguien que puede medir probabilidades, que el valor de esa pirámide fue elegido porque de las numerosas posibilidades que puede revelar, aparecer el número de oro.”

“Creo que los antiguos egipcios tenían conocimiento del número de oro. Pero no pudieron haber alcanzado el resultado cada vez, especialmente el perfecto. Deben haber tenido ese conocimiento. No está en su cultura para divulgarla, lo mantuvieron en secreto, y la mejor manera de mantener un secreto es no enseñarlo en ninguna parte.”

Alturas de las distintas partes de la Gran Pirámide

Cada una de las alturas de las distintas partes de la Gran Pirámide puede ser multiplicada por un número entero para conseguir la altura total.

No es un secreto, es simplemente que la geometría es una parte esencial de las matemáticas y, al igual que el resto de las matemáticas, es un lenguaje.

El número de oro o proporción áurea, aparece a menudo en la arquitectura clásica. Podemos verlo en grandes construcciones, como el Partenón y muchas de nuestras catedrales medievales. Al igual que la Gran Pirámide, la catedral de Estrasburgo muestra el equinoccio. Un círculo indica la posición exacta del sol al amanecer, durante el equinoccio.

Y aún más sorprendente: es que la forma de la Gran Pirámide se esconde en la fachada de dicha catedral, aun cuando en la época que la catedral fue construida, la Gran Pirámide todavía estaba parcialmente cubierta por la arena.

“No deberíamos sorprendernos por estas coincidencias. Se ha probado el uso de estas características aritméticas y geométricas en muchas catedrales en tiempos medievales, desde las Cruzadas.” Pero la catedral fue construida en 4.000 años después de las pirámides. Es difícil imaginar cómo este conocimiento secreto fue traspasado de uno a otro.

En nuestra época la pirámide de cristal del Louvre comparte las proporciones con la Pirámide de Guiza. Le preguntamos al arquitecto, Ieoh Ming Pei, acerca de estas similitudes: “No sé por qué siguen comparando esta pirámide con la de Guiza. Son completamente diferentes. Es algo que ocurre naturalmente como “sí, esas son las proporciones correctas, la altura adecuada, relativa a la base.”… Nunca usé las matemáticas en mi modelo.”

Eventualmente, Ieoh Ming Pei comenzó a considerar que las dos pirámides tienen algo en común…: “las proporciones de la pirámide de cristal y la de Guiza, son muy cercanas. ¿Por qué? La proporción áurea, el Triángulo de Oro que investigaron allí, siguen siendo válidos para mí hoy. Probé muchas formas, muchas alturas, pero eventualmente regresaba a la proporción áurea de los egipcios. Y es maravilloso aprenderlo, ¿sabes?”

El Número de oro, la proporción áurea es tan importante para los grandes arquitectos de hoy en día, como lo fue para nuestros antepasados. Pero la Gran Pirámide tiene aún muchos secretos por revelar…

El largo de la pirámide menos su altura es 314.16 metros, es decir, 100 veces Pi. Los dos lados sumandos juntos en metros da 100 veces el número de oro al cuadrado. Si la Gran Pirámide fuera sólo 50 cm más grande o pequeña, ninguno de estos valores sería cierto.

Lo mismo ocurre con la cámara superior. La longitud (largo), en metros, es 10 veces Pi. Menos el ancho, es 10 veces el número de oro al cuadrado.

Tal vez la respuesta a los misterios de la Gran Pirámide, se encuentre en estos números. Pero estos sorprendentes números sólo funcionan en metros. La longitud del metro depende del cálculo preciso de la circunferencia de la Tierra, la cual se definió en 1793. A menos que el metro no haya sido inventado en 1793… Tal vez el metro ha estado allí desde mucho antes y ha sido transmitido en secreto durante siglos. Esto nos lleva al sombrío mundo del conocimiento oculto y las sociedades secretas. Y ése es un viaje tan incierto y controvertido y quizás sea un paso demasiado lejos…

Es hora de echar otro vistazo al piramidión. Tiene exactamente un metro de altura. Si sumamos la longitud de 2 lados nos da 3,14, es decir, Pi en metros. Pero hay algo más simple y más interesante sobre piramidión: es un modelo a escala exacta de la Gran Pirámide de Guiza, algo que ni su descubridor había notado.

La Pirámide de Guiza carece de su punta. Es posible que el piramidión sea la punta que falta en la Gran Pirámide.

Líneas que unen sitios ancestrales

Como se puede ver en la imagen, una línea recta va desde Teotihuacán hasta Giza y llega hasta la zona de las pirámides chinas. La otra desde la Isla de Pascua hasta Giza, pasando por otros emplazamientos antiguos como Nazca, Machu Picchu o Sacsayhuamán. Esta última línea, en realidad, pasa por todos los sitios indicados más abajo, aunque aquí no lo parece ya que estamos viendo la Tierra aplanada.

En un círculo, si su diámetro es de un metro entonces una sexta parte de la circunferencia es 0.5236 de un metro, que es exactamente la longitud de un codo, utilizada en la construcción de la Gran Pirámide. Esto significa que los arquitectos de la gran Pirámide ciertamente sabían lo que era un metro. Lo usaron junto con Pi y el número de oro para determinar la longitud del codo.

Pero el misterio no termina aquí, el investigador anónimo, con el que hablamos antes, ha estado ubicando los distintos lugares antiguos, en un mapa del mundo: “Esta línea recta que va desde la Isla de Pascua hasta Guiza, en realidad es parte de un círculo de 40.000 kilómetros de largo.”

De nuevo los oficialistas no ven conexión posible: “en realidad por supuesto, no hay conexión de larga distancia a años luz. No hay conexión posible, entre un periodo de tiempo tan estrecho que conecte la Isla de Pascua y las pirámides egipcias.”

Este círculo de 40.000 km de largo pasa por muchos lugares antiguos de importancia a través del globo. En el Perú, pasa a través del dibujo de Paracas, las pistas de Nazca, Ollantaytambo, Machu Picchu, Cuzco, Sacsayhuamán y las pirámides de Paratoari. En África, a través de las misteriosas tierras de Malí y los misteriosos dogones, que conocían las estrellas Sirio B y C antes de que cualquier otro astrónomo. En Argelia, el Tassili n’Ajjer, con sus pinturas de dioses marcianos. En Egipto, cruza el oasis de Siwa y el templo dedicado al dios Amón y por la Gran Pirámide de Guiza. Luego cruza Petra, Ur, donde nació Abraham, Persépolis en Irán, Mohenjo-Daro, en Pakistán, dónde se encontraron las escrituras ilegibles tan parecidas a las de Isla de Pascua. Después de cruzar un lugar conocido como hogar de los dioses: Khajuraho en la India, Pyay en Birmania, Sukhothai en Tailandia, Angkor Wat y Preah Vihear en Camboya y termina con el lugar más aislado y misterioso de la Tierra, La Isla de Pascua.

Hay una sorprendente precisión en esta alineación.

Aunque muchos de estos lugares se remontan a diferentes tiempos, muchos fueron construidos sobre las ruinas de los primeros lugares sagrados. En algún punto remoto del pasado, alguien construyó una serie de lugares sagrados en esta línea rodeando al mundo. El círculo es tan largo como el ecuador, pero el misterio no termina aquí.

Si tomamos este círculo como una línea ecuatorial, entonces su Polo Norte estaría situado aquí y el triángulo formado entre dicho punto, Nazca y Guiza, coincide exactamente con la forma de la Gran Pirámide.

La distancia entre Nazca y Guiza es igual a la de Teotihuacán y Guiza. Lo mismo ocurre con la distancia entre Angkor Wat y Nazca y entre Mohenjo Daro y la Isla de Pascua. La distancia entre la Isla de Pascua y Guiza es de 10.000 veces el número de oro. La distancia entre Angkor y Guiza multiplicada por el número de oro es igual a la distancia entre Guiza y Nazca, y la distancia de Guiza y Nazca multiplicada por el número de oro equivale a la distancia entre Nazca y Angkor.

Por muy sorprendente que parezca, se vincula con algunas conclusiones iniciales sobre las pirámides…

En el siglo XX, un astrónomo y sacerdote, Moreux, mostró que el meridiano que pasa por la Gran Pirámide divide el terreno de la tierra en dos áreas iguales, haciendo de Guiza el punto central del planeta.

Veinte siglos antes que él, Agatárquidas dijo que la Gran Pirámide era un reflejo geográfico de la Tierra. Y la longitud de ambos lados de la Gran Pirámide era también la distancia promedio que se mueve un punto en el ecuador a través del espacio en un segundo. Esto en física indica la velocidad de rotación del planeta alrededor de su eje.

Todos los aspectos de la Gran Pirámide se topan con números significativos, que conectan con el mundo. Pero muchas personas encuentran esto difícil de creer. Los escépticos argumentan que todo podría ser una simple casualidad pero la cantidad de hechos asombrosos que deben ser explicados sólo continúa creciendo.

Una vez más debemos volver a la pirámide para una mayor investigación. Echémosle otro vistazo a la cámara interior (la cámara del rey).

Cada bloque de aquí pesa tanto como 14 autos. Cada bloque ha sido encajado con precisión. Los bloques son perfectos vertical y horizontalmente, aun cuando los constructores no tuvieran las herramientas para revisar su medida exacta. ¿Por qué los egipcios construyeron con tal precisión?

Versión oficial: “Todo el esfuerzo e inteligencia de los artesanos egipcios estaba puesto en alcanzar la perfección geométrica en sus construcciones, Porque sus monumentos estaban hechos para conectar con el reino de los dioses.”

“Desde la primera pirámide hasta la última estatua hay un deseo de equilibrio cósmico. Y para ser parte de este equilibrio cósmico, era el deber y el deseo de todos los egipcios.”

Herramientas actuales de medición

Para conseguir tanta perfección, ¿tenían los egipcios herramientas de medición como las que usamos en la actualidad?

Pero si dejamos de lado las creencias convencionales de los arqueólogos, no hay una explicación alternativa que podría acercarnos a la verdad.

Hay una razón para llevar enormes bloques de granito desde 800 km. hasta Guiza. El granito tiene una propiedad única: no cambia con el tiempo, sus dimensiones se mantienen igual. Esto significa que los secretos de la Gran Pirámide podrían ser transmitidos a través de los siglos.

Mi amigo anónimo dibujó dos círculos, uno por fuera y otro por dentro de la base de la pirámide. Sustrajo la longitud del círculo interior a la del exterior. Si le llevas el dibujo a un físico dice: “Eso es raro… esa la velocidad de la luz, sin lugar a duda.”

299,792458 es la velocidad de la luz en millones de metros por segundo. Y 299,79613 es el número obtenido de la pirámide.

Los científicos encuentran esta verdad difícil de asimilar, pero es difícil de negar. ¿Están avergonzados con estas revelaciones?

“Si nos fijamos en la Gran Pirámide, sin perjuicios, con un aire fresco, y cuando eres un físico, tú mides y notas muchas cosas como esa. Supongo que son casualidades, pero tantas coincidencias, con un objeto tan grande es muy inquietante.”

Muchos expertos argumentaran que no hay nada extraordinario aquí. Dicen que la Gran Pirámide era realmente la tumba de Keops, aunque nadie puede explicar cómo pudo haber sido construida en 20 años. Dicen que la Gran Pirámide realmente señala el equinoccio, que si realmente contiene Pi y el número de oro y que tiene un valor de codo que se relaciona con ambos y que expresa su valor en metros, es todo mera casualidad.

Dicen que las sorprendentes similitudes entre los lugares antiguos, situados a miles de kilómetros de distancia a través del mundo, es sólo otra coincidencia.

Si estos lugares están alineados en una sola línea a través del mundo, también es una coincidencia. Y los números interesantes que aparecen en las distancias entre estos lugares y que la gran pirámide contenga el valor de la velocidad de la luz, es sólo coincidencia.

¿Cuántas coincidencias se necesitan antes de que busques otra explicación?

Esto empieza a parecer menos casualidad y más como la mano de Dios. O tal vez hay una explicación racional para estos misterios. Tal vez no es casualidad, tal vez al mirar más allá de las historias convencionales, hay una nueva verdad que puede ser descubierta. Si nada de esto es coincidencia, entonces, ¿quién es el responsable? ¿Es posible que hayan sido los antiguos egipcios?

La versión oficial responde que “ellos no eran conscientes de la posibilidad de medir la tierra, Debieron ser los primeros en saber que era una esfera, lo cual está más allá de su imaginación.”

¿Entonces quién? ¿Pudo ser una civilización más antigua que al parecer desaparecido?

Algunos oficialistas consideran “la hipótesis extraterrestre más atractiva, porque al menos dice que hay un Egipto en la pirámide, e incentiva la imaginación.”

No todos están convencidos: “Teniendo en cuenta la posibilidad de desastres naturales que pueden ocurrir en la Tierra, como, por ejemplo, movimientos continentales, volcanes o impacto de meteoritos, no hay nada que nos impida decir que alguna vez hubo otra civilización más avanzada en nuestro planeta.”

Entonces es posible que una civilización más avanzada haya vivido en nuestro planeta. Esta es una conclusión radical y, por supuesto, plantea más preguntas. ¿Por qué no quedan rastros de estas personas?

“Si por alguna razón, nuestra civilización desapareciera, muchas cosas aguantarían durante siglos, pero no milenios. Sólo quedarían unos pocos monumentos, monumentos, como La Gran Pirámide, en Egipto.”

Entonces, ¿qué queda de esta civilización avanzada? Sabemos que midieron la tierra, construyeron un monumento a escala basado en ello, y la forma de la pirámide llena de números significativos. Construyeron una serie de artefactos a lo largo de una línea que rodea el mundo. Debe haber una razón para todo esto…

Todo lo que hemos descubierto sobre la Gran Pirámide debe haber sido puesto allí con un propósito específico. Estamos muy cerca de descubrir la verdad…

Los ángulos de la Gran Pirámide apuntando a 4 signos del zodíaco

Los ángulos de la Gran Pirámide apuntando a 4 signos del zodíaco: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario

Cuando los estadounidenses lanzaron la segunda prueba espacial Pioneer 10, pusieron dibujos extraños a bordo diseñados para decirle a cualquier especie alienígena que los encuentre, acerca de la raza humana. Incluye un dibujo que muestra que somos una especie sexuada muestra la posición de la Tierra en el Sistema Solar, y si analizamos la geometría del dibujo, incluye información mucho más compleja.

Hace miles de años los constructores de la Gran Pirámide hicieron exactamente lo mismo que los estadounidenses; enviaron un mensaje codificado hacia el Universo, excepto que no era para cruzar la inmensidad del espacio, sino el paso del tiempo.

El Mensaje oculto en la Gran Pirámide de Guiza se dirigió a futuras civilizaciones en la Tierra. Es un mensaje en embotellado y está dirigido a nosotros. Ahora debemos encontrar el significado de ese mensaje.

Dado que atravesaron distancias tan grandes para hablarnos a través del tiempo, debe contener información de máxima importancia.

Los constructores señalan con precisión el equinoccio una y otra vez, nos apuntan hacia un ciclo astronómico crucial para nuestro planeta.

Cada estrella se mueve un grado cada 72 años. Le toma 26.000 años a una estrella en completar una órbita alrededor del planeta. Las constelaciones del zodíaco ubican la Tierra en el Universo.

El piramidión tiene un perímetro exacto de 12 codos de largo. La presencia de Pi nos indica un círculo. Juntos hacen referencia a un círculo de 12 sectores: el Zodiaco. Los cuatro ángulos de la pirámide se refieren a cuatro signos del zodíaco: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario.

En el mundo antiguo, Escorpio era representado como un águila y Acuario como un ángel. Estos símbolos están tallados en piedra en la parte frontal de algunas catedrales.

Hay 4 estrellas pertenecientes a estos cuatro signos. Solían ser llamados “los cuatro guardianes del cielo”. Son: Aldebarán, en la constelación de Tauro, Regulus en Leo, Antares en Escorpio y Fomalhaut en Piscis hoy, pero antes en Acuario. Estas estrellas mantienen la misma posición con respecto a la otra, pueden ser utilizadas como puntos de referencia fiables a través del tiempo.

Está el eje Tauro – Escorpio, originalmente conocido como el eje Tauro – Águila, representado por los babilónicos como un toro alado, y el eje Leo – Ángel, que está simbolizado frente a nuestras narices aquí en la meseta de Guiza: la Esfinge, la cabeza de un hombre en un cuerpo de león.

Los arqueólogos creen que la Esfinge fue construida mucho después que la Gran Pirámide, pero tal vez se equivocan.

Miren esto: este triángulo tiene la misma forma que la Gran Pirámide. Un lado pasa por la cabeza de la Esfinge. Si rodeamos la Gran Pirámide y cambiamos los lados, extendiéndolos a la derecha, pasa justo por encima de la cabeza de la Esfinge. Y si trazamos un círculo así, una vez más alcanzamos la cabeza de la Esfinge exactamente en el mismo lugar.

Esta podría ser la respuesta que buscábamos: Guiza es un reloj astronómico que se alinea con las cuatro estrellas. Además, la manecilla del reloj -La mirada de la Esfinge-, gira sobre sí misma cada 26.000 años y nos permite saber con precisión la posición exacta de la Tierra en este gran ciclo.

¿Pero cómo sabemos cuándo inicia el ciclo? Hay un relieve extraño en el pecho de la Esfinge que los árabes llaman “El corazón del león”. “El corazón del león” también es el nombre árabe para la estrella más brillante en la constelación de Leo: Regulus.

La Esfinge siempre ha sido un símbolo de enigmas. Ella le habla a la humanidad, con el famoso acertijo: “¿Quién comienza su día a cuatro patas, continúa a dos patas y termina con tres?”. Recuerda la respuesta: el hombre y su destino.

Cuando los ojos de la Esfinge se alinean con la estrella Regulus, el Corazón de León, entonces comienza un nuevo ciclo del equinoccio…

Este enorme reloj, el reloj de nuestro planeta, completó su ciclo cada 26.000 años. Todo lo que hemos visto aquí, apunta a esto.

La Esfinge mirando hacia la Regulus, en Leo

La Esfinge mirando hacia la estrella Regulus, en la constelación de Leo, cada 26.000 años. ¿Tendrá algún significado este hecho?

Entonces, ¿por qué era tan importante llevar nuestra atención hacia este ciclo de 26.000 años?

Sabemos que la era glacial y el ciclo de calor están sincronizados con los parámetros orbitales de la Tierra, así que tal vez el ciclo de los equinoccios afecta a nuestro planeta.

En muchos textos antiguos hay evidencia sobre la idea de que hay un ciclo de destrucción y renacimiento, por agua o fuego. Por ejemplo, en los antiguos textos sagrados de los hindúes. Hay muchos registros escritos sobre cataclismos cíclicos. Platón fue uno de ellos, Aristóteles también hablaba de las revoluciones cíclicas de la tierra y del cielo, erradicando la vida en el planeta. Los mayas también tienen una leyenda similar, dicen que vivimos en la era del quinto sol.

“La lluvia y las inundaciones destruyeron esta humanidad y esta creación, algo muy similar al diluvio bíblico. El quinto sol es el sol del movimiento el sol de la tierra, el aire, el fuego, el agua, el movimiento, la vida. Pero este sol tendría un fin y dicho fin ocurriría con terribles cataclismos cuando lo decidan los dioses. La destrucción está vinculada a la conducta humana.”

La ciencia de hoy nos hace revisar de nuevo estas leyendas.

“Hay otras posibilidades, tales como tsunamis. Tsunami es un fenómeno que ocurre cuando una represa natural se rompe y el agua es liberada, causando grandes inundaciones en la Tierra con volúmenes de agua muy significativos. Es muy probable que muchas personas en la antigüedad hayan presenciado este fenómeno y luego hayan contado historias acerca de él, recordándolo.

La Última catástrofe climática de gran magnitud ocurrió 10.000 a 12.000 años atrás. El clima en el mundo cambió radicalmente. Esta catástrofe climática hizo desaparecer especies completa, como el mamut lanudo o el tigre dientes de sable y posiblemente muchas más.

“Probablemente hay muchas especies que han desaparecido, pero debido a que no se mantuvieron congeladas, no podemos resolver el enigma de su muerte. No podemos responder a la pregunta de cuántos, porque las investigaciones o estudios no se han hecho aún. Responderemos a esa pregunta cuando tengamos los recursos humanos y financieros para hacerlo.”

Entonces desaparecen especies y los bosques se han convertido en desiertos.

¿El reloj de Guiza podría referirse de alguna manera con estas catástrofes?

Si la línea que cruza el mundo a través de todos los lugares antiguos fuese un ecuador, su polo norte estaría aquí. Este punto se encuentra precisamente situado en el polo magnético de la Tierra, el cual es diferente de nuestro Polo Norte.

“El Polo magnético no es un punto fijo sobre la superficie del planeta. Se mueve alrededor de 40 km por año. Hoy en día, gracias a la tecnología moderna, sabemos que esta oscilación está aumentando. Y esto es muy preocupante.”

¿Esta línea podría haber sido dibujada para llevar nuestra atención al polo magnético? El Polo magnético no es estable, se ha invertido muchas veces. Hemos registrado cerca de 100 inversiones de los polos.

Nadie sabe por qué, pero los científicos creen que podría estar relacionado con el sol.

“Como consecuencia de estos cambios en los polos magnéticos, creo que hoy tenemos decenas o cientos de estudios al respecto para recoger datos y sacar conclusiones de dicha investigación. Tratar de entender las consecuencias, directas e indirectas de estas inversiones de polos magnéticos.”

Nuestro clima está cambiando. El movimiento de nuestro polo magnético se está acelerando. No podemos saber cuáles podrían ser las consecuencias.

El campo magnético crea la atmósfera alrededor de la Tierra que nos protege contra la radiación del espacio. Si desapareciera nuestro planeta se quemaría; destrucción mediante el fuego, como nos cuentan los ancestros.

La ciencia moderna y las antiguas profecías comienzan a calzar.

Al principio de nuestra civilización, muchas cosas se mantuvieron en secreto por los sacerdotes. Tal vez eran los guardianes de algún conocimiento antiguo, en un mundo recuperándose de una catástrofe climática. Tal vez se les había confiado transmitir el mensaje a las futuras generaciones. Tal vez estos asombrosos monumentos se erigieron para advertirnos sobre el terrible ciclo de destrucción, un evento que erradicó su propia civilización, por lo que hoy ya no sabemos nada de ellos.

Hace miles de años atrás una civilización sofisticada vivió en nuestro planeta. Una civilización tan generosa que codificó mensajes a través de la Tierra para advertirnos, en un futuro muy muy lejano, de una potencial amenaza.

Este es un mensaje del pasado que tenemos que tomarnos muy en serio.

El constante cambio climático que ven los científicos hoy en nuestro mundo podría ser la primera señal de un desastre que nuestros antepasados nos advertían.

Tal vez se nos está acabando el tiempo…

Las respuestas a estos antiguos misterios son extrañas y difíciles de entender. Muchos estudiosos y arqueólogos las rechazaran. Pero si decidimos ignorarlas, nuestro planeta tal vez tenga que pagar un precio terrible.

La Gran Pirámide de Guiza tiene un mensaje para todos nosotros.

Anuncios

Publicado el 08/04/2013 en Docus. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. REVELACION DE LAS PIRAMIDES es un magnifico documento. Nos muestra la realidad…que ignoramos mucho mas de lo que sabemos. Y es logico si pensamos que el desarrollo cientifico no tiene una gran data. Pero lo que vamos sabiendo nos permite apreciar cuanto es lo que ignoramos de la historia del planeta y de la vida de la humanidad. Sospechamos o intuimos ya que la ciencia al respecto va reconociendo que los presupuestos eran cortos con respecto a la realidad que va asomando. Tal vez algun dia entendamos el afan en la geometria sagrada, o el numero de oro en sus construcciones. Habras observado la geometria aurea de las plantas de las flores y de los animales. La geometria sagrada de la Creacion. Y si como siempre ha pretendido el ser humano, de acercarse cada mez mas a dios, mediante la evolucion y el perfeccionamiento, porque no, hacer las cosas COMO DIOS MANDA.

  1. Pingback: La Revelación de las Pirámides (1 de 2) | Nebula Draconis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: