AntiCáncer. Una nueva forma de vida

AntiCáncer. Una nueva forma de vidaTítulo: AntiCáncer. Una nueva forma de vida
Autor:
David Servan-Schreiber
Páginas: 361
Año: 2007

Hoy en día, y por desgracia, creo que hay pocas personas que no conozcan a alguien, más o menos cercano que hayan tenido o tengan cáncer. Y esto es así, aunque suene redundante, porque vivimos en un mundo cancerígeno, tóxico y enfermizo, ya que por todas las vías posibles (no sólo la alimentación, que es de la que más se habla en el libro, aunque no la única) estamos expuestos, voluntaria e involuntariamente, a sustancias nocivas que muchas veces son invisibles y/o vienen con piel de cordero.

Yo mismo, en los últimos años, “he visto morir” a 4 personas cercanas, 2 de ellas muy muy cercanas, debido a esta endemoniada enfermedad que como sabemos no todo el mundo acaba superando. De ahí que, en el último, tristísimo y desgraciado caso, un amable amigo me hiciera llegar este libro para que lo leyera junto a la persona afectada, cosa que hicimos, con el fin de encontrar un poco de luz en este oscuro y tenebroso camino que suele ser, de tratar de escoger el rumbo correcto en aras de superar el cáncer (lo cual -maldita sea- no conseguimos…).

Pero este post no es para explicar mi experiencia con el cáncer, porque es mala y si me pongo a pensar en ello me entran ganas de emigrar a otro universo, sino para compartir datos extraídos del libro que a más de un@, quizás, espero y deseo, puedan servir.

Desde luego no pretende ser LA SOLUCIÓN al cáncer, porque si algo he aprendido estos años y con los casos vividos, es que buscando información o, mejor dicho, posibles curas para el cáncer, tanto por Internetes como en el mundo analógico y terrenal, se puede encontrar uno con algunas personas que venden, sin ningún tipo de vergüenza ni sentimientos, la solución definitiva, la cura milagrosa contra el cáncer, a sabiendas de la ingente multitud de personas que están desesperadas por curarse o que se curen los suyos y que, por lo tanto, harían cualquier cosa (pagarían cualquier precio) por conseguirla; son, insisto, algunos datos de este interesantísimo libro que, que quede claro, recomiendo leer tanto si tenemos a algún familiar o conocido, o nosotros mismos, con cáncer como si no, porque como bien dice la 1ª frase del libro: “Hay un cáncer latente dentro de cada uno de nosotros”.

Más vale prevenir que curar, ya sabes…

Al autor del libro, el Dr. David Servan-Schreiber, psiquiatra y neurólogo de origen francés con una intensa biografía, le detectaron un tumor cerebral maligno por el que le pronosticaron muy poco tiempo de vida, aún con tratamiento. Así fue como pasó de médico a paciente, como él titula uno de los capítulos, pero no se quedó en lo “oficial”, que es aceptar la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia como únicas y exclusivas posibilidades de salvación, sino que investigó a fondo con multitud de libros, estudios, casos y viajó a distintos países donde conoció a personas, dietas y terapias muy diversas que le dieron un panorama mucho más amplio de la enfermedad y de las posibles curas o mejoras.

El fruto de sus investigaciones no sólo lo aplicó en su propia vida sino que escribió este libro para que otros pudieran, como mínimo, disponer de la misma información que él tuvo a su disposición. El libro fue y es todo un éxito de ventas (yo tengo la 6ª edición, la de la foto de este post es la 10ª y creo que van por la 12ª) y eso deja claro el obvio interés que hay por encontrar de una santísima vez la cura.

Recuerdo que el año pasado, buscando información sobre el autor, me enteré de algo que, sinceramente, me dejó un poco descolocado: finalmente había sucumbido al cáncer. Eso sí; casi 20 años después de saber que tenía el tumor, mucho más tiempo del que en principio tendría que haber vivido para un cáncer como el suyo, considerado como terminal.

Así que esto es lo que anoté hace aproximadamente 1 año en un .doc, con lo que puede ser que no haya un aparente orden o que haya algunos datos repetidos, pero así lo copié y así quiero que quede aquí.

Ahí va…

Lo que inhibe y lo que activa las células inmunes. Los glóbulos blancos reaccionan a la alimentación, al entorno, a la actividad física y a las experiencias emocionales. La inflamación juega un papel clave en el desarrollo del cáncer y podemos reducirla mediante métodos naturales al alcance de todos:

Inhibe sist. inmune + agrava inflamación Activa sist. inmune + reduce inflamación
La típica alimentación occidental (que favorece los procesos inflamatorios). La alimentación mediterránea, la gastronomía india, la cocina asiática (antiinflamatorias).
El estrés, la ira, la depresión. La serenidad, la alegría, el buen humor.
La negación de la verdadera identidad. La aceptación de sí mismo, con los valores propios y la historia personal.
El sedentarismo. Menos de 20 minutos de ejercicio al día. La actividad física regular. Paseo de 30 min. 6 veces a la semana.
El humo del tabaco, la contaminación atmosférica, productos domésticos contaminantes… Un ambiente limpio.

El néctar de agave es un sustituto natural del azúcar blanco que tiene un índice glucémico muy bajo. Se extrae de la savia del cactus (que se utiliza para fabricar tequila) y tiene un sabor delicioso, parecido al de la miel muy clara. Es 3 veces más dulce que el azúcar pero su índice glucémico es entre 4 y 5 veces menor que el de la miel. Puede usarse para endulzar el té, el café, la fruta y los postres en lugar del azúcar o de los siropes habituales.

Elegir los alimentos según el índice glucémico. Cuanto menos azúcar, mejor.

Índice glucémico alto – EVITAR Índice glucémico bajo – PREFERIR
Azúcares, blanco o moreno, miel, sirope de arce, de fructosa, de maíz, dextrosa… Extractos naturales edulcorantes: sirope de agave, de estevia (planta del Pacífico), xilitol, glicinia, chocolate negro (mas del 70% del cacao).
Harinas blancas: pan blanco, pasta (demasiado cocida), arroz blanco, bollería, galletas de arroz, cereales de desayuno refinados y azucarados. Cereales integrales variados: pan de multicereales (no sólo de trigo) o elaborado con levadura madre, arroz integral o tipo basmati, pastas y fideos cocidos al dente (preferiblemente pastas semi-integrales o a base de diferentes cereales mezclados), quinua, avena, mijo, trigo sarraceno.
Patatas, sobretodo el puré de patatas (excepto patatas de la variedad Nicola), cornflakes, arroz inflado (y la mayoría de los cereales refinados y azucarados del desayuno). Boniato, ñame, lentejas, guisantes, judías. Muesli, copos de avena (gachas, All Brand y Special K).
Confituras, mermeladas y gelatinas, fruta cocida en azúcar, fruta en almíbar. Fruta en su estado natural (sin azúcar añadido; para endulzarlas, mejor usar sirope de agave), en especial: arándanos, cerezas y frambuesas, que ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre.
Bebidas edulcoradas: zumos industriales de fruta, refrescos carbonatados, alcohol (excepto durante las comidas). Agua con limón, tomillo o salvia, té verde (sin azúcar o con néctar de agave), que combate directamente el cáncer. 1 vaso de vino tinto al día durante una comida.
Ajo, cebolla, ajo chalote: mezclados con otros alimentos, ayudan a reducir los picos de insulina.

El desequilibrio entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6 en nuestra alimentación incrementa la inflamación, la coagulación y el crecimiento de células adiposas y cancerosas.

Ácidos grasos OMEGA-6Inflamación, coagulación, estimulación del crecimiento celular. Ácidos grasos OMEGA-3Regulación de la inflamación, fluidificación de la sangre, regulación del crecimiento celular.
Aceites vegetales (maíz, girasol, etc.). Grasas hidrogenadas, carne, productos lácteos, huevos no de granja. Verduras verdes, semillas de linaza, aceite de linaza, aceite de nuez, pescado, carne, productos lácteos y huevos de granja.

Productos “bio”: por mucho que la etiqueta diga carne o huevos “orgánicos” (o ecológicos o bio) estos productos de origen animal no necesariamente presentan un equilibrio entre omega-3 y omega-6 . Si a los animales sólo se les ha dado un pienso orgánico compuesto de maíz y soja, pero nunca han tomado pastos, ni hojas ni larvas naturales, su carne y sus huevos siguen siendo excesivamente ricos en ácidos grasos omega-6, que propician la inflamación, y deficientes en omega-3. Para proporcionarles un saludable equilibrio de ácidos grasos, habría que darles pastos o bien añadir al pienso un suplemento de harina de linaza. Mire las etiquetas y busque que especifiquen el tipo de alimentación del animal del que proceden: “alimentado con pasto” o “rico en omega-3”.

David Servan-Schreiber

El autor de este libro, el Dr. David Servan-Schreiber

Factores tóxicos:

  1. El consumo excesivo de azúcar y de harinas refinadas, que estimulan la inflamación y el crecimiento celular a través de la insulina y del IGF (factor de crecimiento similar a la insulina).
  2. El consumo excesivo de ácidos grasos omega-6 en la margarina, los aceites vegetales (como las grasas “trans”, entre otras) y las grasas animales (en la carne, los productos lácteos y los huevos) derivadas de métodos de alimentación del ganado que llevan desequilibrados desde la 2ª Guerra Mundial.
  3. La exposición a sustancias contaminantes presentes en el medio ambiente desde 1940 y que se acumulan en las grasas animales.

Resumen de la alimentación desintoxicada:

Reducir Sustituir por
Alimentos con alto índice glucémico (azúcar, harinas blancas, etc.) Fruta, harina y féculas con bajo índice glucémico.
Aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados, aceite de girasol, de soja y de maíz. Aceite de oliva, aceite de linaza.
Productos lácteos convencionales (demasiado ricos en omega-6). Productos lácteos orgánicos o ecológicos (con mejor equilibrio omega-6/omega-3 y libres de rGBH), leche de soja, yogures de soja.
Fritos, patatas fritas, aperitivos fritos. Humus, aceitunas, tomates cherry.
Carne roja “no orgánica”, piel de ave. Verduras, legumbres (guisantes, judías, lentejas), tofu. Aves y huevos orgánicos, carne roja orgánica (máx. 200g a la semana). Pescado (caballa, sardina, salmón, aun de criadero).
Monda de fruta y de verdura no orgánicas (los pesticidas se quedan adheridos a ella). Frutas y verduras mondadas o lavadas, o bien las etiquetadas como orgánicas o ecológicas.
Agua corriente en zonas de explotaciones ganaderas intensivas, por la presencia de nitratos y pesticidas. Agua corriente filtrada (filtro de carbono) o, mejor, filtradas mediante osmosis invertida. Agua mineral o agua de manantial embotellada, siempre y cuando las botellas no se dejen al sol y el agua no huela a plástico, lo que delataría la presencia de PVCs.

Frutas y verduras más y menos contaminadas:

Más contaminadas.
Preferir las orgánicas o ecológicas.
Menos contaminadas.
No importa tanto el método de cultivo.
Frutas Verduras Frutas Verduras
Manzanas
Peras
Melocotones
Nectarinas
Fresas
Cerezas
Frambuesas
Uvas
Pimiento
Apio
Judía verde
Patata
Espinaca
Lechuga
Pepino
Cucurbitáceas
Plátano
Naranja
Mandarina
Piña
Pomelo
Melón
Sandía
Ciruela
Kiwi
Arándano
Mango
Brécol
Coliflor
Repollo
Col
Setas / Champiñones
Espárrago
Tomate
Cebolla
Berenjena
Guisante
Rábano

Productos de higiene y limpieza que hay que evitar:

Evitar al máximo Sustituir por
Percloroetileno/Tetracloro-etileno en la limpieza en seco Airear durante varias horas las prendas limpiadas en seco antes de volver a ponérselas. U optar por la limpieza en húmedo, con CO² o con silicio
Desodorantes y antiperspirantes que contengan aluminio (sobre todo las mujeres que se depilan las axilas, lo que facilita la penetración del aluminio Desodorantes naturales sin aluminio
Cosméticos, champús, lociones, geles, tintes de cabello, esmalte de uñas y filtros solares que contengan estrógenos o productos de la placenta (comunes en los productos para el cabello estilo afro), o con parabenos o ftalatos.Ftalatos que hay que evitar (entre otros): DBP y DEHP.
Parabenos que hay que evitar (entre otros):Metilparabeno, poliparabeno, isoparabeno, butilparabeno.Pesticidas e insecticidas químicos domésticos.
Productos naturales u orgánicos, libres de parabenos, ftalatos o estrógenos.Muchos cosméticos “naturales” están libres de parabenos y ftalatos.Algunas firmas, como The Body Shop o Aveda, fabrican artículos sin ftalatos.Usar perticidas elaborados a partir de aceites esenciales, de ácido bórico o de tierra diatomácea.
Se puede ver la lista completa de remedios alternativos para los pesticidas e insecticidas más sospechosos en www.panna.org
Perfumes que contengan ftalatos (prácticamente todos los tienen) No usar perfume, o sólo agua de colonia (que contiene menos)
Calentar los alimentos o las bebidas (café, té, leche infantil de fórmula) en su envase de plástico hecho con PVCs (se liberan al calentar el producto), o con poliestireno o con Styrofoam Utilizar recipientes sobre todo de vidrio o loza, incluso cuando usamos microondas
Cocinas en sartenes de teflón rayadas Usar teflón nuevo, sin rayar, o bien sartenes de otro material, como el acero inoxidable 18/10
Productos habituales de limpieza, como detergentes líquidos, desinfectantes, limpiadores de WC que suelen contener alquilfenones (nonoxinol, octoxinol, nonilfenol, octilfenol, etc.) Productos ecológicos o “verdes” (con etiqueta ECOLABEL), o bien sustituirlos por vinagre blanco (para superfícies de madera y suelos), bicarbonato o jabón de Marsella

Alimentos antioxidantes que actúan como medicinas:

  • Té verde– bloquea la invasión de los tejidos y la angiogénesis.
  • Soja – bloquea hormonas peligrosas.
  • Cúrcuma / curry amarillo – potente antiinflamatorio, fuerza células cancerosas a morir, inhibe muchos cánceres.
  • Setas: shiitake, maitake, kawaratake, enokitake – estimulan el sistema inmune.
  • Frutos rojos: moras, frambuesas, fresas, arándanos, cerezas – anti angiogenesis (también nuez, avellana, pacana)
  • Especias y hierbas: hierbabuena, tomillo, mejorana, orégano, albahaca y romero. perejil, apio.

Son alimentos que defienden nuestro organismo de la invasión del cáncer al:

  • Eliminar las sustancias tóxicas cancerígenas.
  • Ayudar a nuestro sistema inmune.
  • Bloquear el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, necesarios para el crecimiento de tumores (angiogénesis).
  • Impedir que los tumores creen la inflamación que les sirve de fertilizante.
  • Promover el suicidio de las células cancerosas (apoptosis).

La dieta anticáncer se compone principalmente de verduras (y legumbres) acompañadas de aceite de oliva (o de linaza) o bien de mantequilla orgánica, además de ajo, hierbas y especias. La carne y los huevos son opcionales y no representan el ingrediente principal del plato.

Lista de alimentos recomendados:

  • Té verde, más el japonés que el chino. Dejar en infusión 10 minutos para que libere catequizas. 6 tazas al día, no guardar,
  • Cúrcuma (polvo amarillo del curry) y curry, mezclar cúrcuma con pimienta negra para que el organismo lo asimile.
  • Jengibre, en infusión o rallado en verduras.
  • Verduras crucíferas, col (col de Bruselas, bok choy, repollo chino, brécol, coliflor. Evitar que el col y el brécol hiervan.
  • Ajo, cebolla, puerro, chalota, cebolleta, familia liliáceas. El ajo libera moléculas activas al machacarlo y se asimila mejor envuelto en aceite.
  • Verduras y frutas ricas en caretonoides. Zanahorias, ñame, batata, calabacín amarillo, calabaza, algunas variedades del calabacín naranja (Hokkaido), tomate, caqui, albaricoques, remolacha, frutas de color brillante (rojo, naranja, verde, amarillo).
  • Tomate y salsa de tomate. El tomate debe estar cocido, mezclar con aceite de oliva para asimilación. Salsa de tomate echa en casa o enlatada con aceite de oliva y que no contenga azúcar.
  • Soja. No píldoras ni comprimidos, no suplementos. Que sea orgánica, no OGM. Leche o yogur de soja, semilla, brote o germen. También variante tofu, sempeh o miso.
  • Setas. Shiitake, maitake, enoki, cremini, portobello, coriolus versicolor, seta común y seta de cardo. A la parrilla o a la plancha.
  • Hierbas y especias. Romero, tomillo, orégano, albahaca, hierbabuena, perejil y apio.
  • Algas. Nori, wakamu, kombu, arame, dulse. En sopas, ensaladas, con legumbres…
  • Ácidos grasos omega-3. en pescados grasos (anchoas enteras, caballa, sardinas -enlatadas si es con aceite de oliva), salmón. El pescado congelado va perdiendo omega-3. Linaza y semillas de lino.
  • Alimentos ricos en selenio. Verduras y cereales ecológicos, pescado, marisco, menudillos y asaduras.
  • Vitamina D. La piel la produce al tomar el sol (20 min. de mediodía), aceite de hígado de bacalao, salmón, caballa, sardinas, anguilas. También, aunque con menos vitaminda D: leche enriquecida con vitamina D, huevo e hígado de ternera.
  • Probióticos. Yogures orgánicos o de soja, kefir, col fermentada, kimchi (pescado coreano), ajo, cebolla, tomate, espárragos, plátano, trigo.
  • Frutas rojas. Fresas, frambuesas, arándanos, moras, arándanos rojos. Pueden congelarse, no pierden sus propiedades.
  • Cítricos. Naranjas, mandarinas (incluso la piel, en el caso de las orgánicas), limón, pomelo. Ralladura de piel en salsas o infusión con la monda.
  • Zumo de granada. 1 zumo al día, en el desayuno.
  • Vino tinto. Mejor tinto que blanco. 1 al día, no más, vino de borgoña (Pinot Noir) especialmente bueno.
  • Chocolate negro. Con más de 70% de cacao. 20g al día (1/5 de tableta). Mezclar con productos lácteos anula sus propiedades. Evitar leche con cacao.

BONUS:

No quería poner ningún link, entre otras cosas porque Internetes está plagado de webs y blogs que hablan sobre el tema (ojo con lo que nos venden, ya lo hemos dicho al principio), pero he hecho una excepción, ya que debido a una sonrisa muy bonita di el otro día con Mis Recetas Anti Cáncer, de Martha Vidal, que también ha vivido muy de cerca el cáncer y que, entre otras cosas, también tiene un canal de Youtube, ambos sitios con recetas de cocina e interesantes consejos con el fin de prevenir y combatir el cáncer y, en general, de tener una vida más saludable, más sana, algo en lo que no solemos pensar hasta que algo malo sucede.

Anuncios

Publicado el 04/02/2013 en Libros. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: