The God who wasn’t there

The God who wasn't there

Documental “The God who wasn’t there”

Título: The God who wasn’t there
Director:
Brian Flemming
Productora: Beyond Belief Media
Duración: 60 min
Año: 2005

Por casualidad me topé el otro día con este interesante documental que no sólo critica el cristianismo, o a las religiones, según se quiera ver, por su manera de interpretar lo que es correcto y lo que no, sino que principalmente expone una “teoría” que seguro que a muchos no gustará ya que han estado toda la vida creyendo en ello guiados únicamente por la fe y por los dogmas que la iglesia ha perpetuado: la posibilidad de que Jesucristo, el “hijo de Dios” que vino a la Tierra para redimirnos de nuestros pecados, no haya existido en realidad, es decir, que sea un personaje de ficción como pudiera serlo Batman o El Hombre Musarañas.

Más que una teoría es la presentación de unos hechos y datos que apuntan precisamente en esa dirección, en la de que Jesús de Nazaret fue, y es, pura o mayormente ficción.

Este mismo postulado es el que encontramos, por mencionar lo primero que me viene a la mente, en el libro El Mayor Secreto de David Icke (también afirma que los evangelios canónicos incluidos en la Biblia fueron “modificados” por una misma persona), que nos hemos leído recientemente y del que nos gustaría hacer más pronto que tarde un post en este noble blog en el que te encuentras ahora mismo.

Así que empezamos, y si no tienes ganas de leer siempre puedes ver el docu.

Como dice el autor del docu, esto es lo que sucedió cuando decidió buscar a Jesús.

Del mismo modo que en su día la Tierra era plana, el centro del universo y el Sol giraba alrededor de ésta, cosas que ya sabemos que no son así, el cristianismo, gran impulsor (censurador y come-tarros) de estas ideas total y absolutamente incorrectas, puede haberse “equivocado” en más cosas.

La Biblia, el Nuevo Testamento, nos cuenta que los pastores estaban durmiendo cuando fueron despertados por un ángel que apareciéndose ante ellos les anunció que un nuevo rey había nacido en Belén, así que éstos fueron corriendo a verlo.

Mientras tanto, la virgen María daba a luz a Jesús, el susodicho nuevo rey, la noticia empezaba a esparcirse por toda la región y tres reyes magos llegaban desde lejos con regalos para el recién nacido.

El rey Herodes, que se enteró también del nacimiento, envió a sus ejércitos a matar a todos los bebés varones de la región, motivo por el cual un ángel avisó a José, el padre de la criatura, de las intenciones de los romanos así que la familia entera huyó a Egipto.

Cuando Jesús tenía 12 años sus padres lo llevaron a Jerusalén durante la Pascua, como era tradición. Sin embargo, cuando volvieron a su casa se dieron cuenta de que Jesús no estaba con ellos. Después de buscarlo durante 3 días decidieron ir al templo a preguntar por él y allí lo encontraron sentado entre los maestros, escuchándolos y haciendo preguntas y dejando impresionados a todos con sus conocimientos y sus respuestas.

José y María le preguntaron a Jesús que por qué se había portado de esa manera, que le habían estado buscando desesperadamente, a lo que el niño les respondió que no había motivo para buscarlo: ¿acaso no sabían que debía ocuparse de los asuntos de su Padre?

Después de esto desapareció durante 18 años, reapareciendo a los 30 años de edad, momento en el que necesitaba un bautizo, bautizo que fue realizado por Juan el Bautista. Después del bautizo pasó 40 días y 40 noches en el desierto siendo tentado por Satanás, momento en el que comenzó a practicar milagros.

Después llegaría a Jerusalén furioso con las autoridades, que también lo estaban con él ya que lo consideraban un falso profeta. Más tarde Jesús sabría que iba a morir al día siguiente, así que preparó la última cena con sus discípulos.

Después de la cena fue traicionado por su discípulo Judas y apresado para que a la mañana siguiente Poncio Pilatos realizara un juicio y lo sentenciara a la crucifixión, después de la cual Jesús resucitaría y ascendería en una nube a la vista de todos.

Según la historia que cuenta la Biblia Jesucristo vivió en las primeras décadas del primer siglo de nuestra era, muriendo alrededor del año 33.

Los evangelios aparecerían después. El de Marcos fue el primero y los otros tres (Mateo, Lucas y Juan) son claramente derivados del de Marcos, que menciona la destrucción del templo judío que ocurrió en el año 70, con lo que los evangelios surgieron después de eso, incluso probablemente mucho más tarde. Es decir, que hubo una laguna de 4 décadas o más.

La mayoría de lo que sabemos de ese período proviene de un hombre que dice que Jesucristo se le apareció en una visión. Fue el apóstol Pablo, antes conocido como Saulo de Tarso. Pablo dice que el Señor le dijo que difundiera la palabra de Jesucristo y así hizo con los Evangelistas, consiguiendo que la salvación que difundía del dios que él llamaba Jesucristo fuera muy popular. Viajó mucho y en su camino dejó muchos grupos de nuevos cristianos que formaron la iglesia cristiana primitiva.

Escribió muchas cartas sobre el cristianismo, un total de 80.000 palabras sobre la religión cristiana, y estos documentos representan casi todo lo que hay sobre la historia del cristianismo durante esas décadas desconocidas.

Pero si Jesús fue un ser humano que había vivido recientemente, nadie se lo dijo a Pablo, que nunca oyó de hablar de María, José, Belén, Herodes, Juan el Bautista, del mismo modo que no supo de ninguno de sus milagros ni nunca citó nada de lo que se supone que Jesús dijo. Tampoco mencionó nunca que Jesús tuviera un ministerio de ninguna clase, ni supo nada sobre su entrada en Jerusalén, ni menciona a Poncio Pilatos, ni a la multitud de judíos o algún juicio. Pablo no sabía nada de lo que ahora consideramos la historia de Jesús excepto por estos tres últimos eventos: la crucifixión, la resurrección y el ascenso.

Pero incluso estos hechos nunca los sitúa en la Tierra; tal como los otros dioses salvadores de aquella época, el salvador del que habla Pablo murió, resucitó y ascendió a la manera de los relatos míticos.

Si Jesús hubiera estado en la tierra, él ni siquiera hubiera sido un sacerdote.
(Hebreos 8:4)

Pablo no cree ni siquiera que Jesús fuera un ser humano, y eso que él es el vínculo entre el tiempo en que Jesús vivió y la aparición de los primeros evangelios que aparecerían relatando su vida. Por eso no oímos a líderes cristianos hablando sobre los primeros años del cristianismo, pues cuando se reúnen los hechos, la historia es que Jesús vivió, luego todos se olvidaron de ello y más tarde volvieron a recordar.

Pero la historia se vuelve aún más perturbadora.

La literatura alegórica era extremamente común en esa época. El mismo Marcos, probablemente, no creía que estaba escribiendo historia, sino un mensaje simbólico, escribía un evangelio, es decir, las buenas noticias, que simbolizaba usando paralelos bíblicos, paralelos con religiones paganas, etc.

Además existen otros evangelios, los llamados evangelios apócrifos. Hay incluso un nuevo testamento apócrifo y un antiguo testamento apócrifo con historias por lo demás folclóricas que fueron descartadas, porque la gente pensaba que no podrían haber sucedido y las eliminaron.

Pero algunas historias apócrifas son tan -o más- interesantes como las de la Biblia.

Mantuvieron algunas historias como la de caminar sobre el agua y la resurrección, pero otras no fueron incluidas. Hubo tentativas de desmitificación por parte de jesuitas y otros intelectuales que dijeron estar incómodos con la ingenuidad, con el folclore. Pero cuando se elimina el folclore de la Biblia, no queda mucha cosa de provecho.

El evangelio de Judas

Fragmento del conocido como evangelio de Judas, uno de los muchos evangelios apócrifos

Es el caso de César Augusto, sobre quien muchos de los mismos mitos fueron atribuidos. Sabemos que, sin duda, hubo un César Augusto porque él está intrínsecamente ligado a la historia de aquel tiempo ya que muchos historiadores seculares hablaban de él, con lo que no se podría rescribir la historia sin él.

Pero, en esos puntos, Jesús parece estar fuera de la historia. Sus historias o pertenecen a mitos, como la muerte de los primogénitos o la retirada del Éxodo, o contienen una enorme improbabilidad, como el consejo supremo judío reuniéndose en las vísperas de Pascua para librarse de Jesús.

O Poncio Pilatos dejando libre a un conocido asesino de romanos, como era Barrabás; dejando que Jesús sea lanzado a la multitud después de intentar salvarlo, como si fuera obligado a tener un voto sobre eso, lo cual va en contra cualquier tipo de verosimilitud histórica.

Encima había otros judíos y judeo-cristianos que creían que Jesús murió un siglo antes, durante el reinado de Alejandro Janneo… o el Evangelio de Pedro, que dice que fue Herodes quien lo mató. ¿Cómo puede ser que haya tantas divergencias tratándose de eventos recientes que la gente recordaba?

Esto hace que nos preguntemos: ¿es este hombre parte de la historia o, como podría parecer, como que alguien intentó introducir un personaje, originalmente mítico, dentro de un contexto histórico e hizo varias tentativas para que esto fuera así?

El mismo autor del docu explica que publicó una historia bastante inverosímil en una web, indicando explícitamente que era ficción, y a pesar de todo mucha gente lo dio por un suceso real, algo habitual según los creadores de snopes.com, una web muy conocida de leyendas urbanas, que también aparecen entrevistados.

Alan Dundes, otro de los entrevistados, profesor y folclorista autor de diversos libros, explica que la vida de Jesús encaja con y sigue el “patrón del héroe” con sus muchos incidentes.

Fitzroy Richard Somerset, 4º Barón Raglan creó una puntuación al respecto. Tomó los atributos de Edipo como referencia y dio puntos a otros héroes para ver cuantos de los 22 puntos tenían en sus vidas.

Aquí está la escala Raglan de su libro “El Héroe” de 1936:

  1. Su madre fue una virgen de la realeza.
  2. Su padre fue un rey.
  3. Frecuentemente un pariente próximo de la madre.
  4. Las circunstancias de su concepción fueron inusuales.
  5. Tiene la reputación de ser hijo de Dios.
  6. En su nacimiento hay un intento, en general por el padre, de matarlo.
  7. Desaparece misteriosamente.
  8. Es criado por padres adoptivos en un país distante.
  9. No nos dicen nada de su infancia.
  10. Al crecer regresa o va para su futuro reino…
  11. Después de la victoria sobre un rey, gigante o el dragón.
  12. Se casa con una princesa.
  13. Se convierte en rey.
  14. Durante un tiempo reina sin grandes eventos.
  15. Promulga leyes.
  16. Más tarde pierde la estima de sus súbditos.
  17. Es quitado del reinado y de la ciudad.
  18. Tiene una muerte misteriosa…
  19. Frecuentemente en la cumbre de un monte.
  20. Sus hijos, si los tiene, no lo suceden.
  21. Su cuerpo no es sepultado, sin embargo…
  22. Tiene uno o más sepulcros sagrados.

De este modo Edipo obtiene 22 puntos de los 22, Teseo 20, Rómulo 17, Hércules 17, Perseo 16, etc. Jesús, en este caso, ocupa la 3ª posición y parece ser que hay otras figuras de salvadores similares en las proximidades de aquel tiempo de la historia. Ejemplos como Mitra, Atis, Adonis, Osiris, Tammuz, etc., que sin embargo se tienen por personajes básicamente míticos. Sus historias son muy similares, la mayoría de ellos pasan por algún tipo de resurrección, a veces con celebraciones al tercer día y cosas del estilo.

Sin embargo para el caso de Jesús se suele decir que sus hechos realmente sucedieron.

Cuando decimos que Jesucristo fue gestado sin unión carnal, que fue crucificado, muerto, resucitado y elevado a los cielos, no proponemos nada nuevo o diferente de aquello que ustedes crean en relación a los que llaman los hijos de Júpiter.
(San Justino Mártir)

Esta es la lista de algunos de los atributos de salvadores anteriores:

  • Nacidos de una virgen el día 25 de diciembre.
  • Las estrellas anunciaron sus nacimientos.
  • Visitados por magos del oriente.
  • Transformaron agua en vino.
  • Curaron los enfermos.
  • Expulsaron demonios.
  • Realizaron milagros.
  • Se transfiguraron delante de sus seguidores.
  • Entraron en ciudades montados en asnos.
  • Traicionados por 30 piezas de plata.
  • Celebraron cenas comunales con vino y pan.
  • Lo que representaba la carne y sangre del salvador.
  • Muertos en una cruz o árbol.
  • Descendieron al infierno.
  • Resucitaron el 3er día.
  • Ascendieron al Cielo.
  • Se sentaron al lado de Dios y se convirtieron en jueces divinos.

Los antiguos padres de la iglesia entendieron que esas cosas eran un problema ya que recibían las mismas objeciones de parte de los paganos que decían: “Lo que ustedes dicen sobre Jesús, lo decíamos nosotros sobre Dioniso y Hércules hace mucho tiempo. ¿Y qué?”.

Los padres cristianos apologistas, defensores de la fe, respondían: “Bien… sí… pero este caso es de verdad.” y “Satanás creó todos los otros anticipadamente, porque Satanás sabía que este día vendría.” Así que ni ellos mismos podían negar que esos personajes semejantes a Jesús existían antes de Jesús, ya que de otra manera no dirían que Satanás había tramado todo eso anticipadamente.

Otro ejemplo de “hechos cristianos” que en realidad vienen de mucho más atrás en el tiempo es la Pascua, cuya primera celebración se remonta al 2400 AC en Babilonia. Es sólo una de las muchísimas cosas que el cristianismo ha absorbido del paganismo y se las ha hecho suyas.

Durante miles de años la humanidad ha estado obsesionada con sacrificios sangrientos. ¿Es accidental que la historia de la crucifixión de Jesús dé a los cristianos un héroe en sufrimiento cuya carne puedan comer y cuya sangre puedan beber? ¿Están los cristianos de hoy obsesionados con sacrificios sangrientos?

El Héroe, de Lord Raglan

LIbro El Héroe, de Lord Raglan, donde se encuentra la escala Raglan con los puntos comunes de los héroes/dioses

Un ejemplo que podría responder a esta pregunta es la película La Pasión de Cristo que Mel Gibson dirigió en 2004. Para muchos cristianos esta película fue la experiencia única más poderosa en sus vidas. Cuando se habla de películas de Jesús, esta película está en la vanguardia, siendo la primera opción para los cristianos. Y las recaudaciones hablan por sí solas: el Jesús cantor (Jesucristo Superstar) recaudó 55 millones de dólares en las EEUU; el Jesús lujurioso (La última tentación de Cristo) hizo 13 millones de dólares; pero el Jesús sangriento (La pasión de Cristo) hizo 370 millones de dólares y todavía sigue recaudando…

En el docu se hace un análisis de esta sangrienta película, de las escenas de violencia y sangre que aparecen en ella, contabilizando que los 10 primeros minutos pasan sin mucha sangre pero en los 109 minutos restantes sólo 6 no contienen sangre, violencia o sufrimiento.

Muchos podrían decir que la religión no causa ningún daño, pero está más que claro que no es así; hay evidencia histórica de eventos contemporáneos que dicen lo contrario.

Aún si separamos la obvia violencia mundial que siempre asoló la sociedad y que fue particularmente peor en las religiones judía y cristiana, seguiremos teniendo diariamente cosas que van mal. La deshumanización, el maltrato a homosexuales, por ejemplo, es un buen ejemplo y se está poniendo cada vez peor, lo cual no es bueno para la humanidad. Y una religión que incentiva e incluso permite eso, está errada.

Si algunos fundamentalistas cristianos como Dean Wycoff, que aparece en el docu soltando barbaridades como si fuera lo más normal, tuviesen la oportunidad, estaríamos sentenciando a muerte a los gays. Pero no sólo los fundamentalistas cristianos parecen odiar a los homosexuales:

Si un hombre se acuesta con otro como con una mujer, ambos cometieron un acto abominable.
Ellos deben ser condenados a muerte.
(Levítico 18:32)

La cuestión es: ¿por qué los cristianos moderados no están de acuerdo con Dios? Porque cuando se trata de sus leyes, Dios no es moderado…

Aquellos enemigos míos que no quisieron que yo reine sobre ellos traedlos aquí y matadlos en mi presencia.
(Jesús, en Lucas 19:27)

A todo esto, ¿quedó claro que la Inquisición se ha ganado una mala reputación? Incluso cristianos de hoy en día piensan que fue una mala idea. ¿Pero, cómo podría ser una mala idea si un poco de sufrimiento aquí en la Tierra salvará más almas por toda la eternidad? ¿No es eso una cosa buena según el cristianismo? La Inquisición no fue una perversión de la doctrina cristiana: la Inquisición fue una expresión de la doctrina cristiana.

Imagina que mataras a tu único hijo, como Dios hizo, y la gente por las cuales lo hiciste no reconocieran tu sacrificio. Está claro que no oirías sus oraciones (…). Mel Gibson tenía razón al presentar a los judíos como malos: los judíos deben ser la gente más despreciable de la Tierra, a menos que La Biblia esté equivocada.

Y si está equivocada, ¿qué diablos es el cristianismo moderado? ¿Jesús fue sólo una “clase” de hijo de Dios? ¿El “mejor que” resucitó de entre los muertos? ¿Su alma eterna está en juego pero no debes darle mucha importancia a eso? El cristianismo moderado no tiene sentido…

El 22% de los americanos dice estar convencidos de que Jesús volverá a la Tierra y juzgará a los vivos y a los muertos dentro de los próximos 50 años y otro 22% cree que eso probablemente suceda. Eso es el 44% del electorado, los cuales están básicamente convencidos que Jesús volverá en su tiempo de vida.

Cuando analizamos lo que esta convicción significa, no es bueno planear un futuro para la raza humana basado en esto. No sería adecuado evitar un conflicto global ya que a la luz de esas profecías ese conflicto sería en realidad un precursor del regreso de Jesús.

No sería exagerado decir que si un importante porcentaje del electorado norteamericano vieran en las noticias en la TV que una explosión nuclear ha consumido Jerusalén, verían un rayo de esperanza en esa explosión. Y si esto fuera así, que ésta es la gente que elige a nuestros presidentes y congresistas, eso se convierte en una situación bastante peligrosa.

Imagen de La pasión de Cristo

Fotograma de una de las muchísimas escenas sangrientas de la película La Pasión de Cristo de Mel Gibson

Tenemos a alguien que falsifica una cita o adultera un documento o una evidencia, luego la coloca en una página de Internet o en un libro editado por una editora considerada respetable por la gente, con lo que cientos o miles de cristianos van a leer eso y creerlo porque asumen que ese autor no mentiría, no iría a inventar ese tipo de cosas…

Entonces comienzan a repetirla y si la mentira es repetida muchas veces, principalmente por gente que no miente, esas personas creen que es verdad porque no lo verificaron.

La fe es algo de lo que nadie quiere hablar, ya que si alguien dice: “es mi fe que el alma y la vida es sagrada, que Dios creó la vida y que el hombre no debe entrometerse”, esto interrumpe cualquier tipo de conversación; contra una cuestión de fe no sirven los hechos empíricos ni el razonamiento.

Cuando el presidente de los EEUU dice: “Planeo nombrar jueces con sentido común que sepan que nuestros derechos vienen de Dios”, sería lo mismo que decir que va a designar jueces con el buen sentido de saber que sus derechos vienen de Zeus. Parece una afirmación absurda e inoportuna pero es totalmente válida.

El autor del docu explica que era un cristiano fundamentalista que aprendió la doctrina en la Village Christian Schools, Sun Valley, California, cuyo logo era un cruzado porque la misión de los alumnos era la de guerrear contra el mundo secular. Pero no sólo contra el mundo secular; también sabían que Satanás trabajaba con “otras versiones” del cristianismo y las combatían del mismo modo.

En la capilla, todos los viernes, aprendían que la única salvación era tener una relación personal con Jesucristo, y todas las semanas tenían la oportunidad de aceptar a Jesús como su salvador personal. ¿Pero que es la salvación? Es lo opuesto a la condenación.

Aprendió que el infierno es un lugar real hacia donde realmente vamos si no somos perdonados por Jesucristo. Cuando la escuela dice que cada alumno debe desarrollar una relación personal con Jesucristo, eso es lo que significa “incentivar”: ser perdonado o ser condenado.

Pero Jesús perdonaría cualquier cosa: mentiras, asesinatos, pornografía en Internet, cualquier cosa. Incluso perdonaría por hablar contra él mismo. Sin embargo, aparentemente como para hacer las cosas más interesantes, Jesús agregó una regla extra, ya que existe realmente un pecado que es imperdonable: negar al Espíritu Santo.

Si haces eso estás condenado para siempre. Así está escrito en la Biblia, dos veces, es una ley doblemente infalible; niega al Espíritu Santo e irás directo al infierno. Y para nuestra suerte el Espíritu Santo es lo que es más fácil de dudar. Dios está fuera del alcance, Jesús estuvo aquí hace 2.000 años, pero el Espíritu Santo está contigo aquí y ahora, así que es mejor que realmente sientas al Espíritu Santo…

¿Y si comienzas a cuestionar que no existen más evidencias sobre el Espíritu Santo que sobre la existencia de unicornios, por ejemplo, adivinas lo que acabas de hacer? Ser condenado por toda la eternidad.

El mayor crimen en el fundamentalismo cristiano es pensar. Dudar es igual a morir.

¿Cuántos niños en esta escuela, o en tantas otras, habrá tenido los mismos conflictos con respecto al Espíritu Santo y cuanta gente, ya adulta, seguirá creyendo que si duda de ello arderá en el infierno eternamente?

La Inquisición haciendo lo que mejor sabía hacer

Representación de una de las cosas que mejor sabía hacer La Inquisición: torturar. Así entendieron algunos que se aplicaba el amor y la bondad de Dios (pintura Mártir del fanatismo, de José de Brito)

Nuestras religiones son el área en la cual toleramos dogmas completamente sin crítica. Negar que el Holocausto existiera o declarar que tenemos conversaciones con extraterrestres son tomados como sinónimos de locura en nuestra cultura. Y es así porque desafiamos a la gente cuando creen fuertemente en algo sin evidencia o en contradicción con mucha evidencia excepto en temas de fe.

Si intentas conseguir un título médico, por ejemplo, y tienes tus propias ideas sobre la salud humana que no pueden ser comprobadas con evidencia y hablas de tus fuertes convicciones y no puedes demostrar razones válidas sobre ellas no sólo no conseguirás el diploma sino que también todos se van a reír de ti. Y eso no tiene nada de malo, siempre que no haya vidas no dependan de ello.

Jesucristo es cuestión de fe.
Realmente es un asunto de fe.

Anuncios

Publicado el 14/01/2013 en Docus. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: