La Historia de la Droga (2 de 2)

La Historia de la Droga

Documental “La Historia de la Droga”

Título: La Historia de la Droga (2 de 2)
Director:
Adam Barton
Productora: Canal Historia
Duración: 87 min
Año: 2011

Continuamos con el documental La Historia de la Droga, del que ya posteamos una primera parte la semana pasada y que ahora finalizamos con esta segunda parte.

Seguimos…

– La época del imperio. Alta mar

Cuando las potencias europeas empezaron a explorar en alta mar, a principios del siglo XV, muchas drogas empezaron a ser descubiertas en occidente.

Robert Knox, marinero de la Compañía Británica de las Indias Orientales, naufragó en Sri Lanka y se quedó allí 19 años retenido por el rey de este país. Finalmente conseguiría escapar y volver a Londres, donde en la Royal Society le presentó al rey las cosas que había traído de tan lejano lugar. Una de esas cosas era el cannabis, y se cree que esa fue la primera vez que se trajo esta planta a Gran Bretaña, ya que después de esto se empezó a experimentar con ella para averiguar qué podía hacer por la humanidad.

También el tabaco se trajo por esa época del nuevo mundo, de las Américas. Cuando los europeos lo descubrieron, también descubrieron nuevas formas de tomarlo, aunque la forma mas rápida de hacer llegar la droga al cerebro era inyectándolo en las venas o fumándolo.

Antes del siglo XVII fumar drogas no era común, al menos en Europa, y se descubrieron nuevas formas no sólo de tomarlas sino de comercializarlas. En concreto el opio fue la primera con la que se comerció a nivel mundial.

Uno de los motivos para hacer El meridiano de Greenwich, por ejemplo, en pleno centro de Londres, por donde pasa el meridiano cero, dividiendo el planeta en 2 partes,  fue el negocio de la Compañía Británica de las Indias con el télas especias y el opio.

El opio inunda el cerebro con alcaloides narcóticos que crean un placer intenso y disminuyen el dolor, se ha usado por miles de años y posiblemente sea la medicina más vieja para la diarrea (no pongo ningún enlace porque estoy seguro que todos sabemos qué es la diarrea).

Marihuana de lejos y de cerca

A la izquierda un campo repleto de marihuana, el paraíso para muchos. A la derecha una planta de marihuana de cerca.

La Compañía pagaba el té enviando opio a China, que sólo quería a cambio plata u opio, con lo que Inglaterra acudió a la India para conseguir opio, lo cual funcionó por un tiempo. Pero el emperador de China, que en ese momento era “el hombre más poderoso del planeta”, decidió acabar con el negocio de las drogas ya que la mitad de su país era ya adicto al opio importado, con lo que destruyó muchas plantaciones de adormidera, la planta de donde sale el opio, lo cual llevó a una guerra entre ambos países, lo que se conoce como las Guerras del Opio.

En 1839 los británicos importaban unos 2’8 millones de kilos anuales de opio y eso llevó a que los chinos, en un cambio de opinión al respecto, legalizaran parcialmente el comercio y finalmente lo hicieran de manera total. Para 1879 los británicos importaban ya unos 6’8 millones de kilos al año.

Los reformistas empezaron a darse cuenta que a pesar de que era todo un negocio y que daba mucho dinero, había un serio problema con la droga, que la droga generaba problemas y que el consumo se expandía a sus anchas por todo el mundo.

Se comenta también que la inspiración de Shakespeare podría haber venido del consumo de droga, ya que se encontraron en unas excavaciones pipas que supuestamente le pertenecían, algunas de las cuales tenían restos de cannabis y otras de cocaína, aunque no se sabe realmente si eran de él o de algún conocido suyo. En cualquier caso en “El sueño de una noche de verano”, una comedia del escritor, ya se hablaba del consumo de drogas, lo que hace que algunos crean que sí las tomaba.

Y no habría de sorprendernos que artistas de toda índole y bien conocidos hayan tomado drogas. Aquí unos ejemplos:

Hoja de coca, Peyote, Absenta

Arriba de todo la hoja de coca, de donde sale lo que ya sabes. En el centro peyote, cactus del que sale la mescalina. Abajo absenta, el “hada verde”, y una de las maneras de prepararlo, quemando un poco de azúcar para luego mezclarlo con este alcohol espirituoso de alto voltaje.

Absenta – Vincent Van Gogh, Oscar Wilde, Edgar Allan Poe, Pablo Picasso.

Opio – Picasso, John Keats, Charles Dickens y Mary Shelley.

Peyote – Allen Ginsberg, Ken Kesey, Jim Morrison, Hunter S. Thompson.

Heroína – James Taylor, Miles Davis, Ray Charles.

Barbitúricos – Johnny Cash, Diane Arbus, Jimi Hendrix.

Anfetaminas – Judy Garland, Johnny Cash.

Metanfetamina – John F. Kennedy, Charles Manson o Adolf Hitler, que también usaba gotas de cocaína para los ojos.

Marihuana – en este caso la lista sería demasiado extensa, así que… nos conformaremos con saber que después de fumar marihuana el cerebro hace conexiones que no hace normalmente, lo que se conoce como creatividad, asociar un evento, un recuerdo, un hecho con algo que nunca antes se había asociado.

Algunos artistas, sin embargo, sucumbieron al abuso de las drogas:

Heroína – Brad Renfro, Frankie Lymon, Kurt Cobain, Janis Joplin, Sid Vicious.

Speedball (mezcla de heroína y cocaína) – Rey Jorge V, John Belushi, Jean-Michael Basquiat, Nick Drake, River Phoenix.

Cocaína – Mith Hedberg, Ol’ Dirty Bastard, Ike Turner, John Entwistle.

Cocaína mezclada con morfina – Chris Farley.

Morfina – Gram Parsons, Tim Buckely, Sigmund Freud, Lenny Bruce.

Oxicodona (mezcla de gas de cocaína con otros narcóticos) – Dj Am, Heath Ledger.

(Aquí podríamos añadir a Whitney Houston con su uso y abuso del crack, y seguramente muchos más casos…)

– La época del alivio del dolor. Las panaceas del siglo XIX

En 1803 el científico alemán Friedrich Wilhelm Adam Sertürner por primera vez pudo aislar el ingrediente psicoactivo de una planta de opio, la morfina. Se aisló de la planta y en este punto nació la farmacología. ¿Pero la morfina se aisló para aliviar el dolor o con el fin de atrapar a una generación de adictos?

Las drogas más peligrosas comenzaron como medicinas. Había lo que se conoce como medicinas o medicamentos de patentes, que daban a sus productores el derecho de mantener en secreto sus ingredientes, aunque dicha industria no siempre sabía qué hacían sus productos o si estos funcionaban de verdad, pero eran los productos más fáciles de conseguir y que más ganancias daban, y esto sí lo sabían y muy bien.

Así que quizás no interesa tanto curar a la gente sino vender el producto (como ahora, que no interesa curar sino cronificar enfermedades y así ir llenando algunos -pocos- bolsillos…).

No había muchas regulaciones, por lo que mucha gente murió por su causa o se volvieron adictos a ellas. Aún así la industria de la medicina en ese tiempo es cuando empezó a realizar anuncios para vender sus medicamentos de patente.

En 1880 la cocaína fue identificada como nuevo producto comercial y era apoyado por los doctores (como tiempo después harían con el tabaco), doctores que tenían pacientes que, por ejemplo, no habían hablado nunca y al tomar cocaína empezaban a hacerlo. Pero la cocaína también sirvió como remedio para la fiebre o se encontraba en cierta bebida archifamosa, de cuyo nombre no me quiero acordar (Coca-Cola, que de algo le viene el nombre), y que en ese entonces, para poder beber una, se pedía que le dieran a uno una droga.

Así pues los fabricantes lanzaban sus productos al gran público sin saber los efectos que tenían a largo plazo y de este modo la gente consumía drogas ya que nadie les decía lo contrario.

En 1898 la compañía farmacéutica alemana Bayer introdujo la heroína como inhibidor de la tos, como sustituto seguro y no adictivo de la morfina, pero evidentemente no funcionó; los cuerpos se volvieron adictos a ella y tuvo serias consecuencias.

Años antes, en 1880, la adicción ya se empezaba a asociar a la droga y no al consumidor, pero tiempo más tarde el consumo de drogas empezó a asociarse a diferentes razas, como por ejemplo los negros, a los que se asociaba el consumo de cocaína.

Anuncio de medicina con coca

Uno de los habituales anuncios de medicina con coca de finales del siglo XIX que ahora armarían un follón que ni te cuento…

Al acercarnos al siglo XX se empezó a ver que las drogas eran un problema con el que había que lidiar…

– La época de la regulación. Las medidas del siglo XX

En 1900 se empezó a usar la ley para contrarrestar el uso de las drogas. En 1906 el gobierno de EEUU creó la Agencia de Drogas y Alimentos, la FDA, forzando a los fabricantes a etiquetar los productos que tuvieran sustancias narcóticas.

En 1914 se prohibió el uso recreativo de las drogas con lo que los doctores se volvieron en la única fuente de abastecimiento, lo que hizo que aparecieran las redes de contrabando; como consecuencia el porcentaje de adictos que tenían antecedentes penales se incrementó muchísimo y gran parte de las sustancias que antes eran medicinas ahora eran drogas ilegales.

Grupo de mujeres a favor de la Ley Seca

Los sabios que tocan licor no tocarán los nuestros. Así se expresa un grupo de “hermosas” mujeres a favor de la Ley Seca…

Una nueva ley de 1938 estipulaba que la FDA debía aprobar las drogas antes de salir al mercado, y aunque en 1920 se intentó acabar con el alcohol con la Ley Seca si éxito alguno, el gobierno tuvo que dejar pasar el alcohol y el tabaco porque eran drogas muy arraigadas culturalmente (fíjate tú).

Este mismo año, en 1938, científicos suizos que trabajaban con la compañía farmacéutica suiza Sandoz (ahora Novartis), crearon la droga más concentrada y poderosa hasta ese entonces, el acido lisérgico o LSD (cuyo nombre comercial fue Delysid), con efectos que pueden ir desde lo más maravilloso hasta el crudo suicidio.

El LSD inunda el cerebro con un potente componente que causa cambios en la conciencia, con muy poca cantidad, y se usó en los años 50 en ambientes controlados para tratar a personas que padecían de esquizofrenia y alcoholismo.

– La época dorada de las drogas. Los psicodélicos años 60

En los 60 las drogas ayudaron a crear cambios sociales masivos. El LSD había escapado de los laboratorios y uno de los que ayudó a que esto fuera así y fuera conocido por las masas fue el psicólogo de Harvard Timothy Leary.

Los jóvenes de ese entonces preferían las drogas, el sexo y el rock’n’roll a un gobierno en el que no confiaban y que se acababa de meter en, perdón, acababa de crear la Guerra de Vietnam, donde se consumía heroína en cantidades considerables.

Richard Nixon declaró la guerra contra la droga y creó nuevos marcos legales que restringieran aún más el acceso a las drogas. En 1970 se aprobaron nuevas leyes, como la Ley de Sustancias Controladas, y se formó la DEA, que se encargaría de sacar la droga de las calles.

Actualmente, por ejemplo, en un año esta agencia confisca más de 900.000 kilos de marihuana que se analizan, registran y luego se incineran. Vayapordiox.

Se establecieron una serie de clasificaciones del 1 al 5, donde las drogas que tienen un 1 son las que están terminantemente prohibidas.

La clasificación va como sigue, con sólo algunos ejemplos (aquí puedes verla más detallada aunque incompleta):

  1. Las más adictivas y con menos valor medicinal como la marihuana, el LSD o la heroína.
  2. Un poco menos adictivas y con mayor valor medicinal: cocaína, PCP, oxicodona y morfina.
  3. Esteroides anabólicos como la codeína
  4. Xanax, Valium, Ambien
  5. Pregabalina, Robitussin

Lo curioso es que el alcohol y el tabaco siguen sin encontrarse en estas clasificaciones, lo cual no es de extrañar. Según afirma uno de los involucrados en su día en establecer dicha clasificación se trata más de un tema político y de presupuesto de la DEA que un tema científico. Es algo de lo que no dudamos en ningún momento…

En 1980 las leyes contra las drogas se hicieron aún más duras. A pesar de todo las leyes que se aprobaron en este entonces estaba claro que eran completamente inefectivas y que en vez de combatir a los carteles de la droga los estaban enriqueciendo, las sobredosis se incrementaron y las cárceles se llenaron hasta los topes.

En los 90 se incrementó la producción de las anfetaminas y se volvieron drogas populares, así que hubo que combatir entonces a los laboratorios.

Timothy Leary

Timothy Leary, casi con la posición del loto. Como curiosidad ajena a esta entrada mencionaremos que es el padrino, entre otras, de Winona Ryder y de Uma Thurman.

Todo esto incrementó la encarcelación masiva de personas en EEUU y los costes de las prisiones han aumentado desde entonces mucho más rápidamente que otras cosas como la educación o las medicinas.

Actualmente en EEUU el 7% de la población consume drogas regularmente, el 23% fuma tabaco o lo consume regularmente y el 40% consume alcohol. Queda claro que a pesar de los esfuerzos del gobierno cada vez se consumen más drogas (¿será que realmente no hay esfuerzo?).

– La época de la elección personal. Hoy y mañana

Actualmente existen todo tipo de drogas, ya sea como medicinas para curar enfermedades o como hábitos más o menos peligrosos.

En las calles se vende mucha heroína y crack. El crack es un derivado barato del polvo de cocaína cuyo nombre viene del sonido que se oye al fumarla y su consumo puede generar delirios de parasitosis, la sensación de que los parásitos/bichos se arrastran por debajo de la piel, algo que suena bastante poco agradable.

EEUU, que representa el 4% de la población mundial, consume el 65% de la droga dura de todo el mundo. La droga ilegal más popular es la marihuana, con 16.7 millones de usuarios, seguida por la cocaína con 1.6 millones y los alucinógenos, incluyendo el éxtasis, con 1 millón. Además se cree que casi la mitad de los crímenes del país están relacionados con las drogas.

La droga en el mundo supera los 200 billones de dólares y la industria farmacéutica gasta cerca de 70 billones para crear nuevos medicamentos.

La DIA es una asociación que se creó para dar información neutral (¿seguro?) sobre las drogas. Cuentan personas de dicha asociación que para desarrollar una nueva droga se tardan unos 10 años y con un coste de aproximadamente 1 millón de dólares.

Además reconocen miembros de la industria farmacéutica que no saben todo de la droga antes de comercializarla sino que aprenden una vez vendida (…).

Sea como fuere los doctores siguen siendo los guardianes de las drogas. Estos son los que prescriben los fármacos psicoactivos para crear un cambio en la concentración, conducta, estrés, humor y alivio del dolor. Más de 16 millones de personas en EEUU abusan de ellas por las mismas razones

Una de las técnicas de la industria farmacéutica para tener más clientes es la de vender una nueva enfermedad, educan al público para que perciban experiencias que tienen como si fueran enfermedades que se pueden tratar con sus productos (lo mismo que hace la industria de la psiquiatría, por ejemplo).

La industria farmacéutica interesada básicamente en el dinero

Big Pharma, la industria farmacéutica, que como industria que es está mucho más interesada en el dinero que en curar. Uno de los muchos enemigos que quedan por combatir…

El gobierno es quien dice qué podemos tomar y qué no, pero al final sólo tú eres el responsable de lo que tomas.

Actualmente se realizan estudios como el de aprovechar una droga de nivel 1 para el tratamiento del cáncer terminal, para lo cual se necesitan permisos especiales de la DEA, algo como mínimo curioso ya que nuestros ancestros ya las usaban, como sucede por ejemplo con la psilocibina de los hongos.

Las drogas alucinógenas tienen una diversidad de efectos psicológicos profundos y ayudan a tener experiencias divinas, como entablar una conversación con una divinidad (enteógenos).

Así pues parece que el estudio de los hongos alucinógenos es una nueva vía de estudio por lo mucho que no sabemos de ellos y de sus efectos.

Y quien sabe si no estaremos empezando a volver en este aspecto a los tiempos pretéritos redescubriendo que la Madre Naturaleza, y no Big Pharma, tiene la solución a muchos de nuestros males…

Anuncios

Publicado el 15/10/2012 en Docus. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: