Fahrenheit 451

Fahrenheit 451

Película “Fahrenheit 451” (1966)
+info | Trailer | Película

“- ¡Lo sabía, Montag!
Las autoridades tenían conocimiento de esta biblioteca secreta.
Pero no había forma de echarle el guante.
Sólo he visto una vez en mi vida tantos libros reunidos.
No era más que un simple aspirante a bombero en aquella época.
Aún no tenia derecho a utilizar el lanzallamas.
¡Todo esto es nuestro!
Escúcheme, Montag.
Al menos una vez en su carrera, todo bombero…
quiere saber qué dicen los libros que uno quema.
¡Pues bien, no dicen nada!
¡No tienen nada que decir!
Todas esas novelas…
¡hablan de gente que nunca ha existido!
Aquellos que las leen se tornan infelices y se ponen a soñar hechos imposibles.
¿Qué es lo que ocurre?
– La casa está abandonada.
La quemaremos junto con los libros.
– Quemar una casa es una cosa… y quemar libros otra bien distinta.
¿Por qué quemarlo todo junto?
Nos desharemos de toda esta filosofía.
Es todavía peor que las novelas.
¡Pensadores, filósofos!
Creen que la razón está de su lado.
¡El resto son imbéciles!
Ayer, el determinismo…
Y hoy, la libertad para elegir nuestro destino.
Cuestión de pura moda, como… la longitud de la falda.
Y todos estos personajes muertos…
Las autobiografías…
Las biografías…
Mis recuerdos…
mis memorias,

mi diario íntimo.
Al principio supongo que les impulsaba el deseo de escribir.
Pero más adelante es la pura vanidad la que les impulsa a hacerlo.
Distinguirse del resto, creerse diferente,
mirar a los demás por encima del hombro.

“Premio de la Crítica”.
¡Deje que me ría!
Había críticas para este pobre diablo.
Dígame, querido Montag.
A su juicio,
¿Cuántos premios literarios se concedían cada año?
cinco, diez, cuarenta?
¡Eran más de 1200!
Cualquiera que garabatease sobre un papel
estaba destinado a recibir un premio un día u otro.

Robinson Crusoé.
A los negros no les gustaba a causa de Viernes.
Nietzsche.
A los judíos no les hacía mucha gracia
El cáncer de los fumadores.
Un libro para desesperanzar a los fumadores.
¡Lo quemaremos!
Éste de aquí debe ser profundo…
“La ética de Aristóteles”
Aquellos que debieron leerlo tenían que creerse superiores al resto.
Eso no es bueno.
Todos debemos ser iguales, semejantes.
Ése es el único modo de alcanzar la felicidad. Todos iguales.
Es por esto que debemos quemarlos todos, Montag.
Todos ellos.”

Anuncios

Publicado el 03/08/2012 en 1001. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. EvilChurches

    “Nietzsche. A los judíos no les hacía mucha gracia”. ¿Por lo del “superhombre” de Nietzsche y la raza “superior” nazi? Vaya asociación de ideas más anacrónica. ¡¿Qué tiene que ver el tocino con la velocidad?! Lo de Friday, en Robinson Crusoe, tampoco lo entiendo porque refleja la realidad de esa época: esclavos africanos como mercancía. A mi parecer, “Las Aventuras de Huckleberry Finn” de Mark Twain es un ejemplo muchísimo más grave de racismo al referirse a un tal Jim como “nigger Jim” de manera frecuente. Antes de soltar frasecitas en las pelis deberían meterse un poco más de culturilla por las venas 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: