Archivos Mensuales: enero 2012

Apocalipsis en Siberia

Título:  Apocalipsis en Siberia
Directora : Laura Verklan
Productora:  Canal Historia

Duración:  45 min
Año:  2006

Documental Apocalipsis en Siberia, de Canal Historia

Documental Apocalipsis en Siberia, de Canal Historia

El 30 de junio de 1908 hacia las 7.15h de la mañana un objeto que deja una estela de humo de 800 Km explota en el cielo. Lo hizo sobre los bosques de Tunguska, en Siberia, a 4h de San Petersburgo, explosión cuyo sonido reverberó hasta una distancia de 1.000 Km a la redonda y que fue más potente que 1.000 bombas atómicas como la de Hiroshima (se calcula que unos 15 megatones de TNT), devastando la totalidad de más de 2.600 Km² de bosques con una ola de aire caliente a una temperatura de unos 25.000ºC y que provocó un terremoto de cerca de 5,5º en la escala de Richter.

Uno de los efectos que este catastrófico suceso, que se conoce como Evento Tunguska, fue que durante semanas se produjo, incluso en sitios tan distantes del epicentro como Londres o Copenhague, lo que se conoce como “noches claras”, o lo que es lo mismo, que el cielo estaba iluminado y claro 24h al día, como sucedió cuando el volcán Krakatoa entró en erupción en 1883, cuyo polvo volcánico iluminó las noches en Indonesia.

A pesar de tamaña explosión, no fue hasta 20 años más tarde que se empezó a investigar la causa y consecuencias de la “extraña” explosión.

Leonid Kulik y su expedición a Tunguska

Leonid Kulik y su expedición a Tunguska

En 1927, y debido a que se descubrió que en los cráteres producidos por los impactos de meteoritos en nuestro planeta se encontraba una elevada cantidad de metales, los rusos decidieron enviar al mineralogista Leonid Kulik a realizar la 1ª expedición a Tunguska, expedición que al llegar a las cercanías de la zona afectada se encontró con que los miembros del pueblo nómada Evenki creían que la explosión fue causada por el dios del fuego Ogdy y no se atrevían a acercarse ni a acercarles a ellos a la zona por el miedo que tenían al susodicho dios. Es como que la zona estaba encantada.

Al llegar finalmente, después de conseguir que uno de ellos les llevara al lugar, se encontraron con la desolación y devastación (se calcularía que unos 80 millones de árboles caidos), aunque se dieron cuenta, después de rastrear en profundidad la zona, que parte de los árboles no sólo no habían sido arrancados del suelo o habían sido tumbados sino que se encontraban en pie, sin ramas ni hojas, o incluso casi intactos.

Después de esa 1ª expedición, y hasta 1930, hubo 2 expediciones más, en las que descubrieron que no había en la zona ningún cráter enorme, como cabría esperar, que indicara que había habido un impacto brutal de un objeto con la superfie de la Tierra, aunque sí encontraron una docena de depresiones pantanosas, depresiones que se drenaron para analizar el suelo en busca de alguna pista: pero la pista no llegó, ya que no se encontraron restos de meteoritos, que era lo que se suponía que había impactado en Tunguska.

En 1938 se realizaron las primeras fotografías aéreas de la zona, zona en la que, a pesar de todo, no había muerto nadie en el momento de la explosión.

En 1941 los nazis invadieron la URSS, con lo que se detuvo la investigación. Un año después Kulik moría en un campo de prisioneros alemán.

¿Qué pasó en Tunguska?

¿Qué pasó en Tunguska?

Al finalizar la 2ª Guerra Mundial se prosigue con la investigación, y el ingeniero ruso Alexander Kazantsev descubre similitudes entre la bomba de Hiroshima y el evento Tunguska, ya que en lo que se tuvo por epicentro de la explosión, una zona donde se encuentra el “pantano central”, los árboles se encontraban en pie, mientras que el resto habían sido arrancados de cuajo, como comentábamos anteriormente. A raíz de esta observación Kazantsev propuso que la explosión podría haber sido causada por una forma de vida extraterrestre, una nave espacial de propulsión nuclear que se acercaba a nuestro planeta en busca de agua (en Rusia se encuentra el lago Baikal, el mayor lago de agua dulce de Asia y el más profundo del mundo) y que, por algún motivo, acabó explotando encima de Tunguska.

Esta teoría la sustentaba, además, en el hecho de que muchos Evenkis que vivían en la zona pudieron morir de enfermedades debidas a la radiación “traída” por los extraterrestres con su nave, aunque esto es algo que no se pudo demostrar.

En 1960, el astrónomo ruso Igor Zotkin, siguiendo la teoría anterior, consiguió reproducir en un laboratorio la explosión, comprobando que, como sucedió en Tunguska, la destrucción del bosque tenía “forma de mariposa” y que el centro se encontraba más o menos intacto. Además se asentó la idea de que la explosión se había producido a unos 8 Kms de altura, o sea, que no hubo impacto directo en la superfície terrestre.

Antes y después en los bosques de Tunguska

Antes y después en los bosques de Tunguska

Desde 1966, Vitali Romeiko, otro astrónomo ruso que realizó expediciones científicas a Tunguska, observó que en la zona afectada la vegetación y los árboles habían tenido un crecimiento muy rápido y abundante. Además se encontraron en los anillos de los árboles, que son los que nos indican su edad, niveles muy elevados de carbono 14 datables del año 1908.

Es muy posible que pienses el Sr. Kazantsev, el autor de la teoría de la nave extraterrestre explotando en Siberia, había bebido demasiado vodka antes de pronunciarse, y eso es algo que desconocemos, pero la cosa es que hay más de 160 teorías sobre el Evento Tunguska.

Algunas de estas teorías parecen más probables si hacemos caso a la lógica canina.

Los americanos consideran que se trató del impacto de un asteroide o meteorito. Según nos explican [no te irás a dormir sin haber aprendido algo nuevo], sucede que algunos asteroides abandonan su órbita en el cinturón de asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter [el brazalete repujado de la Biblia] y van a parar, por aquellas de la vida, a la Tierra. En el momento en el que entran en la atmósfera terrestre se convierten en meteoros y cuando chocan con la Tierra, en meteoritos.

Esta teoría, y más concretamente una del año 1993 en la que se aducía que lo que impactó en los bosques siberianos fue un tipo de meteorito conocido como meteorito rocoso, se veía sustentada por el hecho de que en la resina de los árboles que sobrevivieron al desastre se encontraron hasta 14 elementos que se suelen encontrar en este tipo de meteoritos.

Los rusos, sin embargo, han considerado que lo que impactó no fue un asteoriode sino un cometa. Siguiendo con sus explicaciones, un cometa es una mezcla de hielo, polvo, dióxido de carbono, metano, y otros minerales y gases congelados. Al igual que los asteoides son restos fósiles de la creación del sistema solar y, de la misma manera, aunque pudiendo provenir del cinturón de Kuiper, más allá de Neptuno, se salen de su órbita, y, en el caso de dirigirse hacia la órbita de la Tierra, se evaporarían, dejando una cola de gas y polvo tras de sí hasta que acabaran explotando momentos antes de llegar a la superfície de nuestro planeta.

Árboles caídos en Tunguska

Árboles caídos en Tunguska

Sea como sea aún no parece haber pruebas contundentes que expliquen lo sucedido, aunque sí muchas teorías, entre las que encontramos algunas tan pintorescas como: un huracán, un tornado y un terremoto que actuaron al mismo tiempo; la acción de la antimateria; los agujeros negros; rayos láser de naves alienígenas o, incluso, un enjambre de terroríficos mosquitos [??].

Palabras #5

– Entonces, ¿por qué no dejas de tomar drogas?
– Porque así un hombre sin pasado se enfrenta a un mundo sin futuro.

– Visto por ahí.

Joe Satriani – Time

COMO : Time
QUIEN : Joe Satriani
DONDE : Crystal Planet
CUANDO : 1998


Love

Imagen de la película Love

Película “Love” (2011)
+info aquí

Porque una imagen vale más que 1000 palabras.

Palabras #4

Encontrarás tu comida en la basura. Y tu conciencia también.

– Visto en 7lives.

Perversion : Wicked Game

ORIGINAL

COMO : Wicked game
QUIEN : Chris Isaak
DONDE : Heart Shaped World
CUANDO : 1989

PERVERSION #1

COMO : Wicked game
QUIEN : H.I.M.
DONDE : Greatest Love Songs Vol.666
CUANDO : 1997

PERVERSION #2

COMO : Wicked game
QUIEN : James Vincent McMorrow
DONDE : en Internetes
CUANDO : 2011

La Sociedad Vril

Título:  La Sociedad Vril
Productora:  Discovery Channel
Duración:  45 min
Año:  2008

Documental La Sociedad Vril, de Discovery Channel

Documental La Sociedad Vril, de Discovery Channel

Vril es una sustancia intangible, una energía universal o fuerza poderosa con la cual se puede lograr cualquier cosa, ya sea para bien (curar) o para mal (dañar). Esta energía es la que poseen y dominan los Vril-Ya, la raza intraterrestre descrita en la novela de ciencia ficción de 1871 The Coming Race (La Raza Venidera) de Edward Bulwer-Lytton.

En ella un héroe, a través de una grieta en la tierra, llega a un submundo en el que habitan los mencionados Vril-Ya, unos seres que antes habrían vivido en la superfície terrestre y que, debido a una serie de catástrofes, los pocos que sobrevivieron se vieron obligados a buscar refugio en el interior del planeta [reminiscencias de la Atlántida y de Agartha y Shambala]. Estos seres serían descendientes de los antepasados de la familia aria, que sería actualmente la civilización dominante en el mundo.

Hasta aquí bien.

Pero resulta que en 1918 un grupo de ocultistas alemanes y austríacos, que creían reales los hechos narrados en la novela, se reunieron en una ciudad bávara [algo tendrá Bavaria ya que allí también se creó la orden de los Illuminati en 1776] para crear la “Sociedad alemana para la metafísica” o Sociedad Vril, cuyo fin era dar con la energía Vril y demostrar que ellos mismos eran la raza aria de la que provienen los Vril-Ya, o sea, que los arios dominaran el mundo gracias a Vril.

La Raza Venidera, de Edward Bulwer-Lytton

La Raza Venidera, de Edward Bulwer-Lytton

La sociedad fue creada como círculo interno de la Sociedad Thule [de la que otro día hablaremos] por Rudolf von Sebottendorf (cuyo nombre verdadero era Adam Alfred Rudolf Glauer), francmasón, alquimista y fundador de la Sociedad Thule, y Dietrich Eckart, político e ideólogo del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (origen del partido nazi) adicto a la morfina y al poder, antisemita (en realidad racista) y el amigo más íntimo de Hitler hasta su muerte y al que éste dedicó su libro Mi Lucha.

Pero vayamos por partes, como dijo Jack.

A la Sociedad Vril se le atribuyen asesinatos políticos, invocación de espíritus (algo muy de moda en la época), orgías sexuales (siempre de moda) y sacrificios humanos, entre otros. En realidad la meditación era el pilar de sus actividades, para poder estimular la fuerza Vril en ellos. La magia sexual, de la que también pretendían extraer energía Vril, era una excusa para intercambiar parejas (swinging). En cuanto a los sacrificios humanos, se cree que muchas de las desapariciones de niños en Baviera estarían relacionadas con la sociedad, ya que la fuerza Vril de un niño era la más poderosa y servía como puerta de enlace entre el mundo astral y el material.

Miembros destacados de la sociedad fueron, a parte del propio Hitler, Hermann Göring, Alfred Rosenberg, Rudolf Hess o Martin Bormann y Heinrich Himmler, el capitoste de las SS.

Himmler, probablemente el miembro nazi más interesado en los temas esotéricos, aunque no el único, tuvo a bien convertir el Castillo de Wewelsburg en el centro de culto de La Orden negra (SS) y en su casa. En el castillo habían 2 zonas muy importantes que eran la torre norte, donde se celebraban bodas y funerales y en cuyo suelo se encuentra la rueda solar o sol negro, simbolo ocultista de la Sociedad Vril, y la cripta, donde se dice que se realizaban misas negras.

Sol negro en el suelo del castillo de Wewelsburg

Sol negro en el suelo del castillo de Wewelsburg

También se dice que en el castillo se realizaban extraños experimentos. Uno de ellos, ciertamente curioso, por llamarlo de algún modo, al que Himmler llamaba “magnetismo animal”, se basaba en congelar a los prisioneros hasta la muerte y colocar a prostitutas desnudas junto a sus cuerpos para ver si así conseguían revivírlos. Si eso sucedía se les ordenaba a las prostitutas que tuviesen relaciones sexuales con ellos y luego se les tomaba la temperatura (…). El 50% de los hombres moría, aunque me extraña que no murieran todos, por muy de buen ver que fueran las prostitutas.

También tuvo mucha influencia en la sociedad, y por ende en los nazis, La Doctrina Secreta, libro escrito por Madame Blavatsky, creadora de la Teosofía, y publicado en 1875. En el libro, donde se mezclan la ciencia y la religión, se narran los conocimientos adquiridos por Blavatsky en sus viajes por el mundo, sobretodo por la India y el Tibet. Algunos quisieron ver en sus escritos rastros antisemitas y racistas, ya que en el libro se habla de los arios, aunque no se refería a los “arios de los nazis”, sino a los antiguos y verdaderos arios (en sánscrito, idioma del cual procede la palabra, ario significa “noble”, algo que no podríamos relacionar ni a patadas con los nazis).

Así fue como los nazis, siguiendo los pasos de Blavatsky, crearon el instituto Ahnenerbe, cuya misión principal era lo comentado anteriormente, reconocer la superioridad de “su raza”, los orígenes arios de los alemanes, gastando elevadísimas sumas de dinero en la realización de estudios y expediciones por todo el mundo, como por ejemplo en el Tibet, ya que creían que los tibetanos eran los originarios arios.

Y de estos viajes al Tibet y a la India es de donde salió la famosa (y desgraciada por los nazis) esvástica, cruz a la que le cambiaron el sentido haciendo que pasara de ser un símbolo de éxito y suerte a estar asociada actualmente a los ideales y acciones nazis.

Volviendo a la Sociedad Vril, ésta estaba integrada mayormente por mujeres. En el libro de Bulwer-Lytton se las describe como superiores a los hombres, casi divinas, y su energía femenina era necesaria para alcanzar la fuerza necesaria.

Maria Orsic, de la Sociedad Vril

Maria Orsic, de la Sociedad Vril

Las mujeres de la Sociedad, sobretodo las mediums, que supuestamente recibían la fuerza Vril desde otras galaxias o de mundos intraterrenos y que podían canalizarla o transmitirla al resto de personas, llevaban el pelo muy largo, algo que probablemente estaba relacionado con las valquirias de Wagner (Hitler era un gran admirador del compositor y creía ver en sus óperas una encarnación de su visión de la nación alemana).

De estas mujeres de cabello extra-largo, algunas ciertamente hermosas como Maria Orsic, nada más se supo al finalizar la guerra y se cree que escaparon hacia Italia antes del momento álgido de la misma.

También se habla del proyecto de la Sociedad Vril para construir un platillo volante con una tecnología propagada por la propia sociedad desde mucho antes de que empezara la guerra [¿Sabrían algo de los Vimanas descritos en algunos textos védicos?. Algún día nos acercaremos más a este tema].

Si metemos todo esto en un túrmix -los distinos libros e ideas, las sociedades Thule y Vril y los psicópatadas alucinados que creían, de manera distorsionada, a pies juntillas en todo ello-, el batido resultante es que no es de extrañar que la cosa acabase tan mal como acabó y que se llevara a cabo, entre otras cosas, la “Solución final”.

A %d blogueros les gusta esto: